El escritor Bernardo Atxaga, premio Nacional de las Letras 2019.

Bernardo Atxaga gana el Nacional de las Letras Españolas 2019

El escritor vasco escribe, sobre todo en euskera, en casi todos los géneros literarios y ha sido galardonado por su "narrativa impregnada de poesía en la que ha combinado de una manera brillante realidad y ficción”

Bernardo Atxaga, el escritor que dio un poco de luz para mostrar «el corazón de los hombres que no han aprendido a vivir solos», ha ganado el Premio Nacional de las Letras Españolas que concede el Ministerio de Cultura y Deporte para distinguir el conjunto de la obra de un autor en cualquiera de las lenguas de España (dotado con 40.000 euros). Ha escrito en casi todos los géneros literarios en euskera y luego traducido al español y una veintena de lenguas. Ha obtenido el galardón por «su contribución fundamental a la modernización y a la proyección internacional de las lenguas vasca y castellana, a través de una narrativa impregnada de poesía en la que ha combinado de una manera brillante realidad y ficción”.

Bernardo Atxaga, cuyo verdadero nombre es Joseba Irazu Garmendia (Asteasu, Gipuzkoa, 1951), escribe poesía, novela, cuento, ensayo, literatura infantil y juvenil, teatro e incluso ha escrito letras para canciones de folk, pop y rock. Licenciado en Ciencias Económicas y Filosofía es miembro de la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia y de la Academia de las Ciencias, las Artes y las Letras vascas.

Su literatura bebe de la tracidión oral del País Vasco, de las historias legendarias escuchadas de niño, de las refundidas en los testimonios de sus parientes. De la imaginación y fantasía del niño impregnadas de la naturaleza desbordante de su tierra zurcida con hilos de realidad a través de los ojos del hijo de un carpintero y una maestra que le enseñaron a ver el mundo.

Entre las obras más destacadas de Atxaga figuran Bi anai (Dos hermanos), novela con la que obtuvo el Premio de la Crítica en 1985, el volumen de cuentos Obabakoak de 1988, su obra más conocida y premiada con el Nacional de Narrativa y de la Crítica; El hijo del acordeonista, de 2004, y la serie de Bambulo. Sus comienzos se remontana a cuando empezó a escribir cuentos en euskera unido a los movimientos literarios de vanguardia de Euskadi en los años setenta como Borobila eta puntua, publicado en 1972, en el volumen Euskal Literatura-72, dirigido por el poeta Gabriel Aresti.

Atxaga es creador de un territorio literario llamado Obaba donde transcurren muchas de sus historias. La primera vez que aparece es en el cuento Camilo Lizardi erretore jaunaren etxean aurkitutako gutunaren azalpena (Exposición de la carta del canónigo Lizardi) donde ha situado libros como los ya citados, además de Sugeak txoriari begiratzen dionean (Cuando la serpiente mira al pájaro).

Entre sus ensayos destacan Lekuak (Lugares), Markak. Gernika 1937 (Marcas. Gernika 1937) y Órdago.

En febrero publicará en alfagaura su nueva novela:  Casa y tumbas. En esta obra Atxaga recrea buena parte de la historia de España en la triangulación Madrid, País Vasco y sur de Francia. Una novela que mira a la muerte y al amor de la naturaleza a través de la relación de viejos amigos de la infancia y compañeros del servicio militar antes de la transición.

Así es Obabakoak

Obabakoak (Alfaguara) es su libro más celebrado y conocido. En él, Atxaga despliga su talento narrativo y control de la palabra al crear un universo de historias y personajes en su territorio de Obaba. Historias de gente corriente que crean un mosaico muy sugerente del lugar y de la vida misma, una geografía particular de la condición humana en la que recuerda los hilos comunes que conectan a todos los seres humanos que tienen en el horizonte y a su alrededor el amor y la soledad. El siguiente es el comienzo de Obabakoak:

«Esteban Werfell

Encuadernados la mayoría en piel y severamente dispuestos en las estanterías, los libros de Esteban Werfell llenaban casi por entero las cuatro paredes de la sala; eran diez o doce mil volúmenes que resumían dos vidas, la suya y la de su padre, y que formaban, además, un recinto cálido, una muralla que lo separaba del mundo y que lo protegía siempre que, como aquel día de febrero, se sentaba a escribir. La mesa en que escribía —un viejo mueble de roble— era también, al igual que muchos de los libros, un recuerdo paterno; la había hecho trasladar, siendo aún muy joven, desde el domicilio familiar de Obaba.

Aquella muralla de papel, de páginas, de palabras, tenía sin embargo un resquicio; una ventana desde la que, mientras escribía, Esteban Werfell podía ver el cielo, y los sauces, y el estanque, y la caseta para los cisnes del parque principal de la ciudad. Sin romper su aislamiento, aquella ventana se abría paso entre la oscuridad de los libros, y mitigaba esa otra oscuridad que, muchas veces, crea fantasmas en el corazón de los hombres que no han aprendido a vivir solos».

Bernardo Atxaga se une a la siguiente lista de premiados con el Nacional de las Letras:

  • 2017— Rosa Montero
  • 2016 – Juan Eduardo Zúñiga
  • 2015 — Carme Riera
  • 2014 — Emilio Lledó
  • 2013 — Luis Goytisolo
  • 2012 — Francisco Rodríguez Adrados
  • 2011 — José Luis Sampedro
  • 2010 — Josep María Castel
  • 2009 — Rafael Sánchez Ferlosio
  • 2008 — Juan Goytisolo
  • 2007 — Ana María Matute
  • 2006 — Raúl Guerra Garrido
  • 2005 — José Manuel Caballero Bonald
  • 2004 — Félix Grande
  • 2003 — Leopoldo de Luis
  • 2002 — Joan Perucho
  • 2001 — Miquel Batllori
  • 2000 — Martín de Riquer
  • 1999 — Francisco Brines
  • 1998 — Pere Gimferrer
  • 1997 — Francisco Umbral
  • 1996 — Antonio Buero Vallejo
  • 1995 — Manuel Vázquez Montalbán
  • 1994 — Carmen Martín Gaite
  • 1993 — Carlos Bousoño
  • 1992 — José Jiménez Lozano
  • 1991 — Miguel Delibes
  • 1990 — José Hierro
  • 1989 — Joan Coromines
  • 1988 — Francisco Ayala
  • 1987 — Rosa Chacel
  • 1986 — Gabriel Celaya
  • 1985 — Julio Caro Baroja
  • 1984 — J.V. Foix

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·