Cinco libros para mirar la xenofobia, la violencia y el dolor y un inédito de Galileo Galilei

Los Huéspedes de la Biblioteca WMagazín son esta semana 'Mírame', 'Temporada de huracanes, ' La visita del médico de cámara', 'La luz de la dinamo' y 'Escritos sobre las mareas'

Voces y miradas claras y muy personales en la literatura no son fáciles. Esta semana proponemos las de un colombiano, una mexicana, un sueco, una española, y el clásico de la semana es un italiano del Renacimiento y de la revolución científica. Cinco libros, tres novelas, un poemario y un ensayo recién llegados a las liberías o aún en ellas, o que vale la pena buscar, para tener como Huéspedes de la Biblioteca WMagazín. Son historias con voces que recordarás por su fuerza.

 Mírame

Antonio Ungar (Editorial  Anagrama)

“Sentado en el suelo, dejé que gritara a pocos centímetros de mi cara y después más lejos. Dejé que, ya completamente fuera de control, repitiendo insultos y maldiciones, golpeándose el pecho desnudo, tirara la mesita del salón al suelo y rompiera tu florero. Dejé que chillara todo lo que quiso. Yo ya no estaba ahí. Les di la espalda a los gritos, a su cuerpo tambaleándose entre los muebles. Entré al baño e intenté mear pero el miedo no me dejó. Me lavé la cara sin mirarme al espejo…”.

Antonio Ungar (Bogotá, 1974) logra con Mírame un necesario y oportuno espejo con dos caras: uno en el cual se pueden mirar y reconocer los racistas y todos aquellos con prevenciones infundadas contra los inmigrantes, y el otro en el cual el resto de la población puede acercarse a la intimidad de una de aquellas personas para conocer una parte de sus pensamientos y acciones. Es una novela a manera de diario en la que un hombre muestra su obsesión y acaba espiando a unos vecinos. Europa y los europeos vistos y confrontados a través de una mirilla.

Temporada de huracanes

Fernanda Melchor. (Literatura Random House).

“Pieles color canela, color caoba tirando a palo de rosa, pieles húmedas y vivas que desde lejos, desde aquel tronco a varios metros de distancia desde donde la Bruja los espiaba, se le figuraban tersas pero firmes y apretadas como la carne acidulada de la fruta aún verde, la más irresistible, la que más le gustaba, por la que suplicaba en silencio, concentrando la fuerza de su deseo en el haz penetrante de su negra mirada, oculta siempre en la espesura o paralizada por el ansia en los linderos de las parcelas, con las eternas bolsas del mandado colgando de sus brazos y los ojos humedecidos por la belleza de toda esa carne lozana, el velo alzado por encima de la cabeza para verlos mejor, para olerlos mejor, para saborear en la imaginación el aroma salitroso que los machos jóvenes dejaban flotando en el aire de la llanura, en la brisa que a finales de año se tornaba en un viento necio…”.

Fernanda Melchor (Veracruz, México, 1982) alcanzó una voz fuerte y envolvente con esta Temporada de huracanes. La aparición de un cadáver en el río y la resolución de su asesinato involucra a unos jóvenes cuyas historias sirven para retratar una realidad violenta y discriminada y escarbar sus orígenes. Un lenguaje riquísimo y lleno de matices que crea un ritmo torrencial y adictivo. Un paisaje narrativo con ecos rulfianos.

La visita del médico de cámara

Per Olov Enquist. Traducción de Martin Lexell y Cristina Cerezo. (Nórdica Libros).

“La noche después de la orgía de máscaras italianas, una vez que el rey se durmió, Struensee estuvo mucho tiempo solo en la oscuridad reflexionando sobre la situación.

Algo fundamental no andaba bien. Cristián estaba enfermo y se sentía cada vez peor. Aunque bien es cierto que Su Majestad, de manera extraña, era capaz de guardar las apariencias, pero los testigos de sus momentos de debilidad tenían lenguas afiladas…”.

Per Olov Enquist (Hjoggböle, Suecia, 1934) cuenta la Dinamarca de 1768 y la corte del rey Cristián VII de Dinamarca con el hilo de lo que le sucede a Johann Friedrich Struensee, contratado como médico de cámara. Este autor y clásico vivo de Suecia recuerda en esta novela de lenguaje límpido y pausado que la realidad supera a la ficción, que la Historia está hecha de historias secretas e intrigas que la hacen avanzar gracias a pocas personas y a pesar de otras. Pues Struensee se convierte en valido del rey e introduce grandes reformas. Buen momento para descubrir o volver a leer a este narrador y dramaturgo candidato a Nobel.

La luz de la dinamo

Nuria Barrios. (Fundación José Manuel Lara, colección Vandalia)

LA RAYUELA

como la vida
es un juego muy antiguo.
para empezar
basta un pequeño salto.
Jugar
como vivir
exige concentración y destreza
equilibrio
zonas de descanso
(donde apoyar los pies)
y suerte, claro.
En algunas versiones
has de atravesar
el purgatorio y el infierno
antes de alcanzar la meta
que en la rayuela es el cielo
y es la muerte en la vida.
Hoy que has muerto
me pregunto quién querrá jugar conmigo…

Nuria Barrios (Madrid, 1962) establece un juego entre el suelo que acoge la rayuela pintada y las letras de la literatura para expresar la fragilidad, el temblor de la vida y las luces y sombras de la vida. El amor, el temor a la pérdida, el amor a lo ido, la nostalgia por lo soñado. La luz de la dinamo, VII Premio Iberoamericano de Poesía Hermanos Machado, está dividido en tres partes que representan la infancia, el amor y la muerte. Hay tristeza y sensatez en unos versos transparentes en los que muchos reconocerán sus propias emociones.

Escritos sobre las mareas

Galileo Galilei y otros autores.  Edición de Júlia Benavent. Estudio introductorio de Andrea Battistini (Editado por Fundación Aquae).

“Muéstranos la experiençia que el fluxo y refluxo de las marinas aguas no es sino una hinchazón y restrictión de las partes de este elemento, semejante a aquella que vemos hazerse en el agua puesta al calor del fuego que, mediante el calor vehemente dél, se haze rala y se solibia y, reducida luego a su frialdaad natural, se buelbe a unir y abaxarse, pero es en el mar un berdadero mobimiento local o, digámosle, progresibo ya haçia el uno, ya hazia el otro extremo dél, sin ninguna alteraçión de este elemento que proçeda de otro acçidente que de la local mutaçión”

Galileo Galilei escribió este texto sobre el misterio de las mareas el 8 de enero de 1616 en el Jardín de los Médicis de Roma. Es un texto inédito en español publicado por la Fundación Aquae como el segundo volumen de su Colección de Clásicos. Una joya tener la opinión del científico italiano sobre el misterio de las mareas basándose en el movimiento de la Tierra.

“El origen de las mareas siempre estuvo en la mente de muchos sabios del Renacimiento y el Medioevo, pero de entre todas las hipótesis, la que más partidarios tuvo fue la de Kepler, que ya situaba a la Luna como la causante de esas mareas en el mar”, recuerda Aguae. “Los estudios de Galileo a este respecto, sin embargo, se iniciaron en 1595, año en el que publica Discorso del flusso e reflusso del mare, un trabajo que copia el título de otro elaborado por su maestro Girolamo Borro, precisamente para contradecirlo”.  Este volumen recoge los textos originales de ambos. Además, se incluye la traducción de la obra de Galileo Galilei que realizó en 1623 el ingeniero y astrónomo español Juan Cedillo Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *