El bosque de la literatura rumana en la Feria del Libro de Madrid

Cuarenta autores traducidos y diez por conocer conforman la presencia literaria del país invitado en la cita madrileña. Temas sobre la dictadura, la cotidianidad del presente y la presencia en España. Así es la literatura de Rumanía

El mundo de la literatura de Rumanía se abre más allá de Ionesco, Eliade o Cioran en Madrid. Las cinco décadas de dictadura comunista que el país sufrió, la censura, las heridas y los casos de exilio forzado son un denominador común de los libros de los autores rumanos contemporáneos, pero también los territorios donde la realidad se funde con la ficción en la cotidianidad y  las ilusiones.

Un mundo creativo por conocer en la 77ª Feria del Libro de Madrid bajo el lema Historia por descubrir, historias por escribir. Rumanía, como país invitado, ha traído a cuarenta autores traducidos al español y a diez por conocer. Si el rumano Mircea Cãrtãrescu inauguró la feria con su conferencia magistral La utopía de la lectura, durante los últimos días Rumanía traerá a Ana Blandiana, una poeta y ensayista de referencia y activista en denunciar las heridas y defensora de los derechos civiles.

Rumanía está en la cita madrileña con un centenar de actividades que incluyen presentaciones de libros, conferencias, proyecciones de películas, talleres y exposiciones de fotografía. Hasta el día 10 de junio, la programación estará centrada en la difusión y el debate alrededor de las obras literarias traducidas al español, sin descuidar las actividades infantiles, a cargo de la nueva generación de autores e ilustradores.

“Estar presentes en la Feria del Libro de Madrid es un regalo, y hemos puesto mucho empeño e imaginación para que funcione”, comenta a WMagazín, Ioana Anghel, directora del Instituto Cultural Rumano, organizador de los actos junto a la Embajada de Rumanía y el apoyo de la Asociación de Librerías de Madrid. Anghel confiesa que aún están sorprendidos por la cálida acogida que recibió en el primer fin de semana Mircea Cãrtãrescu. El propio escritor reveló en un encuentro con Andrés Ibáñez que España era el país donde mejor recibidas eran sus obras, algo que se pudo comprobar viendo la elevada asistencia a sus conferencias y a sus firmas de libros. De hecho, Solenoide, (Impedimenta), su último y extenso trabajo, fue uno de los libros mejor valorados del 2017.

Ana Blandiana. /Fotografía de Pre-Textos

Ana Blandiana, escritora y defensora de los derechos civiles feria

La poeta y ensayista Ana Blandiana, cuya obra habla del poder de la poesía en medio de la opresión, estará presente el último fin de semana de la feria. Lo hará con firmas, lecturas públicas y dos conferencias: una sobre su carrera literaria y otra sobre su experiencia como defensora de los derechos humanos al frente del programa del Memorial Sighet, una antigua cárcel comunista transformada en un museo. “Es un proyecto que ella lidera desde hace treinta años casi y cuya misión es preservar la memoria de los horrores de las cárceles comunistas”, explica Ioana Anghel.

Blandiana es una figura de sobra conocida en España, donde es editada por el sello valenciano Pre-Textos. Manolo Ramírez, uno de sus editores, destaca de ella su poemario Mi patria A4: “De naturaleza romántica, contemplativa y visionaria, su poesía aspira a un lirismo de las esencias y cultiva un tono sincero y espontáneo de inflexiones metafísicas. Su poética, basada en el sentimiento trágico de la existencia, se perfila como un arte que revela a la vez que esconde los significados de las cosas”.

La poesía de Ana Blandiana ha nacido en una época en la que, como la misma poeta dice, “ser libre es más difícil que no serlo, en un tiempo, en el que, paradójicamente, la libertad de la palabra disminuye la importancia de la palabra”. El gran acierto de este poemario, según Manolo Ramírez, es que la autora “definitivamente proyecta la confesión no tanto en el terreno ético sino en el ontológico, en el que el yo se define exclusivamente a través de la escritura, ahora la única patria del poeta”.

La fuerza de las escritoras femeninas

Rumanía quiere demostrar que su literatura tiene muchos más rostros y estilos narrativos. Las voces femeninas ocupan un lugar especial en este catálogo del país centroeuropeo. En estos días de feria los lectores pueden conocer a autoras como Ioana Pârvulescu, Ioana Nicolaie y Adina Popescu, protagonistas de la conferencia Voces femeninas de literatura rumana aún por descubrir.

Otra narradora es Cecilia Ştefănescu. De ella sus editores de Dos bigotes, Alberto Rodríguez y Gonzalo Izquierdo, han publicado recientemente Relaciones enfermizas, definida por el escritor Gheorghe Crăciun como “una de las mejores novelas breves de toda la literatura rumana”. Su publicación en 2002 produjo un gran escándalo al abordar la relación de amor entre dos mujeres. Un tema, destacan en Dos Bigotes, “que la autora aborda desde una óptica nada convencional en la que realidad y ensoñación se mezclan en una prosa cuidada al máximo”. El libro traza además “un desolador retrato de la Bucarest post Ceaușescu”, muy en la línea del propuesto por cineastas como Cristian Mungiu en 4 meses, 3 semanas, 2 días (2007).

Su otra apuesta rumana para este 2018 llegará después del verano con Do not cross (No pasar), de Dora Pavel, un thriller atípico que para Dos Bigotes “refleja muy bien el riesgo y la capacidad de experimentación de las nuevas voces de la literatura de un país que, poco a poco, va dejando de ser un desconocido para las lectoras y lectores españoles”.

Muy valorada en Rumanía y con presencia en España es Gabriela Adameșteanu, otra autora que se rebeló contra la dictadura comunista, como Blandiana. Valeria K. Rivera de Rosales, al frente de la editorial Xorki, ha publicado las novelas El mismo camino de todos los días y El encuentro, centradas en la difícil vida en el país centroeuropeo. En la editorial Lumen se puede encontrar también la novela Una mañana perdida, publicada cinco años antes de la caída y muerte del dictador Ceaușescu y su esposa. Para la editora de Xorki, resulta “muy interesante” ver cómo las casi cinco décadas de dictadura comunista que sufrió el país dejaron “huellas muy profundas que han quedado reflejadas en la literatura” de este país. “Son autores que escribieron marcados por el entorno en el que se encontraban, y sus reflexiones son muy interesantes porque todos somos europeos y muchos países, como España, han vivido también una dictadura”. Y recuerda que la edición moderna de la novela El mismo camino de todos los días cuenta con párrafos que en su día fueron censurados.

Valeria K. Rivera de Rosales también recomienda la narrativa de Adriana Georgescu, de quien ha editado Al principio fue el fin, el primer testimonio de las atrocidades cometidas por los comunistas. Al poco de publicarse en Francia en 1951, el libro desapareció de  las librerías. La  constelación política de   aquel momento no permitió su  reedición, ni siquiera en el país galo. En su idioma natal rumano se editó sólo después de los últimos cambios políticos acontecidos en 1989. En español esta es su primera edición. “Es un testimonio personal, un libro que a pesar de la dureza de lo que cuenta se lee como si fuera ficción, porque tiene mucha intriga histórica y mucha fuerza”, opina la responsable de Xorki, quien además destaca el “excelente” trabajo del traductor Joaquín Garrigós al frente de las traducciones de estas autoras rumanas. Precisamente, Garrigós acompañará el martes 5 de junio, a las 20.00 horas en el Pabellón de Rumanía, a Adriana Georgescu durante la presentación de esta novela.

Una mirada hacia los lectores más pequeños

“Tenemos una generación brillante de autoras de literatura infantil que tienen mucha presencia en la feria”, comenta Ioana Anghel. Durante estas dos semanas se llevarán a cabo talleres, cuentacuentos, lecturas y mesas redondas con ocho escritoras como Ioana Nicolaie y Adina Rosetti y con ilustradoras como Cristiana Radu.  En la actualidad, no hay ningún autor rumano de literatura infantil traducido al español, por lo que uno de los objetivos de la feria es lograr que esa situación cambie.

Los que hayan entrado en el pabellón infantil habrán comprobado la importancia de los bosques rumanos, territorio literario por excelencia y una de las apuestas de Rumanía en esta feria. El trabajo realizado sobre las regiones boscosas es “impresionante” para Ioana Anghel, y por ello recomienda la entrada a la feria por la Puerta de O’Donnell para poder ver una selección de treinta fotografías en gran tamaño de los bosques rumanos, muchos de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por supuesto, no podía faltar algún guiño al personaje literario rumano por excelencia, el Conde Drácula.

Mircea Cartarescu. /Fotografía Lisbeth Salas

Buen momento rumano en España

Notables traducciones como las de Joaquín Garrigós, Elena Borrás o Marian Ochoa de Eribe, entre otros, son responsables del buen momento que vive en España la literatura rumana, a través de clásicos recuperados del siglo XX –una de las mesas redondas de esta semana giró alrededor de la traducción de autores clásicos– y con la creciente apuesta por los autores actuales, con obras consideradas por la crítica como muy buenas; tal es el caso de La vida de Kostas Venetis, de Octavian Soviany, que editó en 2016 Dos Bigotes, y la próxima apuesta de Impedimenta para el otoño, la monumental Cegador, que para muchos expertos es la obra cumbre de Cãrtãrescu.

Galaxia Gutenberg, Impedimenta, Lumen, Nocturna, Ediciones Traspiés, El desvelo ediciones, Libros de la Ballena, Fulgencio Pimentel y los mencionados Dos Bigotes, Pre-Textos y Xorki son algunas de las editoriales que publican autores rumanos. Las cinco décadas de dictadura que el país sufrió, con censura, heridas abiertas y casos de exilio forzado son, en muchas ocasiones, denominador común de los textos de los escritores. Así, en El libro de los susurros (Pre-textos), del matemático y economista, ex ministro de Economía y Finanzas Varujan Vosganian  se aborda la historia de su pueblo, una historia plagada de marginación, represión y finalmente, exterminio por parte de los turcos, a principios del siglo XX.

Para el editor Manolo Ramírez, más allá de la denuncia, el libro está escrito “desde el punto de vista de un cronista de la Historia, por más que ésta aparezca en el libro a modo de director de orquesta, sino que lo hace, como en toda la gran literatura, desde lo familiar, desde un punto de vista poético, hablándonos sobre todo de sus familiares, sus vidas, una por una, con pequeñas narraciones engastadas en un conjunto coral que tiene, sin duda, la fuerza de la gran poesía”. De la narrativa de Vosganian, Ramírez destaca su “fuerza dramática y poética, alimentada con la sabiduría de sus antepasados, y un estilo sobrio que va mucho más allá, ofreciéndonos un cuadro universal del mal y el amor humanos, de la grandeza y miseria del hombre, absolutamente original y lúcido”.

Javier F. Rubio, editor del sello cántabro El desvelo, recomienda La zozobra de la lengua, de Luca Gherasim, una antología bilingüe de “uno de los grandes autores del surrealismo y de la literatura europea”, según su editor, que además destaca la labor de Vicente Gutiérrez Escudero, como compilador y editor literario y “gran artífice de esta obra en la que han intervenido cuatro traductores”. Para El desvelo, Luca “es fascinante no sólo como autor sino como personaje. Su recorrido por la Europa azotada por los desastres de la guerra y los totalitarismos tiene un paralelismo con Celan, de hecho ambos convirtieron el Sena en su tumba, son figuras trágicas, aunque creo que Luca es más radical en su comportamiento y en su poesía”. Rubio define al escritor como “un hombre libre y provocador, ajeno a identidades nacionales y uno de los grandes del surrealismo que abrió nuevos caminos, saliéndose siempre de lo trillado”.

Un paseo por la feria estos días permite comprobar la gran afluencia de rumanos afincados en Madrid –algunos ya con hijos nacidos en España–  y que acuden a la feria para establecer contacto con la literatura de su lengua materna. La periodista Oana Mosniagu, radicada en España desde hace años y jefa de prensa de Ático de los Libros, recomienda la obra de Max Blecher, escritor del periodo de entreguerras traducido por Joaquín Garrigós y autor de obras como La ciudad de los condenados y otros relatos, que se presentará en la Feria del Libro el próximo domingo 3 de junio a las 20.00 horas. De ese mismo periodo histórico, Oana  Mosniagu también recomienda a Mihail Drumes, uno de los autores más leídos de esa época en Rumanía y que alcanzó las 34 ediciones con uno de sus títulos, Invitación al vals, que sin embargo no ha sido traducido al español. Y una apuesta segura: el novelista y filósofo Mircea Eliade, editado por Impedimenta.

En poesía, menciona a Mihai Eminescu, uno de los poetas rumanos más conocidos a nivel internacional y autor de obras como El lucero o Me queda un solo deseo, Nichita Stanescu, candidato al Premio Nobel y uno de los grandes poetas rumanos del siglo XX, y Lucian Blaga, otra de las figuras fundamentales de la poesía del país centroeuropeo.

Con esta amplia selección de autores y títulos, Rumanía, país con el que España mantiene unos fuertes vínculos sociales y con el que tiene bastante en común, demuestra en la feria que tiene mucha historia que ofrecer y mucha historia por descubrir.

***

La página web de la Feria del Libro de Madrid pone a disposición de todos los visitantes e interesados amplia información sobre todas las actividades y los horarios actualizados para que podamos disfrutar de este evento.

  • Si te gustó este artículo puedes dejar un comentario en la sección que está al final de la página.

También puedes compartir el texto para que más personas lo lean y así nos ayudas a difundir esta revista literaria a través de nuestras cuentas de Facebook: https://www.facebook.com/WMagazin/
o de twitter @W_Magazin
¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·