El mundo del libro debate su gratuidad en la red, muere el padre de Astérix y Woody Allen publica sus memorias

La crisis sanitaria generada por el Covid-19 ha expulsado la actividad cultural analógica pero ha reactivado su presencia digital y creado algunas polémicas. La industria de libro pide al Gobierno medidas para apoyar el sector

Las iniciativas y la creatividad cultural se han disparado en la cuarentena generada por el coronavirus Covid-19. Artistas, escritores, museos y demás centros culturales llevan sus trabajos a las manos del lector para hacer más llevaderos los días de confinamiento. Una de las estrategias polémicas ha sido la de que algunas editoriales han dejado gratis varios de sus libros en la red. Parte del sector considera que una cosa es apoyar a la gente en sus casas con contenidos digitales en estos momentos y otra enviar la señal de que la cultura es gratis, retroceder en educación contra la piratería, abaratar la creación y poner en riesgo a las librerías independientes, una parte esencial de la cadena de valor del libro que justo ahora están cerradas. Estas y otras noticias en La vuelta al libro en 7 días:

Lo que está pasando

Polémica por los libros gratuitos en la Red

El cierre de la actividad cultural y comercial del sector cultural en España por la crisis sanitaria del Covid-19 dejará unas pérdidas de casi tres mil millones de euros, según la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (Adepi).

Los creadores y la industria cultural reaccionaron rápido ante la cuarentena y han decidido llevar sus obras a la casa de la gente: ofrecer conciertos online, los museos recordaron la posibilidad de visitarlos de manera virtual, algunos muestran la intrahistoria de los ensayos de las obras de teatro, los escritores empezaron a grabarse en vídeo leyendo sus libros, grupos editoriales como Penguin Random House convirtieron sus webs en una especie de escenario virtual con programación diaria para todos los públicos y varias editoriales liberaron títulos en Internet. Y aquí llegó el debate. Si bien es cierto que los lectores agradecen estos gestos de solidaridad y promoción de la lectura, para los libreros, último eslabón de la cadena del libro, esta no es la mejor solución por que, entre otras cosas, se retrocede en la campaña educativa de que la cultura y la creación intelectual cuesta, menoscaba la campaña contra la piratería y corre el riesgo de abaratar la creación en el imaginario de la gente.

El sector del libro, el que más aporta de la industrial cultural en España con una tercera parte del total al PIB del sector, ha sido uno de los más golpeados desde la crisis económica de 2008. Entonces perdió más de mil millones de euros, es decir la tercera parte. Ahora con esta nueva situación teme que la precariedad se lleve por delante muchos actores de la cadena del libro como librerías y algunos pequeños sellos editoriales.

Una muestra de este sentir lo expresa el Gremio de Librerías de Madrid en el siguiente comunicado:

«Las librerías de Madrid manifestamos nuestro desacuerdo con la iniciativa puesta en marcha por algunos sellos.

Estamos viviendo momentos de incertidumbre. Las medidas que el Gobierno se ha visto obligado a arbitrar para hacer frente a la crisis sanitaria del Covid19, han sorprendido a todo el sector. Ni sumando todos los libros que hayamos podido leer nos ha preparado para enfrentar una pandemia como esta. Conforme pasan los días, la realidad nos obliga a aprender a gestionar nuestras propias expectativas de una forma diferente. La solidaridad, el compromiso y el sacrificio son valores que recobran su justa dimensión porque se han vuelto más necesarios que nunca.

Pese al desasosiego, y aunque nuestras puertas estén cerradas, nos mantenemos fieles a nuestros objetivos e intentamos seguir defendiendo el valor que el libro y la lectura merecen en la sociedad. Para ello siempre hemos contado con las editoriales como aliadas para sumar fuerzas, remando en la misma dirección cuando otrora tocaba transitar juntas por la adversidad. Por ello no podemos estar de acuerdo con las iniciativas que han partido de algunos sellos ofreciendo libros digitales gratuitos para que a los lectores se les haga más llevadera la cuarentena. 

Y no podemos aceptar lo que a primera vista podría considerarse un gesto altruista y solidario porque no solo resta valor al trabajo del resto de agentes implicados (otros editores, autores, traductores, correctores, distribuidores, librerías), sino porque no aporta absolutamente nada al tejido cultural de nuestro país.

Como ya ha dicho un pequeño editor, “existe otra realidad bibliodiversa, un ecosistema del libro, la edición y la librería, que está en serio peligro si se permiten, jalean, premian y apoyan este tipo de iniciativas nada inocentes ni solidarias de los grandes, que se lo pueden permitir”.

Y sobre todo:

  • Porque la cultura no es gratuita.
    No podemos perder de vista que ya hemos recorrido un largo trecho realizando una labor pedagógica que era muy necesaria: concienciar a la sociedad del enorme esfuerzo que implica el que una obra llegue a las manos del último eslabón de la cadena del libro, el lector. Aunque seguramente sin pretenderlo, se transmite un mensaje equivocado: “los libros se pueden regalar porque no cuestan nada”.
    Quien sienta la necesidad imperiosa de leer de forma gratuita, puede disfrutar de la amplia oferta de títulos que, también en formato digital, ofrece la red de bibliotecas.
  • Porque beneficia a las plataformas tecnológicas que nacieron ajenas al sector del libro.
    El lector percibe erróneamente que solo ellos hacen el esfuerzo de rebajar los precios de los libros; las librerías pasamos a encarnar entonces a una especie de pérfida Albión porque no compartimos la generosidad del gesto. Este papel no nos gusta.
  • Porque juntas debemos encontrar otras formas de fomentar la lectura.
    Tanto las editoriales como las librerías, podríamos pensar de manera conjunta en poner en marcha otras iniciativas que ayudaran realmente a cambiar hábitos lectores o a estimularlos.»

El libro oide al Gobierno ayuda

Ante la situación extraordinaria generada por la crisis del Covid-19, y los coletazos que esta dejará, el sector de libro en España, el primer sector cultural del país, expresa su enorme preocupación. Recuerda que el 70% del sector del libro en España se estructura en pequeñas empresas y muchas de ellas microempresas y que «la pérdida de empresas supondría una merma de la pluralidad y la diversidad cultural del país».

Por todo esto espera que «el Gobierno adopte medidas que palien las dificultades económicas a las que se va a enfrentar el sector: la clave hoy es la liquidez», señala en un comunicado la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Libreros, editores y distribuidores han expresadoran que existe un riesgo cierto de que muchas de las empresas que conforman el tejido del sector no puedan superar las dificultades económicas que esta crisis sanitaria están creando.

«El cierre de este tejido cultural y empresarial, como consecuencia de esta crisis, supondría una pérdida irreparable para la cultura de nuestro país. El cálculo realizado por el sector del libro señala que la paralización de la actividad podría suponer la reducción en un tercio de la facturación del sector del libro en España, entorno a mil millones de euros, 800 provenientes del mercado interior y 200 del mercado exterior del libro».

En consecuencia, editores, distribuidores y libreros consideran prioritario que las medidas adoptadas por el Gobierno para dotar de liquidez garanticen la solvencia de las empresas por lo que le piden al Ministerio de Cultura y Deporte, como medida perentoria, que arbitre, facilite y potencie que esas medidas lleguen realmente al sector del libro para evitar la pérdida de empresas y el consiguiente daño irreparable para el panorama y el patrimonio cultural.

Además, han transmitido la necesidad de que comiencen a tramitarse algunas medidas que permitan revitalizar la actividad e incentivar la adquisición de libros una vez que se haya puesto fin a la emergencia sanitaria. Petición que también quieren trasladar a Comunidades Autónomas y Ayuntamiento que podrían jugar un papel determinante. Entre ellas, la activación de un Plan de compra para las bibliotecas a través del sistema librero en todo el territorio.  Para ello solicitan que se flexibilicen y agilicen los procedimientos de compras por parte de las instituciones.

Asimismo, consideran la necesidad de poner en marcha un Bono libro para la adquisición de libros basándose en modelos ya puestos en marcha con éxito en algunas comunidades autónomas, como en Cataluña, que cumple una doble función, el fomento de la lectura e incentivar el consumo de libros.

Por último, y entre otras medidas, que se articulen medidas para el uso del sistema de cheque-libros dentro de los programas de gratuidad de los libros de texto para que estos se adquieran a través de cualquier librería por parte de las familias.

Hay Festival en player gratuito

«Ante la crisis global provocada por la expansión del COVID-19, y siguiendo las normativas establecidas por los gobiernos de cada país, sabemos que a muchos de ustedes les va a tocar pasar mucho tiempo en sus casas. Uno de los objetivos principales del Hay Festival es fomentar la cultura, y ante una situación tan extraordinaria, hemos decidido ofrecer acceso gratuito al Hay Player —nuestro archivo de audio y video de eventos del Hay Festival— a los jóvenes de 16 a 25 años».

Con este comunicado el famoso festival literario y cultural anunciaba el acceso de sus contenidos a un gran sector de la población. El siguiente es el link para registrarse:

Regístrense aquí en Hay Player de forma gratuita las próximas semanas.

Lo que pasará

Puesto de rosas en Barcelona durante la celebración de Sant Jordi de 2018. /WMagazín

Sant Jordi a medias

Tras el aplazamiento o cancelación de las principales ferias de libro y encuentro de escritores en el mundo por el Covid-19, el Día del Libro en Cataluña, Sant Jordi, ha dejado de resistirse, pero lo ha hehco ocn uan medida a medias: se abrirán las librerias ese día pero no se harán las famosas paradas con los escritores en las calles. Eso si las autoridades sanitarias lo permiten. La idea de celebrar e Día del LIbro antes de verano sigue en pie. La fecha alternativa para hacerlo como la gran fiesta que es dependerá el comportamiento de la evolucuión de esta crisis sanitaria mundial.

Se acerca el final de Juego de Tronos

R. R. Martin aprovecha la cuarentena para terminar el final de su serie Juego de Tronos. El escritor dijo en su blog que está aislado y bien en su casa de Nuevo México y que aprovecha este tiempo para escribir la sexta y esperada entrega de Canción de Hielo y Fuego. Y ya tiene título: Vientos de invierno.»Estoy solo, en un lugar remoto y aislado, atendido por uno de mis empleados, y no voy a ir a la ciudad ni ver a nadie. A decir verdad, paso más tiempo en Poniente que en el mundo real. Estoy escribiendo todos los días. Las cosas son sombrías en los Siete Reinos, pero tal vez no sean tan sombrías como pueden llegar a ser aquí», escribió Martin. Han pasado nueve años desde que se publicó la quinta entrega, Danza de dragones (2011), y casi 30 desde que lo hizo la primera, en 1991.

Lo que pasó

Albert Uderzo con sus personajes Astérix y Obélix.

Muere Uderzo, uno de los padres de Astérix

Uno de los padres de Astérix y Obélix ha muerto el 24 de marzo de 2020: Albert Uderzo, tenía 92 años. El dibujante francés creó al famoso personaje de cómic con René Goscinny (1926-1977) en 1959. Ambos crearon 24 historietas. Una serie tan popular que ha sido traducida a 111 idiomas y dialectos. «Albert Uderzo ha muerto mientras dormía de una crisis cardiaca sin relación con el coronavirus. Estaba muy cansado desde hace varias semanas», dijo su yerno Bernard de Choisy a la Agencia France Presse. Tras la muerte de Goscinny en 1977, Uderzo se opuso a la creación de nuevos álbumes, aunque luego accedió a ser guionista y dibujante de otros ocho. En 2013 anunció que no podía seguir dibujando y cedió el testigo de Astérix al ilustrador Didier Conrad y al guionista Jean-Yves Ferri, aunque supervisaba sus contenidos.

Amazon retira Mi Lucha, de Hitler

El libro Mi  lucha, escrito por Adolf Hitler en 1925, no lo venderá más Amazon. De esta manera cambia de política ya que lo hacía desde los años noventa. Se trata de un libro en el que Hitler mezcla autobiografía e ideas políticas que expresan desde ya su racismo y xenofobia. Mi lucha estuvo prohibido durante 70 años en Alemania hasta que en 2016 quearon libres sus derechos. Entonces se imprimió una edición crítica que solo se consigue en alemán.

Eduard Limonov.

Muere Eduard Limónov

El polémico escritor y político ruso Eduard Limónov murió a los 77 años el 17 de marzo de 2020. Fue un disidente soviético y combatió con los serbios durante la guerra de Bosnia en los años noventa. Fue fundador del Partido Nacional Bolchevique disuelto en 2010. Limónov salto a la popularidad por la novela biográfica escrita por Emmanuel Carrere en 2012.

«Eduard Veniámovich Savenko -su nombre real- nació en 1943 en Dzerzhinsk, una ciudad de provincias rusa situada entre Moscú y Nizhni Nóvgorod, aunque se crió lejos, concretamente en Khárkov, Ucrania, entonces parte integrante de la URSS. Desde ya una edad muy temprana se movió con soltura en el mundo del hampa local, adoptó el nombre artístico de Limónov y empezó a escribir lo que definió como ‘mala poesía’. Durante los años 60 se movió por los círculos artísticos y culturales de Moscú gracias a sus escritos, mientras de día realizaba trabajos de fortuna», informa el diario El Periódico, de Cataluña.

‘A propósito de nada’, las memorias de Woody Allen.

Woody Allen publica sus memorias

A propósito de nada, donde Woody Allen cuenta una parte de su vida se ha editado, finalmente, bajo el sello Arcade Publishing. La obra llegó por sorpesa a Estados Unidos luego de que Hachette cancelara el contrato con Allen por presiones de sus empleados, la exesposa del director de cine Mia Farrrow y las acusaciones de presunto abuso sexual a su hija Dylan. Ronan, el hijo de Allen y Farrow, criticó  a Hachette por esta pulicación teniendo en cuenta que antes había publicado un libro suyo ganador de un Pulitzer por destapar los abusos de Harvey Weinstein en Hollywood.

En A propósito de nada Allen dedica casi una tercera parte a defenderse de las acusaciones de abuso a su hija. Woody Allen cuenta pasajes clave de su infancia y de su vida, así como de la relación con Mia Farrow y de su trabajo con ella en películas como Hannah y sus hemanas. El libro está dedicado a su mujer Soon-Yi Previn, quien fuera la hija adoptiva de su exesposa Mia Farrow.

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye entrevistas con escritores conocidos y nuevos, así como las mejores reseñas de libros en nuestra sección Recomendados y las Noticias más relevantes del mundo del libro que puedes ver en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·