El sector del libro electrónico pide al mundo editorial unir fuerzas para contrarrestar la gran oferta de la red

Más de cien profesionales del VI Congreso del Libro Electrónico de Barbastro buscan otra reinvención del sector con alianzas transversales en la cultura para frenar la caída de lectores y hacer frente a la oferta infinita de ocio en el ciberespacio

¿Ha empezado una nueva tormenta perfecta en el mundo del libro? La pérdida de seis millones de lectores en Alemania en los últimos cinco años (pasó de 36 millones a 30) y en España la caída en casi una tercera parte en las ventas (mil millones de euros) son una advertencia ante los cambios de hábitos impredecibles de la gente por la evolución imparable, diversa e infinita de la oferta de ocio en el ciberespacio: de los videojuegos a las plataformas de series en streaming, pasando por la música.

Una nueva realidad que obliga al sector a otro cambio rápido de estrategia y reinvención, inmersa aún en su adaptación derivada de la revolución digital que irrumpió hace una década con el desarrollo de las tecnologías emergentes, la popularización del libro electrónico y la crisis económica.

Si el objetivo es el mismo para todos: ganar lectores para poder vivir, la situación pasa por compartir información, técnicas de supervivencia y crear alianzas transversales con otras áreas culturales que trabajen el libro, por lo menos entre las empresas medianas y pequeñas del sector. Lo expresaron de múltiples maneras más de cien expertos españoles, colombianos, mexicanos y peruanos reunidos en el VI Congreso del Libro Electrónico de Barbastro (España) los días 8 y 9 de noviembre.

El futuro: compartir datos

“El futuro de la industria pasa por compartir datos”, vaticinó Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid. Y la manera de combatir las amenazas que se ciernen sobre el libro y la lectura es con el espíritu del clásico de la literatura Los tres mosqueteros: ¡Uno para todos! ¡Y todos para uno!

Compartir es el verbo a practicar. Compartir información, experiencias y conocimiento para conjurar los peligros del medio digital al que pertenecen a la vez que piden avanzar todos en esa exploración para conquistar más y más lectores en un momento muy delicado para la industria del libro.

“Necesitamos lectores, ya sean de libros en papel, libros electrónicos o audiolibros. Lo importante es leer, no el formato”, recordó Javier Celaya director de programación del Congreso y socio fundador de dosdoce.com. Se trata de unir esfuerzos para frenar la pérdida de lectores porque la competencia no es libro de papel contra libro electrónico y audiolibro, sino libros-lectura contra la gran oferta del ciberespacio diferente al libro. “La reflexión que me hago”, agregó Celaya, “es cómo podemos recuperar a esos lectores que se han ido a otras plataformas para que les cuenten historias. La industria del libro es la industria de las historias no sólo del papel, y la pregunta es cómo podemos recuperar o crear nuevos lectores, cómo nos pueden ayudar los nuevos formatos”.

Una idea que confirma lo repetido desde hace varios años por Juergen Boos, director de la Feria Internacional del Libro de Fráncfort, que en una entrevista con WMagazín el año pasado, resumió así: “La reinvención del sector pasa, por ejemplo, por tres aspectos: Más promoción de la lectura, sobre todo en los jóvenes. El segundo aspecto tiene que ver con la creación de actividades, muchas actividades, y, por último, mejorar el trabajo intersectorial, cooperar todo el mundo, editores, libreros, distribuidores, autores. Todo esto incluye trabajar nuevas formas de distribución y de visibilidad del autor y del libro. Y, claro, hay que aprender a cooperar con otros sectores como el cine, la televisión, los audiolibros… Necesitamos más pericia como editores”.

¿Seguir el modelo Netflix?

En esa diversificación de aliados, propuesta por Boos, está el mundo de las series. Se trata de hacer ami-enemigos. “Netflix es el editor del siglo XXI. No es ninguna amenaza para el libro y la lectura. Se ha hecho un sitio en el bolsillo del espectador, algo que también  podrían conseguir los libros con un poco de pensamiento estratégico”, afirmó Elena Neira, profesora de estudios de comunicación en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experta en comunicación audiovisual.

Netflix ha logrado en once años treinta millones de suscriptores en 130 países. Su modelo de negocio y estrategia consiste en dar al usuario lo que este espera. Mide milimétricamente sus gustos frente a la pantalla para determinar qué le engancha de lo que está viendo, cuándo se detiene, cuándo retrocede, cuándo avanza, qué es lo que más ve, o cuándo se retira. El algoritmo de Netflix, aseguró Neira, “ha identificado 1.300 categorías de afinidades culturales. Cada usuario es afín a tres o cuatro de estas categorías convirtiendo lo nicho en global y rentabilizando sus contenidos al máximo”.

Detectan y controlan el cableado que conecta a cada usuario con sus series y programas. Una forma que, según la profesora Neira, se podría aplicar al mundo del libro y, a partir de ahí, encargar la escritura de libros y venderlos a los lectores. Algo que de alguna manera ya se hace pero no tan sofisticada y perversamente.

Una idea muy inquietante para los profesionales del libro porque la pregunta es dónde queda la verdadera exploracion y aprendizaje del usuario si todo se le ofrece, subrepticiamente, acorde a lo que él espera. Dónde queda la libertad para el autor de crear buenos contenidos de manera espontánea y no basado en una fórmula y de que la gente los elija no basada en un algoritmo que calcula y predice su gusto. Qué pasa con la evolución creadora genuina y espontánea y no robotizada. Una fórmula, estrategia y manipulación que enjaula el gusto del usuario y pone en peligro la evolución de este y el desarrollo de su propia imaginación.

¿Hacia la manipulación del lector?

El qué hacer con los datos de los usuarios, en este caso del lector, es un tema muy delicado, afirmó a WMagazín Ann Hiatt, asesora ejecutiva en el asesoramiento de empresas como Google, Amazon y Yahoo que clausuró el VI Congreso del Libro Electrónico. El lector, según Hiatt, tiene que saber que esto ocurre, el uso de sus datos para crear obras a su medida, y tiene que tener la capacidad de elegir para entrar en uno de esos contenidos programados y tener la suficiente capacidad para salirse cuando quiera y poder elegir otros contenidos que lo sorprendan.

Ann Hiatt asegura que en Silicon Valley se trabaja en procesos de inteligencia artificial donde uno de sus puntos es la exploración de nuevos contenidos. “Un lado maravilloso de lo que esto supone”, añadió, “porque es la oportunidad de descubrir más contenido, pero ese contenido debe ser inclusivo, es decir, no debe crear silos”. Y cita un ejemplo: “Amazon utiliza la inteligencia artificial para cribar currículums vitae y podría, por ejemplo, determinar que no quiere mujeres o un determinado tipo de persona, eso sería un problema. ¡Ojo con los sesgos! El peligro está en crear grupos con información retenida en esos silos. Pero también sé que en Silicon Valley se hacen esfuerzos por mejorar todo esto”.

Markus Dohle, CEO del grupo Penguin Random House, dijo, en julio pasado en el Forum Edita Barcelona, que el futuro pasa por los audiolibros. Hiatt no está tan segura de esa exclusividad en el desarrollo tecnológico del libro, pero sí cree que coge mucha fuerza todo lo relacionado con el contenido verbal, por ejemplo los podcast: “Pero no creo que todo se mueva a audio. Audio es otro formato, compatible perfectamente con los libros en papel. No creo que una forma vaya a sustituir a la otra”.

El podcast es otra línea exitosa que puede ser aprovechada por la industria editorial. “Los nuevos formatos no son una amenaza si no una posibilidad para el mercado editorial. Tras El gran apagón algunas editoriales estuvieron interesadas en convertirlo en libro”, aseguró Ana Alonso, directora de El Gran Apagón en Podium Podcast, de la cadena SER, con tres temporadas y cinco millones de descargas. “Estamos aquí para sumar no para restar y para ofrecer muchas más formas de lectura”, agregó Alonso.

Perfil de lector digital

Todo esto para sumar lectores cuyo retrato robot del lector digital en España fue presentado en el Congreso. Fue el resultado de una de las primeras acciones de compartir información porque seis plataformas facilitaron los datos para establecer una aproximación del lector del libro electrónico. Se trata de 24Symbols, Kobo, Leemur, Lektu, Nubico y Storytel. El retrato del lector digital en España fue presentado por Elisa Yuste, de dosdoce.com, y sus datos principales son estos:

Sexo: Mujer (57%).

Edad: de entre 25 y 45 años.

Lugar: grandes ciudades.

Meses de lectura: especialmente abril, mayo y junio, le sigue el verano (julio. agosto y septiembre).

Días de la semana: sábados y domingos. Luego de lunes a jueves.

Horas de más lectura:de 8 a 9am y de 18 a 20 horas.  y a partir de las diez de la noche.

Géneros preferidos: la novela romántica y la novela erótica. Le siguen la novela negra y el thriller. En No ficción destacan los libros de autoayuda y desarrollo personal, además de la literatura infantil y juvenil.

Se leen 20 libros electrónicos al año, frente a once en formato de papel.

Comunicar mejor

En esa línea y nueva filosofía, la tarea que asumieron el el Contreso los profesionales es mejorar el diálogo e información con los medios de comunicación y de manera directa con los lectores. Celaya recomendó a algunos editores no tirar piedras sobre el propio tejado descalificando las formas de lectura de libros ajenas al papel:  “La lectura en pantalla tiene la misma calidad que la del papel, es igual de profunda y tiene la misma comprensión lectora”, enfatizó el experto apoyado en un estudio de la Universidad de Valencia.

La primera gran recomendación del Congreso es transmitir a la gente una buena imagen contando la verdad de lo que hacen y bondades de la lectura no tradicional. Porque, según Ángel María Herrera de Leemur,  desde el mismo sector digital no se han preocupado de que se hable bien de esos formatos.

El tratamiento del libro electrónico en los medios de comunicación entre el verano de 2017 y 2018, según un estudio presentado por Dosdoce.com, indica que las noticias positivas, neutras y negativas tienen la misma proporción. De las 84 informaciones consultadas 29 son positivas (35%), 28 tienen un carácter neutro (33%) y 27 son negativas (un 32%). Una noticia positiva para el sector porque antes de 2013 las informaciones negativas eran  más.

Una de las preguntas es si estos formatos sí traen nuevos lectores o de si se trata solo de transferencia de lectores, preguntó Gil. Se sabrá en el próximo barómetro de lectura donde la escucha de audiolibros será tenida en cuenta.

En los tiempos del yo, del individualismo, de la mirada de reojo en los negocios, de la competencia feroz y de la revolución tecnológica que parece invocar la frialdad, cobra vigencia el eslogan de los Los tres mosqueteros: ¡Uno para todos! ¡Y todos para uno!

***

Te invitamos a apoyar a WMagazín como mecenas literario y cultural

Vídeo de invitación al mecenazgo de WMagazín.

 

Hola, soy Winston Manrique Sabogal, fundador y director de WMagazín.

Ahora que la revista cumple año y medio quiero darles las gracias por la acogida y decirles que estamos muy contentos por eso y porque cada día se suman más amantes de la lectura para disfrutar de los temas, personajes, eventos y lugares literarios que ven en el vídeo que abre esta información.

Por eso me gustaría invitarlos a que se conviertan en mecenas de WMagazín con un pequeño apoyo económico en momentos cruciales para la creación literaria, la industria del libro, el fomento de la lectura y el periodismo cultural independiente con:

12 euros semestre
Puede hacerlo en este enlace

 o

20 euros al año
Puede hacerlo en este enlace

  • La donación es por la plataforma de pago PayPal, uno de los sistemas de transacción online más seguros, o con tarjeta de crédito. Estas dos opciones aparecen en la misma ventana que se despliega en cada una de los dos opciones de apoyo arriba mencionadas (12 euros semestre o 20 euros al año).

o si prefieren:

INGRESO DIRECTO a cuenta corriente de WMagazín:
ES64 2100 5518 7702 0020 4784

  • Aquí puede ser con las cantidades señaladas o cualquier otro aporte superior. Y si quieren nos escriben a info@wmagazin.com para darles las gracias y tener su correo electrónico para enviarles algo que indicaré dos párrafos más abajo.

Con su donación ayudan a la difusión de la cultura y de la mejor información sobre literatura y el mundo del libro en un momento conyuntural para el sector. Los medios de comunicación cada vez dan muchísima menos información literaria, mientras los libros son los más eclipsados en la sobreoferta de ocio en la Red. Su aporte económico permitirá que WMagazín siga abierto al público contribuyendo a la divulgación de este maravilloso arte, al placer de la lectura y al ejercicio de un periodismo cultural independiente y de alta calidad con contenidos exclusivos en sus temas, enfoques, personajes y formatos únicos.

Los mecenas que quieran nos pueden dejar su correo electrónico para enviarles, cada semana, en primicia, el avance de un libro importante. Así lo leen antes que nadie.

Para quienes conocen poco o nada la revista, después de esta invitación hay un Fotorrelato que la describe con ejemplos concretos.

Agradezco la confianza y el ánimo tan estimulante que recibimos con sus lecturas y comentarios. Y, de ante mano, gracias por apoyar WMagazín.

  • PD: Si  les gusta WMagazín me gustaría que enviaran este artículo-invitación de mecenazgo a otros amigos y amantes de la lectura que conozcan. Por el placer de compartir lecturas, como dice nuestro eslogan. Gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·