Grandes presencias y ausencias de Vitale, Pamuk, Simic, Saramago y Del Paso en la FIL

FOTOBITÁCORA FIL 2018 (Día 1) Autores de medio mundo y todos los géneros literarios confluyen en la primera jornada de la feria mexicana. Más de 800 escritores, 20.000 profesionales y 2.000 editoriales se reúnen del 24 de noviembre al 2 de diciembre

La primera jornada de la 32ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara FIL, de México estuvo marcada por la presencia de grandes nombres como Ida Vitale, premio Cervantes y FIL de Literatura en Lenguas Romances 2018, Orhan Pamuk, Nobel de Literatura turco, y Charles Simic, gran poeta serbio; y también por grandes autores ausentes pero presentes como José Saramago, el Nobel portugués, y Fernando del Paso, amigo y asiduo visitante de la FIL. A las doce del día en el tradicional Salón Juan Rulfo empezó la ceremonia de inauguración de esta edición que tiene a Portugal como País Invitado de Honor. Más de 800 escritores, 20.000 profesionales y 2.000 editoriales se reúnen del 24 de noviembre al 2 de diciembre por donde se espera que pasen un millón de personas.

Ida Vitale agrade los aplausos en la entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. A su lado Garça Fonseca, Ministra de Cultura de Portugal, y María Cristina García, Secretaría de Cultura de México. /Fotografía © FIL-EVA BECERRA)

Ida Vitale y su eterno amor por México

A su 95 años, Ida Vitale es la envidia de muchos por su poesía, sus modales, su ánimo, su humor y su inteligencia. La poeta uruguaya y premio Cervantes inauguró la 32ª FIL de Guadalajara con un discurso de agradecimiento a los mexicanos por haberla acogida en su exilio en 1974. “Una oferta de generosidad es dar la oportunidad de que el que llegue haga lo que puede hacer de la mejor manera”. Allí vivió una década y luego se fue a Estados Unidos.

Portugal y Gonçalo Tavares

Una simulación de una gran biblioteca es el pabellón de Portugal como país invitado de honor. Más de cuarenta escritores ha traído la delegación portuguesa. Entre ellos Gonçalo Tavares que habló de su novela Jerusalem. Al comparársele con José Saramago, el Nobel portugués, Tavares se mostró muy agradecido y recordó que Saramago tenía una forma de hablar muy literaria. Contó que escribiño mucho antes de publicar esa novela a los 35 años. “Para mí la ficción también es pensamiento, no tiendo a diferenciar ficción de poesía porque eso es reducir la literatura. Para mí la filosofía, la poesía, el ensayo y la ficción son parte de lo mismo, no creo que un escritor deba escribir a partir de los géneros literarios”.

José Saramago sigue aquí

El recuerdo de la literatura y la figura del nobel portugués José Saramago no podía faltar en la programación de Portugal como País Invitado a la FIL 2018. El primero de esos actos se celebró el sábado con varios amigos que recordaron su activismo  y su espíritu inconforme y de señalar las injusticias. México fue un escenario de Saramago, sobre todo en lo referente a la selva de Chiapas y la lucha zapatista desde 1994.  Varias veces visitó Acteal, el lugar donde ocurrió una masacre a manos de paramilitares, donde dijo: “Vengo a poner mis palabras a sus órdenes”.

Marisol Schulz, directora de la FIL, moderó la mesa y expresó el gusto que desde el primer día de esta edición 32 ya se hablara de él. Alguien que estuvo en la feria varias veces. La escritora Pilar del Río, viuda del Nobel, y presidenta de la Fundación Saramago también estuvo en este homenaje. “José”, contó Del Río, “decía que tenemos derecho a la injerencia, a hacer todas las críticas y todas las reflexiones”.

Orhan Pamuk firma ejemplares de ‘La mujer del pelo rojo’, a sus lectores. /Fotografía © FIL-Susana Rodríguez

Cotidianidad, política y amor en Pamuk

“A veces pensamos con imágenes, y otras veces con palabras”. Así surgen los libros. Así nacen los libros de Orhan Pamuk, el nobel de Literatura de Turquía que ha vuelto a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Lo hizo desde el primer día de esta cita, sábado 24 de noviembre, para presentar su última novela: La mujer del pelo rojo (Literatura Random House) en compañía de su editor Claudio López de Lamadrid.

La mujer del pelo rojo, trata de la historia sobre un pocero y su discípulo, sobre las relaciones paterno filiales, sobre el amor inesperado, sobre los mitos clásicos de Occidente y Oriente en la vida moderna, sobre la soledad, la ausencia del padre, la identidad y la libertad. De todo ello habló Pamuk (Estambul, 1952).

Pamuk empezó el diálogo comparando la figura del padre con la del Estado. Origen y cuidado, ternura y protección, amistad y disciplina, son las dicotomías son las características del padre y del Estado recordó Pamuk. “Me cuestioné nuestra relación con nuestros padres”, reconoció el Nobel, quien luego confesó: “Lo que me llevó a escribir esta novela es la política, pero no soy político”. Los dos son fuerzas similares, fuerzas ordenadoras del mundo, en unas partes más que en otras y “en Turquía padre y Estado son muy similares.

“Estamos divididos. Hay una grieta entre nosotros por el tema de la migración. Estoy de lado de los inmigrantes. Gracias a dios existe la posibilidad de emigrar para sobrevivir. Migré a Estados Unidos, ya no soy migrante ahora, pero hubo una época en que la migración me salvó la piel. No hay civilización sin migración. Hay ocasiones en las que tiene uno que huir para salvarse”, aseguró Pamuk.

Los miedos más acuciantes de la gente hoy no tiene que ver con la economía sino con la vanidad y la identidad. “El querer saber qué tan importantes somos son cosas esenciales y no hay literatura sin ellas. La literatura es también acerca de cómo otros nos ven y cómo nosotros contemplamos a otros. La literatura es una representación de otros, de nosotros y estar preocupados de cómo nos ven los demás”, una situación aparentemente inofensiva pero esto, afirmó Pamuk, “alimenta el nacionalismo y el conservadurismo”.

Esta es la segunda vez que el nobel turco es invitado a la FIL y además de hablar de su novela y su literatura habló de los cambios que ha vivido Estambul , de su desacuerdo por el premio Nobel a Bob Dylan y de los miedos e incertidumbres que acechan al mundo. Denunció la manera en que algunos poetas turcos con encarcelados por una sociedad con personas “son crueles con artistas que dicen la verdad, pero es también una crueldad pública organizada, no de una sola persona; decir tenemos que ahorcar ese poeta maravilloso y llorar después es legitimación de acotar a ese poeta”.

La poesía y Simic

“La vida es hermosa y cruel a la vez”, recordó el poeta serbio Charles Simic en la inauguración del Salón de Poesía. El poeta hablaba o leía poemas y narracioens y su traductor, Luis Armenta Malpica, vertía al español sus palabras. Siempre es un momneto especial el Salón de Poesía que todas las tardes congrega a los amantes de la literatura, el espacio más silencioso y hondo de la feria. Todos escuchan.

El rastro por buscar elorigen de los poemas y de la creación en general no es preciso, vino a decir Simic: “No hay ningún proceso que garantice que escribiremos lo que queremos”. Como ejemplo de los múltiples e impensables orígenes de unos versos contó que cuando tenía diez años quería escribir un poema a su abuelo a quien quería mucho. Lo hizo pero descubrió que que el poema empezó a hacerse bueno cuando sacó al abuelo de este. Par Simic un poema o una creación literaria que aspire a la calidad y la excelencia debe dejar de lado ideas fijas y hay que dejar salir el sentimiento libremente.

Élmer Mendoza durante el homenaje a Fernando del Paso y presentación del libro póstumo ‘La muerte se va a granada’. /Fotografía © FIL-Pedro Andres.

Fernando del Paso inolvidable

La ausencia más presente este año en la Feria es la de Fernando del Paso, fallecido el pasado 14 de noviembre. Del Paso, gran autor mexicano, solía asistir a esta fiesta del libro de la ciudad donde él vivía. Ensayista, dramaturgo, narrador y poeta, Del Paso es reconocido por obras como José Trigo, Palinuro de México, su favorito, y Noticias del Imperio. Tenía 83 años y en 2015 fue distinguido con el Premio Miguel de Cervantes “por su aportación al desarrollo de la novela aunando tradición y modernidad”.

Sus amigos le rindieron un homenaje en el esapcio que tenía reservado para presenrtar su último trabajo: La muerte se va a Granada, obra de teatro ya estrenada y editada ahora por el Fondo de Cultura Económica. Al homenaje acudieron las escritoras Carmen Villoro y Margo Glantz, su colega Élmer Mendoza, la actriz Karina Gidi y el director de teatro Daniel Constantini. Un diálogo de recuerdos, análisis y anécdotas moderadas por José Carreño Carlón, director del FCE.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Carmen Villoro definió a Fernando del Paso como un ejemplar destacado del homo ludens: “reunía el pensamiento, el afecto y la imaginación para integrar una inteligencia rica que se plasmó en el arte”. “Todos tenemos algo que contar sobre él. Eso habla de su generosidad, su genio y su gracia. Feliz viaje, amigo de todos nosotros”.

Apoya a WMagazín como mecenas literario y cultural

Vídeo de invitación al mecenazgo de WMagazín.

Hola, soy Winston Manrique Sabogal, fundador y director de WMagazín.

Ahora que la revista cumple año y medio quiero darles las gracias por la acogida y decirles que estamos muy contentos por eso y porque cada día se suman más amantes de la lectura para disfrutar de los temas, personajes, eventos y lugares literarios que ven en el vídeo que acompaña esta información.

Por eso me gustaría invitarlos a que se conviertan en mecenas de WMagazín con un pequeño apoyo económico:

12 euros semestre
Puede hacerlo en este enlace

 o

20 euros al año
Puede hacerlo en este enlace

 

Con este apoyo nos facilitan nuestra continua evolución y proyección en el tiempo. Porque WMagazín seguirá abierto en la red y para nosotros es muy importante su mecenazgo.

Así continuaremos, entre todos, informando sobre lo mejor de la literatura y del mundo del libro de manera independiente y con un periodismo de alta calidad y de contenidos exclusivos en sus temas, enfoques, personajes y formatos únicos que convierten la lectura en un placer por su fondo y su forma.

Los mecenas que quieran nos pueden dejar su correo electrónico para enviarles, cada semana, en primicia, el avance de un libro importante. Así lo leen antes que nadie.

Agradezco la confianza y el ánimo tan estimulante que recibimos con sus lecturas y comentarios. Y, de ante mano, gracias por apoyar WMagazín.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Apoya a WMagazín como mecenas cultural · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·