Hallazgos literarios de 2017 (y 3): Apuestas de WMagazín y su proyección

Despedimos el año con la presencia especial en esta revista de Caputo, Enriquez, Fischer, Günday, Harwicz, Kang, Liffner, Quero, Repila, Rothmann, Sáenz, Sandoval, Turbau, Zeniter

Uno de los mayores placeres de los lectores es conocer nuevos autores. Por eso los buenos escritores debutantes o poco conocidos ocupan un lugar crucial en WMagazín. Descubrir, señalar y apoyar esas voces constituyen uno de los pilares de esta revista literaria digital global e itinerante entre Europa y el continente americano. Así es que nada mejor que despedir el año con ellos, recordando a los escritores por los que WMagazín ha apostado en entrevistas y reseñas.

Con las apuestas de WMagazín cerramos esta serie de tres entregas: Hallazgos literarios de 2017. La primera entrega la hicieron diez autores compartiendo en videos sus descubrimientos y redescubrimientos y la segunda parte corrió por cuenta de doce periodistas españoles y latinoamericanos especializados en libros desvelando ese hallazgo que los sorprendió.

Hoy recuperamos las voces de nuestras apuestas a lo largo de 2017 y que estamos convencidos de que su talento se proyectará. Recuperamos nueve entrevistas con las argentinas Mariana Enriquez y Ariana Harwicz, el turco Hakan Günday, la surcoreana Han Kang, los españoles Toni Quero, Iván Repila, Miguel Sáenz e Imma Turbau y los colombianos Marbel Sandoval Ordóñez y Giuseppe Caputo. Además, los autorretratos literarios de los narradores seleccionados por el Hay Festival en la segunda edición de Bogotá 39, los nombres latinoamericanos más destacados menores de 40 años. Y, finalmente, las reseñas de cinco escritores de Suecia, Francia, Argentina, Alemania y España.

Empezamos con las entrevistas cuyo formato inicia con la voz de los escritores presentándose ante los lectores:

ENTREVISTAS

Giuseppe Caputo: “El sexo no solo es lugar de placer, también puede ser de destrucción”

El autor colombiano debuta con ‘Un mundo huérfano’, una novela sobre el amor y las dependencias afectivas entre un hijo y su padre y la homofobia. Laberinto, metamorfosis, máscara y miedo en el lugar sombrío de un gay

“Cada vez que tengo que presentarme, me pregunto si debo decir ‘Soy Giuseppe’ o ‘Me llamo Giuseppe’. Siempre termino escogiendo la segunda opción, quizás porque me aterra o me cuesta mucho decir ‘Yo soy’. No me interesa fijarme en algo y prefiero pensar la identidad como algo más poroso que amurallado. Me llamo Giuseppe y el libro que más leí de niño fue ‘Canción de Navidad’, de Charles Dickens, que para mí es, al igual que el relato original de la Navidad, una historia sobre la bondad en medio de un contexto de mucha precariedad económica y adversidad radical. La historia del milagro de la bondad. Cuando pienso en la lectura, pienso en las olas del mar: a veces, como las olas, te deja algo. A veces, como las olas, se lleva algo que tenías. A veces, como las olas, no te deja nada. En este momento, mi gran amor literario es Herta Müller. Me hace recordar, página a página, que todos los narradores deberíamos ser poetas”.

Mariana Enriquez: “La reciente historia argentina está hecha de historias cotidianas de terror”

En sus cuentos ‘Los peligros de fumar en la cama’ la escritora bonaerense enriquece el género de terror donde la amenaza acecha en cualquier parte. Este año ganó el Ciutat de Barcelona por ‘Las cosas que perdimos en el fuego’

“Soy Mariana Enriquez y nací en Buenos Aires, pero crecí en el suburbio de Lanús y después en La Plata. Publiqué mi primera novela a los 21 años: no sabía entonces si quería o no ser escritora, si me interesaba la literatura. Lo supe muchos años después, cuando escribí una novela que tiré porque era muy mala, cuando publiqué otra, cuando empecé a robarle tiempo al trabajo y la vida para escribir cuentos de madrugada. Soy periodista y en los últimos años me he inclinado por los cuentos, aunque ahora mismo estoy escribiendo una novela bastante larga que cuesta y cuesta. Pero lo disfruto mucho”.

Hakan Günday: “Lo que mejor se vende es el miedo, luego puedes comprar odio”

 

El escritor turco novela en ‘¡Daha!’ el drama del tráfico de personas y la insensibilidad de la humanidad. Es la biografía de una crueldad premiada con el Femina Extranjero

“Después de haber vagado durante años por varios pasillos de las universidades, me sentí completamente perdido en la vida. Y en un momento de desesperación, me vino la idea de escribir. Yo, que no había escrito ni un poema ni un cuento antes, iba a escribir una novela. Todo lo que quería era escapar de la realidad mediante la creación de vidas ficticias. Pero pronto, tras escribir las primeras páginas me di cuenta de que la escritura era la mejor manera de pensar. Es la mejor herramienta para familiarizarse con uno mismo y por lo tanto con la humanidad. Tenía 24 años de edad. Yo, que nunca escribí para escapar de la realidad, corría tras ella… ¡Como un perro rabioso!”.

Ariana Harwicz: “Estamos en la sala de espera del infierno a ver qué sucede en este siglo”

La escritora argentina cierra con ‘Precoz’ su trilogía sobre las relaciones obsesivas y dañinas entre madres e hijos. De la estirpe de autores que implosionan el lenguaje

Me llamo Ariana Harwicz. Nací en plena dictadura militar en Argentina, en Buenos Aires. Siempre me sentí extranjera, incluso estando en mi país hasta los 30 años. Siempre sentía que estaba en la diáspora, que venía de otro lado, que era una errante. Cuando emigré finalmente a París, y luego el segundo exilio al campo, a la Francia profunda, fue como si, paradójicamente, hubiera encontrado ahí mi identidad, mi identidad en la extranjería; a partir del campo, del paisaje, del bosque. De ese lugar cerrado. Escribí tres novelas: ‘Matate, amor’, ‘La débil mental’ y ‘Precoz’. Las tres transcurren en la marginalidad, en las fronteras, con personajes asfixiados, desesperados, que huyen. Ahora no puedo pensar la vida sin la literatura, como si la literatura, finalmente, inventara la vida”.

  • Precoz. Ariana Harwicz. Editorial Rata.

Han Kang: “La pregunta es qué es el ser humano y por qué anida la violencia en él”

La escritora surcoreana y ganadora del Booker Internacional por ‘La vegetariana’ da las claves sobre una obra que replantea el modelo de existencia y conviviencia y comprensión entre los seres humanos

Hacer preguntas, eso es para mí escribir. No escribo respuestas, simplemente me afano por responder preguntas, trato de permanecer mucho tiempo dentro de ellas. De rodillas, arrastrándome otras veces, espero llegar hasta el final, hasta el centro (aunque sea imposible). Esta novela es también una pregunta imposible. Hay una mujer, un ser humano que ya no quiere formar parte de la humanidad…”.

  • La vegetariana. Han Kang. Traducción de Summe Yoon. Prólogo de Gabi Martínez. Editorial Rata.

 

Toni Quero: “En esta tendencia de la autoficción hay también postureo”

El poeta español debuta en la novela con ‘Párpados’, una obra que relata el viaje físico e interior de una pareja que recorre Europa en moto. Un libro de personajes e historias móviles que retratan un tiempo

“Me llamo Toni Quero y aunque en mis documentos oficiales he alternado siempre las formas Antoni y Antonio, Toni era la única opción que me permitía vencer esta dicotomía. Nací en Sabadell, una ciudad obrera y dormitorio de Barcelona que odio y amo a partes iguales, y crecer en ella en los años ochenta y noventa obligaba a cualquiera a desarrollar un acusado espíritu de supervivencia. Desde el principio, la escritura y la lectura se convirtieron en mis formas de evasión y conocimiento. Mi primera obra, el poemario ‘Los adolescentes furtivos’, fue premiada en Francia y prologada por Pere Gimferrer, pero pasó desapercibida. Mi segundo libro, ‘Párpados’, ha sido galardonado con el III Premio Dos Passos a la Primera Novela y publicado por Galaxia Gutenberg. No pertenezco a ningún grupo ni camarilla literaria y asumo la invisibilidad que eso conlleva. Creo que toda manifestación artística ha de tener un componente de riesgo e intento ser consecuente con ello antes de lanzarme al vacío”.

  • Párpados. Toni Quero. Editorial Galaxia Gutenberg.

 

Iván Repila: “El sexo define quienes somos, es el lugar donde estamos desnudos en cuerpo y alma”

El escritor bilbaíno publica ‘Prólogo para una guerra’, una metáfora de la Europa de hoy desde el drama de dos hombres heridos y antagónicos que construyen, destruyen y reconstruyen sus vidas

“Me llamo Iván Repila. Mi apellido se escribe sin tilde porque es palabra llana, nací en Bilbao en diciembre de 1978 y aprendí a leer con los tebeos de Mortadelo y Filemón. Más tarde vinieron otras lecturas, un poco por la pequeña biblioteca que había en casa y otro poco por un profesor de lengua que se empeñó en que miráramos el mundo. Nunca sentí la llamada de la vocación: empecé a escribir de niño, para divertirme, y creo que aún guardo lápices de aquella inercia. A veces, cuando releo mis libros, adivino algo profundamente violento en mí”.

Marbel Sandoval Ordóñez: “Lo que hay en Colombia, ahora, por encima de todo, es odio”

La autora de ‘Joaquina Centeno’ novela uno de los 60.000 casos de desaparecidos políticos en su país. Una travesía por el duelo inconcluso de una madre y de la Colombia de los últimos 30 años en el momento del proceso de paz

“Soy Marbel Sandoval Ordóñez, nací en Bogotá, una ciudad resguardada por sus cerros que se desprenden de la cordillera oriental, y que siempre he sentido como los amigos que han cuidado y vigilado mis miles de horas dedicadas a la lectura y a la escritura, primero como periodista y luego como novelista. Sin ninguna guía, tengo el recuerdo de una niña que no dejó un solo papel, libro, fotonovela, cuento, novela o letrero que cayera en sus manos sin leer; y de una adolescente que decide ser escritora y llega a la escritura por el camino del periodismo. Escribo porque de no hacerlo, moriría. Mis primeras novelas, las de la trilogía ‘Contra el olvido’, se alimentaron en los dolores que se quedaron en mí al cubrir desde muy joven en las redacciones de los periódicos la barbarie inmisericorde en que nos hemos sumergido los colombianos, pero tengo otras más cercanas, más intimistas, más universales porque, y esto también es definitivo, escribir es una manera de viajar a mí misma”.

  • Marbel Sandoval Ordóñez es autora de la trilogía de novelas Conjuro contra el olvido compuesta por En el brazo del río, Joaquina Centeno (Sílaba) y Las brisas, de próxima publicación. Tiene el blog Pase la voz que puedes ver si pinchas AQUÍ.

Imma Turbau: “El amor demuestra que la capacidad de fabulación nos ayuda a sobrevivir”

La periodista y gestora cultural crea en ‘El rostro del tiempo’ un juego de espejos entre lo real y lo imaginado a través de la historia de dos personas que el azar junta para unirlas con el pasado

Soy Imma Turbau. Antes de saber escribir ya contaba historias, que los mayores insistían en llamar mentiras y para mí eran el condimento imprescindible para poder tragar la gris realidad de la infancia de provincias en la España de los 80. Leía muchísimo, por la misma necesidad de evadirme. Crecí, me descubrieron, dejé de mentir, empecé a escribir. Y no he parado. Escribo para pensar y para ganarle tiempo al tiempo, escribo para que la vida no se me escape sin reparar en ella. Escribo porque las palabras son mágicas sin necesidad de trucos, porque me conectan con los demás, porque los relatos están en el germen de todo lo que aprendemos y amamos”.

Autorretrato literario de los escritores de Bogoá 39

Conclusiones de las respuestas de los autores menores de 40 años de Bogotá39, con mayor proyección, según el Hay Festival. Puedes ver aquí las 3 entregas de este especial de WMagazín

Viven en este mundo pero habitan en otro para tratar de entender el mundo que les tocó, pero sobre todo para explorar sus vidas interiores.

Escribir es su felicidad, es la forma de pagar una deuda o continuar el diálogo con los escritores que los han hecho felices.

Tensar el lenguaje, jugar y curiosear por sus sonidos y combinaciones en busca de sus efectos es la estrategia.

Son tres ángulos del plano general del autorretrato literario de los narradores latinoamericanos menores de 40 años de Bogotá39-2017, señalados como los más prometedores según el Hay Festival. Los 39 escritores aceptaron la invitación de WMagazín de presentarse aquí a sus lectores respondiendo dos preguntas: ¿Por qué y para qué escriben? y ¿Cómo definiría su literatura y cuáles sus intereses literarios?

“Siempre he creído que, en términos generales, los escritores escribimos porque no sabemos explicarnos de otra manera. Es decir, porque nuestra forma de habitar la realidad es a través de la palabra”. Esta respuesta del mexicano Emiliano Monge condensa gran parte del sentir de estos narradores latinoamericanos.

RESEÑAS

Por Marbel Sandoval Ordóñez

Diego Fischer rescata en una biografía novelada la figura y la obra de la poeta uruguaya. En ‘Al encuentro de las Tres Marías’ hilvana con minuciosidad una vida a través de datos, correspondencia y testimonios.

Eva-Marie Liffner explora la herida de la vida

La escritora sueca plantea una historia en la que juega con los roles de género con una persona de comienzos del siglo XIX y educada bajo los influjos de Rousseau.

El odio cainita en la II Guerra Mundial visto por Ralf Rothmann

‘Morir en primavera’ es una desolada y melancólica novela clave sobre el mito judeo-cristiano que se reproduce en cada conflagración. También habla sobre la obligación de recordar, la redención y la expiación

  • Morir en primavera. Ralf Rothmann. Traducción del alemán de Carles Andreu. Editorial Libros del Asteoride.
  • Ralf Rothmann será distinguido en noviembre con el premio Kleist 2017, uno de los galardones más importantes y de más larga tradición en Alemania.

Viaje al paraíso perdido de la infancia con Miguel Sáenz

Uno de los más prestigiosos traductores del alemán, el francés y el inglés vuelve a la narrativa con una novela sobre su niñez en África. Es una escritura transparente que lleva al lector hasta aquellos días y lugares.

Alice Zeniter y el pie de página de quienes fueron aplastados por la Historia en Europa del Este

La joven escritora francesa publica en español ‘Domingo sombrío’ sobre las sombras de Hungría y los países del Este bajo la órbita soviética. Una novela sobre la inmovilidad de las nuevas generaciones

  • Domingo sombrío. Alice Zeniter. Traducción de Juan Díaz de Atauri (editorial Acantilado).

Un comentario

  1. Me gustó mucho este artículo. Siempre estoy buscando autores nuevos y este resultó una excelente guía. Llama mi atención el libro de Caputo, a quien había descubierto casualmente y resultó buenísimo, durísimo, imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *