El poeta chileno Raúl Zurita.

La poesía y los juegos poéticos de 20 creadores se toman Madrid

Los días 27 y 28 de mayo se celebra en el espacio cultural Matadero de Madrid el festival Poetas con Zurita, Valcárcel, Falcón, Ferrer... y medio centenar de pequeñas editoriales

“Ni pena ni miedo” se repetía en silencio el poeta chileno Raúl Zurita (1950) en los encierros y detenciones que vivió en carne propia durante la dictadura de Augusto Pinochet. La poesía era lo único que le permitía olvidar por momentos, salir del encierro, permanecer vivo. Y en su mente, lo único libre que tenía en aquel entonces, escribía versos, versos liberadores, eternos, arañados en la tierra, trazados en el cielo. Tres años después de que acabara la dictadura, Zurita consiguió reunir fondos para excavar este verso en el árido desierto de Atacama, una pieza de arte singular que simboliza la resistencia, la rebelión, la resiliencia y la poesía como arte público. Este año es el invitado de honor a POETAS, Festival de creación poética contemporánea, de Madrid, que reunirá a 20 creadores. A sus 67 años, continúa siendo uno de los mejores representantes de la poesía que rompe, que demuela, pero que, sobre todo, crea desde nuevos espacios, nuevos significados, nuevas visiones. Una prueba es su libro Tu vida rompiéndose (antología personal), editado por Lumen en 2016.

POETAS, es el lugar para conocer qué se está haciendo, qué se está creando por fuera de los canales tradicionales del arte y la literatura. En este espacio estarán reunidos, además de poetas, músicos, pintores, artistas plásticos, fotógrafos, editores, directores de cine y performers con proyectos distintos pero con una misma intención: desordenar versos, desafinar rimas, desajustar sonetos y trasformar la poesía en acciones, movimiento, performances, música, documentales, piezas de arte. En POETAS, el público es más que un espectador, es también un constructor que explora, que narra, que intercambia.

En el festival, organizado por Arrebato Libros y el espacio cultural Matadero, este 27 y 28 de mayo, resonarán como un eco, la poesía en canciones del cantautor Nacho Vegas. “Miro al techo que hoy ha vuelto a gotear, hacía tiempo que no llovía así. Y cada gota golpeando contra los cacharros de metal me hace pensar unas veces en sangre y otras veces en ti”, en un recorrido musical y poético por sus versiones más existencialistas y políticas, desde Cajas de música difíciles de parar hasta Canciones populistas, en las que expresa el sentido de vivir, de la injusticia social, del arte como medio vivo de trasformación y liberación.

Entres los 20 artistas presentes estos dos días en Madrid destacan Isidoro Valcárcel Medina, Esther Ferrer, Enrique Falcón, Ben Clarck  y nuevas propuestas como las de Jansky, La orquesta de poetas o Un payaso cayendo a pedazos.

Del cielo de Madrid caerán poemas como un bombardeo, una acción de un colectivo de poetas que cruzan los límites de la literatura, el arte y el performance mediante soportes de exhibición no convencionales. Proponen una reelaboración de la memoria histórica, en torno a eventos traumáticos, a partir de la poesía. En una ocasión conversaron con Alejandra Pizarnik durante una sesión de espiritismo y en los 40 años del golpe de estado en  Chile crearon una flota de 400 aviones Hawker Hunter de chocolate.

“La poesía es un arma cargada de futuro / la micropoesía es un arma cargada de pasado imperfecto / muy imperfecto”, escribe Ajo en su libro Micropoemas 2, teniendo como pie el verso de Gabnriel Celaya. “No me tires de la memoria / que yo vengo del punk / y la cresta la llevo en la lengua”, porque eso precisamente es Ajo, una micropoeta, con un pasado imperfecto y pelos en la lengua. La artista abrirá el festival con una actuación especial, en Café Berlín, el viernes 26, junto al músico flamenco Paco Soto. Ella no declama, actúa y se vuelve grade como un poema, mientras él la acompaña con la complicidad de la guitarra.

Y, claro, que habrá libros, los grandes protagonistas del evento, a lo largo de la calle principal de Matadero unos sesenta editores, pequeños e independientes, ofrecerán una oferta ecléctica de publicaciones que van desde libros de autor, artesanales, cómics, ilustraciones hasta panfletos, fanzines y rarezas editoriales. Y como la poesía lo permea todo, también hay espacio para la narrativa, el ensayo y la literatura infantil y juvenil.

Una de las actividades que ofrece el Festival Poetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *