Detalle del cartel de la XXIII edición de La Mar de Músicas hecho por Eduardo Arroyo

La riqueza de la nueva literatura latinoamericana en La Mar de Letras

El festival La Mar de Músicas, en Cartagena (España), dedicado este año a América Latina, tiene en su apartado literario a una quincena de autores emergentes

De Violeta Parra a las nuevas voces literarias de América Latina se escuchan estos días en Cartagena (España). Este año, las letras de se continente protagonizan el XXIII Festival La Mar de Letras, con autores de Argentina, Chile, Perú, Venezuela, Cuba, Colombia y México.

“El Festival busca descubrir en Europa artistas que en sus países de origen son valorados, pero que acá todavía no lo son”, explica Paco Martín, director del Festival La Mar de Músicas. La Mar de Letras es la sección literaria del Festival Internacional La Mar de Músicas, que además también tiene La Mar de Artes y La Mar de Cine. Cuatro mares se unen en esta XXIII edición del Festival para exaltar tanto la literatura, como la música, las artes plásticas y audiovisuales de todo el continente, que tiene lugar en Cartagena (España) del 11 al 20 de julio.

Desde el comienzo del festival, en 1995, han invitado a países de todo el mundo como Francia, Marruecos, Turquía, Sudáfrica, Suecia, Mali, India y Senegal. De hecho, Colombia, México, Argentina, Cuba, Brasil, Chile y Perú ya han participado, pero este año la invitación se extendió a todos ellos como región, como un continente diverso.

“Con una lengua que nos hermana, hemos construimos un territorio común, que nos explica, nos acerca”, asegura la escritora colombiana Marbel Sandoval Ordóñez (1959), autora de Joaquina Centeno (Sílaba, 2017), una historia sobre una mujer que busca a su hijo desaparecido por el Estado desde hace 30 años. “No podemos explicar el universo de las letras sin el mundo mágico de García Márquez o lo real maravilloso de Carpentier y tampoco sin el Quijote de Cervantes”, agrega Sandoval.  En sus libros, esta autora, que escribe sobre Colombia desde Madrid, habla sobre la vida, el amor y la muerte, temas universales que interesan a todos los seres humanos, “conocer cómo se vive, se ama y se muere en regiones a las que quizá solo se llegue a través de la lectura”. La narradora colombiana participará  este miércoles, 19 de julio, junto a la chilena Constanza Ternicier, autora de Hamaca (Caballo de Troya) en la conferencia Voces femeninas de hoy.

El diálogo entre América Latina y España es continuo. “Ha estado siempre. Siempre se han mirado en el espejo que le ofrece el otro”, dice Patricio Pron (1975), autor argentino de No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (Literatura Random House). “Ha surgido una cierta forma de entender las relaciones literarias, entre ambos continentes, que resulta interesante explorar”, concluye Pron, que participará el jueves, 20 de julio, en el encuentro Miradas, junto a Fernando Delgado (España), Fietta Jarque (Perú) y Pablo Raphael (México).

“América Latina es un continente que todavía tiene mucho que decirle a los europeos; quizá sea esa la principal razón por la que despierta tanto interés”, reflexiona el escritor venezolano Juan Carlos Chirinos (1967), autor de La manzana de Nietzsche (Ediciones La Palma, 2015). “Nuestra cultura debe mucho a la cultura española, pero también, y con el transcurrir de los siglos, España ha heredado aspectos de allá que le han sido fundamentales; por ejemplo, su mirada de lo imaginario, sin que España conociera aquellas tierras, hubiera sido completamente distinta. Quizá ni siquiera habría existido (o sería otro) un personaje como Don Quijote”, comenta Chirinos. Para el autor venezolano la relación entre España y Venezuela se remonta a muchísimos años atrás, prueba de ello es la teoría, según Chirinos, de que Cervantes se inspiró en el ‘aguerrido sacrificio de Alonso Andrea de Ledesma defendiendo la ciudad de Caracas del pirata Aymas Preston en 1595″.

Diversidad, ante todo, ponen en marcha estos cuatro mares. Otros de los autores que asistirán a La Mar de Letras, que hacen parte de este universo latinoamericano y que residen fuera de sus países de origen son Gabriela Wiener (Perú), Ariana Harwicz (Argentina) y Julián Martínez (Cuba). En total, siete países latinoamericanos en una polifonía de voces con las más diversas maneras de escribir, de narrar, de comprender.

Como uno de los propósitos es fomentar un diálogo entre lo que ocurre aquí y allá, también asistirán autores españoles como Ana Vidal Egea (Murcia), Antonio Gómez Ribelles (Valencia) y José Luis Vidal Coy (Murcia). Autores nacidos en los años noventa, lo que demuestra el interés del Festival por dar a conocer las nuevas voces de la literatura hispana.

Y una voz común y querida a ambos lados del Atlántico ha impregnado esta edición de La Mar de Músicas y de Letras: la de la poeta y folclorista chilena Violeta Parra. De la autora de Gracias a la vida se conmemora este año el centenario de su nacimiento. Se le rindió homenaje con un concierto a cargo de su nieta Tita Parra y Manuel García, entre otros.  En otro acto literario-musical se sumaron diez poetisas mediterráneas con poemas inspirados en canciones o versos de la autora chilena.

Tita Parra y Manuel García en el homenaje a Violeta Parra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *