Las ferias de libros sirven para disparar como se dispara al escribir, afirma Ariana Harwicz

FIL 2016 / La escritora argentina es una de las voces emergentes de la literatura latinoamericana. Esta es su crónica de la feria mexicana

Es sabido que no se encuentra la literatura sino en el ejercicio de escribir y leer o allí donde el que escribe va a buscar el equivalente, ese terreno, ese paisaje, ese tiempo literario, ese corte con la naturaleza, esa puesta en riesgo que no es otra que la del pensamiento. Pensar es escribir. Escribir es ponserse en riesgo vital. En las Ferias del Libro de cualquier lado, grandes, pequeñas, como en cualquier Feria de cualquier otra cosa se da el aparente contrasentido de encontrarse en la gran librería, en la gran galería, en la manzana de las luces de las editoriales más prestigiosas, en la jerga, en el argot de los agentes, editores y traductores, de los periodistas culturales, en el del cuchicheo, en la imagen de las jóvenes promesas, el gesto vacío de pertenecer, de Ser. Pero sin literatura, sin esa soledad, esa transgresión del acto de escribir. Lo que sí se puede hacer en las Ferias es volver las mesas de presentaciones o debates un lugar donde se dispare como se dispara al escribir, con esa misma puntería.

Un lugar donde no se diga o haga lo que hay que decir o hacer, donde no se siga la lógica de la apariencia, del autorcito sentado en su lugar. En las dos mesas en las que participé, Viva América Latina y No todo es color de rosa intenté eso. Pensar contra la consigna, contra el statuo quo, contra el poder, contra el lobby, contra lo políticamente correcto e intentar desmontar esa verdad dada. Esa oficialidad de Feria. Qué es América Latina. Qué es ser latinoamericano para un escritor. Qué es ser feminista. Qué es Ni una menos. Qué es la escritura del coño sangrante. Qué son los mandatos de época, el aire, el influjo, la corriente de la época reinante que nos arrastra como cadáveres río abajo. Para eso sirven las Ferias de Literatura. No para escribir, no para leer, pero para pensar en contra. Para atentar contra la misma Feria desde la Feria. El resto es folklore y olvido.

Ariana Harwicz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·