¿Los guiones de cine y televisión y los cómic y obras transmedia son literatura? (y 2)

En la segunda parte del debate ¿Qué es literatura?, Piñon, Guerrero y Busquets analizan las nuevas fronteras literarias

De izquierda a derecha: Gustavo Guerrero, Nélida Piñon y Milena Busquets.

Literatura es lo mismo siempre. Es lo que nos emociona”, dice Milena Busquets, autora de También esto pasará.

La literatura se nutre o se ha nutrido siempre de lo que no es literatura”, afirma Gustavo Guerrero, autor de Historia de un encargo: ‘La catira’, de Camilo José Cela.

“Sigue siendo Homero. Homero es el parámetro, no Dylan”, opina Nélida Piñon, autora de Libro de horas. “La literatura es todo lo que existe. La literatura es voraz, es antropófaga”, agrega la autora brasileña.

“La presencia de la música y la relación entre música y palabra puede entenderse de muy distintas maneras en la historia de la poesía”, recuerda Guerrero. “La decisión de la Academia es anacrónica”,explica Guerrero.

Estas son algunas de las reflexiones surgidas en la primera parte del debate sobre ¿Qué es literatura en el siglo XXI? y ¿Son las letras de las canciones literatura? Unas reflexiones surgidas a partir de la concesión del Premio Nobel de Literatura al cantauror estadounidense Bob Dylan, que no asistió a la entrega del galardón el pasado 10 de diciembre, aunque envió un discurso.

La segunda parte del diálogo entre Nélida Piñon, Milena Busquets y Gustavo Guerrero versa sobre los guiones de cine y televisión, el cómic y las obras transmedia que incorporan toda clase de elementos que buscan completar o complementar la narración tradicional.

 

Pregunta: Como dicen ustedes, la literatura no nació con Gutenberg. El libro ha tenido varias mutaciones y la forma de contar historias también en estos 35 siglos. Hoy podemos ver libros con múltiples formas narrativas que incorporan ilustraciones, dibujos, audios y otros elementos transmedia.

Nélida Piñon: Yo sigo interesada en historias. Nada más interesante que la historia y la intriga humana. Desde que no le cause daño a nadie, pero la intriga es extraordinaria.

Gustavo Guerrero: Sobre este tema Milena tiene mucho que decir.

Busquets: Estoy totalmente de acuerdo. Partiendo del punto de vista de la gente joven, somos un poco románticos locos.

Gustavo Guerrero: Hemos entrado hace 20 en la revolución digital, tecnológica y comunicativa dentro de un proceso de circulación acelerada de mensaje y contenido. Entonces, hoy una novela se puede transformar en película y la película en videojuego y el videojuego se puede transformar en serie de televisión o en comic o en obras de teatro. Estamos en un periodo de circulación acelerada de contenidos que hacen que las fronteras antiguas como escritos y las otras artes se crucen. La circulación de contenidos no se va a detener, se va a acelerar cada vez más y puede ocurrir también que algunos juegos o videos den lugar a una novela o una película como está pasando. O que una película sea reescrita por los fanfiction. La gente que escribe fanfiction lo publica en Internet. De modo que la circulación va en un sentido, pero también en otro.

Milena Busquets: Como hay menos ideas se utilizan mucho más. Esta es una forma de utilizar una idea en diez formas distintas. Es preocupante. Antes no hacía falta. Antes había suficiente material para hacer buenas obras de teatro, buenas películas, buenas novelas. Ahora un mismo germen sirve para fertilizar un montón de campos.

Piñon: Estoy de acuerdo en que una idea primera da luz a otra, pero también hay una fragilidad conceptual. Tenemos que reconocer que estamos en una sociedad con crisis en el pensar, donde lo mejor es no pensar. Estoy de acuerdo contigo, pero tenemos que luchar por el libro, por el texto, porque allí está el registro de la gran aventura humana. El mundo tiene muchos siglos. Siempre hablo de Homero, y Homero resiste hasta hoy. Seguimos leyendo. Creo que debemos luchar por una densidad del texto.

Guerrero: Es muy importante. Ustedes mencionaron algo sobre el problema de la velocidad. Hay una dificultad para entender que tanto la escritura como la lectura exigen tiempos más largos. Hay que crear esta necesidad de la que habla Milena. Es importante exigir tiempos menos acelerados en la escritura y en la lectura.

Piñon: Es porque no somos felices. Tengo la sensación de que la gente pide sin saber, pide una cosa y quiere otra, o se cansa rápido de eso. Todo viene equivocado porque ya no se piensa.

Guerrero: En el caso de los manuscritos, yo que tengo algunos añitos en la edición, tú tienes la impresión, a menudo, de esa aceleración que se ha producido en los tiempo tanto de la escritura como de la lectura. Es así como te confrontan mentalmente con borradores. Pero lo que un escritor te está mandando ya no es una obra que él no pueda considerar acabada, es como un estadio; como si estuvieran exhibiendo en público su propio proceso de maduración.

Piñon: Estas siendo muy generoso. La verdad no es que no es que quieran que tú conozca su proceso genético, quieren que tú lo publiques porque quieren la gloria. Hoy la gente tiene una urgencia por el reconocimiento, el anonimato es insoportable.

 

De izquierda a derecha: Gustavo Guerrero, Nélida Piñon y Milena Busquets.

 

Pregunta: ¿Los guiones de cine y televisión son literatura?

Piñon: No… Bueno, trabaja con la palabra en otro nivel. Pero el director cancela la integridad del guion, cambia todo. Corta, mutila. Pone la primera frase en la primera página conectando con la tercera. No hay control. La soberanía del arte tiene que ser reconocida. Un editor puede trabajar con el consentimiento del autor. La creación es soberana por que convive con algo excepcional que es el verbo que nace de la invencion.

Busquets: Pero los guionistas son escritores.

Piñon: Son, pero no tiene la soberanía.

Busquets: Y algunos son muy buenos, pero es verdad que no tienen el control del producto final.

Piñon: La invención no nace de un individuo, nace de una comunidad que se dio el lujo de pensar desde siempre, desde Homero, desde los incas que recolectaban las memorias para que la gente no se olvidara. Entonces, creo que no debemos llegar a tanto y si llegamos a tanto, ya veremos que vamos hacer. No nos vamos a anticipar, por favor.

 

Pregunta: ¿Los cómic y las obras transmedia son literatura?

Busquets: Eso de que la literatura se tenga que aderazar con fotos o ilustraciones, y que todo sea literatura, pues no. La literatura es lo que es literatura y el cómic es otra cosa.

Piñon: Hay que tener valor de decir ciertas cosas.

Gustavo Guerrero: Yo tengo una visión más abierta de ese proceso.

Piñon: Nos está envejenciendo. Nos está envejeciendo. Menos mal que estoy con Milena (risas).

Guerrero: Tengo esa idea de que la literatura siempre se nutre de lo que no es literatura. La literatura coloniza otros territorios de la imaginación y de la lengua y de los medios. Al final no es que la literatura esté perdiendo espacios, sino que se trata también de ganarlos, de remodelarlos. Acabo de mencionar el caso de los videojuegos. Si tú te metes un poco en el universo de los videojuegos vas a descubrir que en Internet hay muchos chicos que tienen 14, 15, 16 años, o menos aún, que frente a los videojuegos se encuentran en una situación de divertirse mucho, pero se dan cuenta que les hacen falta una narrativa más completa en torno a esos universos. Y entonces, Nélida, ellos escriben historias. Para completar escriben pequeños relatos, pequeñas novelas que intercambian a través de Internet, e incluso que puedan llegar a convertirse en pequeñas novelas que acompañan ese juego de Internet. De modo que la necesidad de completar a través de la escritura, e incluso las cosas como los videojuegos, o las películas o la música, hablar de la música en palabras, son cosas que están allí en el mundo de hoy. Lo que ocurren es que no son muchas veces, no son mayoritarias, ni las tenemos ante los ojos, pero están allí, están ocurriendo. Muestran que la literatura, lejos de morirse, sigue colonizando otros territorios.

Piñon: ¿Pero no crees que hay una expulsión de una cultura?

Guerrero: Creo que hay una remodelación.

Piñon: Es más que una remodelación.

Busqutest: Yo también creo que hay una expulsión y un final.

Piñon: Una expulsión porque la remodelación tiene que partir de un origen, de la existencia de las fundaciones, sin fundaciones no hay renovación. Y el joven, yo veo que el joven parece que está inaugurando el mundo, y el mundo es muy viejo.

Busquets: Esa es una actitud muy típica de los jóvenes.

Piñon: Sí, pero yo cuando joven tenía la noción de que yo era heredera de una cultura y civilización que había que conocer. Ahora la gente ya no quiere conocer más. Hay una indigencia cultural de la que tenemos que hablar.

Guerrero: Lo que dices es cierto, en parte. Pero mira, ayer, por ejemplo, fui a la mesa organizada por la FIL con los escritores nacidos en los años ochenta. Allí te das cuenta de que ese relevo existe, que están allí, que están viendo el mundo desde su literatura, y que han leído enormemente. Que no solo se están leyendo entre ellos, sino que están leyendo una parte de la tradición literaria, de occidente y de otros lugares, y que están incorporando un saber multimediático que han adquirido por generación. Hay que mirar esa generación de los ochenta y escucharlos. Y oír cómo ellos hablan de su literatura y del futuro de la literatura, que son ellos.

Piñon: Tenemos que valorar la tradición para ser modernos, para reformar, para permitir un relevo, ¡un gran relevo!

 

Al finalizar el debate: de izquierda a derecha: Gustavo Guerrero, Winston Manrique, Nélida Piñon y Milena Busquets.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·