Juan Eduardo Zúñiga, detalle de la ilustración de Fernando Vicente.

Muere Juan Eduardo Zúñiga, un maestro de la sensibilidad literaria sobre la Guerra Civil española

El escritor español tenía 101 años. Uno de sus grandes proyectos literarios fue la Trilogía de la Guerra Civil. En 2016 obtuvo el Premio Nacional de las Letras. Publicamos un diccionario con algunas de sus principales definiciones sobre arte, literatura y vida

«La obra literaria, o cualquier obra de arte, debe pensar que ha de integrarse en ese gran conjunto que atraviesa los siglos», dijo Juan Eduardo Zúñiga. Y desde la literatura él lo logró. Ahora ha muerto uno de los escritores españoles con más sensibilidad frente a la creación literaria y a la vida, que supo recoger la vida desde su infancia, la guerra y posguerra civil española para plasmarla de obras inolvidables. Juan Eduardo Zúñiga tenía 101 años. Falleció el 24 de febrero de 2020 y era uno de los mejores y más cultos escritores españoles, y de los grandes narradores de la Guerra Civil española.

Escribía a mano. Su estilo diáfano y despojado de rebuscamientos expresan la belleza de los sentimientos en toda su gama. Era un hombr tímido, muy amable, discreto como fraile sabio habitado en el silencio. Y desde ese centro sin ruido, Juan Eduardo Zúñiga, construyó durante 23 años uno de los proyectos más comprometidos con la Historia de España y con la literatura a través del relato, del cuento, recogidos en La Trilogía de la guerra civil. En ellos saca de las sombras del dolor y la incertidumbre a las personas y familias anónimas en la cotidianidad cercada por el conflicto.

Nació en Madrid el 24 de enero de 1919. Fue un adolescente de la Guerra Civil (1936 y 1939) y un joven de la dura posguerra española. A partir de esas vivencias y desde las sombras de aquel dolor escribió en 1980 un volumn de cuentos titulado Largo noviembre de Madrid, que habría de convertirse en el primero de la trilogía. En 1986 lo continuó con La tierra será un paraíso y lo culminó en 2003 con Capital de la gloria. Una serie recogida en un solo volumen por la editorial Galaxia Gutenberg.

Juan Eduardo Zúñiga es más que la Guerra Civil. Sus comienzos fueron novelísticos: Inútiles totales, de 1951, y El coral y las aguas, de 1962. Pero su prestigio se forjaría sobre todo por sus cuentos y ensayos. Es autor de títulos como El anillo de Puskin (1983) Sofía (1986), Misterios de las noches y los días (1992), Las inciertas pasiones de Iván Turgueniev (1996), Flores de plomo (1999) y Brillan monedas oxidadas (2010, Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores). Este último volumen son 15 cuentos, agrupados en tres apartados, que invitan a ser leídos en voz alta y que muestran una escritura diáfana y despojada de rebuscamientos. En el siguiente enlace puedes ver la entrevista que le hice en su casa por la publicación de este libro.

Sus libros reflejan el socialrealismo que no se limita a la descripción de los hechos, a la narración de lo vivido por la gente anónima, sino que se adentra en sus sentimientos, en sus deseos, en sus ideas e incertidumbres. Es más que la recuperación de los propios recuerdos del escritor durante y después de una guerra que convirtió a unos y a otros en sus propios enemigos.

El escritor español Juan Eduardo Zúñiga (Madrid, 1919-2020).

En WMagazín rendimos homenaje a este gran escritor a través de la seleción de algunas de sus ideas sore conceptos clave y extrañídas de varias entrevistas:

BELLEZA «Nuestra época es imperiosa, nos obliga a utilizar los términos habituales, pero que a la vez sean muy expresivos y bellos. Lo importante, también, es que un texto tenga belleza y claridad. La belleza, incluso, a veces, se consigue con un cierto ritmo interior de la frase; esto ayuda a que el lector lo viva como un recitado poético si cada frase está cuidada en ese sentido del ritmo, de la cadencia de las palabras». (Babelia, de El País, W. M.S., 2010).

CUENTO «A mis cuentos, casi instintivamente, les dejo algunos aspectos para que el lector opine. No le cierro la interpretación racional del relato, sino que queda un poco abierto, para que el lector camine luego por el terreno del cuento, lo lleve consigo… Esto hace que le dé un ligero tono simbólico, como si la explicación racional no quedara explicada, sino que algo queda flotando». (Babelia, de El País, W. M.S., 2010).

FANTASÍA «La fantasía siempre hunde sus raíces en la realidad y la imaginación configura el desarrollo del relato». (Revista Turia).

FELICIDAD «La felicidad es un sentimiento muy subjetivo y que tiende, aun en momentos de gran fracaso vital, a transformarse en esperanza». (Revista Turia).

GUERRA CIVIL ESPAÑOLA «Fue una experiencia tan terrible e inesperada para un adolescente que forzosamente trazó una especie de estructura en la sensibilidad. Pasados muchos años percibí que necesitaba reelaborar literariamente aquel pasado. Y no creo que fueran los impactos más definitivos los que quedaran de manera más indeleble en mi retina. Fueron las pequeñas particularidades de la vida cotidiana». (El País, Juan Cruz, 2009).

IDIOMA «Un idioma cuidadosamente formado es como el respaldo, el soporte que un pueblo tiene; aunque parezca que la esencia de los hombres es exclusivamente la física, la subsistencia, también hay esta razón poderosa del conocimiento de su tradición». (Babelia, de El País, W. M.S., 2010).

INFANCIA «Aquélla fue una generación muy dolida por la propia infancia. La infancia de las clases modestas era muy ardua. La mía fue una niñez tristísima, tan cargada de impotencia, de errores, de sufrimientos, que, a diferencia de otros, prefiero olvidarla. No amargar a nadie con su recuerdo. Lo que me contaban de la suya amigos míos de la clase obrera resultaba atroz. Aquélla era una realidad terrorífica». (El País, Ignacio Echevarría, 2002).

LITERATURA «Una obra literaria exige un detenido trabajo del lenguaje junto a la ambición de reflejar sentimientos profundos en situaciones bien cotidianas, bien extraordinarias. La literatura puede influir en la conciencia de un lector y ayudarle a entender su realidad tanto como proporcionarle el acceso a otras vidas». (Revista Turia).

MEMORIA «La memoria se ha considerado como peligrosa por lo que puede entrañar de rencor. Pero no es así. El tiempo lima estos sentimientos vengativos. La memoria debe cultivarse. En España había una intención de eludir un periodo. Ya no, y hay que procurar que siga así. El recuerdo nos mantiene con vida». (Babelia, El País, W. Manrique Sabogal, 2003).

«La memoria no es únicamente el recuerdo del pasado, es la experiencia revivida, es el motor de toda literatura». (Revista Turia).

MIEDO «Lo que permanece es ese impacto que persiste en zonas muy profundas del cerebro. Y el miedo es eso, como una resistencia interior, como un estar en guardia, como querer defenderse de un peligro. Creo que en esto fue en lo que más me dañó la guerra civil. Sin ella habría sido una vida más alegre para un joven. Y la posguerra duró mucho. Casi hasta ahora mismo». (El País Semanal, de El País, Juan Cruz, 2013).

RECUERDOS «Los recuerdos crean un puente sobre el vacío del futuro. Por él avanzamos. Es la única riqueza que tenemos, la experiencia». (Babelia, El País, W. M. S., 2003).

RUSOS «Siempre me atrajo la literatura rusa y entre sus muchos valores admiro la identificación de sus autores con la naturaleza de su país y su compromiso ético. Los escritores que más me han influido son: Iván Bunin, Turguénev, Chéjov, Paustovski y, en especial, el poeta Blok al que debo mi descubrimiento de la ciudad como objeto literario. Con ellos he vivido, además de esa educación ética, un despertar de sensibilidad, una iluminación de aspectos de la vida corriente que para mí estaban en sombra». (Babelia, de El País, W. M.S., 2010).

Un comentario

Responder a Rita-Mª Gil Curbera (Misionera) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·