Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Las escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín, en 2019.

Alejandra Costamagna y María Fernanda Ampuero frente a los recuerdos y lo personal como político

Las escritoras chilena y ecuatoriana son las invitadas esta vez a nuestra sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida. El manejo de la memoria, los lazos familares y las violencias públicas y privadas que viven las mujeres están presentes en sus dos últimos libros: 'El sistema del tacto' y 'Pelea de gallos'

¿Cuánto de realidad tienen los recuerdos recordados? ¿Cuántas clases de hilos familiares hay? ¿Todo lo personal es político? ¿Por qué las escritoras están convirtiendo su dolor en literatura? Estos son los temas sobre los que conversan la escritora chilena Alejandra Costamagna y la ecuatoriana María Fernanda Ampuero en la sección de WMagazín Diálogos literarios sobre la vida. Asuntos que son el detonante o motor de sus libros más recientes.

La escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín.

Alejandra Costamagna (Santiago de Chile, 1970), finalista en 2018 del Premio Herralde de Novela con El sistema del tacto (Anagrama), cree que la memoria hay que pluralizarla. Su novela empieza cuando Ania emprende un viaje de 1.500 kilómetros para ir a despedir a su tío Agustín a punto de morir. A partir de ahí, Costamagna teje una narración sencilla y delicada sobre los lazos familiares y el desarraigo y cómo estos modelan la identidad mientras la memoria crea parte de un nuevo mundo. Un entramado de realidad e imaginación, recuerdo y memoria sobre la vida siempre en construcción. Para reforzar esta idea, Costamagna recurre a diferentes elementos más allá de la narración formal con fotografías, documentos, pasajes de una enciclopedia de otra época. Recipientes del presente, otras memorias que también cuentan y al ser miradas modifican el pasado para construir la vida.

María Fernanda Ampuero (Guayaquil, 1976) creó en el volumen de cuentos Pelea de gallos (Páginas de Espuma) una serie de historias conectadas por los lazos familiares entre los personajes y el dolor, el grito y el silencio que subyacen en ellos. Una narración directa que mezcla la dureza y crueldad de los hechos con cierta sensibilidad sin esconder nada de aquellas situaciones violentas pero normalizadas por la sociedad y las personas. Ampuero retrata las violencias de muchos tipos, desde las familiares y privadas hasta las sociales. Las mira de frente y con ellas el lector es testigo de lo ocurrido. Algunos temas o enfoques no suelen asociarse a la literatura escrita por mujeres pero ella los normaliza porque no cree que existan temas para un género u otro. Se sorprende, en cambio, que asuntos como el parto no sea universal, «que se crea que es una cosa de las mujeres, cuando en verdad  todos venimos de ahí».

El siguiente es el Diálogos literarios sobre la vida con Alejandra Costamagna y María Fernanda Ampuero titulado La familia, los recuerdos y lo personal como político:

La escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín.

1- Memoria y recuerdos como material literario

María Fernanda Ampuero. ¿Qué tal fue tu infancia?

Alejandra Costamagna. Hay algo interesante cuando uno piensa en la infancia, porque crees tener muchos recuerdos, pero, realmente, muchos son recuerdos inventados. Recuerdos del recuerdo de la memoria de la memoria.

M. R. Ampuero. O lo que tú crees que es tu recuerdo.

A. Costamagna. Y uno piensa en la memoria, pero la memoria habría que pluralizarla. Hay más memorias. La memoria no es nunca una memoria. ¿Tú trabajas mucho en tus textos a partir de tu memorias, verdad?

M. F. Ampuero. Sí, sobre todo en  lo que yo creo que recuerdo, como estás  diciendo. Incluso me parece que hay una narrativa que crean tus padres, tus familiares alrededor de tu infancia y tú vas siguiendo un poco el pie que te han dado.

A. Costamagna. De alguna forma pensaría en las memorias de segunda generación. Creo que esto está mucho más vinculado con la posibilidad de la invención o de la construcción a partir de eso. Hay muchas zonas  que uno al recordar también va borrando. Es difícil pensar que la memoria va a reconstuir  un pasado o restituir lo que ocurrió. A veces es problemático. ¿No te ha pasado con gente que dice: ‘No, eso no fue así’?

M. F. Ampuero. ¡Claro!  porque hay  una búsqueda  autobiográfica también. Lo que le digo a todo el mundo es que lo verdaderamente autobiográfico de Pelea de gallos es el dolor. Esa cosa que rezuma como si tuvieras algo purulento ahí, como esos granitos que vuelven y vuelven cada cierto tiempo y nunca  mueren.

La escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín.

2- Escribir con las emociones vivas o en reposo

Alejandra Costamagna. ¿Tú necesitas dejar  en reposo mucho tiempo ese sentimiento, en este caso el dolor, para empezar a narrarlo?  ¿O te sirve más escribirlo con la herida abierta?

María Fernanda Ampuero. A mí me pasó que un nuevo dolor despertó otros dolores viejos. Murió mi padre hace cuatro años. Lo he dicho en todos lados: si mi papá viviera, Pelea de gallos no existiría. No soportaría esa mirada implacable de él sintiéndose avergonzado porque supuestamente lo avergüence.  Esa orfandad despertó otra vez microorfandades que yo fui teniendo toda la vida de que él no estaba, de que él no me quería, de que no me hacía caso. No sé si a ti te pasa algo así.

A. Costamagna. Sí, con El sistema del tacto trabajo con muchas zonas de la infancia, pero que están  transmutadas y atravesadas por aceptar que es un material fuera de si, que de alguna forma son una serie de recuerdos, de memoria o de trabajo con una cierta documentación. Yo incorporo archivos, fotografías de mi genealogía familiar que se fue mezclando con otros documentos de archivo que fui encontrando. Tiene que ver con las migraciones y el desarraigo.  Y ese desarraigo que uno lo podría encontrar  leyéndolo en la historia es un vínculo entre historia e intimidad. Esos desarraigos tienen una resonancia con cosas que son zonas mucho más ocultas, menos visibles, pero que naturalmente tienen que ver con procesos internos, con cómo sentirse en este caso hablando del desarraigo. Pero puedo pensar  en un personaje del presente que es una mujer que se siente fuera de ciertos lugares de pertenencia en los que se estima que ella debe pertenecer.

M. F. Ampuero. ¡Qué maravilla, increíble! Porque estás vinculando aquello que señala que lo personal es político. Además de que tu infancia debe estar marcada por lo político teniendo en cuenta que Chile tiene algo muy particular.

La escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín.

3- Lo personal es político

Alejandra Costamagna. (…) Puedo pensar en un personaje del presente que es una mujer que se siente fuera de ciertos lugares de pertenencia en los que se estima que ella debe pertenecer.

María Fernanda Ampuero. ¡Qué maravilla, increíble! Porque estás vinculando aquello que señala que lo personal es político. Además de que tu infancia debe estar marcada por lo político teniendo en cuenta que Chile tiene algo muy particular.

A. Costamagna. Claro, por que venimos pensando  como en ciertos desplazamientos que tienen que ver con lo político, pero que van mutando con lo personal. El tema de que lo personal es político nos da  tanto sentido hoy al escribir siendo mujeres cuando pensamos en toda esa resonancia de ciertos mandatos de deber ser. Incluso te diría que ciertos mandatos de la forma de escribir.

M. F. Ampuero. Totalmente. Es increíble cómo todas estamos escribiendo sin ponernos de acuerdo y sin saber por qué de nuestros dolores y nuestras violencias pasadas, presentes y futuras ojalá que no. Me parece interesante que estemos buceando en una piscina quizás llena de pirañas. No es nuevo que las mujeres escriban, pero sí es nuevo que buceemos en esta nueva piscina. ¿Tú qué crees?

A. Costamagna. Al menos es nueva la visibilidad de aquello que en el fondo no se piense que la literatura escrita por mujeres es de una sola línea y permita mirar toda esa heterogeneidad que hay de fondo y que no es posible enmarcarla. Lo que me parece  mas interesante es cómo van apareciendo escrituras  superderrocadas y mucho vínculo con la corporalidad.

La escritoras Alejandra Costamagna (izquierda) y María Fernanda Ampuero en la sección Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín.

4- Todos los temas son universales, la maternidad o la guerra

Alejandra Costamagna. (…) Lo que me parece  mas interesante es cómo van apareciendo escrituras  superderrocadas y mucho vínculo con la corporalidad

María Fernanda Ampuero. Es superinteresante  cómo la idea de la guerra, la idea del exilio, la idea de la dictadura, temas que siempre han estado, por lo menos, en mis lecturas como la narrativa del hombre.

A. Costamagna. Desde la Iliada.

M. F. Ampuero. ¡Exactamente! Y que nosotras estemos ahora hablando del desarraigo, del exilio,  de lo doméstico en medio de una crisis política me parece interesantísimo.

A. Costamagna. Tal cual. Me parce muy significativo el tema de que en tanto que somos mujeres se nos ponga siempre en mesas para hablar de lo femenino, de nuestros problemas, y me parece que estamos hablando de una serie de temas que de alguna forma estuvieron asociados a esa masculinidad.

M. F. Ampuero. Me impacta, por ejemplo, que el parto, el parir, el embarazo no sea un tema universal. Que se crea que  es una cosa de las mujeres, cuando en verdad  todos venimos de ahí. Quizás las descripciones de una batalla sean más cruentas que un parto, no se si tu tienes hijos, pero he sabido  que es una cosa brutal. No es que solo no queramos escribir de lo que supuestamente deberíamos si no que esos temas, que en teoría están vinculados a lo femenino son temas universales, la crianza, la infancia, el amor, el amor de las madres y los padres. Creo que por eso todas nosotras estamos buceando mucho en el tema de la familia.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace .
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye entrevistas, reseñas, reportajes y temas exclusivos como el videorrelato de hoy inlcuidos en nuestra sección Multimedia que puedes ver en este enlace.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·