Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Víctor Gómez Pin (izquierda) y Antonio Colinas durante los Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, durante las Conversaciones de Formentor 2019. /WMagazín

Antonio Colinas y Víctor Gómez Pin alrededor de María Zambrano y su encuentro con otras disciplinas

El poeta y el filósofo protagonizan la nueva entrega de los Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín. En este videorrelato charlan sobre la razón poética de Zambrano, sobre filósofas que se nutren de otras displinas y artes y de los equívocos del lenguaje

La poesía nutrida de pensamiento y sentimiento, de razón y corazón; la filosofía enriquecida con otras disciplinas incluida la poesía; y María Zambrano como ejemplo de esta feliz confluencia. Sobre estas ideas alrededor de la filósofa española charlan el poeta Antonio Colinas y el filósofo Víctor Gómez Pin en una nueva entrega de los Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín.

Todo parte del reciente libro de Colinas Sobre María Zambrano. Misterios encendidos (Siruela). A la filósofa española (Vélez, Málaga, 1904-Madrid, 1991) no solo le encantaba la poesía, sino que la poesía y los poetas ayudaron a enriquecer y esculpir su pensamiento. Era parte del corazón de su mundo interior. (Puedes leer la entrevista de WMagazín a Colinas sobre su libro en este enlace)

Ahora se habla mucho de la vigencia del pensamiento de Zambrano; se ha recordado que fue el último de los grandes exiliados españoles tras la Guerra Civil; se ha vuelto a analizar su pensamiento, su giro original hacia la búsqueda de lo sagrado, espiritual e interior centrada en la razón poética por encima de la histórica y vital de su maestro Ortega y Gasset; se ha explicado su voz interior por esa manera de acercarse a la realidad y la verdad con un lenguaje creado desde una esquina íntima; se ha relatado su experiencia y convencimiento de la ética y estética…

En estos Diálogos literarios sobre la vida, Antonio Colinas empieza por explicar que no hay una sola María Zambrano «sino un ser que se irisa en vivencias e ideas. Sobre todo en los últimos años a través de esas introspecciones en La pièce y la soledad y ese bosque donde llega a su más hondo pensamiento y superó conceptos como piedad y amor».

El siguiente es el Diálogos literarios sobre la vida entre Antonio Colinas y Víctor Gómez Pin alrededor de María Zambrano fragmentado en cinco breves videos y que tuvo lugar durante las Conversaciones literarias de Formentor de 2019 en el Hotel Formentor de Pollença, en Mallorca (España):

El filósofo Víctor Gómez Pin y el poeta Antonio Colinas en Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en las Conversaciones de Formentos 2019. /WMagazín

La tercera María Zambrano

Antonio Colinas. Todos conocemos la María Zambrano pensadora y discípula de Ortega, la María Zambrano comprometida con los años encendidos de la República y previos. Yo vi que a través del epistolario, las entrevistas y cuando hablábamos que había una tercera María Zambrano. Eso nos lleva a pensar que su pensamiento era abierto y a mí como poeta ese hallazgo de la razón poética me lleva a pensar que el poema ideal es aquel en el que el poeta piensa y siente a la vez, en el que hay pensamiento y sentimiento en la poesía. Esto denota que ella tenía una mente abierta por muchas circuntancias y a muchos temas y no era contraria a ninguno. De ahí su evolución. Y tú como filósofo puedes ver también esa parte.

Víctor Gómez Pin. Antes de ti no voy a hablar de María Zambrano, aunque tuve una alumna que hizo una tesis sobre ella. Pero mi interés es que se trata de una filósofa que tiene esta apertura a otras disciplinas y más cosas.

Víctor Gómez Pin (izquierda) y Antonio Colinas en Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en las Conversaciones de Formentor 2019. /WMagazín

María Zambrano, Simone Weil y Émilie de Châtelet

Víctor Gómez Pin. Me viene a la cabeza una pensadora como Simone Weil (Francia, 1909-1943) que se conoció con María Zambrano. Weil se muere, o se deja morir durante la guerra. Acababa de publicar el libro El arraigo donde reivindica el arraigo en ese momento cuando parecía que solo lo reivindicaban los fascistas, pero ella lo hizo. Hay una vertiente de ella poco conocida, ella tiene un hermano que es un gran matemático y ella se interesa mucho por la ciencia y las matemáticas; creo que su trabajo de memoria es un tema de epistemología de las matemáticas. Me viene a la cabeza otra mujer: Émilie de Châtelet compañera de Voltaire que también muere en circunstancias dramáticas al tener un niño a los 43 años.

Antonio Colinas. Igual que María Zambrano que en Segovia tuvo un novio, Gregorio del Campo, del que quedó embarazada, pero su hijo murió a los pocos días después de nacer. Ella tuvo dos amores en su etapa de Segovia, primero uno platónico con su primo Miguel Pizarro y luego con Gregorio del Campo. Hay esa circunstancia que ahora se  ha puesto de relieve. Ella tenía menos de 20 años. Él era militar  y su epistolario es un camino hacia la ruptura. A él lo destinan a África y ella hay un momento en que rompe, y lo hace alentada cuando va a Madrid a estudiar y por el encuentro con el mundo intelectual, los profesores y el compromiso político. Esto la hace olvidar un amor que fue muy fuerte.

Víctor Gómez Pin en Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en las Conversaciones de Formentor 2019. /WMagazín

El caso de Émilie de Châtelet

Víctor Gómez Pin. Hay muchas mujeres filósofas. El caso de Émilie de Châtelet, esta mujer cuando muere Voltaire le dedica unos versos que vienen a decir: Ya se ha ido, se han llevado a Émilie, los dioses depositaron en ella la belleza y solo se quedaron con la inmortalidad. Ella fue una mujer que reflexionó sobre Newton, lo tradujo al francés e incluso hay un ensayo de Voltaire sobre él que se sabe que lo hizo ella. Ella muere a los 43 años luego de haberse enamorado de un poeta con quien tiene un niño a los 43 años. Pero Voltaire la apoya con el poeta. Es muy curioso porque ahora que es un tema de actualidad que las mujeres tiene un protagonismo generalizado en la política cómo esta pléyade de mujeres en la historia del pensamiento fueron muchas sacrificadas por las circunstancias.

Víctor Gómez Pin habla con Antonio Colinas en Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en las Conversaciones de Formentor 2019. /WMagazín

Los equívocos del lenguaje humano

Antonio Colinas. Otro tema con el compromiso de María Zambrano que cuando se le pregunta por la Guerra Civil ella respondía «Usted ya sabe lo que pasó» o «de eso no quiero hablar». Al final hubo en ella una evolución hacia el azañismo. Quería preguntarte por la razón poética en María Zambrano.

Víctor Gómez Pin. Siempre he pensado que el lenguaje humano como código de señales y medio de comunicación no vale un pimiento, está lleno de equívocos. Los códigos serios no tienen equívocos y los lenguajes formales están hechos para evitar la catástrofe que es el lenguaje humano. Ahora, sin esos equívocos no habría poesía. Siempre he tenido el sentimiento profundo  de que en el lenguaje todo son pretextos para cristalizar en la metáfora y en la fórmula matemática. En esas dos cosas está la vida real del lenguaje. Por eso te preguntaba por la relación.

A. Colinas. Nace en ella una gran amistad con los poetas Miguel Hernández, Emilio Prados, y en la etapa de Segovia fue alumna de Antonio Machado, era una de las dos chicas de la clase. Está la figura del padre quien ya desde la adolescencia les habla de Leopardi y desde el origen está la amistad hacia los poetas.

Víctor Gómez Pin (izquierda) y Antonio Colinas en Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en las Conversaciones de Formentor 2019. /WMagazín

La filosofia como intersección de otras disciplinas

Víctor Gómez Pin. Tanto desde la filosofía como de la ciencia, el abismo del arte es una cosa que, ya no en poesía o en música. Einstein jamás dejó su violín. La cuestión es que las mujeres filósofas, como es el caso de Simone Weil que es una amante de la poesía, la matemática y traductora, y reflexiona sobre esa intersección de las disciplinas que debería ser una obligación del filósofo.

Antonio Colinas. Creo que eran mentes abiertas. Eisntein dice una frase muy osada de que la poesía es el fin del verdadero arte y de la verdadera ciencia. Hay una visión global del conocimiento, denota que eran personas flexibles y abiertas.

V. Gómez Pin. Estoy de acuerdo con esa frase. La poesía tiene una ventaja enorme, la poesía no tolera sinónimos.

A. Colinas. El pensamiento para mí es muy importante, desechar el pensamiento es desechar a Hölderlin, a Leopardi.

V. Gómez Pin. A Rilke, y yo diría que a ti.

A. Colinas. No, no, quedémonos en Rilke.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·