Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Antología de libros de temática homosexual y LGTBI entre 2019 y 2020. /WMagazín

Del despertar de los sentimientos homosexuales y LGTBI a los obstáculos propios y ajenos en el siglo XXI

Autores prestigiosos como André Aciman a Alan Hollinghurst y debutantes exitosos como Pauline Delabroy-Allard y Manuel Jabois han publicado en el último año obras que ahondan en lo genuino y los laberintos que aún deben seguir muchas personas ante sus sentimientos, deseos y miedos

Entre lo genuino de los deseos y los sentimientos y los obstáculos que todavía se autoimponen algunos y la sociedad a las personas LGTBI transcurren las historias de esta antología de libros publicados entre 2019 y 2020. Relatos escritos con gran altura que incluyen desde el despertar de los sentimientos en dos niños hasta los laberintos que se crean los adultos en la búsqueda de un mismo objetivo todos: el amor.

Novelas, cuentos y testimonios que van más allá de lo narrado en sí para reflexionar sobre los prejuicios, las etiquetas y una reivindicación de los sentires más allá de ponerles nombres concretos. Al fin y al cabo, vienen a decir sus autores, todos los seres humanos buscan lo mismo la felicidad y lo más parecido está en el amor, y su camino de búsqueda está poblado de miedo, injusticias y agravios. Y, a veces, es el imperio del autoengaño.

WMagazín se une a la celebración del Orgullo Gay 2020 con esa selección de libros y sus reseñas breves:

'Encuéntrame', de André Aciman

La magia literaria de Llámame por tu nombre continúa diez años después de donde terminó aquel romance. Solo que mientras allí había un despertar continuo de sensaciones frente a las nuevas emociones y sentimientos impulsados por la ilusión; en Encuéntrame la luz es otoñal, una bella luz de melancolía y sabiduría para tratar de descifrar el enigma del amor. Los sentires ya se conocen, se añoran porque viven dentro de los personajes. ¿Acaso basta con eso? Las historias ahora son tres, y Samuel, el padre de Elio, juega un papel más importante y evidente. Aciman recupera la tersura de la narración de la primera novela para abordar el amor y sus contradicciones, y otros miedos, pero la misma esperanza.

  • Encuéntrame. André Aciman. Traducción de Inmaculada C. Pérez Parra (Alfaguara).

'El caso Sparsholt', de Alan Hollinghurst

Un fresco de la vida británica en los últimos setenta años a través de tres generaciones. Todo empieza en Oxford en 1940. Un tiempo en que la homosexualidad se vive de manera clandestina en todas partes y donde se peude los jóvenes exploran sus sentimientos y deseos sin ponerle, necesariamente un nombre a lo que viven. Hombres que aman a otros hombres pero se casan y buscan una vida «normal». Estos personajes  reflejan los cambios de actitudes, costumbres, estructuras sociales y moral sexual de una sociedad. Otra novela punzante y delicada, a la vez, del autor de La biblioteca de la piscina.

 

'La calma luchada', de Sergio Bero

La vida desde el centro del desengaño y abanñicos de miedos, a veces vestidos de valentía y libertad. Porque lo que se busca es el amor y las rutas para acceder a él lo distorsionan o desgastan o lo banaizan.

«¿Son compatibles la promiscuidad y el romanticismo? ¿Por qué ‘ya nos veremos’ o ‘ya te llamaré’ han pasado a significar «nunca volveremos a vernos»?», dice la editorial en la promocioón de este libro. y ahñi está parte de la clave. Se trata de 69 hisotiras sobre laberintos y vaivenes sentimentales y personales de un hombre gay en el siglo XXI.

'La versión de Eric', de Nando López

Nando López (España, 1977) obtuvo el premio Gran Angular de literatura juvenil, porque, según el jurado, «nos enseña que la vida no es fácil para nadie, pero para determinadas personas, mucho menos. Por ser un thriller (creemos que no queda claro este mensaje) y un relato de aceptación, que nos obliga a cambiar la mirada, para que esta sea siempre desde el corazón y que nos enseña que, en este mundo de espejos y apariencias, callar o esconderse no son una opción”. Es una novela que aúna el thriller con cuestiones sobre la identidad, el derecho inalienable a ser quienes somos y a defender quiénes queremos ser.

'La vida lenta', de Abdelá Taia

Un retrato de la Francia de los últimos años, de sus grietas, de su periferia social y emocional ante sus ciudadanos. Ello  através de la vida de Munir, parisino homosexual de 40 años de origen marroquí, que vive en una zona burguesa donde traba amistad con un amujer de 80 años. Pronto esa relación se romperá y la vida mostrará su rostro más real.

  • La vida lenta. Abdelá Taia. Traducción de Lydia Vázquez Jiménez (Cabaret Voltaire).

'Mala herba', de Manuel Jabois

Los sentimientos genuinos solo saben de emociones transparentes y la verdad que se siente. Eso dice y recuerda esta novela a través de la vida de Tambu, un niño de diez años, y su compañero de clase llamado Elvis. La vida con su dolor y promesas de alegría y tristeza pasa por ellos y así se van dejando atrás la niñez. El rastro de la realidad envalentonada de pensamiento y alguna moral desactualizada que tienden a desdeñar las emociones transparentes y les niegan la posibilidad de ser como desean ser. Felices. Una novela de formación y mosaico de la condición humana en las antevísperas de empezar el camino a la juventud que dejará muchas cosas en el camino. Esas que los adultos echan en falta y añoran, pero a las que no suelen volver por miedo.

'No hables', de Uzodinma Iweala

La verdadera vida sigue escondida para muchas personas. No importa las culturas aún los homosexuales viven vidas aparentes.El caso de Niru es uno de ellos. Una vida feliz de cara al mundo, un mundo infeliz de cara a sí mismo. Un día su padre descubre su secreto y las repercusiones no se hacen esperar.

  • No hables. Uzodinma Iweala. Traducción de Regina López Muñoz (Adn).

'Un apartamento en Urano', de Paul B. Preciado

Paul B. Preciado sueña con un apartamento en Urano donde vivir fuera de las relaciones de poder y de las taxonomías sexuales, de género y raciales que la modernidad ha inventado. «Mi condición trans», dice el autor, «es una nueva forma de uranismo. No soy un hombre. No soy una mujer. No soy heterosexual. No soy homosexual. Soy un disidente del sistema sexo-género. Soy la multiplicidad del cosmos encerrada en un régimen epistemológico y político binario, gritando delante de ustedes. Soy un uranista en los confines del capitalismo tecnocientífico». Su experiencia no es olo el relato sino la reflexión de fondo ocn la cula cuestiona los fundamentos de una sociedad que excluye la heterodoxia, la problematiza y la convierte en enfermedad.

'Voy a hablar de Sarah', de Pauline Delabroy-Allard

Y de repente, cuando todo parecía estable, irrumpió el sentimiento, el deseo, la pasión, el amor y la obsesión. Ella se enamora de Sarah. Ella ve trastocar su vida. Ella se reencuentra con un yo desconocido que la hace feliz, que le da placer, que la llena de dolor e incertidumbre inmanejables. Una madre que antepone la pasión a su hija, una mujer que es avasallada por las promesas de felicidad eterna junto a otra mujer. La primera parte es como un poema en prosa que toca todo el proceso del despertar y el enamoramiento.

  • Voy a hablar de Sarah. Pauline Delabroy-Allard. Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego (Lumen).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·