Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

El futuro de la industria editorial en diez claves: de los libros transmedia al Big data como editor

Esta década de los años 20 es crucial para el destino del libro en todo su ecosistema. WMagazín empieza una serie de varias entregas sobre los desafíos, derroteros y nuevo mapa del sector para garantizar su superviviencia en la era de los grandes cambios de hábitos

Los años veinte del siglo XXI serán definitivos para la industria del libro y prometen dar un gran salto tecnológico y creativo. Eso garantizará su supervivencia al adaptarse, aún más, a la era del mundo dual, analógica y digital, y de cambios de hábitos de la gente.

El ecosistema editorial seguirá su ampliación como negocio con nuevos actores y como creación literaria para reafirmar al libro como pieza esencial del mundo digital, audiovisual y del entretenimiento y el ocio a un clic. Todos quieren triunfar como empresas y para ello no tienen otra opción que compartir experiencias. Es la hora de las alianzas, la convivencia y lo transversal o el mestizaje para sobrevivir.

«El mundo editorial lo que quiere es que se lea sin importar en qué formato. Al final, tenemos que darnos cuenta de que la lectura debe sobrevivir», vaticinó Porter Anderson en una entrevista a WMagazín en 2018. Anderson, editor jefe de la reconocida Publishing Perspective., es uno de los periodistas especializados en la industria editorial más prestigiosos del mundo. «Si una vez el libro fue el soporte de origen que alojó a casi todas las historias principales, ahora la gran narración reside en muchos lugares y formas, y puede provenir de muchos medios y tomar muchos caminos hacia la conciencia de las poblaciones bombardeadas por el contenido y abrumadas por la narrativa», ha explicado Anderson.

El libro seguirá su metamorfosis como una obra de múltiples formas en infinita construcción. A partir de la palabra escrita o imágenes que ofrece la experiencia lectora, el libro incorporará toda clase de vivencias alrededor, por ejemplo, de la música, los videojuegos, el cine y otras creaciones que juegan con los sentidos.

Ello hace que todos los libros vayan a ser transmedia y todas las empresas vinculadas al sector serán transversales. Las apuestas y tendencias de este sector en expansión tienen que ver con la incorporación de socios creativos, económicos y digitales que ayudarán a la evolución del libro y la lectura en diferentes presentaciones, formatos y soportes.

Este desarrollo del libro también beneficiará a otras empresas y sectores de la cultura y el entretenimiento. Llevará a aumentar un negocio de manera directa que hoy supera los treinta mil millones de euros anuales. Los beneficios a su alrededor serán incalculables debido a las nuevas alianzas que reinventarán el sector.

WMagazín se asoma a algunas de las apuestas y tendencias que marcarán el comienzo de la tercera década del siglo XXI en el universo del libro como creación, industria, negocio, cultura, placer y entretenimiento:

1- Alianzas inevitables

Amazon, Google, Apple, Samsung, Huawei y Netflix son algunos de los nuevos actores en el mundo en expansión del libro. Carlo Feltrinelli lamentó que se viva bajo el dominio de los colosos de las «tecno-finanzas y capitalismo de plataforma” y que “la palabra cultura haya sido substituida por la palabra contenidos». A pesar de ello no ha dudado en afirmar que «para proteger esta industria de futuro es absolutamente necesario instaurar un diálogo sano y una relación estable con los sujetos que pueblan el nuevo ecosistema: los grandes players de la red, los protagonistas de movimientos sociales, los productores de series de televisión y el mundo del comercio online».

2- Audiolibros

La gran apuesta de la industria editorial seguirá siendo en estos primeros años el audiolibro. Es el penúltimo formato para competir con los nuevos hábitos de la gente y la oferta de ocio en la red. El audiolibro es como el Spotify o el Netflix de los libros y está instalado en apps, canales o plataformas especiales como las citadas, además de las webs de las propias editoriales. Según los expertos, la proyección es que este formato llegue a representar en los próximos años entre el 10% y el 15% de la facturación total del mercado editorial en el mundo que supera los treinta mil millones de euros.

En España la oferta de títulos supera los diez mil y aunque sus cifras económicas son aún bajas la apuesta es total: en 2018, el primer año que el audiolibro entró en las estadísticas, representó el 0,66% de la facturación total del mercado, es decir, unos 16 millones de euros del total de 2.363 millones, según la Federación de Gremios de Editores de España. Las estimaciones para el 2019 son del 3%.

El universo del audiolibro trae consigo otros cambios desde el punto de vista de la creación, por ejemplo: los autores ya escriben directamente para este formato, las series de televisión más exitosas se convierten en audiolibros, la voz del autor puede ser la que lea el audiolibro, los comics de Marvel han entrado en esta cadena sonora (Su debut ha sido con Thor con una entrega semanal entre diciembre pasado y este mes de marzo. Luego llegarán personajes como Black Widow, Jessica Jones y Pantera Negra).

Detalle de las portada de la novela ‘El juego de Zhara’, de Ángel Luis Sucasas, donde los videojuegos tienen un papel crucial.

3- Big data como guía y editor de libros

Las estadísticas del big data se utilizarán cada vez más para determinar qué libro se publica, cuándo y cómo. A través de ellos se conocen los gustos, preferencias y perfil de la gente. A partir de esa biografía o retrato de gusto literario global, el big data se convertirá en un editor clave, es decir que los datos que arroje esa herramienta pueden determinar o delinear una obra con un tema, género literario que interesa, los tipos de personajes o las clases de escenas favoritas o dónde  puede interesar más un tema u otro. Es un libro sobre medida o al gusto del lector. Esta herramienta ya se utiliza para las series de televisión. El riesgo es que la literatura pierda su frescura y la capacidad de sorpresa que pueda generar en el público. Esto ya se hace a través del instinto o conocimiento de los editores que pueden encargar un libro o dar algunas coordenadas al autor. Siempre está la baza de la experiencia del editor de toda la vida y del arte espontáneo. Estos algoritmos pesan cada vez más en la toma de decisiones de las editoriales.

4- Compra de editoriales y pequeños sellos

La tendencia a que los grandes grupos editoriales compren y absorban sellos medianos o pequeños continuará; de la misma manera que el ecosistema se renovará con el surgimiento de nuevas editoriales que llenan el vacío que las grandes no cubren. Los lectores muy cualificados y especializados en temas muy concretos encontrarán sus espacio en esos sellos surgidos en los diferentes países. Editoriales de autor que cogerán el relevo de las editoriales de toda la vida. En español esa batalla se vive en los últimos años entre los grupos Planeta y Penguin Random House. Una situación que parece que seguirá favoreciendo a la edición independiente que apuesta por nuevos autores, arriesga en temáticas y alienta nuevos derroteros literarios. Si la decisión editorial basada en los algoritmos del big data tendrá un peso importante en grupos editoriales que necesitan vender muchos libros para mantener su estructura colosal y multiforme, los sellos pequeños tienen a favor la apuesta basada en decisiones humanas y así seguir con el enriquecimiento de los territorios más literarios.

5- Librerías del futuro

Este es el capítulo con más incertidumbre dentro de la cadena de valor del libro. Si bien es cierto que cada vez más la gente compra los libros, y otras cosas, por internet y las librerías se siguen cerrando, no es menos cierto que surgen otras y muchas de ellas se han reinventado en verdaderos espacios culturales y sociales en sus zonas. La reinvención de las librerías es un hecho y fortalecen una parte importante de la industria editorial. Pero, sin duda, su ecosistema vivirá más cambios y ellas estarán más en la cuerda floja y en una perpetua reinvención. Para ello deberán mejorar sus servicios de venta como Amazon, su gran rival, y asociarse y crear una verdadera comunidad digital para dirigirse y dialogar con sus lectores en el ciberespacio. En países como España la duda está en saber hasta cuándo aguantará el sistema del precio fijo que favorece a las librerías para no abrir guerras de precios.

6- Libro electrónico: una nueva generación

Aunque las expectativas del libro electrónico de que desplazaría al libro de papel no se cumplieron y en países como Estados Unidos apenas superó el 20% de las ventas totales del mercado editorial y en España llegó al 5%, esto se debe, entre otras cosas, a la irrupción de nuevos y más sofisticados teléfonos móviles con múltiples servicios, entre ellos pantallas más grandes y mejores para facilitar la lectura y que el soporte como tal no parece haberse terminado de inventar. Tal vez la llegada de los libros transmedia que incluirían experiencias más allá de la lectura tradicional puede dar origen a una nueva generación de ebooks acordes a los nuevos tiempos no solo para ser leídos sino también escuchados o que faciliten el videojuego cuando el libro lo requiera o facilitar otros servicios para un libro aún por llegar. ¿O, acaso, el móvil será suficiente?

7- Libros transmedia

El libro vive una gran eclosión de búsquedas en sus formas de contar y en sus formatos que buscan adaptarse a las nuevas sensibilidades. Es la hora de las hibridaciones de los mundos analógico y digital. El audiolibro, el videojuego y el podcast son los penúltimos aliados de la industria del libro. Lo que se busca es la incorporación de más sentidos y que la persona tenga una experiencia lectora más allá de la tradicional con elementos como la música, el cine, las series de televisión, vídeos o videojuegos incorporados en una misma obra. El papel seguirá existiendo pero la mayor parte de las novedades tienen que ver con las posibilidades que ofrece el mundo digital. Por otro lado, el libro dará la opción al usuario de ser leído en diferentes formatos. Si se compra una edición impresa por algún euro más podrá obtener la versión digital, el audiolibro, el videojuego y demás posibilidades por llegar.

La Nobel de Literatura Olga Tokarczuk en su discurso de aceptación del premio en 2019 dijo: “Nuestro problema radica, al parecer, en que todavía no tenemos narraciones listas no solo para el futuro, sino incluso para un ahora concreto, para las transformaciones ultrarrápidas del mundo de hoy”. (Puedes leer el discurso de Tokarczuk en este enlace de WMagazín)

8- Prescriptores: redes sociales y webs especializadas

La mayoría de la gente ha comprado libros por recomendaciones de amigos o de críticos literarios en medios de referencia. Pero esa época ha terminado, prácticamente, por diferentes motivos que van de los nuevos espacios de diálogos e intercambios de ideas e informaciones en el mundo digital al desprestigio de publicaciones especializadas. Internet es lo más perecido a un ágora en este mundo dual: analógico y digital. Los comentarios de los amigos reales y conocidos de toda la vida han sido reemplazados por los nuevos amigos de Facebook, Instagram, Twitter y demás plataformas o webs sociales; además de los booktubers y nuevos prescriptores por llegar en un diálogo directo con los lectores potenciales. La influencia de estos espacios y personajes en la toma de decisiones y modelación del gusto de la gente crece cada día. Esto es positivo en la medida en que hay mucha información y el usuario decide, pero la verdad es que hay mucha opinión poco cualificada, banal y manipulada según diversos intereses con informaciones pagadas.

9- Revolución del 5G

El concepto de tiempo cambiará con el modelo 5G, la quinta generación de telefonía móvil que acelerará esta revolución al dar más velocidad y creará una verdadera sociedad hiperconectada al instante. Esto significa que los teléfonos mejorarán la experiencia lectora acorde a los libros transmedia que se hagan y así entrarán de lleno en la oferta de ocio en línea. De hecho, tres  grandes empresas como Apple, Samsung  y Huawei están en ello, compañías cuyos teléfonos inteligentes y ordenadores reúnen un buen porcentaje de la oferta de ocio, es decir del nuevo modelo de vida.

10- Videojuegos y otros socios

Las artes siempre han sido una de las fuentes de inspiración de los escritores y viceversa. Una manera de expandir el universo de los libros. El penúltimo socio o fuente de apoyo inspirador es el videojuego. No en vano se trata de narraciones, historias que reclaman la atención de las personas, sus jugadores. Esta alianza se desarrolla a través de tres vías: libros en los que el videojuego es un elemento clave del argumento o leitmotiv, libros inspirados en videojuegos y videojuegos inspirados en novelas, relatos o cómics.

Los caminos y posibilidades para la evolución del libro apenas empiezan a abrirse…

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

Si te gusta WMagazín suscríbete gratis a nuestra Newsletter en este enlace.

  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye entrevistas, reportajes, videorrelatos, recomendaciones y reseñas de libros y artículos especiales sobre la industria editorial como este en la sección Especiales que puedes ver en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·