Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Entre verdades, ficciones, parodias a la autoficción y risas anda Juan Pablo Villalobos

El escritor mexicano habló de su Premio Herralde de Novela, No voy a pedirle a nadie que me crea, presentado por Silvia Sesé, editora de Anagrama. Textos de Winston Manrique / Fotografías de Lisbeth Salas,

Ocurrió que unas 40 personas desdeñaron el frío madrileño para reunirse alrededor de un libro, seguros de que habría literatura y risas. Y algo de palabras a contracorriente, claro. ¡Ah!, sin descartar que les habría podido llegar la noticia de que esta jornada literaria, del 11 de enero, tendría alguna copa de margarita.

Juan Pablo Villalobos.

El culpable

 El mexicano Juan Pablo Villalobos y la editorial Anagrama. Villalobos (Guadalajara, 1973) vive en Barcelona desde comienzos de este siglo. Allí estudió literatura comparada. Tras un periodo en Brasil, 2011 a 2014, volvió a la capital catalana. Dotado de un gran sentido del humor para abordar su narrativa desde todo aquello que está a los lados del centro o las modas, ha escrito las novelas Fiesta en la madriguera, Si viviéramos en un lugar normal y Te vendo un perro.

Juan Pablo Villalobos firma su libro.

El motivo

Villalobos presentó su cuarta obra: No voy a pedirle a nadie que me crea, Premio Herralde de Novela 2016. “La idea surge de una especie de parodia de los géneros autobiográficos y de la autoficción. Mis temas en la universidad. Pero también con la idea de reírse de uno mismo, por eso el personaje se llama Juan Pablo Villalobos. Yo soy el primero en ridiculizarme”. “Es una novela que mezcla el mundo criminal y el mundo académico. En ella he incorporado mi condición de inmigrante que se nota en el lenguaje con un castellano mexicano, latinoamericano, español, e incluso, con catalanismos. Soy mezclador de diferentes castellanos”.

Juan Pablo Vilalobos, Silvia Sesé, Diego Celorio (al fondo) y Pablo Raphael.

El lugar

La librería Tipos Infames, que tanto ha apoyado la obra de este autor. Uno de esos escritores no tan populares, pero cuyos lectores esperan con verdadero entusiasmo cada uno de sus libros. Como todos los lectores de Tipos infames que acuden allí en busca de lecturas de calidad literaria.

Juan Pablo Villalobos y Silvia Sesé.

La presentadora

Silvia Sesé debutó en público como nueva directora editorial de Anagrama: “Con una novela maravillosa”. Reemplaza a Jorge Herralde, fundador del sello en 1969 y que tras la venta al grupo italiano Feltrinelli ocupa el cargo de presidente de Anagrama, con un simbólico 1%. Aunque Herralde sigue trabajando con Sesé. De hecho, fue él quien la propuso hace ya dos años, cuando ella era la editora de Destino. Desde entonces trabajan juntos con el fin de que Sesé se sumergiera en el espíritu Anagrama. “Es una persona muy generosa y muy inteligente”, asegura la editora.

Joaquín Reyes y Juan Pablo Villalobos.

El maestro de ceremonias

El humorista Joaquín Reyes se encargó de hablar de la obra y entrevistar al escritor mexicano, y ponerlo en algunos aprietos. “He venido como intelectual”, fue su primera advertencia. Preguntó quienes habían leído la novela para calibrar hasta dónde podía hacer espoilers. Más allá del argumento de No voy a pedirle a nadie que me crea, origen y metamorfosis de la historia o del estilo, Reyes preguntó a Villalobos si era verdad que él tenía en la universidad un grupo o club contra Carlos Fuentes. Villalobos no lo negó. Es más, dijo que cada vez que podía hablaba mal de Fuentes, aunque luego él fuera el único miembro de ese club; pero lo peor es que al volver a leer libros de Fuentes, como La muerte de Artemio Cruz, reconociera que eran muy buenas obras. Pero eso no lo iba a reconocer en público.

Algunos amigos y lectores de Villalobos no alcanzaron a coger sillas.

El incentivo:

Literatura y amigos. ¡Claro! Pero seguro que entre libros, amigos, verdades, ficciones y risas de la charla una cerveza para pasar mejor el trago de los 45 minutos. Al final: un margarita.

De izquierda a derecha, y de arriba abajo: Juan Pablo Villalobos, Silvia Sesé, Pablo Raphael, Luisgé Martín, Miguel Ángel Hernández y Marta Sanz.

Los invitados

Tras el acto, una cenita entre amigos en un restaurante cerca de Tipos infames, ahí, en Malasaña. Con Villalobos y su editora Silvia Sesé estuvieron Marta Sanz y Miguel Ángel Hernández, ganador y finalista del Herralde 2015, Luisgé Martín y Pablo Raphael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·