Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Los escritores Dolores Reyes y Juan Cárdenas en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín en compañía de Endesa. Hablan sobre cómo la literatura construye realidades. /WMagazín

Juan Cárdenas y Dolores Reyes: «La realidad no se mete en los libros, los libros construyen realidad»

'Elástico de sombra', del autor colombiano, y 'Cometierra', de la argentina, son el nexo de esta nueva entrega de Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en compañía de Endesa. En este videorrelato charlan sobre la función de la realidad y otras realidades en sus literaturas

Presentación WMagazín Una pregunta de siempre y que toma diferentes formas acordes a cada momento es cuánto de realidad hay en la ficción. El colombiano Juan Cárdenas y la argentina Dolores Reyes conversan sobre está aproximación en sus libros más recientes: Elástico de sombra (Sexto Piso), en el caso de Cárdenas, y Cometierra (Sigilo) en el de Reyes.

«Los libros no tratan sobre la realidad, ni la realidad se mete en los libros. Los libros construyen realidad, los libros transforman la percepción y, sobre todo, la experiencia del tiempo», afirma Cárdenas (Colombia, 1978).

Mientras el narrador colombiano investigó durante cinco años la práctica de la esgrima con machete en una comunidad negra de Colombia para escribir Elástico de sombra; Reyes (Argentina, 1978) indagó en la manera en que las personas recurren a situaciones extraordianrias, como una vidente, para tratar de resolver crímenes que los organismos oficiales no resuelven porque están implicados.

Los dos escritores participan en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en compañía en Endesa. Lo hicieron en Cartagena de Indias en la edición de este año del Hay Festival de la ciudad colombiana. Sentados en sillas muy antiguas del convento de las Clarisas charlaron sobre la realidad visible y palpable y otras realidades asumidas como reales para muchas personas y que están presentes en sus dos novelas más recientes.

En Elástico de sombra, Juan Cárdenas sigue a Don Sando y Miguel, dos maestros del arte de la esgrima con machete, quienes vivirán experiencias que juntarán la realidad terrenal con la de leyendas y brujas y demonios y otros seres fantásticos que deja ver el mundo actual con sus conflictos sociales y luchas políticas centenarias.

Sobre Cometierra, Dolores Reyesm Alejandro López, d ela librería Alibri, de Barcelona, dijo: «Cometierra es una niña que ve a los desaparecidos comiéndose la tierra que han tocado o que han pisado. Partiendo de esta premisa en la novela se habla de la soledad, la marginación y de la angustia de no saber dónde están los desaparecidos. Mejor saber que están muertos a no saber nada. Una niña don que tiene que hacer el trabajo que la policía no se preocupa en investigar».

El siguiente es Diálogos literarios sobre la vida fragmentado en tres vídeos:

Los escritores Dolores Reyes y Juan Cárdenas en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín, hablan sobre cómo la literatura construye realidades. /WMagazín

Los libros construyen realidad, 1

Juan Cárdenas. Creo que los libros no tratan sobre la realidad, ni la realidad se mete en los libros; los libros construyen realidad, los libros transforman la percepción y, sobre todo, la experiencia del tiempo.

Dolores Reyes. Lo de la realidad es supercaduco. Va más por el lado de la experiencia, una experiencia al mismo nivel, una experiencia simbólica que dice más de la experiencia vital que de la directa.

J. Cárdenas. Para no ir más lejos, ahora mismo estamos sentados en una sillones que eran de un convento. Aquí se sentaron dueños de esclavos…

D. Reyes. ¿Sabes qué fue lo primero que hice al llegar a Cartagena? Fui a la Plaza de la inquisición y vi a la gente negra, y me costó no llorar; hice un ejercicio mental. Ellos bailaban divirtiendo a los turistas en frente de lo que sus ancestros construyeron hace 400 o 500 años sin saber a dónde veían, fueron arrancados para construir todo esto.

Los escritores Dolores Reyes y Juan Cárdenas en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín, hablan sobre cómo la literatura construye realidades. /WMagazín

Los libros construyen realidad, 2

Dolores Reyes. A mí me preguntan todo el tiempo, porque mi personaje come tierra y puede ver más allá de la realidad que justamente impuso la Iglesia Católica. La Iglesia ha hecho creer que la realidad es un niño que nació de una mujer virgen porque la embarazó una paloma. En cambio en mi novela si una niña descendiente de indígenas que come tierra y puede ver lo que sucedió con los cuerpos que han robado eso no pertenece al plano de la realidad, eso es realismo mágico o ciencia ficción porque hay otra realidad que ha sido ordenada por otras legalidades que nos circundan.

J. Cárdenas. Es gracioso. Ahora que veo el artificio de tu novela me hace pensar en cómo se reparten geopolíticamente y hay niveles de clase para los relatos, los pobres hacemos realismo mágico y los ricos hacen literatura fantástica. Nadie le hubiera dicho a Borges que hacía realismo mágico.

D. Reyes. O Silvina Ocampo. Sus cuentos tienen su mirada de clase y siempre están buscando estos personajes de detrás del decorado.

J. Cárdenas. Esa mirada periférica es la buena.

D. Reyes. En mi novela en vez de contarlo desde un lugar jerárquico o central del decorado, me interesó contarlo desde el lugar de la niña, luego adolescente, y desde la voz del personaje. Me parece que esos relatos de Disneylandia y todas las corrientes del realismo mágico pocas veces están relatadas desde realmente los personajes. Siento que pocas veces se llega a las voces. Pienso en Juan Rulfo y a la vez que dentro de la literatura hay un corpus limitado y vuelta al corral.

J. Cárdenas. Estuve muchos años, en mis primeras novelas, probando con una primera persona que estuviera como quebrada y que le entraran las voces, el modelo era Zama, de Di Benedetto. Es muy difícil esa primera persona. Fracasé estrepitósamente. Ahora pruebo otro modelo de fracaso de tercera persona en estilo libre indirecto; no es un Dios como en Macondo, es una especie de fantasma, una voz fantasmal que no coincide con ninguna, pero está más pegada a los personajes, se transforma en las voces, a veces. Pruebo esa tercera persona que te permite entrar y salir de la gente.

D. Reyes. Que se puede fusionar en ese personajes por momentos.

J. Cárdenas. Que entra y sale, y siempre se queda en un entre…

Los escritores Dolores Reyes y Juan Cárdenas en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida, de WMagazín, hablan sobre cómo la literatura construye realidades. /WMagazín

Los libros construyen realidad, 3

Juan Cárdenas. ¿Cómo se buscan los cuerpos en Cometierra?

Dolores Reyes. Se buscan por el lado de la no legalidad, del no orden, el orden está implicado en los homicidios y desaparecidos. La gente que busca agota esa instancias y cuando no tiene una respuesta busca a una vidente que lo que hace es comunicarse con lo más despreciado, con la tierra. Es una niña de piel oscura que come tierra que está en contacto con los cuerpos, cierra los ojos y presencia en su propio cuerpo dónde están esas personas que faltan.

J. Cárdenas. Mi reciente novela, Elástico de sombra, la hice a partir de una investigación durante cinco años con comunidades negras de mi tierra en el Cauca. Tipos que hacen esgrima con machete. Suena loco. Tuve que tomar clases. Es algo muy africano y tiene similitudes con la capoeira, movimientos parecidos. Lo que estuve haciendo esos años y descubrí es que lo que rodea lo marcial son historias increíbles, fugas, duendes, posesiones demoniacas, brujas…

D. Reyes. Te voy a contar una historia chiquitita sobre lo que es comer tierra para los negros: hay un verbo que es banzar de origen africano de Brasil. Cuando los esclavos estaban muy muy tristes se sentaban y se cerraban sobre sí mismos, en sus cuerpos, y el esclavista los daba por perdidos, los golpeaba o quemaba. Y lo que hacían ellos era comer tierra hasta morirse porque querían en esa tierra que ingerían volver a África de alguna forma, a su tierra.

J. Cárdenas. Lo que me interesa a mí es rastrear ya una fase posterior  de resistencia y organización política. Ellos inventan este arte marcial para protegerse y eso ha durado todavía, tiene siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·