Cartel de Ana Juan para la Feria de Madrid de 2006.

Breve historia del libro en España y del país a través de los carteles de la Feria de Madrid

En mitad de la cita librera, WMagazín recuerda años clave de la feria y la industria editorial que se pueden ver a través de los carteles que han inundado las calles de la ciudad cada año

Ana Juan, Alberto Corazón, Fernando Vicente, Chema Madoz,  Juan Gatti… Buena parte de los mejores ilustradores contemporáneos y del siglo XX español han ilustrado los carteles de la Feria del Libro de Madrid, antes llamada Feria Nacional del Libro. La primera edición de la Feria del Libro fue una prolongación de la Semana Cervantina, del 23 al 29 de abril, de 1933. Se hizo en el Paseo de Recoletos. En 1934 pasó a llamarse Feria del Libro nacional e hispanoamericana. Se celebraron dos edicione, 1935 y 1936, antes del estallido de la Guerra Civil. La contienda y la primera posguerra abrieron un paréntesis que se cerró en 1943, cuando las casetas volvieron al Paseo de Recoletos y la Feria fue rebautizada como Feria Nacional del Libro –en ese momento su organización recae en el Instituto Nacional del Libro (INLE). Desde 1967, la feria se realiza en el Parque del Retiro.

El comité organizador de la Feria, desde comienzos del año, se prepara para la pesquisa. Estudia los trabajos y portafolios de varios artistas, ilustradores y diseñadores gráficos para encargar el cartel, que tras 76 ediciones se han convertido no solo en anuncios publicitarios sino también en íconos culturales. Una destacada trayectoria profesional, cierto reconocimiento en el mundo del arte gráfico y un estilo propio hacen a un buen candidato, a quien, luego de ser el escogido para la labor, le otorgan, como política de la organización, absoluta libertad creativa. A continuación repasamos algunos bellos carteles y momentos especiales de la feria con el cual se hace, también, un recorrido por la historia de España y del diseño gráfico.

Cartel de la Feria del Libro de Madrid 2017, diseñado por Ena Cardenal de la Nuez
Cartel de la Feria del Libro de Madrid 2017, diseñado por Ena Cardenal de la Nuez

2017 (edición 76) – Ena Cardenal de la Nuez

La silueta delineada de un gato, rojo y con un libro abierto como bigote es la propuesta para la edición de este año de la diseñadora canaria Ena Cardenal de la Nuez (1968). Lo acompaña el lema “Madrid es gato, gato que lee”, por eso de que a los madrileños se les ha llamado “gatos” casi desde el principio de la edad media. La idea es ir cambiando el color del gato, también los habrá blancos, verdes, amarillos, azules y con la bandera multicolor, con el fin de reflejar la capacidad integradora y acogedora que tiene la comunidad de Madrid. Este 2017 es un año en el cual la industria editorial espera salir, definitivamente, de la crisis tras casi una década inmersa en ella. Las ventas generales del sector se han reducido una tercera parte: de 3.100 millones de euros en 2008 se pasó a 2.100. La feria madrileña ha sido desde 2008, año del comienzo de la crisis, un oasis en medio de la tormenta perfecta: revolución digital, crisis económica y reconversión de la industria editorial

Cartel de Fernando Vicente para la FLM 2015.

2015 (edición 74) – Fernando Vicente

Con un libro entre las manos atravesado una flecha, una mujer ríe. Es el flechazo rotundo entre el lector y la lectura, que según el pintor e ilustrador madrileño Fernando Vicente (1963), también caricaturista de escritores e ilustrador de clásicos literarios, ocurre cuando leemos un libro que nos emociona. Acompañado con los versos “El amor está en lo que tendemos / (puentes, palabras)” del poeta auriense José Ángel Valente. En 2015 la crisis del sector editorial empezó a remitir muy lentamente. La reorganización y cambio de estrategia del sector empezó a notarse en el número de títulos inscritos en el ISBN que el año anterior había tenido su segundo descenso consecutivo: registró 90.802 títulos, unos 20.000 menos que el año récord de 2011. La feria siguió siendo el refugio para los libreros y el sector en general. El espíritu optimista y de pasión del cartel de Fernando Vicente transmitó ánimo a la industrias y los lectores.

Cartel de Alberto Corazón para la FLM.

2011 (edición 70) – Alberto Corazón

Una escalera de travesaños y aspecto rústico que, para el diseñador Alberto Corazón (1942), representa la ascensión interior, peldaño a peldaño, que produce una buena lectura. Más que anunciar la Feria, lo que quiso con esta imagen fue reflexionar gráficamente sobre la experiencia de leer. 2011 fue un año crítico para la industria del libro cuya crisis empezó en 2008. Sin embargo fue el año récord de la inscripción de títulos en el ISBN: 111.907. El 2011, 2012 y 2013 fueron los años más duros para la industria, la caída en las ventas parecía no tocar suelo. La feria madrileña descendió en sus ventas pero aún así fue el balón de oxígeno para un mercado que concentra sus ventas peligrosamente en cuatro periodos: Navidad, Día del Libro, Feria de Madrid y comienzo del periodo escolar. Cuatro estaciones que aún hoy, en 2017, se mantienen y que el sector quiere expandir.

2006 (edición 65) – Ana Juan

Libros abiertos que caen —o vuelan— sobre la cabeza de una mujer representan para la ilustradora y pintora valenciana Ana Juan (1961), la primera mujer en diseñar un cartel para la Feria, las lecturas que conforman la mente o el imaginario de una persona. 2006 fue un gran año para la industria editorial española y aumentaron los registros de títulos en el ISBN. La euforia económica se vivía en España y la industria editorial atravesaba un momento excelente. Nadie avistó ninguno de los nubarrones que habrían de llegar y sacudir el sector. Mientras tanto empezaron a surgir pequeños sellos editoriales que renovaron la oferta a los lectores. Editoriales que llenaron un vacío al ofrecer apuestas literarias, cubrir áreas olvidadas o semiolvidadas por los grandes grupos editoriales y a traducir a autores prestigiosos en sus países pero poco o nada en España.

Cartel del INLE para la FLM 1968.

1968 (edición 17) – INLE

1968 fue el segundo año que la Feria se celebró en el Parque del Retiro. Antes se realizaba en el Paseo de Recoletos, el tramo entre el Paseo del Prado y la avenida de La Castellana. El creciente aumento de solicitudes de participación de libreros, editores y distribuidores obligó a buscar un nuevo espacio. Fue en pleno desarrollismo franquista, y unas semanas después de que Massiel ganara el Festival de la Canción de Eurovisión con La la la y de las revueltas estudiantiles de Mayo del 68 en Francia. El boom latinoamericano impulsado por la publicación de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, el año anterior, empezaba a renovar el ánimo del mundo editorial. Además, en 1967 el Nobel de Literatura lo habñai ganado el guatemalteco Miguel Ángel Asturias.

Cartel para la Feria Nacional del Libro de 1944.

1944 – INLE

Este año de 1944 las casetas de libros volvieron al Paseo de Recoletos tras el paréntesis trágico de la Guerra Civil, 1936-1939, y la posguerra, 1940-1943. Fue rebautizada como Feria Nacional del Libro, su organización recayó en el Instituto Nacional del Libro (INLE). En Europa, la Segunda Guerra Mundial vivía sus últimos momentos. Ese mismo año en Barceloa la revista Destino crearía el Premio Nadal, a la mejor obra inédita que ayudaba a impulsar valores literarios. La primera edición se entregó en enero de 1945. Ese año el galardón lo ganó Carmen Laforet por la novela Nada. Un premio que obtendría mucho prestigio y su impacto se sentiría en todo el ecosistema del libro.

Cartel de Aníbal Tejada para la Feria Nacional del Libor de 1936.

1936 (edición 4) – Aníbal Tejada

La primera edición de la Feria del Libro fue en 1933 como una prolongación de la Semana Cervantina, del 23 al 29 de abril, en el Paseo de Recoletos. La segunda edición ya se llamó feria “nacional e hispano-americana” y  era “de diez de la mañana a doce de la noche” y con una odferta muy tentadora: “el panorama más completo de la producción editorial en español”. En 1936 , un par de meses antes del estallido de la Guerra Civil de España, ganó el concurso de carteles el ilustrador argentino Aníbal Tejada. Su ilustración se usó como portada del catálogo, del que se editaron 15.000 ejemplares. La Guerra Civil empezaría el 17 de julio y suspendería, además, la gran evolución que llevaba la creación artística española. La guerra terminaría el 1 de abril de 1939 con el dictador Francisco Franco en el poder.

Cartel de José Caballero para la Feria Nacional del Libro de 1951.

1951 – José Caballero

La década de los cincuenta fue recibida con expectación en España, ya con un Francisco Franco con más de diez años en el poder, tras la Guerra Civil. En 1951 el cartel de la feria lo hizo el pintor José Caballero (1951), quien creó la imagen de la literatura como un pilar inamovible. Relacionado con poetas vanguardistas de su tiempo, como Alberti, García Lorca y Neruda, Caballero para quien realizó catorce litografías del poema ‘Oceana’.

Horarios de la 76ª Feria del Libro de Madrid. El horario de la Feria del Libro de Madrid es el siguente: de lunes a viernes, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.30 horas; y los sábados y domingos, de 11.00 a 15.00 y de 17.00 a 21.30 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *