Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Javier Cercas al recibir el premio Festival Eñe 2019, en el teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes de Madrid. /Fotografía de WMagazín

La literatura no está separada de la vida y la realidad, según los escritores del Festival Eñe

Javier Cercas, Elvira Lindo, Antonio Muñoz Molina, Marta Sanz, Héctor Abad, Leila Guerriero, María Moreno y medio centenar de autores conversan en Madrid y Málaga (España) sobre los territorios fronterizos de la creación literaria

Las fronteras creativas, los terriorios mestizos y los espacios híbridos que ensanchan la exploración de la literatura es el tema del 11º Festival Eñe 2019 en Madrid y Málaga (España), del 11 al 23 de noviembre. Un encuentro literario con más de medio centenar de escritores, editores, filósofos y periodistas culturales. En esta edición, por primera vez hay un país invitado: México con una decena de autores que participan en conversaciones y talleres. El III Premio Festival Eñe ha sido para Javier Cercas. La dirección del festival, organizado por La Fábrica, es de Luis Posada y la dirección literaria de este 2019 es de Sergio del Molino que coge el testigo de autores de ediciones pasadas como Luisgé Martín, Antonio Lucas y Marta Sanz.

Una de las ideas más repetidas en los diferentes encuentros es que no hay diferencias entre la literatura y la vida y que la realidad que se ve es una parte pequeña de la realidad total.

Así se aprecia en el siguiente fotorrelato de algunos eventos en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Instituto Cervantes donde predominan las voces de los escritores, las reflexiones de los invitados:

De izquierda a derecha: Sergio del Molino, Leila Guerriero y Héctor Abad Faciolince, en el Instituto Cervantes de Madrid, en el Festival Eñe 2019. /Fotografía de WMagazín

La realidad y la ficción de Héctor Abad Faciolince y Leila Guerriero

Jueves 13/7pm. Basado en hechos reales fue el título que reunió al escritor colombiano Héctor Abad Faciolince y la argentina Leila Guerriero con la moderación de Sergio del Molino, en el Instituto Cervantes de Madrid.

Héctor Abad recordó que su novela El olvido que seremos (Alfaguara) que nació como una idea de ficción para narrar el asesinato de su padre y luego pasó a convertirse en un acercamiento a la autofición, ahora vuelve a la ficción en la versión cinematiográfica que acaba de terminar de rodar Fernando Trueba con guión de su hermano y escritor David Trueba.

-Escribí El olvido que seremos sin investigar, fiel a lo que me decía mi memoria, a los recuerdos. Luego lo leyeron mis hermanos y mi madre, y me recordaron otras cosas. Así es que el libro lo escribí con ellos.

Leila Guerriero, periodista y escritora que acaba de publicar una antología de sus columnas en El País, de España, bajo el título Teoría de la gravedad (Libros del Asteroide), dejó claro que su material procede de la realidad:

-El límite está puesto en que no puedo inventar.

-No tengo la tentación de inventar porque no tengo talento para la ficción.

Ante la pregunta de una persona del público sobre la capacidad de que el periodismo haga justicia, Guerriero fue clara:

-El periodismo no está para hacer justicia. Su función es contar. El problema es cuando el Estado no hace justicia.

Abad Faciolince intervino sobre esa idea desde la creación literaria:

-La literatura puede hacer justicia. Contar la verdad es un poco de justicia, dejar testimonio y oponerla a la mentira del otro. Puede que no haya verdad, pero hay muchas mentiras y hay que señalarlas.

De derecha a izquierda: Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo y Sergio del Molino, en la inauguración del Festival Eñe 2019 en el Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes de Madrid. /Fotografía de WMagazín

Las enseñanzas mutuas entre Elvira Lindo y Antonio Muñoz Molina

Viernes 15/7pm. ¿Qué hay de Muñoz Molina en la literatura de Elvira Lindo y de Elvira Lindo en la obra de Muñoz Molina? Con esta pregunta de Sergio del Molino a los dos escritores españoles en el teatro Fernando de Rojas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid se inauguró oficialmente el viernes 15 de noviembre el Festival Eñe.

-Me ha hecho más cuidadosa. Antonio es una persona muy trabajadora y disciplinada. Es ejemplar. Y nos vigilamos que no nos aumenten nuestros egos, reconoció ante unas cuatrocientas personas la autora del clásico infantil contemporáneo Manolito Gafotas y novelas como Una palabra tuya y Lo que me queda por vivir (Seix Barral).

-He aprendido de ella la atención a la parte oral que debe haber en la escritura. En su narrativa hay un principio de oralidad, es un aprendizaje. Otro aprendizaje es la irreverencia, la ironía. Tiene una libertad irreverente. Tiene un espíritu completamente libre y nunca se ha resignado al papel que le han asignado, busca el suyo, afirmó el autor de títulos como El jinete polaco, Como la sombra que se va y Un andar solitario entre la gente (Seix Barral).

De izquierda a derecha: Luis Alemany, María Moreno, Rodrigo Muñoz Avia y Margarita Leoz en la Sala de Columnas del Círculo de de Bellas Artes de Madrid. /Fotografía de WMagazín

Vergüenza y pudor en María Moreno, Margarita Leoz y Rodrigo Muñoz Avia

Viernes 15/7.30pm. Alrededor de la idea del pudor y la vergüenza a la hora de escribir giró la conversación de la argentina María Moreno y los españoles Margarita Leoz y Rodrigo Muñoz Avia moderada por el periodista Luis Alemany en la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes de Madrid

-Más que pudor puedo sentir vergüenza en un texto, confesó la escritora y columnista argentina que acaba de presentar en España su antología de columnas Panfleto. Erótica y feminismo (Literatura Random House).

-En el mismo día que escribes no te das cuenta de lo que has hecho mal, eso viene con la distancia, aseguró Rodrigo Muñoz.

-Necesito una semana para saber si el texto funciona o no, contó Margarita Leoz.

¿Escribirían si no tuvieran lectores?

-Ya no podemos pensar en esa situación. Ahora sabes que hay un destinatario, reconoció Margarita Leoz.

-La literatura es como uno diga, apasionante y no necesariamente feliz. Pero en mi caso es algo inevitable, confesó María Moreno.

De izquierda a derecha: Valerio Rocco Lozano, Marta Sanz, Jacobo Armero y Luis Jorge Boone en el Festival Eñe 2019. /Fotografía de WMagazín

La reivindicación del paseo en la ciudad a cargo de Marta Sanz, Jacobo Armero y Luis Jorge Boone

Sábado 16/1pm. La ciudad y sus alrededores fue el tema moderado por Valerio Rocco Lozano, director del Círculo de Bellas Artes, en el Teatro Fernando de Rojas. Recordó cómo han cambiado los paisajes del paseo y la amenza de la gentrificación que expulsa de los barrios a las personas más vulnerables.

-El centro de la ciudad ha anulado el paseo. Todo es lo mismo en cualquier ciudad. Ya no paseo por la ciudad porque ha perdido su atractivo, lamentó Jacobo Armero, un arquitecto reconvertido en agente inmobiliario que ha escrito unas memorias tituladas Historias de un agente inmobiliario (Lumen).

-La periferia, los márgenes, las afueras, todo eso lo veo como metáfora de la literatura porque es un viaje, reflexionó Marta Sanz, que ha publicado recientemente los cuentos Retablo, ilustrados por Fernando Vicente (Páginas de Espuma), que continuó:

-Hay varios tipos de paseos: uno es como el Robert Walser por la ciudad para resignificarla porque sales de las sinergias. Es una propuesta rehumanizadora, descubrir la poesía, lo sensible y estar atentos y no caer en la alienación.

-Lo segundo es cuando el paseo se detiene, agregó Sanz. La ciudad te puede poner delante de una situación que te obliga a fijarte en cosas que antes no mirabas. Por la gentrificación todas las ciudades tienden a ser la misma ciudad y el turista se siente cómodo porque cree que nunca sale de su zona de confort.

-Hay calles hostiles al paseo y contrasta con la amabilidad de Madrid. El paseo es algo  cultural y europeo, dijo Rocco Lozano.

-Caminar es un acto de rebeldía. Buscar que la ciudad sea nueva para uno, hay que cambiar las rutas habituales para romper la rutina, añadiço el poeta y narrador mexicano Luis Jorge Boone autor de Largas filas de gente rara (FCE) o Toda la soledad del centro de la tierra (Alfaguara)

-Madrid no tiene una belleza simbólica. La belleza de Madrid está en la vida de la calle, afirmó Jacobo Armero.

-Me gusta que el paseo hoy, también, es empoderamiento femenino con la posibilidad de no ser violada o acosada, reivindicó Marta Sanz.

Javier Cercas (derecha) conversa con Sergio del Molino en la inauguración del Festival Eñe 2019, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. /Fotografía de WMagazín

La bella lección literaria de Javier Cercas

Sábado 16/7pm. -Los novelistas solo tenemos que responder ante ante un tipo: Miguel de Cervantes.

Con esta respuesta Javier Cercas contestó a la pregunta sobre su cambio de registro sin dejar de ser él mismo en una nueva exploración en su novela Terra alta, premio Planeta 2019.

-Las únicas reglas para escribir novelas es la libertad total. En la novela se puede hacer todo. Significa que cada novela crea sus propias reglas. Es como crear las reglas de un juego. Podemos hacer lo que queramos, afirmó vehemente el autor español de libros como Soldados de Salamina, Anatomía de un instante y El monarca de las sombras.

Y continúo su conversación con Sergio del Molino en el Teatro Fernando de Rojas, de Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde recibió el III Premio Festival Eñe:

– El Quijote es un banquete con muchos platos. Cervantes me ha dicho que haga lo que me dé la gana. Posiblemente no usamos lo suficiente  esa libertad con las reglas que nos dio Cervantes.

-Hago novelas sin ficción, pero no digo que la ficción esté acabada, continuó.

Tras los hechos ocurrido el Barcelona en octubre de 2017 donde un grupo de políticos independentistas intentó un referéndum por la independencia de Cataluña y luego la proclamaron unlilateralmente, Cercas dijo que en aquellos dos meses se vivió una especie de preguerra en Cataluña. A partir de entonces él ya es otra persona y por lo tanto otro escritor que retomó la escritura de Terra alta, aunque dejó clara una cosa:

Terra alta no es una novela sobre la crisis catalana. Mis libros están muy pegados a la experiencia personal. La ficcion parte de la realidad que es el carburante.

Luego fusionó literatura y vida en su concepción del arte de escribir:

Para mí no hay diferencia entre la literatura y la vida. La literatura no está separada de la vida. La literatura es una forma de vivir más intensa y rica.

De izquierd a derecha: Berna González Harbour, Juan José Millás y Manuel Vilas en el Festival Eñe 2019. /Fotografía de WMagazín

La curiosidad por la vida de Juan José Millás y Manuel Vilas

Sábado 16/9pm. Las últimas novelas de Juan José Millás y Manuel Vilas, La vida a ratos y Alegría, respectivamente, tienen varios aspectos en común, comentó Berna González Harbour al abrir el diálogo entre los dos escritores:

-En Alegría hay un deseo de lucha contra la hostilidad de la realidad, describió Vilas su novela, finalista del premio Planeta 2019, y continuación de su aclamado libro Ordesa de 2018. Alegría es el lado que busca la luminosidad de la vida, una mirada más hacia adelante. Y dio más pistas sobre su forma de concebir la literatura:

-Cualquier cosa que veo la veo desde la literatura. Veo las grietas de la cotidianidad, sus misterios y abismos

-Lo más banal es lo más misterioso. La vida está llena de secretos de este orden y no le prestamos atención, añadió Millás.

Invitó a que la gente mirará la vida y lo que le sucede con otros ojos y sentidos:

Lo que llamamos realidad es una parte pequeña de la realidad. Porque las fantasías no es que sean realidad sino que determinan la realidad. La realidad es un delirio consensuado.

De izquierda a derecha: Jorge F. Hernández, Fernanda Melchor, Jorge Valdés y Luis Jorge Boone. /Fotografía de WMagazín

México, país invitado

Por primera vez el Festival Eñe tiene un país invitado. Y México ha sido el elegido. El objetivo es rastrear al literatura de ese país y acercarla a loslectores a través de algunso de sus mejores autores. «La conexión entre México y España va más allá del idioma compartido: ambas culturas y literaturas nos han dejado de enriquecerse mutuamente a los largo de los años», señala la organización del Festival.

México está presente con una decena de autores, muchos de ellos emergentes que muestran la calidad y diversidad de su literatura, como Fernanda Melchor, Elda Cantú, Luis Jorge Boone, Carlso Velázquez, Jorge Valdés Díaz-Vélez y Liliana Blum. Participan en conversaciones y talleres en diferentes sedes como el Instituto de México y la Casa de México, en Madrid.

Una de las principales citas fue el viernes 15 de noviembre en el Círculo de Bellas Artes en el diálogo El español mexicano, moderado por Jorge F. Hernández.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye entrevistas, reseñas, reportajes y temas exclusivos como estas coberturas de eventos de España, Europa y Latinoamérica en la sección En Vivo que puedes ver en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·