Los libros ideales para niños y jóvenes (y 2), según los escritores ganadores de esas categorías en 2017

Segunda parte de la selección de literatura infantil y juvenil recomendada por los autores ganadores de los premios. Ellos cuentan a WMagazín cuáles son sus obras favoritas

Segunda parte de la sugerencia de libros para regalar el día de Reyes Magos a niños y jóvenes. WMagazín pidió a los autores de libros infantiles y juveniles, premiados durante 2017 en España, que fueran ellos quienes recomendaran a nuestros lectores las obras para dar a sus hijos, sobrinos, ahijados, nietos, hermanos, amigos…

En esta selección primero hablamos del autor y su libro ganador, y luego cada uno de estos escritores ha elegido una obra de infantil y otra juvenil explicando el valor de cada una de ellas. Algunas son novedad literaria y otras no, porque lo importante es la calidad del regalo literario.Ayer fue el turno de Antonio García Teijeiro, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por Poemar o el mar; Roberto Aliaga, Premio Barco de Vapor (SM) por Cómo arreglar un libro mojado; Wendy Davies (pseudónimo de Fátima Embark Alí Mercedes Murillo García), Premio Gran Angular por Siempre será diciembre (SM); Ricard Ruiz Garzón, Premio Edebé Literatura Infantil por La inmortal; y Francisco Díaz Valladares, Premio Edebé Literatura Juvenil por Tras la sombra del Brujo.

Empezamos la segunda y última entrega de sugerencias a los Reyes Magos para que sorprendan a los niños y jóvenes:

Ledicia Costas y Rafael Salmerón, Premio Lazarillo de Creación Literaria 2017 ex – aequo por 'A Balada dos unicornios' y 'No te muevas musaraña', respectivamente.

El Premio Lazarillo es el galardón más antiguo del Estado español, para la literatura infantil y juvenil, fue convocado por el extinguido Instituto Nacional del Libro Español en el año 1958 con el fin de estimular la creación de buenos libros para niños y jóvenes. Desde el año 1986 es la OEPLI la encargada de convocarlos anualmente, en las modalidades de Álbum Ilustrado y Creación literaria, con una dotación de 3.000 euros cada una, con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. En esta edición el Jurado ha tenido complicada su decisión en la modalidad de Creación Literaria y ha decidió concederlo exaequo. Ambos autores nos dan sus recomendaciones:

Ledicia Costas es una escritora gallega que desde hace unos años se dedica en exclusiva a la creación literaria. Autora fundamentalmente conocida por su obra de literatura infantil y juvenil, ha recibido importantes reconocimientos en este ámbito por obras como “Escarlatina, a cociñeira de funta”, Premio Merlín, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, Lista de Honor del Ibby, entre otros. “A balada dos unicornios”, según el Jurado crea un universo de fantasía original poblada de poderosos personales. Una representación de la lucha del bien y del mal con una literatura extremadamente cuidada. Es una novela de marcada estética steampumk, ambientada en el Londres de la época victoriana.

Sus recomendaciones son:

Infantil:  Elio, de Diego Arboleda. Ilustrado por Raúl Sagospe (Anaya). De nuevo el personalísimo estilo de Arboleda atrapa al lector, esta vez con un precioso homenaje al cine. Elio, un niño muy especial, protagoniza una aventura maravillosamente ambientada en el último trecho del S. XIX. Una historia donde no faltan las intrigas, las sociedades secretas y, sobre todo, la magia.

Juvenil:  La cronopandilla: el túnel del tiempo, de Ana Campoy (Montena). Con esta novela, Campoy ha ganado el Premio Jaén de Narrativa Juvenil. Es una historia fresca, de lectura adictiva y con una temática poco habitual: la ciencia ficción juvenil.  Aventuras, viajes en el tiempo y guiños intergeneracionales. De esos libros que los preadolescentes (y no solo ellos), disfrutan hasta la última letra.

Rafael Salmerón López nació en Madrid en 1972. Comenzó su andadura en el mundo de la literatura infantil y juvenil como ilustrador, en 1994; pero, desde el año 2001, dedica la mayor parte de su tiempo a escribir sus propias historias. El Jurado describió su obra, No te muevas musaraña,  como una narración ágil que emociona y refleja la evolución vital de una adolescente a la madurez, una historia sensible y cercana con referencias pictóricas. Laïa Vergés tiene 17 años. Su día a día en el instituto no es fácil. No es popular y no se esfuerza por serlo. Tal vez le gustaría; pero cree que no es lo suficientemente guapa ni lo suficientemente delgada, así que, ¿para qué pretender ser alguien que nunca llegará a ser? Y, si en el instituto las cosas no van demasiado bien, en casa no es mejor. Laïa no es capaz de comunicarse con su madre desde que murió su padre de cáncer, un pintor admirado por todos que alcanzó la fama y la gloria, dejando tras de sí un legado de lienzos, desamparo y también algún secreto.

Estas son sus recomendaciones:

Infantil: Palabras de caramelo, de Gonzalo Moure (Anaya). Esta historia sobre la relación entre un niño sordo, refugiado en los campos saharauis en Argelia, y un joven camello, al que llama Caramelo por el color de su pelaje, es una pequeña joya que rebosa sensibilidad, delicadeza y belleza. Un imprescindible.

Juvenil:  Eleanor & Park, de Rainbow Rowell (Alfaguara). Esta novela “crossover” nos cuenta la historia de amor entre Eleanor y Park; dos jóvenes de orígenes y entornos muy distintos que se descubren a sí mismos y el uno al otro mientras aprenden que el amor no es como lo describen en las canciones pop. Una novela honesta, creíble e inteligente.

Rosa Huertas, Premio Anaya, por su obra: 'La sonrisa de los peces de piedra'

Rosa Huertas nació en Madrid. Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia. Actualmente, es profesora de Lengua y Literatura en el IES Gran Capitán de Madrid. Imparte talleres sobre creatividad y animación a la lectura en diversas instituciones. La sonrisa de los peces de piedra es una novela profundamente humana que atrapa desde el principio, en la que es fácil que el joven lector se sienta identificado, ya que habla de las relaciones y de problemáticas cercanas a la adolescencia. En ella refleja la vida de Jaime quien al morir su abuelo descubre que hay un secreto familiar que su madre ha guardado durante años. En los años ochenta, la madre de Jaime vivió algo que nunca ha contado a su hijo. ¿Quién es en realidad el padre de Jaime? Solo a través de un cuaderno que va escribiendo su madre podrá conocer la verdad. Una historia en la que la música ochentera no deja de sonar y con la que recorreremos el ambiente y los lugares más emblemáticos de la movida madrileña.

Estas son sus recomendaciones:

Infantil: Piara, de Mónica Rodríguez (Narval). La infancia de la protagonista trascurre entre cerdos, en el campo, y con ella recobramos lo auténtico, la lucha del hombre con la naturaleza y contra ella: la alegría y la dureza de la vida en el campo a través de los ojos de una niña que va descubriendo los misterios de la vida. Vive el primer amor, inocente y desconcertante que le ayuda a superar la vergonzosa inferioridad de ser de pueblo, inculcada por su tía. Reconocemos la vida y la muerte que se abren paso de manera tangible, urgente e irremediable. La vida es cruel y también hermosa, asegura la protagonista, y si la conduces bien da segundas oportunidades.

Juvenil: Cielo abajo, de Fernando Marías (Premio Anaya 2006). Un escritor en crisis encuentra en una buhardilla de Madrid un cuaderno donde alguien narra su propia historia, los años de la Guerra Civil de España que vivió en esa misma casa y las consecuencias de sus actos. La novela nos trasporta al Madrid sitiado y nos conmueve con su delicada manera de hablar del amor, la traición, la culpa y la lucha por la vida. Es un libro para lectores jóvenes y adultos, como lo son todos los buenos libros juveniles.

Oriol Casona, Premio Ala Delta 2017 (Edelvives) por su novela 'El islote de los perros'

La novela es un retrato de una ciudad cosmopolita en la que conviven pacíficamente personas de distintas razas y religiones, un crisol de idiomas y culturas. El jurado ha valorado su rica ambientación, “una maravilla que te lleva de la mano y te hace pasear por Estambul y su entorno costero”, así como “la voz de narrador oriental que conduce la historia, el juego metaliterario que propone por medio de diálogos que establece con el lector, al que parece decir cómo se construye una novela y, especialmente, el mensaje conciliador que contiene: que nunca hay que olvidar la historia para poder entender el presente”. Dotado con 12.100 euros reconoce la labor de este autor tarraconense que tiene una librería cooperativa junto con dos socias, Pebre Negre, especializada en literatura infantil y gastronomía y situada en el barrio barcelonés del Clot.

Las recomendaciones de Oriol Casona son:

Infantil: Tania Val de Lumbre,  de Maria Parr (Nórdica Libros). Tania vive en un valle de Noruega en compañía de un montón de adultos y se tira de las cumbres nevadas en su trineo al grito de “¡velocidad y autoestima!”. Un libro fresco y con un punto salvaje con una protagonista inteligente, tierna y con la autoestima en su sitio.

Juvenil: Valerosas, de Pénélope Bagieu (Dibbuks). Una colección de pequeñas biografías en cómic de mujeres valerosas y decididas que lucharon por salir adelante y combatieron los prejuicios que las rodeaban. 30 relatos en dos tomos que hay que conocer.

Daniel Hernández Chambers, Premio Alandar 2017 (Edelvives) con su obra 'Miralejos'

Se trata de una novela rural, intimista y psicológica, que está protagonizada por Julio, un niño que con 7 años recibe un curioso regalo que marcará su existencia: un catalejo (o “miralejos”, como él lo llama) con el que otea el horizonte y con el que imagina que es el vigilante de Gorgos, el pueblo costero en el que veranea. A partir de ese momento, junto a su amiga Irene, una niña de la localidad, descubrirá el mundo que lo rodea, verá cerca lo que está lejos y percibirá cosas que no están, o que no deberían estar, donde él las ve. Al tiempo que la relación entre ellos se intensifica, aflorarán amores no consumados, un crimen sin resolver, personas desaparecidas y el rostro de un monstruo, conocido como el Señor de los Bosques. Para el jurado, la novela, que “se mueve equilibradamente entre los territorios del realismo y de la fantasía, destaca por su sólida creación de atmósferas y mantiene en todo momento un elevado tono literario, sorprendiendo, además, por su final inesperado”. Daniel Hernández Chambers —alicantino, nacido en Tenerife en 1972— es licenciado en Filología Inglesa y compagina su trabajo de traductor literario con la escritura de narrativa infantil y juvenil. El pasado año obtuvo el Premio de Literatura Infantil Ala Delta con El secreto de Enola. El premio está dotado con 12.100 euros

Estas son sus recomendaciones:

Infantil: Ojo de nube, de Ricardo Gómez (SM). Porque, entre otras cosas, muestra el encuentro entre gentes que vivían en comunión con la naturaleza y quienes llegaron para transformar esa naturaleza y ponerla a su servicio.

Juvenil: El festín de la muerte, de Jesús Díez de Palma (SM). Porque a mi juicio es de lo mejor que se ha escrito sobre la guerra, en este caso la II Guerra Mundial. Una novela coral que permite al lector ver multitud de puntos de vista diferentes.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *