Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Estand de Barcelona en la FIL de Buenos Aires 2019.

Memoria coral y feliz de Barcelona en la FIL de Buenos Aires 2019

Trece autores, editores, críticos y profesionales del libro de Barcelona y Argentina comparten con WMagazín sus recuerdos más entrañables de su presencia en la cita porteña: Selva Almada, Flavia Company, Jordi Gracia, Edgardo Dobry, Jordi Sierra i Fabra, Maite Carranza, Jordi Puntí...

Bienvenidos a una parte de la memoria coral de algunos de los escritores, editores, críticos literarios, periodistas y organizadores que participaron en Barcelona como Ciudad Invitada de Honor de la 45 Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Recuerdos hechos bajo la luz de los reflectores que rebotan en la alfombra roja, iluminan estructuras coloridas, personas, banderas, libros. Dentro de la Feria no se sabe si es de día o de noche. Cada tanto estallan aplausos en algún rincón y el rumor de mil conversaciones se vuelve un zumbido constante. Al fondo, el estand de Barcelona huele a libro nuevo. Los visitantes recorren su estructura laberíntica, circular, cónica, revisan las estanterías llenas de libros y, sin darse cuenta, pasean por las calles barcelonesas grabadas en el suelo. Desde cualquier lugar, al levantar la vista, se leen nombres de editoriales.

Desde el 25 de abril al 12 de mayo la Ciudad Invitada de Honor organizó 120 actividades, algunas dentro del estand y
otras en las salas de la Feria. El acento del catalán se mezcló con acentos porteños. El encuentro entre autores, editores, ilustradores y periodistas representantes de los dos países fue alegre. Muchos no se conocían pero conectaron apenas tomaron el micrófono. Se reconocieron en el otro, en su experiencia, en su historia, en su trabajo.

WMagazín preguntó a varios escritores, editores, críticos literarios, periodistas y organizadores anfitriones y huéspedes con qué recuerdo se quedan de la presencia de Barcelona como Ciudad Invitada de Honor de la FIL de Buenos Aires. Estos son sus recuerdos:

Mesa redonda en el estand de Barceloan en la FIL de Buenos Aires. /Fotografía del Ayuntamiento de Barcelona.

Jordi Gracia, escritor y crítico literario de Barcelona:

Posiblemente el ángulo más hermoso para mí de esta FIL de Buenos Aires ha sido la reconciliación o el reencuentro entre la potencia editorial de una ciudad y sus lectores reales: la vastísima e impresionante literatura latinoamericana ha estado representada allí de varias maneras, con autores, con la selección de los títulos expuestos y con autores argentinos invitados a dialogar con catalanes y no catalanes. Incluso con alguno ni siquiera argentino, como el colombiano Juan Gabriel Vásquez. En la mesa que compartieron él mismo con Luis García Monterio y Paola Lucantis, responsable editorial de Tusquets en Argentina, compareció una ciudad feliz de su naturaleza híbrida, de su mestizaje congénito, e incluso particularmente orgullosa de haber sido y poder seguir siendo espacio emocional y literario de los grandes escritores de América Latina. Xavi Ayén había hablado también el día anterior de su formidable crónica Aquellos años del Boom. Ese capital cultural, literal y simbólico, ha sido muy visible en Buenos Aires cuando demasiadas veces parece invisible en la Catalunya oficial de hoy.

Selva Almada, escritora argentina:

Tuve el gusto de compartir la mesa Cuerpo y Literatura con las escritoras catalanas Bel Olid y Eva Baltasar y con la argentina Fernanda García Lao. No conocía a las autoras catalanas (Bel Olid no está traducida al castellano) hasta el evento que nos reunió el 1 de mayo en el Stand Orgullo y Prejuicio. En la charla descubrimos que teníamos muchísimo en común las cuatro a la hora de pensar no sólo en nuestra propia escritura si no en la de nuestras contemporáneas y las escritoras que nos precedieron. Invisibilización, pero también una gran libertad para escribir de lo que se nos ocurra sin atender a las demandas del mercado; un trabajo intenso y profundo sobre el lenguaje de la periferia; la mirada puesta en los cuerpos que se salen del molde, en la manera en que nos relacionamos con otros. Fue un diálogo cálido y honesto y creo que todas quedamos muy contentas con el encuentro.

Flavia Company, escritora argentina residente en Barcelona:

Flavia Company en la FIL de Buenos Aires 2019.

La fotografía que adjuto me la tomaron durante la mesa de escritores argentinos en Bacelona. Resulta que empecé a dar la vuelta al mundo hace un año y al llegar a la Feria justo completé la primera vuelta entera. Pareció cuadrar todo. Emigré con mis padres de niña a Barcelona. Escribí y escribí. Me puse a dar la vuelta al mundo y la literatura me llevó de nuevo al punto de partida. Círculos redondos.

Jordi Sierra i Fabra, escritor de Barcelona:

El recuerdo más impactante de esta visita fue el de un hombre joven que me abrazó llorando y me dijo:

-Mire usted, hace años leí casualmente su novela La memoria de los seres perdidos. Eso cambió mi vida. Yo no sabía nada entonces de lo que pasó acá en los años de hierro, los 30.000 desaparecidos, los niños robados. Nadie me lo contó. Lo supe por su novela. Y que la hiciera un español aún me sorprendió más. Usted tuvo el valor que muchos no tuvieron. Le doy las gracias por ello.

Y me impactó no solo por esto, sino porque yo mismo recordé mi  infancia, después de la Guerra Civil española, cuando no sabía nada de ella. Mi padre murió sin contarme nunca nada, por miedo. Con lo que me  dijo ese joven seguí entendiendo que el silencio es mortal y común en todas partes.

Pero siempre nos quedan los libros, la verdad.

Víctor Malumián, Ediciones Godot de Buenos Aires:

Le pusieron muchísimo énfasis a las propuestas de contenidos, a los autores que trajeron, a pensar muy bien las mesas. Me parece que les salió muy bien, aportó algo distinto. Trajeron una oferta bibliográfica que acá no se encontraba. En general yo no suelo visitar los stands de las ciudades pero en este caso fui con gusto, a revolver los libros y me encontré con varias joyitas.

En las dos mesas que me tocó moderar dieron en el clavo en esta relación de inmigrantes y literatura. La conversación que ligaba a la literatura con la inmigración era muy fluida, todo el mundo se ponía a charlar. Desde Argentinos que hablaban de la migración de sus abuelos, así como argentinos que habían emigrado a España y hablaban del rol de la literatura viviendo en otro lugar. Eso me pareció un gran hallazgo.

Otro punto fuerte es que la comitiva de Barcelona trajo también editores, para que se junten con otros editores de acá y tiendan lazos de posibles publicaciones. Eso me pareció muy inteligente. Los editores pueden ser grandes embajadores porque van con todos los contenidos locales que fueron curados con mucha pasión a proponérselos a otro editor para
que los difunda en su tierra. Hay un abismo de diferencia entre enviar libros a un lugar y coeditar. La cultura penetra en el entramado social de otra forma cuando se hace una coedición que cuando simplemente se exporta un libro.

Maite Carranza, escritora de Barcelona:

Aterricé en Barcelona abrumada, todavía, por el afecto y la pasión de los lectores argentinos. Su capacidad de reflexión crítica y su implicación emocional resultan insólitas en España. El amor por los libros y la literatura que destila la feria es indescriptible. Pero se comprende si se visitan las librerías y se compara con la perspectiva europea del siglo XXI. En las hermosas estanterías de “Pasaje de los libros”, por nombrar alguna de las que visité, se hallaban todos los títulos de mi adolescencia, juventud y madurez. Algo impensable en las librerías españolas y europeas que solo conceden interés a la novedad, por muy banal que resulte. La Feria del libro con sus actividades literarias, sus exposiciones y el trasiego constante de los visitantes trajo a mi memoria recuerdos de tiempos en los que los libros eran deseados y amados.
Gracias por ese regalo.

Sonia Budassi, periodista y escritora argentina

Tuve la suerte de participar en la mesa El yo como gran espacio literario con dos escritores catalanes que me encantan, Llucia Ramis y Alejandro Palomas. La verdad la soltura y el carisma de los dos me dejó totalmente atrapada. Poder debatir sobre las narrativas del yo y los distintos procedimientos con dos escritores tan importantes y que admiro tanto fue un
momento de mucha felicidad.

Después fue muy conmovedor ver que había gente todo el tiempo en el estand, desde que abría hasta que cerraba la Feria. Fui varias veces y cada vez que pasaba estaba lleno de gente, muchos que iba para el evento en sí y muchos que quedaba capturados, se acercaban y se sentaban a escuchar.

Otra cosa muy interesante, porque realmente se dio un intercambio real, fue la presentación de la antología 11 mil kilómetros Barcelona-Buenos Aires. Fue genial ver a la Barcelona del exilio para los argentinos, fue genial ver la Argentina para los catalanes. Hubo mucha gente, perspectivas distintas y un sustrato de base que tiene que ver con lo que narran esos cuentos. Son textos que emanan una complejidad que dista mucho del lugar común de la guía turística, por eso la idea es que el intercambio cultural y artístico fue denso, interesante y profundo en serio.

Por último, destaco la onda de los libreros, tenían respuesta para todo, voluntad para todo, te buscaban los libros, te asesoraban. La verdad. al haber tanta oferta en la Feria, que el stand siempre estuviera lleno de gente interesada por lo que se vendía ahí fue altamente llamativo.

Jordi Puntí, escritor de Barcelona:

El día en que todos fuimos Menotti. Podría destacar varios momentos memorables de mi paso por la Feria del Libro de Buenos Aires. Desde la irracional animadversión que algunos taxistas argentinos le profesan a Messi, hasta el debate que mantuve con el espléndido escritor (y polemista) Martín Kohan sobre los límites del qué y el cómo en la narrativa breve. Yo: “Escribo cuentos confiando sobre todo en el instinto fabulador”. Martín: “¡En todo lo que escribo el instinto no tiene ninguna presencia!”. (Resumen: encontramos el punto medio en los cuentos que escribía Kafka.) También podría hablar de la calma de las librerías platenses al atardecer…

Me quedo, sin embargo, en la tarde en que yo también fui Menotti. El legendario entrenador de futbol, que en los años ochenta pasó por el Barça, estaba invitado a una mesa redonda sobre la figura de Manuel Vázquez Montalbán y su periodismo, organizada por la Fundació Futbol Club Barcelona. Al final el Flaco no se presentó y cubrimos su baja entre los otros invitados: la periodista Verónica Brunatti, el portavoz del Barça Josep Vives, su delegada de cultura, Teresa Basilio, y un servidor. Entre todos rendimos un sentido homenaje a la pluma literaria y deportiva de Vázquez Montalbán, barcelonista de pro y gran conocedor de Buenos Aires. Recordamos que sus artículos cambiaron la forma de escribir sobre futbol con una fórmula única: humor, cultura popular y un análisis desacomplejado de todo lo que rodea al balón fuera de terreno de juego. Al final, como regalo inesperado, me llevé la camiseta del Barça que el club traía como regalo a César Luis Menotti, con su nombre en la espalda. Será un buen recuerdo de mi paso por la feria.

Edgardo Dobry, escritor argentino en Barcelona:

o fui a Buenos Aires como parte de lo que podríamos denominar el comando “ambos mundos”, es decir, escritores argentinos (críticos, periodistas, poetas, novelistas) que vivimos en Barcelona. En esa misma categoría viajaron también Nora Catelli y Matías Néspolo, por ejemplo. Estuve en tres actividades: un diálogo con el poeta catalán Manuel Forcano acerca de las relaciones (si las hay y cómo las hay) entre los dos sistemas poéticos que conviven en Barcelona, el catalán y el castellano.

La segunda actividad fue una presentación de la figura y la obra de Gabriel Ferrater, cuyo Poema inacabado es, desde mi punto de vista, la obra de poesía más importante escrita en España en la segunda mitad del siglo XX. Digamos que parto de la pregunta acerca de por qué, siendo que los grandes poetas catalanes del siglo XX (además de Ferrater, Carles Riba o J.V. Foix) no tienen equivalente en la España castellana (es decir, no hacen cosas que puedan compararse con lo que hacen los poetas castellanos), generan sin embargo tan escaso interés en el resto de la Península. Mi respuesta es que fue probablemente el hecho de venir de Argentina lo que me permitió interesarme por ellos, por Ferrater en particular, por su figura de poeta y de pensador lúcido y nada obvio de su propia tradición. No siendo español, yo no tenía nada que disputar, no había fricción, e incluso probablemente había una cierta simpatía entre las periferias del mundo ibérico que pueden representar, cada una con sus características, el Río de la Plata y Cataluña. Por eso en Diario de Poesía, importante revista argentina de la que formé parte, publicamos en el año 2002 un dossier sobre Ferrater, con traducciones de poemas, artículos, e incluso algún inédito en castellano. Y creo que conseguimos llamar la atención hacia esa figura en un buen grupo de lectores de allá. Además, le dediqué a Ferrater un capítulo de mi libro Orfeo en el quiosco de diarios; ensayos sobre poesía (Buenos Aires, Adriana Hidalgo, 2007).

La tercera actividad fue una lectura de mis poemas en el Festival Internacional de poesía que se hace dentro de la Feria del libro.

Javier Sinay, periodista y escritor argentino

Lo que más me atrajo de la propuesta de Barcelona fue Barcelona. Es una ciudad con una cultura muy rica, ver y caminar por ese estand con todos esos libros fue un placer. Creo que la selección de escritores fue buena. Obviamente, me hubiera gustado ver algunos que no vinieron, pero igual disfruté de los que estaban. Participé en una conversación sobre periodismo literario con Miqui Otero y Gabi Martínez, coordinada por Matías Néspolo. Fue un diálogo interesante porque el periodismo literario tiene ciertas variaciones a uno y otro lado del océano. Me gustó también la presentación de Marc Caellas y compañía: muy original.

Jordi Panyella Carbonell, editor de  I Pol·len edicions, de Barcelona:

En realidad, “Barcelona” como tal no hizo propuestas, más bien hubo como una duplicidad de miradas. Por un lado, las instituciones: Institut Ramon Llull, Generalitat de Catalunya y Ayuntamiento de Barcelona. Y por otro lado, las editoriales que fuímos allí a un nivel más micro.

De las propuestas de las instituciones me pareció muy acertado contar con dos personas de la talla de Marina Garcés e Ingrid Guardiola. Para mucha gente de la Repúblcia Catalana son dos de las pensadoras clave para entender aspectos como la libertad. Curiosamente, viende como  trataron ayer a Marina Garcés en un Tribunal español, uno se da cuenta
de que es una filosofa que remueve los cimientos de la hegemonia. Se puede ver aquí:
https://www.ccma.cat/tv3/alacarta/el-judici-del-proces/judici-del-proces-declaracio-de-marina-garces-14052019/video/5855569/

Pol·len edicions somos una editorial cooperativa muy pequeña. Pudimos viajar gracias a la ayuda de la Generalitat de Catalunya, y participamos en el estand Cardumen (junto con 15 editoriales americanas más). Allí, a parte de vender nuestros libros, pudimos establecer acuerdos para traducir obras al catalán.

Luego nos invitaron a participar al espacio ‘Zona futuro’ dónde pudimos aprender de tres experiencias de editoriales argentinas noveles que nos transmitieron mucha fuerza y muy buenas ideas.

Sobre los puntos fuertes del paso de Barcelona por Buenos Aires, la verdad es que no se qué responder. Creo que Marina Garcés e Ingrid Guardiola aportaron criterio(s) y reflexión(es) sobre aspectos como la libertad, la ciudad, la imagen, el impacto tecnológico, el control del código…

Y luego, aunque no la pude ver, se que el gran muralista Roc blackblock pintó un mural en una biblioteca con ‘Joan Brossa’ como motivo. Bueno, Roc es un grafitero que ha acompañado a los movimientos populares de Barcelona de las últimas décadas. Me parece fundamental que pueda pintar en Buenos Aires, es una forma de entrelazar dos realidades.

Izaskun Arretxe, directora del área de literatura del Instituto Ramon Llull:

Para mí fueon bonitos los largos desayunos en el hotel, todos los autores juntos, cambiando de mesa, en grupos quizas improbables en Barcelona, los que llevaban más días y eran ya ‘veteranos’ dando la bienvenida y consejos a lo que se iban…

Y como anécdota, la reunión improvisada en el estand después del concierto de Silvia Pérez Cruz con todos los autores afectados por a huelga aérea que no podían volver a casa, explicando soluciones (algunas muy complicadas), y en cambio todo el mundo de buen humor y colaborador. Luego, claro, todos juntos nos fuimos a cenar.

Oche Califa, director de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires:

Oche Califa, director de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. /Fotografía cortesía de FIL Buenos Aires

Barcelona tuvo una presencia que no olvidaremos. Y creo que el recuerdo será mutuo. El resultado no se dio solo porque Barcelona sea una potencia cultural e industrial del libro -que claro que lo es- sino, sobre todo, por el trabajo consciente, profesional, creativo y en diálogo con nosotros por parte de las distintas reparticiones del Ayuntamiento y del Instituto Ramon Llull. Creo que habrá un antes y un después en la historia de las Ciudades Invitadas de Honor en nuestra Feria y en la relación cultural y del negocio del libro entre Cataluña y la Argentina.

Barcelona construyó un estand hermoso y funcional, con librería y auditorio propios. Trajo dos delegaciones -la profesional y la cultural- no solo numerosa sino también diversa. Realizó su programa de más de 120 actos e insertó sus profesionales y autores en nuestros propios programas: el Ciclo Miradas de las Jornadas Profesionales, el Festival Internacional de Poesía, el Espacio Orgullo y Prejuicio de Diversidad Sexual, etc. Los actos más masivos -y que estuvieron entre los más masivos de toda la Feria- fueron el recital de Silvia Pérez Cruz y la presentación del libro de Héctor Lozano derivado de la serie Merlí, con su presencia y la del actor Carlos Cuevas.

Cuando Barcelona propuso que Héctor Lozano fuera parte de la delegación, solicitó una sala para 200 personas. Nosotros dijimos no, sala de 500, aquí Merlí gustó mucho. Cuando informaron que a Lozano lo acompañaría Carlos Cuevas, dijimos, vamos a la sala de 1.000, que puede soportar hasta 1.200. Ellos dudaban, les parecía que no podía ser que el acto convocara tanta gente. Insistimos. Bien, la sala se llenó con 1.200 personas y deben haber quedado afuera, oyendo por un parlante, más de 500.

  • Esta memoria coral fue recopilada por Verónica Liso  Winston Manrique Sabogal.
  • La lista completa de los 56 autores y 8 especialistas del sector del libro, con sus fotos, que representan oficialmente a la capital de Cataluña la encuentras en este enlace.
  • Algunos de artículos del especial Barcelona en Buenos Aires publicados por WMagazín son los siguientes:

Romance de sonidos y literatura catalana y argentina en la FIL Buenos Aires 2019.

Un rincón del universo de Barcelona literaria brilla en la FIL de Buenos Aires.

Cómo afrontar la nostalgia, el superavit audiovisual y el tiempo, según autores de Barcelona en la FIL de Buenos Aires.

Turismo literario por Barcelona Tras los pasos de escritores y libros.

Autorretratos literarios de autores emergentes de Cataluña en la Feria de Buenos Aires.

Barcelona, capital del mundo editorial en español, en Buenos Aires, capital de las librerías.

***

Suscríbete gratis a WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace y enviársela a otro amigo lector.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye coberturas de eventos importantes del libro en el mundo como puedes ver en este enlace de nuestra sección En Vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·