Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·

Muhsin Al-Ramli (Irak, 1967). / Fotografía de Khaled Kaki

Muhsin Al-Ramli novela el horror del Irak de Sadam Hussein

Con el vídeo del narrador y dramaturgo iraquí leyendo 'Los jardines del presidente' sigue la sección Veranos de Avances Literarios Exclusivos. Una obra conmovedora basada en hechos reales que obtuvo el English Pen Award

Presentación WMagazín. “En un país sin platanares, los habitantes del pueblo se despertaron con el hallazgo de nueve cajas para transportar plátanos. En cada una de ellas estaban depositados la cabeza degollada de uno de sus hijos y el documento que lo identificaba…”.

Es el comienzo de Los jardines del presidente (Alianza), la novela con la cual el narrador y dramaturgo iraquí Muhsin Al-Ramli cuenta la historia de hechos reales del Irak de Sadam Hussein y con la cual obtuvo el English Pen Award. Una obra que llegará a las librerías el 25 de octubre y que incluimos en nuestro especial Veranos de Avances Literarios Exclusivos con la lectura de viva voz de su autor y un pasaje del texto.

Los jardines del presidente es una de las obras que protagonizarán la temporada otoño-invierno y que se une a esta biblioteca de WMagazín de la que ya forman parte Álvaro Pombo y su Retrato del vizconde en invierno (Destino) y del investigador Danny Orbach Las conspiraciones contra Hitler (Tusquets), Marcos Giralt Torrente con Mudar de piel (Anagrama) y Mircea Cartarescu con Cegador I: El ala izquierda (Impedimenta). Más adelante será el turno de autores como  Gabriel García Márquez, María Zambrano, Rodrigo Rey Rosa…

Al-Ramli es uno de los cinco autores que leen sus pasajes en un vídeo exclusivo que forma parte del acto de WMagazín en la 77ª Feria del Libro de Madrid, en junio de 2018, en el cual participaron también Álvaro Pombo, Marbel Sandoval Ordóñez, Marcos Giralt Torrente y Luna Miguel.

La traductora de Muhsin Al-Ramli (sentado en el centro) lee un pasaje de su novela ‘Los jardines del presidente’ en el acto de WMagazín en la Feria del Libro de Madrid 2018.

Muhsin Al-Ramli (Irak, 1967) es uno de los narradores, dramaturgos y poetas iraquíes más importantes, además de traductor de varios clásicos españoles al árabe. Vive en España desde 1995, año en que fue empujado al exilio por el régimen de Sadam Hussein. Es fundador de la revista cultural Alwah en 1997, de la que es coeditor, desde 2004 es profesor en la Universidad de San Luis, Madrid. Es hermano del también escritor Hassan Mutlak, considerado como el “Lorca iraquí” por parte de la intelectualidad de su país, que fue ahorcado por el régimen en 1990 tras haber participado en un intento de golpe de Estado.

Los invitamos a ver y leer a Muhsin Al-Ramli en Los jardines del presidente que editorial Alianza publicará en España el 25 de octubre:

Muhsin Al-Ramli lee un pasaje de 'El jardín del presidente' en el acto de WMagazín en la Feria del Libro de Madrid 2018.

Muhsin al-Ramli: 'Los jardines del presidente' (Alianza)

Hijos de la grieta de la tierra

En un país sin platanares, los habitantes del pueblo se despertaron con el hallazgo de nueve cajas para transportar plátanos. En cada una de ellas estaban depositados la cabeza degollada de uno de sus hijos y el documento que lo identificaba, ya que algunos rostros habían quedado totalmente desfigurados por la tortura anterior a su decapitación o por la posterior mutilación, tanto que los rasgos con que habían sido conocidos a lo largo de su truncada vida ya no eran suficientes para identificarlos.

La primera persona que se percató de la presencia de aquellas cajas tiradas por la acera de la calle principal fue Ismael, el pastor retrasado. Se acercó con curiosidad, sin apearse de su burra, cuya imagen, de tanto montarla a la amazona, era inseparable de la suya, como si se tratara de un solo cuerpo. Cuando Ismael vio las cabezas ensangrentadas en las cajas, se deslizó de la montura y se agachó, tocándolas con la punta de la vara que llevaba. Llegó a reconocer algunas. Todo resto del sueño que tenía se le disipó de los ojos, que restregó con fuerza para asegurarse de que estaba despierto. Miró alrededor con el fin de cerciorarse de su propia existencia y de que se hallaba en su pueblo y no en otro lugar.

La madrugada se encontraba en su último brillo plateado. A ambos lados de la calle, las tiendas estaban cerradas; el pueblo, dormido y totalmente silencioso excepto por los cantos de unos gallos y el lejano ladrido de un perro, seguido por la respuesta de otro perro en un extremo aún más distante.

En aquel momento, Ismael se liberó de un antiguo remordimiento que lo perseguía en pesadillas, desde su adolescencia, porque le había cortado la lengua a una cabra que lo agobiaba con su balido mientras tejía un cinturón de lana para Hamida, en medio de la soledad y del silencio del Valle de las Hienas. También superó luego la mudez que le sobrevino al ver las cabezas en las cajas de plátanos y se puso a gritar con todas sus fuerzas, hasta tal punto que la burra se asustó, el rebaño de ovejas se paralizó y las palomas y los gorriones echaron a volar de los árboles y de los tejados. Siguió chillando, sin saber exactamente lo que profería con sus aullidos, que se parecían a los balidos de aquella cabra cuya lengua había cortado y asado. No tardó en ver a algunas personas corriendo desde las casas cercanas, y luego a toda la gente del pueblo, que acudía desde todas partes, después de que alguien lanzara la voz de alarma por los altavoces de la mezquita.

Si Abdulá Kafka hablara de aquel incidente, diría:

—Era el tercer día del mes de ramadán del año 2006. Según las antiguas crónicas históricas, eso ocurrió cuando un ser amorfo y extraño, de complexión enorme y cabeza pequeña, y de nombre Estados Unidos de América, vino de allende los océanos y ocupó un país llamado Irak. Los historiadores aclaran en sus anotaciones que los seres humanos de aquel entonces tenían corazones primitivamente crueles y brutales, como los corazones de los depredadores. Por eso, en sus relaciones escabrosas se daban comportamientos vergonzosos, tal como la agresión, el terrorismo, la guerra, la invasión y la ocupación. En aquellos tiempos remotos, la humanidad estaba sumida en la oscuridad de los corazones y no en la de las mentes o de las visiones, de modo que el ser humano pensaba en matar a su prójimo y, lo que era aún peor, podía efectivamente materializarlo.

  • Los jardines del presidente. Muhsin Al-Ramli. Traducción de Nehad Mohamed-Ihab Dessouki Bebans. Alianza publicará la novela el 25 de octubre de 2018.

Las críticas y reseñas de Los jardines del presidente en Reino Unido han sido muy positivas. The Guardian, por ejemplo, dijo: “Pese a estar arraigado en un contexto concreto, los valores de El jardín del presidente son universales. Es una profunda reflexión sobre el amor, la muerte y la injusticia, y una afirmación de la importancia de la dignidad, la amistad y lo que significa la opresión. La novela es indudablemente una tragedia, pero su carácter esclarecedor y sus persistentes toques de humor hacen muy gratificante su lectura”. Financial Times: “Un relato entrelazado por los amplios lazos de la historia: la sangrienta dictadura, la invasión y la ocupación”.

 

  • INVITACIÓN Si te gusta WMagazín suscríbete gratis a nuestra Newsletter y participa en el sorteo de 5 libros firmados por sus autores. Puedes suscribirte, hasta el 31 de agosto, en el siguiente enlace. Te animamos a que invites a más gente a suscribirse a la revista enviándoles este enlace.  Gracias.

 

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *