Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

El poeta catalán Joan Margarit.

Premio Cervantes para Joan Margarit por su poesía en catalán y español

El arquitecto y catedrático ha ganado por “su obra poética de honda transcendencia y lúcido lenguaje siempre innovador, ha enriquecido tanto la lengua española como la lengua catalana". El galardón lo recibirá el 23 de abril de 2020

El bilingüismo del catalán y el español y el español y el catalán ha sido distinguido con el máximo galardón de las letras en española: el poeta catalán Joan Margarit i Consarnau (Sanahuja, Lérida, Cataluña, 11 de mayo de 1938) ha obtenido el 44º Premio Miguel de Cervantes. El galardón se le ha concedido por “su obra poética de honda transcendencia y lúcido lenguaje siempre innovador, ha enriquecido tanto la lengua española como la lengua catalana, y representa la pluralidad de la cultura peninsular en una dimensión universal de gran maestría”.

El anunció lo hizo el ministro José Girao, quien afirmó que el premio «ha recaído en un grandísimo poeta en lengua española y catalana y que era merecedor del premio, como otros anteriores y que vendrán». El acto contó la presencia de la poeta uruguaya Ida Vitale ganadora del premio en 2018. El premio Cervantes es concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte de España y está dotado con 125.000 euros.

Como preámbulo al anuncio, el ministró leyó el poema de Joan Margarit No tires las cartas de amor:

No tires las cartas de amor.
Ellas no te abandonarán.
El tiempo pasará, se borrará el deseo
-esta flecha de sombra-
y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,
se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.
Caerán los años.
Te cansarán los libros. Descenderás aún más
e, incluso, perderás la poesía.
El ruido de ciudad en los cristales
acabará por ser tu única música,
y las cartas de amor que habrás guardado
serán tu última literatura.

Joan Margarit ha ganado también este año 2019 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana por ser un “gran artífice de la poesía como instrumento moral”. (En este enlace puedes leer y escuchar a Margarit leer sus poemas).

Es un escritor en quien conviven con total naturalidad la lengua española y catalana, algo muy importante a destacar en estos tiempos en España. Un poeta que se caracteriza por la claridad de sus versos y el compromiso con la experiencia. Su trayectoria poética la abrió en 1963 publicando en castellano Cantos para la coral de un hombre solo. Después de un largo paréntesis, publica, en 1975, Crónica. A partir de 1980 inicia la publicación de sus poemas en catalán. Ha traducido al castellano buena parte de su producción en catalán. Como traductor, también se ha encargado de traducir al castellano o al catalán la obra de otros poetas como Thomas Hardy, Elizabeth Bishopo o Rainer Maria Rilke.

Los libros de Joan Margarit hay que leerlos dos veces, los que escribe en catalán y en castellano, porque ofrece mundos diferentes, según dijo Martín López-Vega en un homenaje que recibió Margarit en el Instituto Cervantes de Madrid el 4 de noviembre de 2019. La suya, añadió López-Vega, «es una poesía moral que busca un entendimiento de lo que significa vivir en un determinado tiempo y espacio. Es un poeta en el que está muy presente la duración». Para López-Vega la poesía de Margarit suele tener un punto en el pasado, otro en el presente y así cuenta el producto de la erosión del tiempo, lo que ha sobrevivido.

Es importante en la obra del nuevo premio Cervantes, según Enric Juliana en el mismo homenaje, tres hechos que caracterizan su obra: «el hecho de que es arquitecto y busca que las cosas se sostengan y el deseo de ofrecer soluciones que en su caso se traduce en la voluntad de hacerse entender, en segundo lugar no meterse en un laberinto o de salir si hemos entrado en él y, en tercer lugar, que es una poesía de la experiencia, de la transmisión moral de la experiencia, y así aprehender de la experiencia y hacernos cargo de lo que está ocurriendo».

En 2019 Margarit ha publicado dos libros: la antología Todos los poemas (1975-2015) Desde ‘Restos de aquel naufragio’ hasta ‘Amar es dónde’ (Austral) y su autobiografía en prosa Para tener casa hay que ganar la guerra. Entre los libros destacados figuran Aguafuertes (19985), Joana (2002), Casa de misericordia (2007.). Entre los títulos premiados de su obra en catalán destacan Cants d’Hecatónim de Tifundis (1982), Premio Miquel de Palol y el Premio de la Crítica Serra d’Or; Vell malentès (1981), Premio Vicent Andrés Estellés y Premio de la Crítica de Poesía en Catalán; Mar d’hivern (1986), Premio Carles Riba de Poesía; La dona del navegant (1987), Premio de la Crítica Serra d’Or; Càlcul d’estructures (2005), Premio de la Crítica Serra d’Or; Casa de Misericòrdia (2007), Premio Cavall Verd, Premi Nacional de Literatura de la Generalitat de Catalunya y Premio de la Crítica de Poesía en Catalán). En 2005 Els primers freds fue galardonado con el Premio Cadaqués a Quima Jaume. En 2015 se le otorgó el Premio Jaume Fuster de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.

Joan Margarit ha recibido el Premio Nacional de la Crítica (1984 y 2008) y el Premio Rosalía de Castro (2008). Recibe el Premio Nacional de Poesía 2008 del Ministerio de Cultura por la obra Casa de Misericordia. En 2013 le fue concedido en México el Premio Víctor Sandoval Poetas del Mundo Latino (a la obra completa), conjuntamente con el poeta mexicano José Emilio Pacheco, también Premio Cervantes. En 2017 fue galardonado en Chile con el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda.

La ceremonia de entrega será el 23 de abril de 2020 en el paraninfo de la Universiad de Alcalá de Henares (España) fecha del nacimiento y ciudad natal del autor de El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha.

A continuación:

Vídeo del homenaje a Joan Margarit en el Instituto Cervantes de Madrid, el 4 de noviembre de 2019,

Selección de poemas de Joan Margarit,

Y listado de todos los premios Cervantes.

Puedes ver todo lo anterior en el siguiente Fotorrelato:

Joan Margarit en el homenaje que el rindió el Instituto Cervantes de Madrid, el 4 de noviemrbe de 2019.

Homenaje a Joan Margarit

Joan Margarit fue homenajeado en el Instituto Cervantes de Madrid el pasado 4 de noviembre. En la llamada Caja de las Letras  depositó su legado y luego asistió al acto de homenaje. Depositó en la caja número 1019 un legado formado por cinco títulos (algunos de los cuales ya no están en el mercado), que constituyen en sí mismos –dijo– una explicación de su trayectoria y de su obra en dos idiomas. En concreto, dejó los siguientes libros: Doméstico nací, Cantos para la coral de un hombre joven, Predicación para un bárbaro, L’ordre del temps y Crònica. Este legado, que se abrirá en el año 2038, centenario de su nacimiento.

El director del Instituto Cervantes, el también poeta Luis García Montero, se refirió a Margarit como autor de «una de las grandes poesías de la literatura contemporánea». En el acto de homenaje la actriz Ariadna Gil leyó tres poemas en catalán de Margarit, tras lo cual los tres invitados pasaron revista a la obra del escritor:
Martín López-Vega afirmó que es una poesía «llena de capas»: Margarit «nos cuenta una historia con una intrahistoria» que revisita el pasado en unas coordenadas concretas de lugar y tiempo. Para el poeta asturiano y exdirector de Cultura del Instituto Cervantes, «hay que leer dos veces» los libros de Margarit porque las versiones en catalán y en castellano son «dos libros distintos».

El periodista Enric Juliana recordó las facetas de arquitecto y catedrático (jubilado) de Cálculo de Estructuras de la Escuela de Arquitectura de Barcelona.

El escritor e historiador Jordi Gracia dijo que Margarit «ha vuelto a ser valiente» al dejar en su legado obras de su primera etapa en la que tuvo que escribir forzosamente en castellano.Al final del acto, Joan Margarit leyó tres de sus poemas en castellano, acompañado por la música al saxofón de Carles Margarit.

Poemas de 'Llegas tarde a tu tiempo (1999-2002) Estación de Francia y Joana'

Último paseo

Ya no comía. Y se me caía el cabello.
Estaba todo el día con los ojos cerrados.
Pero salí al balcón de madrugada
y alguien desde la acera, bajo un árbol,
me habló con una voz como la de mi madre,
que dormía en su cama junto a mí.
De repente no estaba ya cansada
y bajé sin muletas a la calle.
Nunca había podido andar así.
Sentí que me volvía la alegría:
cayó la enfermedad como una piel
sudorosa, dejada allí en la calle.
Nunca pude sentirme tan ligera.
Miré hacia atrás, a mi balcón,
la baranda como una partitura.
Dije adiós a mi padre y a mi madre.

La vida me eligió para su amor.
También la muerte.

Canción de cuna

Duerme, Joana.
Y que este Loverman oscuro y trágico
del saxo de tu hermano en Montjuïc
te pueda acompañar
toda la eternidad por los caminos
que son bien conocidos por la música.
Duerme, Joana, duerme.
Y a poder ser no olvides
tus años en el nido
que dentro de nosotros has dejado.
Mientras envejecemos,
conservaremos todos los colores
que han brillado en tus ojos.
Duerme, Joana. Esta es nuestra casa,
y todo lo ilumina tu sonrisa.
Un tranquilo silencio: aquí esperamos
redondear estas piedras del dolor
para que cuanto fuiste sea música,
la música que llene nuestro invierno.

La muchacha del semáforo

Tienes la misma edad que yo tenía
cuando empecé a soñar en encontrarte.
Entonces no sabía, igual que tú
no has aprendido aún, que llega el día
en que el amor es esta arma cargada
de soledad y de melancolía
que está apuntándote desde mis ojos.
Tú eres la muchacha que busqué
cuando aún no existías.
Y yo el hombre hacia el cual
querrás un día dirigir tus pasos.
Pero estaré tan lejos de ti entonces
como estás tú de mí en este semáforo.

El oráculo

Eres tú cuando niño, con un cazo.
En el pequeño matadero, aguardas
a que te vendan sangre.
Hay, sobre el suelo de cemento, un banco
con las cabras tendidas en hilera,
balando, atadas y ofrecido el cuello.
Bajo una de ellas has dejado el cazo.
Es negra y suave. Con parsimonia, un hombre
armado de un punzón, la ha degollado.
Como ocurría en Delfos, el mensaje
del chorro rojo golpeando el cazo
con el mismo sonido que ahora escuchas,
fue difícil y oscuro, y has tardado
cuarenta años en interpretarlo.
Lo haces ahora, mientras meas sangre.

'Amar es dónde'

Identidad

¿Qué hacer con las palabras al final?
Sólo puedo buscar, para saber qué soy,
en la infancia y ahora en la vejez:
ahí es donde la noche es fría y clara
como un principio lógico. El resto de mi vida
es una confusión por todo aquello
que nunca he comprendido:
las tediosas dudas sexuales
y los inútiles relámpagos
de inteligencia. Debo convivir
con la tristeza y la felicidad,
vecinas implacables.
Se acerca la última verdad, durísima y sencilla.
Como los trenes que en la infancia,
jugando en el andén, me pasaban rozando.

Conocimiento

Cavar entre las piedras, los terrones,
las raíces que nunca arrancarás.
Es el precio que tiene lo profundo.
Cavar es religioso.
Es una forma de bondad.
Cavar de noche. Luego arrodillarse
y alzar los ojos hacia el firmamento
sin olvidar que todo ha de buscarse en tierra:
cómo alzar una casa, o escribir poesía.
Incluso desde dónde poder volver a amar
en este temporal de la memoria.

Barcelona

Su nombre es un refugio todavía.
La civil santidad de la codicia
y el exabrupto generoso
de Montjuïc, los muertos frente al mar.
¿Dónde está aquella culta burguesía?
¿Dónde, aquellos obreros que, además de su oficio,
se sabían poemas de memoria?
¿Qué puede unirme aún a una ciudad
que veo con su cara maquillada,
como de madre muerta?
Callo mientras escucho los tranvías de hierro
que cuando yo era joven pasaban por la Rambla:
una sonata de pobreza y rosas.
Pero, en Montjuïc tengo dos hijas,
y ahora me ofende un gentío extraño
que se ciega en la fiesta innecesaria
de gélidos hoteles, de superfluos
escaparates. Suele, en los refugios,
hacer más frío que en ninguna parte,
desolada ciudad que haces de puta.

Amar es dónde

Sentado en un tren miro el paisaje
y de pronto, fugaz, pasa un viñedo
como el relámpago de una verdad.
Sería un error bajar del tren
porque entonces la viña desaparecería.
Amar es dónde, algo lo evoca siempre:
un terrado a lo lejos, la tarima vacía
(en el suelo una rosa) de un director de orquesta,
los músicos que hoy están tocando solos.
Tu habitación al clarear el día.
Y, claro está, los pájaros que cantan
en aquel cementerio una mañana de junio.
Amar es un lugar.
Perdura en lo más hondo: es de dónde venimos.
Y también el lugar donde queda la vida.

  • Amar es dónde. Joan Margarit (Visor Poesía). En el enlace puedes leer los poemas y escucharlos.
  • En este enlace puedes leer y escuchar a Margarit leer sus poemas.
La poeta uruguaya Ida Vitale con los Reyes de España en la Universidad de Alcalá de Henares tras recibir el Premio Cervantes 2019. /Fotografía de Lisbeth Salas

Todos los premios Cervantes

Creado en 1975 por el Ministerio de Cultura español, este premio reconoce la trayectoria de un escritor que con el conjunto de su obra haya contribuido a enriquecer el legado literario hispano. Desde 1976, primera edición del Premio Miguel de Cervantes, España es el país con más autores galardonados (22), le siguen México (6), Argentina (4), Chile y Cuba (3), Colombia, Paraguay, Perú, Nicaragua y Uruguay (1).

La siguientes es la lista completa de los premiados:

  • 2019 – Joan Margarit
  • 2018 – Ida Vitale (Uruguay)
  • 2017 – Sergio Ramírez (Nicaragua)
  • 2016—Eduardo Mendoza (España)
  • 2015 — Fernando del Paso (México)
  • 2014 — Juan Goytisolo (España)
  • 2013 — Elena Poniatowska (México)
  • 2012 — José Manuel Caballero Bonald (España)
  • 2011 — Nicanor Parra (Chile)
  • 2010 — Ana María Matute (España)
  • 2009 — José Emilio Pacheco (México)
  • 2008 — Juan Marsé (España)
  • 2007 — Juan Gelman (Argentina)
  • 2006 — Antonio Gamoneda (España)
  • 2005 — Sergio Pitol (México)
  • 2004 — Rafael Sánchez Ferlosio (España)
  • 2003 — Gonzalo Rojas (Chile)
  • 2002 — José Jiménez Lozano (España)
  • 2001 — Álvaro Mutis (Colombia)
  • 2000 — Francisco Umbral (España)
  • 1999 — Jorge Edwards (Chile)
  • 1998 — José Hierro (España)
  • 1997 — Guillermo Cabrera Infante (Cuba)
  • 1996 — José García Nieto (España)
  • 1995 — Camilo José Cela (España)
  • 1994 — Mario Vargas Llosa (Perú)
  • 1993 — Miguel Delibes (España)
  • 1992 — Dulce María Loynaz (Cuba)
  • 1991 — Francisco Ayala (España)
  • 1990 — Adolfo Bioy Casares (Argentina)
  • 1989 — Augusto Roa Bastos (Paraguay)
  • 1988 — María Zambrano (España)
  • 1987 — Carlos Fuentes (México)
  • 1986 — Antonio Buero Vallejo (España)
  • 1985 — Gonzalo Torrente Ballester (España)
  • 1984 — Ernesto Sábato (Argentina)
  • 1983 — Rafael Alberti (España)
  • 1982 — Luis Rosales (España)
  • 1981 — Octavio Paz (México)
  • 1980 — Juan Carlos Onetti (Uruguay)
  • 1979 — Jorge Luis Borges (Argentina)
  • 1979 — Gerardo Diego (España)
  • 1978 — Dámaso Alonso (España)
  • 1977 — Alejo Carpentier (Cuba)
  • 1976 — Jorge Guillén (España)

Puedes suscribirte gratis a la Newsletter de WMagazín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·