Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Montaje de la portada de ‘Rayuela’, con ediciones en varios idiomas.

‘Rayuela’ y Cortázar en palabras de García Márquez, Fuentes, Bioy Casares y Vargas Llosa

La edición conmemorativa de la novela del autor argentino recupera textos de escritores importantes que ayudan a comprender su figura y el éxito del libro. WMagazín publica varios de esos pasajes editados por la RAE y ASALE

Presentación WMagazín Los ecos de Rayuela llegan nítidos hasta hoy, y llegarán hasta mañana y pasado mañana… Julio Cortázar publicó la novela en 1963 y logró que la gente lo quisiera y amara su libro. Pura literatura, pura vida, puro juego, puro amor. Inocencia y descubrimiento de existencialismo a la vez. Por eso se celebra tanto la edición especial que acaba de publicar la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) que fue presentada en el pasado VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, celebrado en Córdoba (Argentina), entre el  27 y el 30 de marzo.

WMagazín publica cuatro pasajes de los textos recuperados en la introducción de la novela firmados por Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Adolfo Bioy Casares y Mario Vargas Llosa.  Textos sobre el autor argentino y su obra. El corazón del boom latinoamericano rendido a la obra cortazariana.

Julio Cortázar quiso romper la estructura habitual de la narrativa y la lectura y creó una novela y artefacto literario bajo las reglas del juego de la rayuela. De esta manera, además de su lectura lineal, lo más importante es leerla como lo propone el autor para que así el lector la reescriba y forme parte del juego y la autoría. Para ello, Cortázar propuso una lectura del capítulo 1 al 56, omitiendo los “Capítulos prescindibles”, y según un orden aleatorio elegido por el propio lector, o bien, com explica la RAE, “siguiendo el ‘Tablero de dirección’ propuesto por el autor. Curiosamente, este tablero deja fuera el capítulo 55, quizás otro guiño estructural al hilo mismo del juego, en el que se debe pasar por todas las casillas a excepción de aquella en la que se encuentra el tejo, que hay que saltarla”.

Esta edición recupera, como complemento a la novela, los textos de los autores citados, y contemporáneos de Julio Cortázar, que dan cuenta de la dimensión del autor y de la acogida que tuvo la novela en su tiempo y cómo se quedó en el corazón de sus lectores. Además, incluye trabajos del escritor Sergio Ramírez, y de los críticos Julio Ortega, Andrés Amorós, Eduardo Romano y Graciela Montaldo, que muestran la intemporalidad de la propuesta narrativa cortazariana. La edición fue coordinada por José Luis Moure, presidente de la Academia Argentina de Letras.

La edición conmemorativa recupera además, por primera vez desde 1983, la reproducción facsimilar del Cuaderno de bitácora, la libreta en la que Cortázar fue anotando ideas, escenas y personajes de la novela durante el proceso de escritura. Este cuaderno, señala la RAE, “permite, como un juego de los que tanto gustó Cortázar, un diálogo del autor con el lector sobre la novela que traspasa las fronteras del tiempo”.

A continuación lo que opinaron de la historia de Horacio Oliveira y La Maga con sus encuentros y desencuentros sobre la vida, los sentimientos y los sueños.

Avances de la edición conmemorativa

Gabriel García Márquez: El argentino que se hizo querer de todo el mundo

“En privado, lograba seducir por su elocuencia, por su erudición viva, por su memoria milimétrica, por su humor peligroso, por todo lo que hizo de él un intelectual de los grandes en el buen sentido de otros tiempos. En público, a pesar de su reticencia a convertirse en un espectáculo, fascinaba al auditorio con una presencia ineludible que tenía algo de sobrenatural, al mismo tiempo tierna y extraña. En ambos casos fue el ser humano más impresionante que he tenido la suerte de conocer. […] Prefiero seguir pensando en él como sin duda él lo quería, con el júbilo inmenso de que haya existido, con la alegría entrañable de haberlo conocido, y la gratitud de que nos haya dejado para el mundo una obra tal vez inconclusa pero tan bella e indestructible como su recuerdo”.

Carlos Fuentes: Julio Cortázar y la sonrisa de Erasmo

“Julio Cortázar y Rayuela colocan a la novela hispanoamericana en el umbral mismo de la novela potencial: la novela por venir de un mundo culturalmente insatisfecho y diverso”.

Adolfo Bioy Casares

“Una de las cosas que más nos unía era el sentido lúdico, no tomarnos en serio para nada. Y ese es un secreto para la vida. Compartíamos con él una mirada escéptica en relación con el mundo, aunque un escepticismo esperanzado, no de rechazo”.

Mario Vargas Llosa: La trompeta de Deyá

“Aquella noche de fines de 1958 me sentaron junto a un muchacho muy alto y delgado, de cabellos cortísimos, lampiño, de grandes manos que movía al hablar. Había publicado ya un librito de cuentos y estaba por reeditar una segunda recopilación, en una pequeña colección que dirigía Juan José Arreola, en México. Yo estaba por sacar, también, un libro de relatos y cambiamos experiencias y proyectos, como dos jovencitos que hacen su vela de armas literaria. Solo al despedirnos me enteré —pasmado— que era el autor de Bestiario y de tantos textos leídos en la revista de Borges y de Victoria Ocampo, Sur, y el admirable traductor de las obras completas de Poe que yo había devorado en dos voluminosos tomos publicados por la Universidad de Puerto Rico. Parecía mi contemporáneo y, en realidad, era veintidós años mayor que yo. Durante los años sesenta, y, en especial, los siete que viví en París, fue uno de mis mejores amigos, y, también, algo así como mi modelo y mi mentor. A él di a leer en manuscrito mi primera novela y esperé su veredicto con la ilusión de un catecúmeno. Y cuando recibí su carta, generosa, con aprobación y consejos, me sentí feliz. Creo que por mucho tiempo me acostumbré a escribir presuponiendo su vigilancia, sus ojos alentadores o críticos encima de mi hombro. Yo admiraba su vida, sus ritos, sus manías y sus costumbres tanto como la facilidad y la limpieza de su prosa y esa apariencia cotidiana, doméstica y risueña, que en sus cuentos y novelas adoptaban los temas fantásticos”.

  • Rayuela. Julio Cortázar. Edición conmemorativa. Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua (Alfaguara)

 

***

Suscríbete gratis a WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace y enviársela a otro amigo lector.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye la sección Avances Literarios que puedes ver en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·