Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Rescate de libros premiados en 2020: Salvar el fuego, Gavieras, Noche y océano, ¿Quién quieres ser? y La versión de Éric. /WMagazín

Rescate de premios literarios que ha querido eclipsar la Covid-19: Poesía Loewe, Alfaguara, Biblioteca Breve y SM infantil y juvenil

En días en que las librerías empiezan a abrir, WMagazín arroja luz sobre algunas obras que no han tenido en 2020 el recorrido que merecen. Tras un primer recordatorio con títulos metaliterarios ahora nos detenemos en una primera entrega de premiados: motivos del jurado y fragmentos

Una recreación y reinvención de los mitos clásicos femeninos para revisar desde la poesía la identidad de la mujer, una historia de violencia en México atravesada por el fuego de las pasiones y la redención, el robo del cráneo embalsamado del director de cine mudo F. W. Murnau da pie a un retrato del desencanto de una época y su cultura, una niña que descubre que no todo en la vida es lo que parece ser y la confesión que hace un joven actor de éxito sobre un crimen que cometió convierte ese hecho en un prisma de versiones sobre la realidad.

Con estas cinco temáticas de sendos libros premiados entre enero y mayo, WMagazín continúa poniendo el foco sobre algunas de las obras publicadas este 2020 que no han tenido la vida habitual de las novedades literarias con su presencia en librerías o promoción en los medios de comunicación, debido a la emergencia sanitaria de la Covid-19. Publicamos los motivos por los que el jurado las ha distinguido y un fragmento del libro.

Se trata de la segunda entrega con la cual invitamos a los lectores a dar una segunda oportunidad a algunos libros. Lo hacemos en días en que las librerías empiezan a abrir en España y América Latina. Cada semana rescateremos libros agrupados por temas: el 6 de mayo empezamos con libros y metaliteratura que puedes ver en este enlace), hoy la primera entrega de obras premiadas, la segunda será el 20 de mayo. Es nuestro homenaje a las librerías, al ecosistema del libro, a los autores, a la lectura y a los lectores.

Sobre algunos de los títulos de autores muy reconocidos editados este año Ámbito Cultural, la web de El Corte Inglés, con la organización y presentación de WMagazín, hizo dos especiales para celebrar el Día del Libro: Eclipsados. Libros que nacieron antes de la pandemia. Uno de ellos consistió en dos diálogos virtuales online con siete autores (puedes ver el resumen de los diálogos en este artículo de WMagazín) y una serie con vídeos en los que los escritores hablan de sus obras.

En WMagazín continuamos ese espíritu. Hoy con la primera entrega de libros premiados:

Premio Alfaguara de Novela: Salvar el fuego, de Guillermo Arriaga.

Premio Biblioteca Breve: Noche y océano, de Raquel Taranilla (Seix Barral).

Premio Internacional de Poesía Loewe: Gavieras, de Aurora Luque (Visor).

Premios SM El Barco de Vapor: ¿Quién quieres ser?, de Carlo Frabetti.

Premios SM, Gran Angular: La versión de Eric, de Nando López.

(Si quieres apoyar a tu librería puedes comprar estas y cualquier otra obra en Todostuslibros.com):

'Salvar el fuego', de Guillermo Arriaga, premio Alfaguara de Novela 2020. /WMagazín

Premio Alfaguara de Novela: 'Salvar el fuego', de Guillermo Arriaga

Guillermo Arriaga (México, 1958), obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 2020 con Salvar el fuego por tratarse, según el jurado, de «una novela polifónica que narra con intensidad y con excepcional dinamismo una historia de violencia en el México contemporáneo donde el amor y la redención aún son posibles. El autor se sirve tanto de una extraordinaria fuerza visual como de la recreación y reinvención del lenguaje coloquial para lograr una obra de inquietante verosimilitud. Los distintos planos narrativos tienen como hilo conductor el cuerpo humano, motivo de celebración y expuesto a numerosos excesos».

Salvar el fuego, señala la editorial, relata la historia de Marina, una mujer casada, con tres hijos, con una vida familiar resuelta, coreógrafa de cierto prestigio, se ve involucrada en un amorío improbable con un hombre impensable. Salvar el fuego retrata dos Méxicos completamente escindidos uno del otro, en los que Marina, que pertenece a la clase social más alta, se vincula con un hombre al extremo de la sociedad. «Esta es una novela que retrata las contradicciones de un país y las contradicciones más hondas de la naturaleza humana. Es una novela de amor y es una novela que al final termina por brindar esperanza».

Fragmento

«Si precisara elegir el momento que transformó mi vida, ese sería cuando Héctor nos invitó a pasar el día en su casa en Tepoztlán. «Marina, vengan el sábado, invité a los Arteaga, a Mimí, a Klaus, a Laura y su novio, a Aljure, a Ruvalcaba, a Ceci, a Julio, más los que se cuelen.» Acepté a sabiendas de que a Claudio le chocaría ir. No soportaba a mis amigos «hippies», a quienes llamaba «artistillas mamones». Le aburrían y no tenía nada en común con ellos. A Claudio una buena película era la que lo divertía, las comedias comerciales chambonas, «las que me hacen olvidar la tensión del trabajo». No toleraba las largas y estáticas cintas dirigidas por Héctor. «Son la cosa más aburrida que hay», reclamaba mi marido, sin importar los Cannes o los Venecias que las avalaran. Ese sábado terminamos por ir a Tepoztlán y ahí, justo ahí, empezó todo. Si yo hubiera rechazado la invitación, si Claudio se hubiese empecinado en que fuéramos a comer con sus padres como cada sábado, mi vida ahora seguiría igual, feliz, ordenada y previsible, y la relojería del desastre no se habría echado a andar.

El día soleado, aunado a que Héctor le prometió sintonizar en la televisión el partido de eliminatorias de la Champions, convencieron a Claudio. Además, a mis hijos les encantaba ir. Disfrutaban de jugar con las mascotas que Héctor y Pedro, su pareja, mantenían en la propiedad: once monos araña, dos mapaches, tres labradores retozones y encimosos, cuatro gatos y seis caballos mansos en los cuales podían montar y recorrer el Tepozteco. «Vamos, vamos», dijeron mis tres hijos entusiasmados. Y es que la verdad se la pasaban muy bien en casa de Héctor y Pedro. Y si Claudio no fuese tan prejuicioso, apuesto que él también. Estoy convencida de que el «aborrecimiento» a mis amigos era solo una pose porque a varios de ellos los conocía desde niños».

'Noche y océano', de Raquel Taranilla, Premio Biblioteca Breve 2020. /WMagazín

Premio Biblioteca Breve: 'Noche y océano', de Raquel Taranilla (Seix Barral)

Raquel Taranilla (Barcelona, 1981) debutó con Noche y océano y ganó el Biblioteca Breve porque, según el jurado: «el aspecto lúdico y paródico caracteriza esta historia rebosante de humor inteligente y enorme energía expresiva, escrita con gran seguridad y aplomo del todo inesperados en una primera novela. Una voz inconfundible, tan poderosa como sagaz, convierte este libro en una obra extraordinaria de una calidad fuera de lo común».

Noche y océano, según la editorial, cuenta la vida de Bea Silva que se topa con una noticia del diario que la deja atónita: alguien ha robado el cráneo embalsamado del mítico director de cine mudo F. W. Murnau. «Lo sorprendente es que Bea está segura de conocer al culpable. Se trata de Quirós, un cineasta medio ocioso que un día recaló en su enorme casa destartalada. A punto de cumplir treinta y dos años, Beatriz es una mujer poco sociable, una profesora universitaria hastiada y culta hasta lo patológico. La llegada de Quirós acentúa en ella una mirada lúcida e hiperactiva que la condena al desencanto más desquiciado».

Fragmento

«Imagino que, igual que yo, muchos de ustedes descubrieron atónitos el siguiente titular, que apareció hace algunos meses en la prensa: «Robado el cráneo de Murnau, director de Nosferatu». Según informaba el periódico, alguien había profanado el mausoleo del cineasta, en el cementerio de Stahnsdorf, próximo a Berlín, y había robado su cabeza embalsamada, que a pesar de llevar allí más de ochenta años aún conservaba, tal como relataba en la noticia el administrador del cementerio, no solo algunos restos del cabello y de los dientes, sino también el aire inconfundible, el porte magnífico de Herr Murnau. Entre los móviles que barajó la policía, al parecer tomó fuerza enseguida el del ritual satánico, basado principalmente en el rastro de cera fundida que se halló sobre el ataúd.

Ahora bien, a diferencia del de ustedes, mi estupor no tiene que ver tanto con la extravagancia de quitarle la cabeza a un muerto como con la certeza de conocer al culpable. Si tras su pista al guna vez la policía berlinesa llamase a mi puerta, entregaría gustosa una caja que él me dejó y que contiene documentos que, al menos a primera vista, guardan relación con el caso, aunque yo sepa de sobra que en su interior no se hallará evidencia útil ninguna. En mi precario alemán y como venganza servida en bandeja contra el tipo que se fue sin despedirse, les aseguraría a los agentes que del huido Quirós (pues ese es el nombre del profanador) cabría esperar cualquier rareza y que era pura obsesión lo que sentía por el tal Murnau. Si, además, como requerimiento insoslayable de la investigación, se me pidiera contar al detalle lo que sé de Quirós, lo mejor sería comenzar por la tarde en que llegó a mi casa, desbaratando la idea de acercarme de una vez por todas a la biblioteca de la Facultad de Letras en busca de alguno de los libros de Arnold Kreikamp, ese autor bávaro del que hasta hacía un puñado de días no había escuchado ni palabra».

'Gavieras', de Aurora Luque, Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe. /WMagazín

Premio Internacional de Poesía Loewe: 'Gavieras', de Aurora Luque (Visor)

Aurora Luque (España, 1962) fue distinguida con el XXXII Premio Internacional de Poesía Loewe por Gavieras. Sobre este, Juan Antonio González Iglesias, uno de los jurados dijo: «El término marino gaviero designa al marinero encargado de otear el horizonte desde la gavia de una nave, el primero en cantar tierra, y Luque lo ha empleado en femenino plural para trazar ‘muchos retratos de mujer cuyas líneas, sumadas, dibujan el autorretrato de la poeta».

La poeta española da claves de su poemario en un vídeo de Ámbito Cultural, con motivo del Día del Libro 2020:

“Mi libro Gavieras nació justo en la semana que se declaró la alarma, el confinamiento. Es irónico porque precisamente en este libro he querido detenerme en mitos distintos estructuralmente que exploran posibilidades de reconstrucción de nuestra identidad, sobre todo la identidad femenina frente a los modelos estáticos de individuo y de mujer del pasado. Por qué no soñar con otros modelos más ricos, menos quietos, más fluidos, más dinámicos, como el modelo de la gaviera. La gaviera es la mujer que atiende al horizonte, que navega, que vigila el horizonte y aprende de este. Otro modelo sería  la neodanaide que es una relectura del modelo de la danaide como la castigada, como Sísifo de Albert Camus, pero en femenino. ¿La castigada por qué? ¿La castigada por los dioses? ¿Pero, por qué ese castigo sobre ese grupo de danaides, de mujeres que se atrevieron a desafiar  las normas?

Por último, la mujer que baja al infierno. Nunca habían bajado al infierno a explorar el mundo de los muertos. Siempre habían sido los héroes, Eneas, Odiseo o Dante. Nunca una mujer bajó a explorar el inframundo. Pues en Gavieras me he atrevido a soñar con estas nuevas mujeres. Es verdad que abordo con vehemencia la reescritura  de los mitos, pero los mitos son polifónicos y lo permiten y nos invitan a  ello. Todo eso está en Gavieras”.

¿Quién quieres ser?, de Carlo Frabetti, premio El Barco de Vapor (SM). /WMagazín

Premios SM El Barco de Vapor: '¿Quién quieres ser?', de Carlo Frabetti

Carlo Frabetti (Italia, 1945) obtuvo el premio de literatura infantil El Barco de Vapor por ¿Quién quieres ser? porque, según el jurado: «desde la calidad literaria, apela a un lector inteligente y apuesta por el diálogo como herramienta para conocerse a uno mismo y el mundo en el que vivimos”. La novela, ilustrada por Rafael Martín Coronel, cuenta cómo la niña Eva, de 12 años, conoce a Ray, un sabio inventor algo chiflado, y descubre que no todo en la vida es lo que parece y que las respuestas no son siempre lo más importante. “He intentado hablarles a las niñas y niños de hoy de los nuevos problemas éticos y psicológicos que se derivan de la tecnología avanzada, y que tendrán que afrontar cuando crezcan”, dijo en la entrega del premio Carlo Frabetti.

Fragmento

«Eva no tenía claro lo que quería ser de mayor. Y no porque no se le ocurriera ninguna posibilidad interesante, sino porque se le ocurrían muchas. De noche, cuando el cielo estaba cuajado de estrellas, quería ser astrónoma o astronauta; pero por la mañana temprano, mientras aún se acordaba de las increíbles aventuras que había vivido en sueños, quería ser escritora de novelas fantásticas.

Cuando paseaba por el parque que había cerca de su casa y veía a las ardillas saltando de rama en rama, quería ser, según el día, bióloga o veterinaria. Y cuando iba a la playa soñaba con dedicarse a la arqueología y explorar las profundidades marinas. A no ser que estuviera escuchando música, en cuyo caso quería ser can-tante y bailarina.

Aquella soleada mañana de domingo, Eva quería ser arquitecta. Se había levantado muy temprano y muy con-tenta, pues acababan de empezar las vacaciones, y había salido a dar una vuelta por la ciudad, casi desierta a aque-lla hora, y se imaginaba restaurando los edificios que veía a su paso y llenando las azoteas de jardines».

'La versión de Eric', de Nando López, premio Gran Angular (SM). /WMaagzín

Premios SM, Gran Angular: 'La versión de Eric', de Nando López

Nando López (España, 1977) obtuvo el premio Gran Angular de literatura juvenil, porque, según el jurado, «nos enseña que la vida no es fácil para nadie, pero para determinadas personas, mucho menos. Por ser un thriller (creemos que no queda claro este mensaje) y un relato de aceptación, que nos obliga a cambiar la mirada, para que esta sea siempre desde el corazón y que nos enseña que, en este mundo de espejos y apariencias, callar o esconderse no son una opción”. Es una novela que aúna el thriller con cuestiones sobre la identidad, el derecho inalienable a ser quienes somos y a defender quiénes queremos ser.

Fragmento

«La primera víctima apareció el miércoles 12 de junio a las 3:45 de la mañana.

La segunda, el sábado 13 de julio a la 1:34.

La tercera, esa misma madrugada de julio y solo una hora después.

Aún no sé si estas líneas verán la luz. Puede que no me atreva a que lo hagan o que, debido a todos los intereses que hay en juego, no me lo permitan. Ni siquiera estoy seguro de si sabré recordarlo tal y como sucedió. Todos los pasos, todos los momentos que, sin saberlo, acabaron acercándome a Rex, a Tania, a Hugo, a Julia, a Matt o incluso a Lorca. A cada una de las personas que, fueran o no conscientes de ello, cambiaron mi vida y escribieron mi historia.Estas páginas son el relato de todo lo que callé entonces.

Y de por qué lo hice».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·