Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Ana María Shua, Jordi Sierra i Fabra, Pola Oloixarac, Maite Carranza, Sergio Vila-Sanjuánn y Martín Kohan.

Romance de sonidos y literatura catalana y argentina en la FIL Buenos Aires 2019

La serie de televisión catalana 'Merlí' triunfó en Argntina y allanó el camino para conocer más la lengua de Cataluña. En días de feria, en todos los diálogos de los autores barceloneses participan escritores argentinos

Buenos Aires vive estos días un romance con el bilingüismo español y catalán y sus sonidos diversos. Es la penúltima seducción del acento catalán en Argentina, el propio y el de sus resonancias musicales cuando los catalano parlantes hablan en español.

Y aquí lo están comprobando en  la 45ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires donde Barcelona es la Ciudad Invitada de Honor. Esa mezcla de sonidos surge a través de casi un centenar de charlas, debates o mesas redondas entre escritores argentinos y en lengua catalana porque aunque los diálogos son en español la musicalidad catalana envuelve el idioma común que comparten. En la mayoría de las 120 actividades organizadas por Barcelona también suenan voces argentinas con sus múltiples acentos.

Merlí hizo de celestina de este romance. La serie de televisión ha fascinado y abierto el camino a la familiarización de una lengua como se aprecia en la feria porteña. No hay más que ver la acogida que ha tenido el guionista Héctor Lozano y uno de sus protagonistas, Carlos Cuevas. Había colas interminables de gente sentada en el suelo esperando para hacer firmar el libro y verlos y poder abrazarlos.

El sonido de la “y” griega o de la elle, o doble ele, que en argentino parecen más bien como si quisieran hacer callar a alguien (sh), se combinan con el sonido de la “c”convertida en zeta. Es un baile de sonidos, una danza en ocasiones lenta y en otras alterada, pero siempre amorosa.

Aunque en las charlas parece casualidad que siempre haya parejas de escritores o ilustradores argentinas y catalanas, no lo es. Para Iolanda Batallé, directora del Instituto Ramón Llull y responsable de la presencia de Barcelona en la feria, lo que vino a hacer la capital catalana a Buenos Aires fue a tejer complicidades, a renovar lazos de amistad y a fortalecer y construir puentes alrededor de la creación literaria y del ecosistema del libro.

“Al final, cuando descubrimos una lengua, una cultura, una literatura, nos enamoramos de ella a través de las personas”, asegura Batallé bajo cuya responsabilidad se organizaron tres semanas de encuentros para ese posible enamoramiento, para que después la literatura catalana se pueda traducir en Argentina y se empiecen a realizar coediciones y colaboraciones.

Antes de que la FIL Buenos Aires abriera sus puertas al público, el pasado 26 de abril, hubo unos días de jornadas profesionales en las cuales Barcelona también tenía unos objetivos muy concretos: promocionar a sus autores, mejorar la distribución y conseguir traducciones del catalán y otras lenguas. El Instituto Ramón Llull organizó más de setenta reuniones con editores argentinos para darse a conocer.

Hace una semana, el viernes 25 de abril, comenzaron los diálogos públicos entre argentinos y catalanes. A las tres de la tarde, se sentaron los directores de bibliotecas y editores de Buenos Aires y Barcelona frente a una audiencia que se sumaba a medida que avanzaba la charla en el estand de la Ciudad de Buenos Aires. Las ideas que los barceloneses presentaban gustaban a los argentinos, que dicen inspirarse para intentar llevarlas adelante en su país.

La cita siguió con el prolífico escritor Jordi Sierra i Fabra, con más de 500 títulos publicados, quien conversó con Antonio Santa Ana, autor de Los ojos del perro siberiano. Lo cierto es que allí, en la sala Carlos Gorostiza, la escena la construía el catalán atrapando con sus historias a los jóvenes. En esa sala, la mayoría de los espectadores no tenían más de 18 años.

Empieza el romance

Jordi Sierra i Fabra llevaba una camisa floreada que en principio no se le había visto. Cuando el fotógrafo terminó sus tomas iniciales, el escritor decidió quitarse el blazer neutro, de señor mayor, y mostrar su verdadera juventud.

“Nací en Barcelona en 1957. Nací en una dictadura, mi lengua no se podía hablar. Y, además, era tartamudo. La literatura me salvó la vida”, confiesa Sierra i Fabra. El público escucha atento, algunos celulares graban y toman fotos, pero nadie, ninguno de estos chicos y chicas de secundaria, se distrae. Allí también estaba ocurriendo ese enamoramiento: el objetivo del desembarco catalán.

Los días siguieron con más amores. Cuando la escritora valenciana Paula Bonet dialogó con la argentina Pola Oloixarac también ocurrió la magia. “Me encantó hablar con Paula”, reconoce Oloixarac, “creo que ella tiene una fuerza particular porque además de escribir pinta y lo hace con una fuerza muy monstruosa. Ese talento para hundirse dentro de uno mismo y sacar todas esas cosas”.

Pero ese talento de Bonet no es lo único que le gusta: “A mí me fascina cómo hablan los ibéricos, quizás por ver tantas películas porno uno asocia lo ibérico con el porno”, afirma sin tapujos. Sus voces, la argentina y la española, sonaron en un diálogo feminista de experiencias y de literatura.

No fue sólo en el feminismo y la juventud donde se dio ese enamoramiento. También dialogaron sobre historias, abuelos y novelas Sergio Vila-Sanjuán y el periodista y narrador argentino Jorge Fernández Díaz. Al terminar ese animado intercambio de ideas, experiencias y voces, Vila-Sanjuán caminó unos doscientos metros para ir hasta otro diálogo: el del español Arturo Pérez-Reverte, también con Fernández Díaz. Una presentación a sala llena.

En esa caminata, Vila-Sanjuán recordó que “Barcelona y Buenos Aires son ciudades con afinidad cultural real. A él, el intercambio le ha funcionado: han reeditado en Argentina sus tres novelas: “Soy un ejemplo con piernas de que el objetivo se ha cumplido”. Al autor catalán la forma en que hablan los argentinos le parece muy bonita. El porteño, dice, es más musical y más suave.

La escritora y crítica literaria argentina Nora Catelli vive en Barcelona hace más de cuarenta años, pero sigue hablando en argentino. Sus clases de la universidad las dicta en castellano, aunque puede leer en catalán. “El catalán te abre el oído”, explica, tras coordinar una mesa sobre la literatura catalana en el exilio. Para Nora Catelli, el aporte de ese diálogo para los argentinos es que los ayuda a aprender a vivir en una sociedad bilingüe donde todos los barceloneses pasiva o activamente entienden los dos idiomas.

Antes de entrar a una sala a hablar con argentinos y catalanes sobre el cuento, el escritor argentino Martín Kohan sentía intriga. No sabía qué iba a ocurrir. Pero intuía algo: “Siempre termina funcionando sobre una base que es más parecida de lo que se podría suponer. En parte porque hay un tipo de circulación de la literatura que no reconoce fronteras territoriales. Hay traspasos”.

Kohan sabe que se leen mutuamente. Los catalanes leen a Jorge Luis Borges, los argentinos a Enrique Vila Matas. Esa dinámica, afirma, también incide en lo que escriben. Hay un punto de conexión, una zona de encuentro que no se ve, sino que más bien se lee y escribe.

Este encuentro de hablas y sonidos del idioma español o castellano con acentos argentinos y catalanes continuará en las voces de autores de aquí de allá como Jordi Gracia, Selva Almada, Gabi Martínez, Najat El Hachami, Pedro Mairal, Javier Pérez Andujard, Maitena, Xavi Ayén, Ana Maria Shua, Maria Barbal, Maite Carranza, Luisa Valenzuela, Gemma Lienas, Josep Munar, Carlos Zanón, Care Santos…

***

Suscríbete gratis a WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace y enviársela a otro amigo lector.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye coberturas de eventos importantes del libro en el mundo como puedes ver en este enlace de nuestra sección En Vivo.

***

Suscríbete gratis a WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace y enviársela a otro amigo lector.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye coberturas de eventos importantes del libro en el mundo como puedes ver en este enlace de nuestra sección En Vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·