Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

De izquierda a derecha: Cristina Fallarás, José Ovejero, María Hesse, Irene Vallejo y Anna Pacheco en el acto de WMagazín Veranos de avances literarios, en la 78ª Feria del Libro de Madrid. /Fotografía de WMagazín

Un viaje al origen de los libros y al presente de las mujeres en la voz de cuatro escritoras y un escritor

Anna Pacheco, Cristina Fallarás, Irene Vallejo, José Ovejero y María Hesse leyeron de manera emotiva pasajes de sus próximos libros de otoño en el acto de WMagazín: Veranos de avances literarios de viva voz, en la 78ª Feria del Libro de Madrid

Si un ser humano de hace treinta o veinte siglos viniera al año 2019 reconocería muy pocas cosas. Tal vez un cuchillo o una prenda de vestir y, desde luego, un libro. No porque hubiera visto su formato actual de papel, sino porque la unión de palabras  para contar historias o dejar un registro de lo ocurrido o del pensamiento sobre un soporte le resultaría familiar. El libro ha atravesado los tiempos con su espíritu intacto porque es parte del espíritu humano.

Lo recordó en el Parque del Retiro de Madrid la filóloga clásica Irene Vallejo la tarde del sábado 15 de junio junto a otros cuatro autores en una lectura coral de sus respectivos libros. Texto escrito, texto leído, oyentes atentos como otros antes lo hicieron alrededor de la hoguera, la lumbre, la vela, la lámpara antes de dormir. Esta vez con las voces de Anna Pacheco, Cristina Fallarás, José Ovejero, María Hesse y la citada Irene Vallejo que leyeron en primicia pasajes inéditos de sus próximos libros de otoño-invierno. Fue durante los II Veranos de avances literarios de viva voz organizados por WMagazín en la 78ª Feria del Libro de Madrid.

A las seis de la tarde de ese sábado, vísperas del cierre de la feria madrileña, los escritores se reunieron en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales en mitad del Paseo de Coches del parque y rodeados de las 361 casetas. Veinticuatro horas antes de que se anunciara el buen estado de salud de la venta de libros, pues tuvieron un incremento del 14% (puedes ver en este enlace el balance de la feria).

Mientras 2.3 millones de personas compraron libros durante los 17 días de la feria, más de medio centenar de personasse adelantaron a las lecturas del fin de año con el acto de WMagazín. Los cinco escritores leyeron en hojas sueltas o teléfonos móviles con gran emotividad y convicción párrafos que aún no han entrado en imprenta. Luego compartieron con los lectores las pulsasiones que los han llevado a construir relatos plenos de actualidad, atravesados por inquietudes de siempre que tienen que ver con la identidad, con las ilusiones, con el desconcierto, con la curiosidad, con lo que no se puede contar, con lo prohibido o lo ‘incorrecto’, y, también, con lo luchado y soñado.

Este rosario de lecturas fue hilado por el director de WMagazín, Winston Manrique Sabogal. El resultado fue un relato coral a través de las voces de autores de distintas generaciones con un común denominador: la memoria, la que ha guiado siempre la escritura. La memoria para entendernos.

La periodista y escritora Anna Pacheco, autora de ‘Listas, guapas, limpias’ (Caballo de Troya). /Fotografía de Sergio Cadernio-FLMadrid

La joven periodista Anna Pacheco (Barcelona, 1992), que escribe sobre clase, género y cultura para medios como Vice o Playground, aprovechó el ‘bache pagado’ que le supuso irse al paro tras el ERE de Playground, para ir más allá de los límites que le imponía el periodismo en una exploración sobre sí misma inspirada por su abuela. En efecto, Listas, guapas, limpias (Caballo de Troya), es el ‘lema’ con el que su abuela resumía lo que debe ser una chica: “con esos tres requisitos, estaría todo solucionado” y podría encontrar un hombre “la mitad de bueno que mi padre”, recuerda. Anna Pacheco confesó que este libro, que verá la luz en septiembre, ha sido una vuelta a la memoria familiar para “entenderme y entender mi identidad”. La de una generación rotulada como ‘millenial’ que llega a la adultez con demasiada información, un panorama de precariedad económica y un camino de reivindicaciones de género o clase.

Listas, guapas y limpias es un punto de reflexión en ese proceso que pasas, en el que empiezas a entender lo de la ‘clase’ y a repudiarla, a sentirte extraña en tu propio lugar, es una pequeña toma de consciencia de quién eres”, reconoció Pacheco. Vestida con una gabardina gris y zapatillas deportivas, la más joven de las voces de la tarde puso los ojos en el móvil y empezó a leer rápido a medida que introducía a la gente en su relato del mundo reflexivo, de interrogantes e inseguridades de la protagonista, una chica de barrio que cualquiera se encontraría una tarde o una noche en cualquier esquina.

La periodista y escritora Cristina Fallarás lee un pasaje de su ensayo ‘AHORA CONTAMOS #Cuéntalo: una memoria colectiva de la violencia machista’ (Cuadernos Anagrama). /Fotografía de Sergio Cadierno-FLMadrid

Tras el frenético relato incial de Anna Pacheco fue el turno para la veterana periodista y narradora Cristina Fallarás (Zaragoza, 1968). Se levantó de su asiento para leer desde el atril y en tono vehemente anunció: “Este libro no es una novela y es raro porque yo escribo novelas”. Fallarás leyó apasionadamente apartes del capítulo ‘Mecanismos de identificación” del ensayo AHORA CONTAMOS #Cuéntalo: una memoria colectiva de la violencia machista (Nuevos Cuadernos de Anagrama), en el que ha recogido los testimonios reales que surgieron tras la convocatoria que impulsó en abril de 2018 bajo el hashtag #Cuéntalo luego de leer un artículo de la escritora catalana Bel Olid.

La plataforma proyectocuéntalo.org consiguió movilizar a más de tres millones de personas y recabó más de 160.00 tuits originales en tan solo diez días. Mujeres y hombres de España y América Latina -principalmente- se atrevieron a contar casos de abuso y violencia machista en primera y tercera persona (en nombre de aquellas que no sobrevivieron para contarlo). “A través de las redes sociales, creamos memorias colectivas ‘nuevas’ -y resalta estas comillas irónicas- que nos habían sido hurtadas por las instituciones, por los funcionarios y por los medios”. Y agregó que “hay un montón de colectivos que no han estado representados en los medios de comunicación, porque a los medios de comunicación no les ha dado la gana. De repente nos ha salido el ‘Valle de los caídos’, de repente nos ha salido una ‘manada’, de repente nos ha salido la familia de Franco o cosas así que da la casualidad de que llevaban toda la vida ahí y nadie se había dado cuenta”.

La filóloga y escritora Irene Vallejo lee un pasaje de ‘ El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo’ (Siruela). /Fotografía de Sergio Cadierno-FLMadrid

A la reivindicación y denuncia de Cristina Fallarás siguió la lectura de Irene Vallejo (Zaragoza, 1979) en un viaje al pasado para recuperar las primeras veces en el viaje de la escritura y el libro, de “personas anónimas que lo tuvieron que inventar, lo tuvieron que crear, lo tuvieron que pensar por primera vez, es casi una novela protagonizada por personas anónimas que nadie nos había contado”. Así definió el ensayo El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo (Siruela), la escritora y filóloga Irene Vallejo.

Como una narradora de aventuras, Vallejo introdujo al auditorio en un trepidante relato plagado de datos históricos y descubrimientos que inicia con los jinetes que recorrieron el mundo conocido para llenar las estanterías de la Biblioteca de Alejandría con todo lo escrito hasta entonces. “Se pueden narrar muchos episodios de historias personales, privadas, anécdotas, para colocarnos en ese mundo en el que todo estaba por hacer. En el momento que se inventa la escritura es cuando se puede guardar la memoria de las palabras, es la mayor revolución tecnológica de la historia”. Una revolución que siglos después, sigue reuniendo a millones de personas en torno a este objeto, “de piedra, de barro, de papel y, ahora de luz, en una lucha contra el tiempo para conservar la memoria y salvarnos del olvido”.

El escritor José Ovejero lee un pasaje de su próxima novela ‘Insurrección’ (Galaxia Gutenberg). /Fotografía de Sergio Cadierno-FLMadrid

Después del viaje a los orígenes del objeto que ha reunido a estos autores y lectores fue el turno de José Ovejero (Madrid, 1958), el único hombre de esta lectura. Empezó su intervención con una confesión: “De camino aquí me preguntaba, ¿de qué demonios hablas en esta novela?”. El polifacético autor se prepara para el lanzamiento de Insurrección (Galaxia Gutemberg), una noela “sobre las ilusiones, sobre qué hacemos con ellas en un mundo en el que nuestra vida laboral está cada vez más degradada, como le sucede a Aitor, el padre, al que cada vez le piden más y le dan menos. Que tiene que estar agradecido porque sino te echan o, como le pasó a Cristina [Fallarás], que la echaron del trabajo por estar embarazada”. Ana, la protagonista de Insurrección, es otra joven desconcertada, como el personaje de Anna Pacheco. Ella es la insurrecta que le planta cara al padre y le dice: “Papá, tu mundo no me interesa en lo más mínimo, me voy de aquí. Yo quiero otro mundo”, y emprende la aventura de puertas para adentro, en una casa ‘okupada’.

La ilustradora y escritora María Hesse autora de ‘El placer’ (Lumen). /Fotografía de Sergio Cadierno-FLMadrid

El cierre de esta lectura coral volvió al tema de lo que callan algunas mujeres a través de El Placer (Lumen), la nueva novela gráfica de María Hesse (Huelva, 1982). Tras su exitosa incursión en el mundo del libro con las biografías de Frida Khalo y David Bowie, la ilustradora se lanzó a reiventar el Génesis en “el texto más personal que he hecho hasta ahora” para explicar con palabras e ilustraciones que rezuman sensualidad y coraje, las vivencias desde la infancia de un mujer, que podrían ser todas las mujeres. “Analiza cómo hemos sido censuradas, cómo nos han negado el placer y cómo, poco a poco, ella y muchas de nosotras, hemos ido liberándonos”.

Estos II Veranos de avances literarios de viva voz, organizados por WMagazín, en el parque del Retiro son el preámbulo de los adelantos literarios que se publicarán en julio y agosto. En esos meses se publicará el pasaje literario de cada uno de los autores que participaron en el acto y un vídeo de su lectura. En este enlace puedes ver cómo fue la primera edición en 2018, con Luna Miguel, Marcos Giralt Torrente, Muhsin al-Ramli, Marbel Sandoval Ordóñez y Álvaro Pombo.

De izquierda a derecha: Cristina Fallarás, José Ovejero, María Hesse, Irene Vallejo y Anna Pacheco en el acto de WMagazín: Veranos de avances literarios de viva voz, en la 78ª Feria del Libro de Madrid. /Fotografía de WMagazín

***

Suscríbete gratis a WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace y enviársela a otro amigo lector.
  • Te invitamos a ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye coberturas de eventos importantes del libro en el mundo como puedes ver en este enlace de nuestra sección En Vivo.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·