Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Unas navidades en la Luna, en los videojuegos y en las obras de grandes artistas

WMagazín propone varios libros para ampliar las tres exposiciones de Espacio Fundación Telefónica, en Madrid, convertido en un territorio fronterizo del ocio, el arte y la cultura

Unas escaleras metálicas en espiral conducen a unas navidades en el ciberespacio. Son el acceso a tres mundos virtuales y digitales sobre el viaje a la Luna, el auge del videojuego y una nueva dimensión para apreciar obras de artistas. Un territorio fronterizo del ocio, el arte y la cultura.

Es la exploración y prolongación de creaciones analógicas en formatos digitales donde el espectador participa de ellas, juega con ellas, crea con ellas. Son las exposiciones De Madrid a la Luna, Intangibles. Una exposición digital de la Colección Telefónica y Videojuegos. Los dos lados de la pantalla  en Espacio Fundación Telefónica (calle Fuencarral, 3, de Madrid). Viajes que se describen con detalle a continuación y que se pueden complementar con las lecturas de varios libros:

Videoclip de la exposición 'De Madrid a la Luna'.

Un viaje inolvidable 'De Madrid a la Luna'

El primer viaje permite a la gente descubrir cómo fue el hito de la llegada del ser humano al satélite soñado a lo largo de todos los tiempos. Hasta que el 20 de julio de 1969 la nave Apolo 11 tocó la superficie lunar y los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins y completaron con éxito su misión. Cómo se logró aquella hazaña y qué participación tuvo España en ese sueño en el cual tuvo gran importancia Telefónica se aprecia en esta exposición (Estará hasta el 2 de febrero de 2020).

Hay fotografías, vídeos, documentos o planos de lo ocurrido hace medio siglo. Resulta inevitable recordar libros y autores que se han inspirado y acercado a la Luna, desde el la Epopeya de Gilgamesh y la Biblia a grandes escritores como Ovidio, Safo, Dante Alighieri, William Shakespeare, Miguel de Cervantes, Edgar Alla Poe, Giacomo Leopardi, Emily Brontë, Mary Shelley, Lord Byron, Henry Melville, Emily Dickinson, Francis Scott Fitzgerald o Federico García Lorca.

La Luna tiene tantas vidas como personas han existido. Y más cuando aparece en los libros como lo hizo Herman Melville en su clásico Moby Dick, porque es en una noche de Luna clara cuando la embarcación avista por primera vez a la ballena dando una imagen extraordinaria:

“Fue mientras se deslizaba por estas últimas aguas que una serena noche de claro de luna, cuando todas las olas ondeaban como rodillos de plata; y con su suave, envolvente borbotear, creaban lo que parecía un argénteo silencio, que no soledad: en tan silenciosa noche, un surtidor plateado fue visto muy por delante de las blancas burbujas de la proa. Iluminado por la luna, parecía celestial; semejaba algún dios emplumado y refulgente que surgiera del mar.

‘¡Allí resopla! ¡Allí resopla! ¡Una joroba como un monte nevado! ¡Es Moby Dick!”.

Videoclip de la exposición 'Intangibles. Una exposición digital de la Colección Telefónica'.

Dentro de las obras de grandes artistas en 'Intangibles'

En esta planta el arte adquiere una dimensión más allá de lo analógico. Los visitantes dejan de ser meros espectadores para convertirse en sujetos activos que pueden jugar con la obra, sentirla, conocer su proceso e incluso reelaborarla. Aquí no están las obras originales de los grandes artistas, pero sí su prolongación digital, virtual, que lleva las exposición a otra dimensión.

En Intangibles. Una exposición digital de la Colección Telefónica están presentes instalaciones o performances creados expresamente para obras de Antoni Tàpies. René Magritte, María Blanchart, Juan Gris, Roberto Matta, Eduardo Chillida, Paul Devaux y Raúl Torres García.
El objetivo de la exposición es una reflexión sobre cómo la revolución digital ha impactado en la manera de acercarse al arte en sus límites físicos y sensoriales.

Las referencias de la exposición “surgen de iniciativas sueltas de ciertas instituciones por mostrar sus colecciones de otro modo y de llegar al público de una manera diferente a la tradicional”, explica Laura Fernández Orgaz, responsable de Colecciones y Exposiciones itinerantes de Fundación Telefónica y comisaria de la muestra. Una propuesta que WMagazín amplía con libros sobre los artistas convocados. (Estará hasta
el 23 de febrero).

Videoclip de la exposición 'Videojuegos. Los dos lados de la pantalla'.

En el universo en expansión de 'Videojuegos. Los dos lados de la pantalla'

En un espacio jugable se despliega el pasado, el presente y el futuro de los videojuegos, una de las actividades de ocio sobre la que se centran muchas miradas. Opiniones y debates de todo tipo sobre su conveniencia giran a su alrededor, pero lo cierto es que una tercera parte de la población mundial los practica y ya es una de las formas culturales dominantes del siglo XXI.

La bienvenida a este mundo la da una gran pantalla donde varios expertos expresan su opinión al empezar Videojuegos. Los dos lados de la pantalla.  (Estará hasta el 12 de enero). El recorrido continúa hacia un rincón en penumbra donde una serie de cerebros artificiales se iluminan y apagan indicando las áreas donde incide el videojuego en su desarrollo respaldado por un vídeo que indica los hallazgos científicos.

Es el umbral de una ruta expositiva donde se ve el videojuego en diferentes aspectos, desde la referencia a algunos de los primeros videojuegos hasta sus procesos de creación y alianzas con los libros. El escritor italiano Alessandro Baricco dijo, en una entrevista al diario La Vanguardia, que “el Game es el nombre de la civilización en la que vivimos hoy. Y que utiliza una cantidad altísima de instrumentos que derivan de la tecnología digital. Y si queremos encontrar un rasgo genético común a todo es que proviene de una experiencia de juego, de juego digital. Por eso el nombre de Game. Pero no quiero decir que sea una civilización juguetona. O estúpida. O superficial. Sólo que ha elegido el esquema formaldel videojuego. Y lo ha aplicado a gran parte de nuestra experiencia, segura de hacer lo mejor, de crear un sistema muy útil”.

Luna, arte y videojuegos como estrellas para unas Navidades ciberespaciales de manera presencial o a través de libros que ayudan a volar aún más alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·