Antonio Colinas y (Izquierda) y Pere Gimferrer. FOTOGRAFÍA DE WINSTON MANRIQUE

Antonio Colinas y (Izquierda) y Pere Gimferrer. FOTOGRAFÍA DE WINSTON MANRIQUE

Gimferrer y Colinas cantan a la vida y recuerdan que están en “un país de deshollinadores”

EN VIVO desde Madrid / Los dos poetas españoles protagonizaron el segundo día de Poemad en un mano a mano cuyo vídeo puedes ver aquí

A la misma hora en que en el Congreso de “un país de deshollinadores” se realizaba el tercer debate para tratar de investir presidente de España a Mariano Rajoy, dos poetas y amigos leían sus versos que cantaban a la vida, a la cara y el envés del paso del tiempo y recordaban “los deshaciertos de la malvasía / en un país de trovadores ciegos”.

Fue cuando la noche del miércoles empezaba. Pere Gimferrer y Antonio Colinas hablaron y leyeron sus poemas rodeados de silencio. Estaban en el auditorio del Centro Conde Duque de Madrid, como protagonistas del acto central del VI Festival Poemad, que este año reúne a más de 40 autores.

Antonio Colinas, izquierda, y Pere Gimferrer en Poemad, en el Centro Conde Duque de Madrid.

Hace medio siglo se conocieron. Lo recordaron con verdades reales y verdades poéticas. Cuando jovencísimos empezaban un camino de ilusión y de incertidumbre, pero de seguridad y ganas de explorar en la poesía. De llevar la poesía española a territorios nuevos, de llevar la palabra hacia nuevos bautizos.

Gimferrer (Barcelona, 1945), académico que presentó ayer en Madrid su último poemario: No en mis días (Vandalia-Fundación José Manuel Lara). Colinas (León, 1946), Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que la primavera pasada publicó Memorias del estanque (Siruela). Ambos recordaron el fulgor de los versos, los fogonazos de las ideas en pocas palabras. Mostraron que su compromiso primero es con la poesía y la creación literaria, pero también con la realidad reflejada en sus versos.

En un momneto, Gimferrer advirtiño que lo que iba a leer no era solo en clave hispana:

Dióscuros
Assange y Lagarde (¿Lagàrdere?) tienen ‘A’, y ‘G’ (¿Ange?) en
partícula,
Deletreados como en el Finnegans Wake,
de Estocolmo a Estrasburgo, ángeles ciegos vuelan sobre Europa,
mas de Assange a Lagarde va, trazada a cordel, una cinta
magnética
que separa los ángeles de las bodegas oscuras
(botteghe oscure, acaso) de los ángeles de la bodeguiya.
no es Assange, ni Lagarde, pero en Sobre los ángeles
sólo un ángel, herido, alicortado,
pudo sobrevivir tras el juego explosivo.
Hoy las camisas negras van plisadas.
un maestral de Ventennio está arando en Europa.

El mano a mano continuó casi una hora. En su último turno, Antonio Colinas empezó con estos versos:

Tu alma
es el rumor de la llama
no existe
un sonido más dulce,
pues suavamene funde todo en ti
y todo en mí.
Al fin, nosotros somos
el rumor de la llama,
(el rumor de las almas).

Cómo se quiebra
la luz
en la música
que arde
en tus ojos.

La voz serena de Colinas siguió dos poemas más. Luego Gimferrer despidió la noche poética del “país de los trovadores ciegos”, como dice en uno de sus poemas, así:

Diminuedo

El ángel de la muerte repentina
ha mantenido mi pasado en pie.

Vuelan bajo los pájaros que cantan
(¿Dónde cantan los pájaros que cantan?)

Mi vida serña un valle sin espadas.
Mi vida será el oro de las hadas.

Y, conforme decía “hadas”, Gimferer hizo con su mano izquierda un gesto a Colinas de que había terminado. El auditorio respondió con un aplauso. Los dos poetas se sonrieron y Gimferrer le pidió a Colinas que le firmara el libro.

De izquierda a derecha, los poetas Jon Andión, Adolfo Cueto, Pere Gimferrer, Antonio Colinas y Joaquín Pérez Azaústre. Forografía de Winston Manrique

Puedes ver un momento del recital en el vídeo que abre este artículo.

Mañana: Crónica y vídeo de Aurora Luque y Jesús Aguado en Poemad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·