Adriana Mosquera, Nani, ha sido distinguida con el Premio Homenaje de Caricatura La Catrina en la 35ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) 2021. /Foto cortesía Adriana Mosquera

Adriana Mosquera, Nani: «La participación de las mujeres en la caricatura se ha normalizado»

La autora colombiana creadora del personaje Magola, de caricatura, que reivindica la igualdad de la mujeres desde 1995, recibe el Premio Homenaje La Catrina, en la FIL de Guadalajara. En esta entrevista recorre su trayectoria y analiza su oficio hoy

A los siete años Adriana Mosquera vislumbró lo que quería ser de grande. Entonces no había muchas mujeres ilustradoras y dedicadas a la caricatura que le sirvieran de referente. Tras estudiar biología ella misma, bajo el seudónimo de Nani, se convertiría para otras mujeres en lo que casi no encontró en su niñez y adolescencia con la creación del personaje de Magola.

Todo se remonta a 1995. Ese año nació una heroína y pionera de todos los derechos de las mujeres que se reclaman hoy, reivindica la igualdad, los sentimientos y abandera causas de las minorías en busca de la comprensión, el respeto y la igualdad. Su nombre es Magola y vive en las viñetas creadas por Nani, Adriana Mosquera. Desde el primer día en el diario colombiano El Espectador y luego en varias publicaciones de América Latina y España, todo saben que Magola es una mujer multi-pluri-mega empleada y entregada a trabajos y quehaceres varios: hogar, matrimonio, pareja, hijos, trabajo.

Magola es una respuesta a las mujeres idealizadas por los hombres y la sociedad que tienden a cosificar a la mujer y restringirle sus derechos.

Un universo que ha sido distinguido en la 35ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) con el Premio Homenaje de Caricatura La Catrina. Nani es la segunda mujer en recibir este galardón.

Nacida en Colombia, Adriana Mosquera es humorista gráfica, licenciada en biología y diseñadora gráfica y de moda. Es profesora honorífica del humor por la Universidad de Alcalá de Henares-España 1998, ganadora del primer puesto en el concurso humor y lactancia materna Guipúzcoa-España 2003, y primer certamen de Mujeres Caricaturistas Las Tunas-Cuba 2006. Ganadora de varias menciones de honor en diferentes concursos internacionales como Cafam-Colombia 19961, 1996, Amadora Cartoon–Portugal 2001, Gondomar –Portugal 2006 ha publicado su trabajo en Colombia por varios años consecutivos; en España,  México, Cuba, Estados Unidos, Argentina, Ecuador y Portugal. Colaboradora de la revista española Interviú, de la Feria del Libro de Bogotá, de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, y las muestras de humor gráfico de la Feria del Libro de Guadalajara, México, del Centro Asesor de la Mujer, de Alcalá de Henares.

Desde su casa en Alcalá de Henares (España), días antes de viajar a Guadalajara ha recibir su premio, Nani responde a unas preguntas por internet:

Diana M. Horta. ¿Cuándo pensó o tuvo claro que le gustaría dedicarse a la caricatura?

Adriana Mosquera. Desde los 7 años yo quería hacer tiras cómicas. No tenía ni idea de cómo era ese mundo, pero yo tenía claro que lo intentaría.

D. M. Horta. ¿Cuál fue el origen de Magola, qué la inspiró, cuál fue el motivo de crearla?

A. Mosquera. Magola nace de la rabia de ver que los hombres siempre dibujan mujeres perfectas, como si las demás no existiéramos. Por eso tomé punto por punto lo que ellos idealizan y exageré, como el pelo rubio: Magola lo tiene tan oscuro que se ve azul; el cuerpo con curvas: Magola es recta; la nariz respingona y operada: Magola es narizona; ¿que a loa hombres les gustan los tacones porque levanta el trasero?: Magola va siempre en botas planas; y, para más inri, no se depila. Esa fue la idea de partida para crear el personaje.

Viñeta de Magola, personaje de Nani, Adriana Mosquera. /WMagazín

D. M. Horta. ¿Cuáles son sus referencias canónicas en su campo?

A. Mosquera. Sin duda Quino, pero más que él, Mafalda. Cuando comencé a leerla a muy corta edad yo pensaba que la dibujaba una mujer. También están Rius y su forma de dar cátedra a punta de dibujitos y Forges con su feminismo y ternura. A los tres tuve el privilegio de conocerlos y de ser su amiga, me siento muy afortunada.

D. M. Horta. ¿Qué ha cambiado o evolucionado en el mundo de la caricatura desde su incursión?

A. Mosquera. De alguna manera se ha normalizado la participación de las mujeres en la caricatura, la opinión sarcástica y el atrevimiento dibujado. En Instagram hay actualmente todo un universo de imágenes hechas por mujeres que en otros tiempos eran imposibles.

D. M. Horta. Hace dos décadas era complejo hacer humor gráfico y que una mujer lo hiciera todavía más: ¿A qué dificultades se enfrentan ahora las mujeres en este oficio?

A. Mosquera. En realidad, mirando atrás, esas dificultades fueron las que me empujaron a seguir adelante, ese matoneo constante, esa duda sobre mis capacidades y las de otras mujeres fueron una catapulta. Cada frase machista, cada descalificación se fue convirtiendo en un tema para dibujar; de hecho, hoy en día, los insultos en redes sociales y los comentarios y correos agresivos, son para mí una gran fuente de inspiración.

Sigue siendo una lucha diaria, queda mucho por hacer, pero justamente por eso sigo adelante y no se me acaba el tema.

La evolución actual es que algunos trogloditas ya saben insultar en redes.

Diana M. Horta. Esa evolución ha traído nuevos medios donde presentar los trabajos, ¿cuáles son esas nuevas plataformas que están permitiendo llegar sin filtros a la gente? ¿qué tan positivo es?

Adriana Mosquera. Los medios impresos como diarios han ido desapareciendo lentamente, y es una de las preguntas más recurrentes, entre los nuevos talentos que quieren publicar y crear tiras o viñetas.

Las redes son el nuevo soporte, pero que no crean que el éxito trae solamente flores, también trae espinas. Creo que hay una mayor exposición, por eso la gente cree que tiene el derecho a agredir a los creadores.

Si uno quiere opinar en redes, debe prepararse para la contra opinión

Magola en tres momentos, según Nani

Nani: «Las mujeres vivimos en una sociedad en dónde nos hacen creer que nuestro valor está basado en nuestra apariencia sexual. En esta viñeta le doy la vuelta y convierto ese morbo de quitarse la camisa en una sorpresa diferente».

***

Nani: «Nos hemos incorporado muy tarde a los puestos de responsabilidad en esta sociedad porque no nos han dejado, pero además tenemos que pedir disculpas».

***

Nani: «Vivir en España me ha dado una nueva visión sobre mi cuerpo y en general el de las mujeres. Me encanta dibujar pechos, desnudeces, cuerpos, transgredir esas fronteras y perder el miedo a ser mujer: Por eso tocarse, quererse, mirarse, aceptarse y mostrarse incluso salva vidas».

Turcios rinde homenaje a Nani y a Magola

  • Instagram, facebook, twitter : @naniopina

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a apoyar a WMagazín y al periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·