El escritor galés Ken Follett (1949), autor de la novela ‘Nunca’ (2021). /Foto cortesía editorial Plaza y Janés

Ken Follett: «El peligro de una tercera guerra mundial ha vuelto y vivimos bajo su sombra»

El escritor galés y maestro del best seller vuelve con la novela 'Nunca' en la que expone las cartas políticas de una realidad que podría desembocar en una guerra nuclear

Tic tac, tic tac, tic tac… Kenneth Martin Follett se asoma al abismo del mundo y con él sus lectores que en su reciente novela lo han vuelto a convertir en uno de los autores más leídos del mundo. Es Ken Follett que con Nunca (Plaza y Janés) explora los caminos que llevarían al planeta a una tercera guerra Mundial que sería una conflagración nuclear. Lo hace desde el ámbito de la geopolítica, siempre candente y enredada, pero no se olvida de otras amenazas venidas de la naturaleza, pero provocadas por el ser humano.

Nunca es un thriller digno de uno de sus grandes representantes. Follett maneja varias líneas argumentales que se trenzan lentas o rápidas, según el momento, y que terminan en un solo punto, y en punta. Y el lector no conocerá el desenlace hasta la última línea, literalmente. Y ya se sabe que todo final es un comienzo, aunque Follett ya ha dicho en todos los idiomas que lo han entrevistado que no habrá segunda parte. Lo cierto, afirma en esta entrevista virtual con medio centenar de preiodistas de España y América Latina que «no es probable que la raza humana sobreviva a una guerra nuclear».

La pregunta que el escritor verbaliza y late en toda a novela es: «¿Podría una geurra mundial volver a ocurrir? Dejando aparte que sea por un accidente, por un presidente que no esté bien de la cabeza, ¿podrían seres racionales llevarnos a una tercera guerra mundial?»

Tic tac, tic, tac tic tac… Ken Follett no solo habla del tiempo que se le puede acabar a la humanidad, sino que él es quien controla el tiempo de su historia, y, por consiguiente, el tiempo del lector.

En eso es un maestro. Uno que empezó a practicar con 25 años, allá por 1974, cuando publicó su primera novela de espionaje. Casi cinco décadas después lleva 36 libros, de los cuales ha vendido 178 millones de ejemplares en ochenta países de una treintena de idiomas.

Su éxito se debe a Los pilares de la tierra, publicado en inglés en 1989 y dos años después en español. Es uno de los long sellers clásicos por excelencia.

Ken Follett delante de un vehículo de un refugio antinuclear. /Foto cortesía Plaza y Janés

Lector, periodista y escritor

Ken Follett nació el 5 de junio de 1949 en la ciudad de Cardiff, un puerto importante de Gales y de Reino Unido, sobre todo cuando en el siglo XIX de allí salió buena parte del carbón para Europa que impulsaría la era industrial.

Hijo de padres protestantes fundamentalistas le prohibieron ver televisión y cine. Como salida a ese aislamiento, se refugió en la Biblioteca Pública de Cardiff. Cuando él tenía diez años su familia se instaló en Londres, su afición a la lectura aumentó, en 1967 entró a estudiar Filosofía en la Universidad College de Londres y en 1970 hizo un curso de periodismo. Pronto empezó a trabajar en el South Wales Echo.

Todo estaba listo para que naciera el escritor. Un Ken Follett que saldría de la lectura infantil del personaje de Noddy creado Enid Mary Blyton, del entusiasmo por James Bond, de Ian Fleming, y de la pasión y admiración por las tragedias de William Shakespeare

En 1974 todo cambió, todo cristalizó. Ken Follett publicó su primera novela de la serie Apples Carstairs bajo el seudónimo de Simon Myles. El escritor reconoce, sin embargo, que no fue hasta 1978 que publicó La isla de las tormentas cuando se sintió cómodo con la escritura que buscaba, más reposada y con atmósferas en las que entrara el lector. Ser un demiurgo total.

Un año antes de esta primera novela, sin que él tuviera la más remota idea, sucedió el hecho que quince años después cambiaría su vida para siempre. Tenía 24 años. En un viaje de trabajo periodístico en Peterborought antes de tomar el tren, de regreso a Londres, visitó la catedral de la ciudad y quedó impactado por su arquitectura y atmósfera. La experiencia le suscitó muchas preguntas. Todas se remontaban al origen de esa catedral, y esa pregunta lo llevó a plantearse por el sentido de otras catedrales medievales, los motivos de sus construcciones, la forma que adquirieron, los mundos arremolinados a su alrededor…

Esa fascinación quedó ahí. Hasta que en 1986 reapareció en forma de embrión de libro que se convertiría en Los pilares de la tierra que publicaría en 1989. De allí salieron tres títulos más: Un mundo sin fin (2007) y Una columna de fuego (2017) y la precuela Las tinieblas y el alba (2020). Entre medias títulos como El tercer gemelso, En la boca del dragón, Doble juego, En el blanco…

Luego llegó la trilogía The Century, que abrió con La caída de los gigantes (2010), El invierno del mundo (2012) y El umbral de la eternidad (2014), que le dio el pie para su novela más reciente: Nunca.

Ken Follett en un refugio antinuclear. /Foto cortesía Plaza y Janés

Asomados a la guerra nuclear

Nunca es el resultado del miedo abisal a que la humanidad se precipite en una guerra nuclear al comprobar la montaña rusa de las relaciones internacionales donde, incluso, lo menos conflictivo puede convertirse en el detonante. Eso lo vio cuando empezó a investigar los hechos de la Primera Guerra Mundial desatada en 1914 por el asesinato en Sarajevo del heredero al trono austrohúngaro, el duque Francisco Fernando.

“Cuando estudiaba esos acontecimientos para la primera parte de mi trilogía The Century me asaltó esa idea. Ningún líder internacional quería la guerra. Pero se tomaron decisiones lógicas y razonables que llevaron a la peor guerra que había conocido la humanidad. Esto me hizo preguntarme si podría volver a ocurrir hoy”, explica Follett. “Las decisiones pueden llevar a conclusiones terroríficas».

Esa angustia ha renacido este siglo XXI, porque termianda la Guerra Fría, en los años ochenta y noventa bajó la tensión política y se vislumbraba un horizonte más tranquilo. Pero era la hibernación del miedo que estalló el 11 de septiembre de 2001 con el ataque terrorista de Al Qaeda a Nueva York y Washington. Las dinámicas políticas volvieron a tensionarse y afloraron viejos y nuevos problemas.

“El peligro de una tercera guerra mundial ha vuelto y vivimos ahora bajo su sombra», exclama Follett.

Y las armas creadas por el ser humano no son las únicas amenazas. A los conflictos religiosos y raciales, Ken Follett habla de los estragos del cambio climático que ha potenciado la civilización, los virus latentes de los que la covid-19 es una alerta.

“La sensación de peligro se ha acentuado”, afirma decepcionado.

Maestro del best seller

Nunca surge de ese viaje al origen de la Gran Guerra, de 1914 a 1918, y de la investigación, viajes a múltiples lugares y entrevistas con políticos, militares y diplomáticos de todo el mundo.

Nunca tiene diferentes escenarios como el desierto del Sahara, China, Corea del Norte y Estados Unidos. El papel de Europa es casi irrelevante:

“Europa se puede convertir en la mayor potencia económica del mundo, pero no en una potencia militar. Tal vez eso nos mantiene fuera de peligro».

«Hay demasiados peligros a los que enfrentarse y somos muy lentos para atajarlos. Hay gente que está siendo perezosa para tomar precauciones contra el virus o combatir el cambio climático y me preocupa esa actitud desenfadada con armas nucleares de por medio», advierte el escritor.

«Antes o después se usarán las armas nucleares”.

Nunca es el cuarto estadio temático de Ken Follet. El primero lo conforman sus novelas de espionaje, el segundo lo dio con Los pilares de la tierra en que fue a la Edad Media, el tercero la trilogía The Century donde abordó el siglo XX y el cuarto el de este futuro inmediato.

Sus novelas son el resultado de sus lecturas por no ver televisión ni cine y los estudios de Filosofía y trabajo en el periodismo. La Filosofía le despertó las preguntas y las reflexiones alrededor del ser humano, la existencia y la relación de las personas con las creencias; el periodismo el hábito de la escritura y las técnicas narrativas para seducir al lector.

Unas y otras lo convirtieron en maestro del thriller y del best seller. Sobre el secreto de su éxito ha dicho que la clave está en tener el argumento y una buena historia, documentarse mucho hasta dominar el tema y establecer un estilo que cree una buena atmósfera y haga avanzar la historia.

Sea el argumento que sea, incluso este de Nunca, en que la realidad parece superar a la ficción, Ken Follett está de acuerdo en que «la ficción tiene que tener sentido y lógica porque, si no, el lector no se lo cree. Y en cambio, en la vida real, las cosas más ilógicas pueden ocurrir».

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·