Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Imagen de la portada del libro ‘Viaje a Partagua’, del chileno Carlos Labbé (Punto de Vista).

El reto de la literatura latinoamericana actual para ganarse un sitio en el gusto de los españoles

Medio centenar de editores independientes, escritores, libreros, distribuidores y expertos debate en Encuentro LAT, en Casa de América de Madrid, estrategias para dar a conocer sus apuestas y ampliar el catálogo de autores más allá de los nombres conocidos

¿Por qué los españoles no leen mucho a los escritores latinoamericanos actuales? ¿Por qué falta apoyo a las editoriales pequeñas que editan a estos autores que amplían y enriquecen el panorama del idioma español?

Mientras España reducía la importancia de la literatura latinoamericana en la construcción de su geografía literaria y industria editorial contemporánea en la Feria del Libro de Fráncfort, como País Invitado de Honor 2022, medio centenar de editores pequeños e independientes, escritores, distribuidores, libreros y expertos se reunieron en LAT. Encuentro de editoriales independientes españolas por la literatura latinoamericana. Una cita organizada por 24 sellos en Casa de América de Madrid, del 17 al 19 de octubre, para recordar y reivindicar la riqueza de la literatura latinoamericana actual y analizar la falta de acogida en España de algunos sectores, incluidos los lectores.

WMagazín, que contó la polémica sobre la poca presencia de autores latinoamericanos y del mestizaje que vive la literatura española en la presentación en Fráncfort, invitó a varios de los conferenciantes de LAT Encuentros a reflexionar sobre el estado actual de la literatura de América Latina y su edición y distribución en España con las siguientes preguntas:

  1. ¿Cree que la literatura latinoamericana del siglo XXI tiene el sitio que merece en la edición española y entre los lectores?
  2. Si cree que no, ¿qué cree que podrían hacer el sector editorial y los medios de comunicación para ayudar a su divulgación?
  3. ¿Por qué cree que los escaparates, la crítica literaria y los medios de comunicación no prestan mucha atención a los autores latinoamericanos nuevos y apuestas de editoriales pequeñas e independientes?

La editoriales independientes hacen un gran esfuerzo por presentar la nueva literatura latinoamericana, más allá de los nombres conocidos y populares; muchas librerías apoyan esta política editorial no porque sean autores latinoamericanos sino por la calidad de las obras y la manera como el idioma español se amplía y enriquece con estas voces a través de novelas, cuentos, poemarios, ensayos, cómics y demás artefactos literarios.

Las siguientes son las respuestas sobre el panorama de la literatura latinoamericana contemporánea en España:

  • 1- ¿Cree que la literatura latinoamericana del siglo XXI tiene el sitio que merece en la edición española y entre los lectores?

Manuel Lazcano, responsable en España del Fondo de Cultura Económica (FCE, la editorial latinoamericana más importante): Creo que no. Es un reto constante para los autores y editoriales ganar su sitio en el gusto del mercado español, nosotros como editorial iberoamericana con sede en México, lo asumimos y luchamos por encontrar estos espacios para difundir títulos y obras con gran éxito en Latinoamérica en España.

Philippine González-Camino, editora de La Huerta Grande: Sí creo que hay presencia de firmas latinoamericanas fuertes y bien conocidas en nuestro panorama literario. Desde las editoriales hay interés en general, y creo que la razón en gran parte la tiene el idioma. Compartimos una lengua que sólo se enriquece cuando cruza nuestras fronteras, y eso nos amplía el espectro lector, es un regalo. Por eso cuando se quiso reunir a este grupo de editoriales en el festival LAT se contactó con una lista larguísima inicial de editoriales que tienen en su catálogo una presencia importante de autores latinoamericanos. Sin embargo, recuerdo que cuando comencé a publicar en mi editorial, en las primeras reuniones con los distintos distribuidores oía a menudo que «colocar a un autor latinoamericano en el panorama literario aquí no es fácil». Se hablaba de que los temas, o incluso ciertas formas de narrar, podían no ser bien comprendidos por los lectores de España. Con el tiempo, me he dado cuenta de que lo que incide sobre todo a la hora de colocar es el factor «persona desconocida». Si nos vamos al boom latinoamericano, vemos que con una sociedad mucho más cerrada por entonces y con menos capacidad para viajar y conocer otros países «hermanos», hubo mucho interés por la literatura que llegaba del otro continente, y no sólo en España sino también en Europa. ¿Había quizás mucha sed de conocimiento?, ¿más ganas de saber qué pasaba afuera? Sin duda. Lo cierto es que hoy tenemos muchos más medios para llegar a donde antes era difícil, y grandes festivales también, que nos ayudan a descubrirnos mutuamente, a ampliar con voces de «allá» nuestros catálogos y creo que todo se va incorporando de manera orgánica a nuestro tejido editorial. Además, el hecho de que exista un movimiento fuerte migratorio desde Latinoamérica a España también ayudará, no sólo por el evidente intercambio que nos acerca «el otro» y nos mueve a entenderlo (y a eso aspira la literatura) también porque llegan a nuestro país potenciales lectores que quieren leer a sus autores de Perú, Chile, Venezuela, Guatemala o Colombia… aquí.

Alberto Vicente, editor de Punto de Vista: La literatura latinoamericana no está entre las favoritas de las lectoras españolas. Desde luego no está en la prioridad de las librerías, ni de los críticos ni de los medios de comunicación. Por supuesto que hay autores latinoamericanos que tienen gran repercusión en el mercado español pero si nos fijamos bien, pocos son los nuevos autores que consiguen hacerse un hueco. Quizá una de las causas sea que los lectores españoles prefieren leer traducciones al español de España de autores extranjeros a enfrentarse a las distintas variantes del español. Y es una pena porque tenemos una lengua riquísima al otro lado del Atlántico y estupendos autores tanto en narrativa como en teatro, ambos géneros que nosotros publicamos. Cuanto más «neutros» son los autores latinoamericanos más oportunidades tienen de que sus libros gusten en España. Parte del desinterés seguramente viene también motivado por el centrismo que existe en España alrededor del idioma y al eurocentrismo literario. Nos sentimos más cercanos a un rumano europeo que a un bonaerense.

Magela Baudoin, escritora y editor boliviana: Por supuesto que no. Es poco lo que se conoce de la literatura latinoamericana, más allá de los polos obvios de irradiación cultural, que son Argentina y México y, tal vez, Colombia. La producción de las editoriales independientes, que es la más viva y dinámica, pero que funciona básicamente a pulmón, en muchos casos no solo no llega a España, sino que circula en circuitos restringidos y residuales en cada país. Hay casos como los de Bolivia, Paraguay o casi cualquier país de Centroamérica o el Caribe donde la literatura permanece fuera de los circuitos internacionales del libro (salvo pocas excepciones), lo que hace que su tradición y su producción contemporánea sean una cantera riquísima por descubrir.

Pablo Bonet, secretario del Gremio de Librerías de Madrid: En la edición creo que sí, cada vez hay más autores/as que llegan a nuestro país a través de pequeñas editoriales que nos descubren escritores maravillosos, hay una hornada con un potencial tremendo. ¿Llegan todos? Seguramente no, pero sí los suficientes para que en el sector del libro sean muy reconocidos (algunos acaban “fichando” por editoriales grandes). ¿Llegan a los lectores? No lo suficiente. ¿Por qué? No son aún lo suficientemente “transmitidos” seguramente. Muchas librerías (independientes, fundamentalmente) con su capacidad de descubrir y recomendar hacen esa labor.

Verónica García, de Machado Grupo Distribución: Creo que poco a poco se va dando más espacio y atención a la literatura escrita en español que viene de América. Aunque no es un camino fácil de recorrer debido a la gran competencia que existe. Hay muchos libros que leer y la selección de los editores y libreros, y la elección de los lectores es cada vez más complicada.

  • 2- ¿Qué cree que podrían hacer el sector editorial y los medios de comunicación para ayudar a su divulgación?

Manuel Lazcano: Sin duda los medios de comunicación son clave en que se dé a conocer la oferta de títulos latinoamericanos y, desafortunadamente, vemos que los espacios para la cultura están perdiendo relevancia. Los medios de comunicación no deberían olvidar que parte de su cometido debe ser no solo apelar a los gustos actuales de su público, también mostrar nuevas propuestas con el fin de enriquecer cultural e intelectualmente a su público.

Philippine González-Camino: Es posible que el factor más limitante a la hora de dar visibilidad en mesas a los sellos pequeños es que muchas veces trabajamos con autores desconocidos para el gran público. Las pequeñas librerías, que buscan variedad, nos ayudan mucho, pero estamos lejos de copar grandes superficies que siempre estarán copadas por los más grandes, por quienes pueden pagar campañas, o por quienes imprimen primeras ediciones de 200.000 ejemplares. Es ley de vida. Y lo comprendo. Los pequeños debemos buscar nuestro espacio, y saber en qué liga jugamos. Y en esa ecuación, autores que comienzan o que, quizás, tengan ya cierta carrera en su país de origen, pero que en España aún no han recogido premios, críticas, lectores… lo tienen más difícil.

Alberto Vicente: Este tipo de encuentros puede favorecer el acercamiento a cierto público de la literatura latinoamericana que no goza del favor de los medios, pero no nos engañemos, está muy enfocado a los propios autores y profesionales del sector. No sé si le hacemos un flaco favor al señalarla con el adjetivo latinoamericano o simplemente deberíamos hablar de literatura en español. No obstante, y a pesar de todo, hay una gran cantidad de editoriales pequeñas y minúsculas que favorecen la bibliodiversidad trayendo propuestas y autores de todos los países de Latinoamérica.

Magela Baudoin: El ejemplo de la escritura de las mujeres puede ser ilustrativo. Ellas estaban allí, escribiendo desde siempre, pero había que romper el cerco, salir a buscarlas y publicarlas. Me refiero al cerco mental/patriarcal. Descentrar el canon pasa por mirar más allá de lo obvio y de lo establecido. Y esto quiere decir cruzar fronteras geográficas, pero también los modelos estéticos, modas, tendencias, establecidas por el mercado. Esto aplica para editores y medios. Hay que salir a buscar, hay que desmarcarse.

Por otra parte, sería ideal una mayor financiación estatal, pero no creo en los apoyos estatales, pues en Bolivia son inexistentes. La experiencia me ha demostrado que las limitaciones son espacios fértiles para la imaginación. Sin romantizar la carencia, las editoriales independientes tienen la flexibilidad de hacerle muchas zancadillas al mercado, como lo están demostrando. Una de esas vías son los sistemas de cooperación o trabajo conjunto. Nosotras en Editorial Mantis y Canal Press (dirigida por Cristina Rivera Garza) hicimos una alianza para publicar a María Galindo en México y en Estados Unidos. Esa potencia cooperativa puede dinamizar muchas ideas y proyectos.

Pablo Bonet: Las editoriales independientes van a seguir haciendo bien su trabajo, y  que descubren nuevos talentos latinoamericanos, son fundamentales en esto de la bibliodiversidad y son las que, verdaderamente, la defienden junto a la complicidad de los buenos libreros. Sería bueno que los medios tuvieran un enfoque “Camaleón” no solo por el tipo de visión sino por adaptarse a otros espacios y nuevas narrativas de fuera, sin obviar la calidad literaria de poetas, ensayistas y los géneros infantiles en los que también destacan autores y autoras latinoamericanas.

Verónica García: Las editoriales están haciendo bastantes cosas para dar a conocer nuevas voces que vienen del otro lado del Atlántico. En nuestro caso gestionamos la comercialización de bastantes que apuestan por ello, por ejemplo con Barret, Tres Hermanas, Páginas de Espuma, Tránsito, Pepitas, La Huerta grande, la Navaja suiza, Punto de vista, Visor, Malas tierras, Varasek… Además, hay varias editoriales latinoamericanas que se han establecido en España, manteniendo su otra casa allá, y que están trabajando para que su catálogo se conozca y se lea aquí: Sigilo, Blatt & Ríos, Almadía, Ampersand. En cuanto a los medios de comunicación, supongo que la variedad y complejidad de la selección les dificulta del mismo modo el trabajo, pero no percibo que sea diferente con esta literatura, sino en general con todo lo que se publica.

  • 3- ¿Por qué cree que los escaparates, la crítica literaria y los medios de comunicación no prestan mucha atención a los autores latinoamericanos nuevos y apuestas de editoriales pequeñas e independientes?

Manuel Lazcano: Tenemos que aceptar que en el mercado español hay prácticamente un monopolio de dos grandes grupos editoriales que con sus recursos captan muchos sino todos los espacios y que su principal objetivo es la rentabilidad inmediata de uno o varios títulos y no tienen la visión de aventurarse a nuevas propuestas.

Philippine González-Camino: Un encuentro como el de estos días es sobre todo para dar a conocer nuestros sellos y autores al público, a los medios… A la vez que reflexionamos sobre qué es la literatura latinoamericana. Yo misma me pregunto: ¿Tiene sentido englobar en un paquete lo que se escribe en Perú, en El Salvador, en México, en Brasil…? No es poca cosa que nos sentemos a hablar de esto. Y nos gustaría que el público se acerque a conocer a autores que no siempre tienen ocasión de promocionar a lo grande su trabajo en España.

Magela Baudoin: Lo más fácil y mecánico es seguir repitiendo las fórmulas y mantener el statu quo. Desplazar el eje significa tomar riesgos. Es decir, hacer una apuesta, realizar esfuerzo que no todos están dispuestos a hacer pero que es muy necesario.

Pablo Bonet: Se les presta atención, pero no la suficiente. Es bueno salir a la calle, airearse, encontrarse con lectores y libreros y libreras. Hay que salir más de los “caparazones” y de la enormidad de novedades que, cada vez más, se concentran en pocos grupos, y, sobre todo, leer, leer y leer. La inmediatez con la que se trabaja ahora en muchos medios no da la pausa necesaria para el descubrimiento, para la pausa de una buena lectura de esta serie de autores y autoras que están ya presentes, latiendo, surgiendo. Es cuestión de tiempo que ocupen cada vez más espacio y, como decía, cuando llegan a una editorial más grande, como siempre ocurrió, es cuando dan el salto a la fama (o al vacío según se mire).

Verónica García: Como comentaba, creo que cada vez se da más cobertura a esta literatura y a los autores y autoras procedentes de la América de habla hispana. Las librerías apuestan por ello y se percibe un apoyo interesante a la literatura escrita por mujeres desde las mismas. Sirva de ejemplo el último premio Cálamo que reconoció La tiranía de las Moscas, novela escrita por la cubana Elaine Vilar. Es un trabajo lento, diario y que poco a poco va dando sus frutos. Supongo que la atención es reflejo del interés de los lectores y en especial de las lectoras, por lo que el cambio de foco irá de la mano del cambio social.

LAT. Encuentro de editoriales independientes españolas por la literatura latinoamericana contó con la siguiente organización:

PEDRO PABLO GUERRERO, Coordinador general del encuentro (Lastarria y De Mora), JULIO ESPINOSA GUERRA, Secretario (MilMadres), REGINA RODRÍGUEZ, Coordinadora Gremios y Patrocinios, PHILIPPINE GONZÁLEZ CAMINO, Coordinadora de Librerías y programa (La Huerta Grande) y INÉS MARTÍNEZ, Coordinación Instituciones Públicas/Prensa y Universidades (Libero).

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre aquí las secciones de WMagazín.

Diferentes ferias y festivales del libro en la portada de WMagazín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·