Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Jodie Foster y Anthony Hopkins en una escena de ‘El silencio de los corderos’, de Jonathan Demme, basada en la novela homónima de Thomas Harris. /WMagazín

‘El silencio de los corderos’: 30 años de la película que cambió las reglas del cine de terror

CINE CLUB LITERARIO El thriller inquietante de Thomas Harris fue convertido en película clásica por Jonathan Demme protagonizada por Jodie Foster y un inmenso Anthony Hopkins como el doctor Hannibal Lecter, uno de los criminales más pertubadores del cine

La película que cambió las reglas del juego del cine de suspenso, de terror y del thriller y renovó para siempre el universo del pshycokiller es el El silencio de los corderos, en España, o El silencio de los inocentes, en Latinoamérica. Estrenada en 1991, este laergometraje dirigido por Jonathan Demme, protagonizado por Jodie Foster y Anthony Hopkins, es la adaptación exitosa de la novela homónima de Thomas Harris de 1988 con uno de los personajes y criminales más perturbadores de la literatura y el cine, el doctor Hannibal Lecter.

El silencio de los corderos es el segundo libro de una tetralogía que Harris empezó en 1985 con El dragón rojo (adaptada al cine sin mucho éxito como ManHunter en 1986 y como El dragón rojo en 2002), en 1988 publicó El silencio de los corderos, en 1999  Hannibal (llevada al cine también con Hopkins y Julianne Moore) y en 2006 Hannibal: el origen del mal (precuela de El dragón rojo adaptada en 2007).

Con este clásico contemporáneo de El silencio de los corderos continuamos nuestro ciclo especial de verano Cine club literario en el cual celebramos efemérides importantes de películas basadas en libros tras los artículos sobre Frankenstein, basada en el clásico de Mary Shelley; Desayuno con diamantes que versiona la nouvelle de Truman Capote; Fahrenheit 451 inspirada en la novela de Ray Bradbury y La naranja mecánica, basada en la obra de Anthony Burgess.

A continuación nuestro homenaje a El silencio de los corderos en su versión cinematográfica:

Jodie Foster y Anthony Hopkins en 'El silencio de los corderos', de Jonathan Demme, basada en la novela homónima de Thomas Harris. /WMagazín

'El silencio de los corderos', de Thomas Harris, cambió el psycokiller en el cine con Jonathan Demme

El libro

En El silencio de los corderos Thomas Harris sigue la investigación que inicia la alumna del FBI Clarice Starling sobre un asesino en serie de mujeres llamado Buffalo Bill. En sus pesquisas Clarice entrevista en la cárcel al interno Hannibal Lecter, un psiquiatra forense y caníbal. Este le dará información a cambio de que ella le cuente detalles de la suya con la cual tratará de dominarla psicológicamente.

Harris creó una agente Starling de familia humilde pero ambiciosa en su profesión y un psicópata Lecter culto, elegante, sereno y educado. En la carrera por atrapar a Buffalo Bill, Harris teje los hilos de una relación de mutua ayuda y un duelo intelectual con una tensión sexual interesante entre los dos protagonistas.

La fuerza de la novela no es tanto la persecución del asesino sino los encuentros y diálogos entre Starling y Lecter. Ella joven aprendiz y él sabio y famoso criminal. Lo que en principio sería una desventaja se convierte aquí en el as bajo la manga.

La novela fue reconocida por la Asociación de Escritores de Misterio de Estados Unidos como una de las cien mejores novelas de misterio de todos los tiempos.

La película

Jodie Foster y Anthony Hopkins en una escena de ‘El silencio de los corderos’, de Jonathan Demme.

El Día de san Valentín de 1991, 14 de febrero, se estrenó este ya clásico del cine de terror y policial dirigido por Jonathan Demme. La película sigue la trama de la novela y traslada y potencia la tensión plasmada por Harris en su libro.

Jodie Foster encarna a la agente Clarice Starling con gran convicción y Anthony Hopkins al doctor Lecter con tal verosimilitud que su personaje es uno de los más memorables del cine. Incluso de los más perturbadores porque logra despertar cierta empatía en el espectador. Los dos actores comparten solo cuatro secuencias y Hopkins solo aparece en 25 minutos que fueron más que suficientes para ganarse un lugar en el cine.

Si los dos protagonistas son excepcionales, la puesta en escena, el montaje y la música no se quedan atrás. Planos y secuencias que crean tensión y suspense condensadas en la escena final cuando Starling está en casa del asesino en un cuarto a oscuras con la pistola en la mano temblando y se escucha su respiración agitada y nerviosa, mientras Buffalo Bill la observa con unas gafas de visión nocturna y ve el terror de ella en sus grandes ojos en la oscuridad a medida que se acerca por la espalda… y luego el destello de los disparos.

***

Serie Cine club literario de verano 2021:

Frankenstein: 90 años del monstruo del futuro en el cine.

Desayuno con diamantes: 60 años de un gran romance con el público.

Fahrenheit 451: 55 años de una película vigente sobre un mundo que prohíbe los libros.

La naranja mecánica: 50 años de una película de culto perturbadora.

Artículos sobre literatura y cine en la portada de WMagazín.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·