Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Detalle de la portada del libro ‘Lo que tu biblioteca dice de ti’, de Grant Snider (Garbuix Books). /WMagazín

En España descienden los lectores de libros tras una década de aumento

Aunque en doce años el aumento ha sido del 5%, en 2023 el porcentaje general descendió un 0,7%. Los tramos de edad entre 14 y 24 años y 25 y 64 bajaron, por segundo año consecutivo, un 0,8% y un 1,5%, respectivamente, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros

En España el porcentaje de lectores de libros descendió en 2023 un 0,7%, situándose en el 64,1%, sobre todo por las personas entre 24 y 65 años. Este descenso se produce después del porcentaje récord alcanzado en 2022 con un 64,8%. Una estadística que tiene dos caras, porque en doce años (2012-2023), el número de lectores ha subido cinco puntos porcentuales, del 59,1% al 64,1.

Son los resultados del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2023, de la Federación de Gremios de España (FGEE), con el patrocinio de CEDRO y en colaboración con el Ministerio de Cultura, elaborado por Conecta, y presentado el 31 de enero de 2023. El estudio fue presentado en la Biblioteca Nacional de España con la presencia del ministro de Cultura Ernest Urtasun para quien este estudio es un modo de “testar la salud cultural del país”.

Los resultados permiten ver el vaso medio lleno o medio vacío. En el primer caso es un resultado muy positivo, pues en medio de la gran crisis económica y del sector que vivió España (2008-2013) los índices de lectura escalaron hasta alcanzar su máximo en 2022, teniendo en contra un factor tan importante como competir con el despegue de la oferta infinita de ocio en el mundo digital y los cambios de hábitos de cultura, entretenimiento y uso del tiempo libre nacido del ciberespacio.

Un aspecto a tener en cuenta en este incremento, y que juega tanto a favor como en contra, es que gran parte de ese porcentaje se debe a lectores mayores de 65 años, sobre todo mujeres. Ese tramo de edad ha crecido un 15,5% en los últimos doce años de manera constante, y de ellos, un 1,8% corresponde al último año. El motivo: reflejo-resultado de la Ley Villar Palasí, de 1970, sobre la escolarización obligatoria. Es decir, personas, sobre todo mujeres, que se incorporaron a la escuela y que empiezan a tener 65 años y más. Lo que significa que la tendencia en esa franja seguirá aumentando unos años más.

Descenso por edades

La parte del vaso medio vacía ofrece datos preocupantes como:

Desde la pandemia covid19 (2020), con datos históricos debido al aumento de lectura durante los tres meses de confinamiento (primavera), que elevaron la media de lectores, solo crece uno de los tres tramos de edad analizados: el de mayores de 65 años por las razones expuestas en el párrafo anterior.

Los otros dos grandes grupos de edad, de 14 a 24 años y de 25 a 64 años, descendieron por segundo año consecutivo, es decir después de la pandemia. El primero pasó de 74,8% al 74% y el segundo de 67,3% al 65,8% el año pasado.

Otro dato negativo es que el 35,9% de los españoles no lee nunca. Una cifra muy alta con respecto a la Unión Europea, cuya media se sitúa en el 27%. “Es por ello por lo que creemos que es necesario redoblar los esfuerzos para reducir estas cifras y que, de una vez por todas, deje de ser una constante que uno de cada tres españoles no tenga la lectura de libros como uno de sus hábitos, al tiempo que incrementamos también el porcentaje de lectores frecuentes”, explicó Daniel Fernández, presidente de la FGEE durante la presentación de Barómetro.

El sector ya no sabe cómo referirse a ese sector de la población: en 2018, Daniel Fernández, habló de personas que “se resisten a los encantos de la lectura” y en 2024 lamentó que “sigue habiendo un tozudo tercio de españoles que jamás abre un libro, probablemente el mismo tercio que no va a un museo, o al cine o a las galerías de arte”. Tal vez la frase clave la dio, en 2021, Patrici Tixis, presidente en funciones de la FGEE y presidente del Gremio de Editores de Cataluña y director de Comunicación corporativa del Grupo Planeta: “Somos una gran potencia editorial, pero no de lectura”.

A todo ello se suma el Informe PISA 2022 que mostró que los alumnos españoles de 15 y 16 años en las pruebas de Matemática, Comprensión Lectora y Ciencias es «significativamente más bajo» al que lograron hace una década o en 2015 en esas tres destrezas. Fue la conclusión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Ante los resultados del Barómetro y el Informe PISA surgen preguntas, entre ellas:

  • ¿Ha llegado España a su tope máximo de lectores de libros, situado en el 64,8%, del año 2022?
  • ¿Cuántos de ustedes han visto o escuchado, en los últimos años, una campaña del gobierno de España, sostenida en el tiempo, para promocionar, fomentar y difundir la lectura?
  • ¿Cuáles serían las políticas serias que implicaran al sector y que no consistieran solo en subvenciones?
  • ¿Hasta qué punto tienen las editoriales y/o su FGEE el deber de fomentar la lectura de manera activa, más allá de solo vender libros? Al fin y al cabo, si no hay lectores nadie comprará su producto.

Estas preguntas las responderemos, próximamente, en un reportaje con editores, libreros, distribuidores, profesores y expertos del sector. Forman parte de la serie Cómo conquistar lectores. Cada semana de febrero y marzo publicaremos un artículo que analice la situación y, a la vez, proponga ideas para mejorar los índices de lectura y su comprensión. Esta semana empezaremos con una antología de libros que ayudarán a padres, profesores, promotores de lectura, libreros y bibliotecarios a despertar el interés y pasión por las obras literarias de manera sencilla. (Puedes verlo AQUÍ)

Gracias a las mujeres

Las mujeres siguen siendo las que más leen en España, lo hace el 68,6 % frente al 59,3 % de los hombres. Con respecto a 2012, el porcentaje de mujeres que lee libros se incrementó un 5,3%, mientras que los hombres lo hicieron en un 4,5%.

Ellas leen más en todos los tramos de edad. El Barómetro de 2024 muestra que esa práctica destaca entre los 25 y 34 años donde la diferencia porcentual alcanza los 15,5%, alcanzando las mujeres un 73,4 % mientras que los hombres un 55,9 %. Dicha diferencia logra su menor registro en el tramo de más de 65 años, con un 5,9 % (mujeres con un 56,2 % y hombres con un 50,3 %).

Por nivel educativo, los universitarios que leen alcanzan el 86,1%. “En la población que cuenta con estudios secundarios la cifra alcanza el 61,6 %, mientras que en el grupo con estudios hasta primarios el porcentaje se sitúa en el 38,1 %. Si comparamos con 2012, en todos los niveles se registraron incrementos, siendo los más destacados los 6,3 puntos porcentuales del nivel de estudios secundarios y los 4 puntos porcentuales del nivel de universitarios”, indica el Barómetro.

En cuanto a los menores la lectura sigue siendo muy mayoritaria. “En el 76, 3% de los hogares con menores de 6 años los padres leen a sus hijos pequeños. El 86% de los niños y las niñas entre 6 y 9 años leen en su tiempo libre. No obstante, se observa, respecto al Barómetro de 2022, un ligero descenso del tiempo dedicado a la lectura durante la semana, 2 horas y 39 minutos, frente a 2 horas y 48 minutos (para los menores de 6 años) y 3 horas 5 minutos frente a 3 horas 17 minutos (en el tramo de 6 a 9 años)”, destaca el informe de la FGEE.

Duelo de internet y librerías

El impacto de la lectura en soporte digital sigue estable: “Desde 2018 a 2023 se ha mantenido en torno al 30% el porcentaje de población que lee en este formato (29,7 % durante el año pasado). El E-Reader (11,8 %), la tablet (9,7 %) y el ordenador (9,7 %) son los dispositivos más utilizados en la lectura de libros digitales, mientras que la lectura en el teléfono móvil se ha estabilizado en el 8%, alcanzando durante 2023 el 8,4 %, después de varios años de crecimiento”.

El lugar donde estos lectores compran sus libros sigue sus variaciones, destacan tres datos:

Resiste la compra en librerías tradicionales: pasó del 46% al 45% en el año 2023.

Internet crece mucho: pasó del 4% al 26% en 2023.

Descienden las compras en cadenas de librerías (del 14 al 13%), grandes almacenes (del 11 al 6%) e hipermercados (del 8 al 5%).

Un dato importante tiene que ver con las bibliotecas, pues una de cada cuatro personas mayores de 14 años (26,0 %) acudió a una biblioteca en 2023. “Destaca que el 90,2 % de los visitantes a bibliotecas lo hicieran a una pública, mientras que un 9,8 % a una universitaria y otro 4,7 % a escolares. En general, los españoles otorgan una valoración positiva a su biblioteca habitual y le dan un notable alto como nota media, con un 8,4”.

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre aquí las secciones de WMagazín.

Noticias del libro en la portada de WMagazín
Winston Manrique Sabogal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·