Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Una visitante de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2022 con el periódico de la feria. /foto cortesía de la Feria

Éxito de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2022 que bate sus récords

La cita de la capital argentina recibió a casi millón y medio de personas, más de doce mil profesionales del sector y docenas de escritores. Te contamos las claves de 19 días de feria

Euforia. Esa es la palabra que mejor define lo vivido en la 46ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que terminó este 16 de mayo, luego de 19 días, tras su inauguración el 28 de abril, en el recinto ferial de La Rural. Han sido dos años sin feria debido a la covid-19, un lapso en el cual Buenos Aires ha recordado por qué es una de las capitales mundiales de las librerías. La Feria batió sus récords, empezando por el de asistencia que superó el millón 300.000 personas, cien mil más que en 2019.

Repasamos cinco apartados que muestran el éxito de la edición 46 de la cita editorial y literaria de la capital argentina:

Protagonismo de los jóvenes

Jóvenes en una charla en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. /Foto cortesía de la Feria

Una de las mejores noticias que deja la edición 46 de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires es la gran presencia de los jóvenes. Atraerlos a ellos para garantizar el relevo de la lectura es una labor en la que está empeñada la Feria desde hace unos años y en esta ocasión se ha notado a tope. Es una presencia debida a una filosofía original y diversa con espacios físicos y programación con temas que les interesan a los jóvenes: presencia de varios de sus escritores favoritos, charlas y encuentros sobre temas como Libros juveniles y cambio climático, Feminismo, diversidad/disidencias en los cómics, Encuentro Internacional de Bookfluencers, Consultorio sentimental, contame tu drama y te recomiendo un libro y la conmemoración del Día Internacional de Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual y Género; además de casetas con temáticas especializadas como la dedicada a la comunidad LGTBI+.

Jornadas profesionales

Más de 12.000 expertos asistieron a las Jornadas Profesionales. /Foto cortesía Feria del Libro de Buenos Aires

La presencia de más de más de doce mil expertos de 32 países en las Jornadas Profesionales que se hicieron dos días antes de que la Feria se abriera al público, entre el 26 y 28 de abril, fue un buen termómetro del éxito que se avecinaba. Fueron 610 expositores en 358 stands.

Editores, libreros, distribuidores, agentes literarios, gráficos, traductores, ilustradores y bibliotecarios se congregaron para los intercambios comerciales, concretar negocios, particiapr en seminarios y charlas, comprar y vender derechos de autor. Una prueba de que la industria está ansiosa de continuar.

Las Jornadas Profesionales, recordaron los organizadores, son un gran motor para la industria del libro y tienen como ejes generar nuevas oportunidades de negocios, alianzas y acuerdos entre los distintos actores de la industria editorial; desarrollar y fortalecer las redes de contactos profesionales; y estimular la vinculación y el networking de todos los actores que integran el ecosistema del libro. Este año contaron con la asistencia de representantes comerciales de Argentina, Alemania, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Estonia, Francia y Guatemala. También de Honduras, Italia, Letonia, México, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Reino Unido, República Dominicana, Taiwán, Turquía, Uruguay y Venezuela.

Jorge Gutiérrez Brianza, director Comercial y de Operaciones de la Fundación El Libro, dijo: «Estas Jornadas fueron muy especiales porque marcaron el reencuentro, la vuelta a la presencialidad de todo el ecosistema del libro. Hemos superado todas las expectativas previstas. Tuvimos récord de visitantes, de profesionales registrados, de logística a nivel nacional e internacional tanto en cantidad de envíos como de kilos despachados”.

Escritoras y escritores de Latinoamérica

La feria porteña sirvió de escenario para el gran reencuentro de los escritores latinoamericanos. Tras dos años de charlas, conferencias, entrevistas, ruedas de prensa y demás formatos por diferentes plataformas digitales parece que no veían la hora de un reencuentro presencial con el público argentino. Muchos ya lo hicieron en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) y el Hay Festival de Cartagena de Indias.

La nómina de autores latinoamericnaos que pasó por Buenos Aires fue increíble tanto por los nombres más conocidos como por muchos otros que merece la pena que tengan más resonancia a nivel continental. Entre los autores invitados estuvieron Mario Vargas Llosa, Diamela Eltit, Luis Gusmán, Álvaro Bisama, Diego Trelles Paz, Mike Wilson, Alejandra Costamagna, Roberto Apprato, Mercedes Güiraldes, Fernanda Trías, Oswaldo Estrada, Susana Rosano, Selva Almada, Rafael Dummet, Ana Arzoumanian, Marcial Gala, Diego Manso, Ela Urriola, Gonzalo León, Carolina Sanín, Paloma Vidal, Laura Cardona, Katya Adaui, Diego Payares, María Negroni y Natalia Ginzburg.

Buenos Aires hizo con ellos la novena edición Diálogo de Escritores y Escritoras de América Latina donde se abordaron inquietudes y problemáticas del mundo del libro. Entre los temas tratados figuraron:

  • La literatura como forma de resistencia Las pequeñas historias como metáforas de sociedades oprimidas, otra prueba de que lo personal es político.
  • ¿Existe la literatura transnacional? Escritores que viven (y escriben) fuera de sus países de origen dialogan acerca de
    cómo eso afecta su lengua y sus narrativas.
  • Relaciones afectivas y modernidad. A partir de la irrupción de la virtualidad, las relaciones humanas se modificaron. De
    qué manera se intenta -con éxito o no- anular las distancias y tender nuevos puentes y acercamientos.
  • Cuerpos enfermos, cuerpos invadidos. De virus, dolencias y discapacidades. Somos carne dolorida, por eso no podemos
    separar nuestros padecimientos físicos, de los psíquicos y los sociales.
  • Fantasma de la escritura. Miedos y tabúes que enfrentan las escritoras y los escritores a la hora de escribir.
    De qué manera lidian con sus propios lugares comunes y cuáles son las resistencias que tienen que vencer.
  • Paternidades y maternidades en cuestión. Objetos y sujetos de amor y de odio, las figuras de padres, madres e hijos
    reconfiguran sus lugares.

17ª edición del Programa del Libro % Conabip

Colas de bibliotecarios enla jornada Conabip.

Una de las mejores y más emotivas jornadas de la Feria de Buenos Aires es cuando los responsables de 1.900 bibliotecas oficiales populares de todo el país la visitan para comprar libros de acuerdo a las solicitudes de sus socios y de sus bibliotecarios. La adquisición la hacen por un 50% y el resto lo asume el Estado. Además, este año, la Feria del Libro regaló a cada biblioteca $4.000 en chequelibros. Ese día la Feria se cierra para ellos. Se trata del programa CONABIP.

Para esta edición, la CONABIP y el Ministerio de Cultura de la Nación ampliaron la inversión para el programa en pos de reponer e impulsar los planes de lectura y contribuir a la recuperación del sector editorial.

Polémica en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

Terminamos este panorama de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con el día de su inauguración. Con el discurso polémico y oportuno del escritor argentino Guillermo Saccomanno. El escritor hizo críticas muy fuertes a las condiciones del sistema de producción editorial, los mecanismos comerciales injustos y preguntó por qué la Fundación El Libro, encargada de organizar la Feria, paga un alquiler tan alto al recinto de La Rural siendo que sus antecendetes tienen que ver con las muertes durante la dictadura militar de finales de los años setenta y comienzos de los ochenta.

Sobre este último tema dijo: «¿Es una paradoja o responde a una lógica del sistema que esta Feria se realice en la Rural, que se le pague un alquiler sideral a la institución que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros? En lo personal, creo que esta situación simbólica refiere una violencia política encubierta».

Saccomanno afirmó: «La literatura que me gusta no baja línea. Y, lo que escribo en esta hoja, tampoco baja línea. Simplemente soy descriptivo, estas son las cosas que se juegan para quienes elegimos este oficio. Inexorable, la tensión me impulsa hacia un nervioso desorden enumerativo. Asumo el riesgo de ser malentendido y juzgado como aguafiestas».

Fue claro en señalar que «A pesar del frenesí y la euforia de la organización y su expectativa en la facturación, nuestro presente no tiene mucho de festivo».

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre las secciones de WMagazín AQUÍ

Ferias y festivales literarios en la portada de WMagazín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·