Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Ilustraciones de los libros ganadores de los Premios SM Barco de Vapor (‘Un bosque n el aire’) y Gran Angular (‘El cofre de Nadia’) 2021. /WMagazín

La convivencia con la naturaleza y la multiculturalidad ganan los Premios SM Barco de Vapor y Gran Angular

Beatriz Osés y Chiki Fabregat logran los galardones de literatura infantil y juvenil con 'Un bosque en el aire' y 'El cofre de Nadie'. WMagazín, con apoyo de Endesa, publica en primicia los comienzos de estas obras amenas de "mirada humanista y esperanzadora que invitan a construir con plena libertad el futuro"

La conexión con la naturaleza y la convivencia en armonía del ser humano con ella en el cuento Un bosque en el aire, de Beatriz Osés, y la importancia de la multiculturalidad y el optimismo reflejados en El cofre de Nadie, de Chiki Fabregat, han ganado en 2021 la 43ª edición de los Premios SM Barco de Vapor y Gran Angular respectivamente.

La obra ganadora con El Barco de Vapor, dedicado a literatura infantil, relata en Un bosque en el aire una reconexión «con la naturaleza a través de historias llenas de imaginación, con personajes de distintas generaciones que conviven y crecen juntos”, mientras que el Gran Angular de literatura juvenil con El cofre de Nadia es una “novela optimista, multicultural y de ritmo ágil” que ahonda en la búsqueda de la identidad de una adolescente adoptada en Kenia. Se trata de uno de los premios más prestigiosos de estos géneros en español dotados con 35.000 euros cada.

WMagazín, con apoyo de Endesa, publica el comienzo de cada una de las obras galardonadas. «Las dos novelas ganadoras, desde una mirada humanista y esperanzadora, nos proponen un emocionante viaje hacia nuestras raíces, pero no como un vínculo que nos ata al pasado, sino como un camino que nos ayuda a entender nuestro presente y que, sobre todo, nos invita a construir con plena libertad nuestro futuro», ha destacado Nando López miembro del jurado y ganador del Premio Gran Angular 2020 con La versión de Eric.

“Los libros nos han acercado cuando todo lo demás nos impedía hacerlo. Desde SM creemos que el mundo del libro está más vivo y activo que nunca, que la LIJ nos une, y que pase lo que pase a nuestro alrededor, nosotros seguimos leyendo”, ha asegurado Berta Márquez, coordinadora editorial de Literatura Infantil y Juvenil de SM. La gala de entrega será el martes 11 de mayo a las 19:00 horas bajo la presidencia de Su Majestad la Reina.

Te invitamos a conocer los dos libros premiados con los siguientes fragmentos:

'Un bosque en el aire', de Beatriz Osés, premio El Barco de Vapor 2021, editorial SM. /WMagazín

'Un bosque en el aire', de Beatriz Osés

Premio El Barco de Vapor

Toda esta historia comenzó cuando mamá se fugó con un karateca y los negocios de papá empezaron a tambalearse. Tenía yo doce años recién cumplidos y mucha tontería. Por esas fechas, a mediados de agosto, recibimos un correo electrónico del abogado de mi abuelo, que acudía al rescate. Nos ofrecía un jugoso testamento en vida a cambio de que nos presentáramos en su pueblo natal. Dadas las circunstancias, tampoco teníamos mu-
chas otras opciones… Así que nos preparamos para el trayecto sin saber que nuestras vidas estaban a punto de cambiar para siempre.

–Borja, será mejor que cojas una bolsa de viaje –me aconsejó mi padre entrando en mi dormitorio. Arrugué la frente. ¿Bolsa de viaje?

–¿Por qué?

–No te preocupes, solo nos quedaremos una noche –me prometió.

–¿Tendremos que dormir allí? –pregunté horrorizado antes de dejarme caer sobre la cama. En aquel pueblucho, seguro que no habría cobertura.

–Hombre, ten en cuenta que el abuelo nos está echando un cable importante –me recordó.

–No me fío un pelo –le respondí tumbado al estilo banquete de los antiguos romanos.

–¿A qué te refieres?

–No creo en las casualidades, papá. ¿Aparece para rescatarnos justo cuando nos tenemos que borrar del club de golf?

Mi padre se tocó la barbilla, recién afeitada, y guardó silencio. Le noté preocupado. Con aire de derrota, se sentó en una de las sillas de mi zona de estudio.

–Para mí tampoco resulta fácil –me confesó después de soltar un suspiro.

En realidad, era humillante. Sobre todo porque llevaban varios años sin hablarse, desde que el abuelo se había puesto a invertir en energías renovables y mi padre no le había hecho caso y siguió apostando por la construcción.

–I will do it for you, daddy –dije formando un corazón con mis manos.

–Estoy orgulloso de ti, Borja.

'El cofre de Nadia', de Chiki Fabregat, premio Gran Angular 2021, editorial SM. /WMagazín

'El cofre de Nadie', de Chiki Fabregat

Premio Gran Angular

Para Nadia, los sábados son días de desayuno gordo, de tortitas con chocolate y zumo recién exprimido. Son los días de desayunar en familia, si a un núcleo de dos y medio se le puede llamar familia. Rut, la novia de su padre, duerme muchos fines de semana en casa y, aunque en el último año Nadia se ha acostumbrado a encontrarla cuando se despierta, sigue tragando saliva para ahogar lo que piensa cuando se la cruza en pijama y con el pelo suelto. La prefiere con el uniforme y el moño alto. La prefiere extraña. Oye la voz de su padre cuando aún no ha cruzado la puerta de la cocina y por el tono sabe que ella está también. Llena los pulmones de aire antes de entrar.

–Ya creía que no ibas a despertarte.

–Es sábado, papá.

Sobre la encimera hay varios catálogos de agencias de viajes y un montón de folletos de restaurantes de comida rápida que sirven a domicilio. La pantalla del portátil muestra la imagen de una cama envuelta en velos blancos frente al mar.

–Creía –dice Nadia mientras se sienta– que el portátil estaba prohibido en la cocina. Rut cierra la tapa y sonríe.

–Culpa mía.

–¿Os vais de viaje?

Se miran y sabe, por esa mirada, que le ocultan algo, pero no tiene ganas de jugar a las adivinanzas. Rut se acerca y, cuando le acaricia el pelo, a Nadia se le escurre el tenedor de la mano y mancha de sirope el mantel.

–¿Islas griegas? –dice, pasando el dedo por la mancha de chocolate.

–Solo estamos mirando.

Faltan pocos días para Semana Santa. Nadia y su padre viajan siempre a ver a los abuelos, pero, claro, ahora está Rut y no se la imagina metiendo los dedos en la masa de las croquetas ni acompañando al abuelo a ese bar en el que tapan el vino con un trozo de queso. Y eso que su abuelo se lleva bien con todo el mundo, salvo con los que hablan a gritos y los que miran raro a Nadia porque es negra. «Mi nieta negra», así la presenta siempre, como si tuviera más, como si tuviera otra blanca o azul o amarilla. También habla de su hijo Juan, el médico, como si la profesión sirviera para diferenciarlo de los otros hijos que no ha tenido. Cuando van al pueblo, la abuela prepara comida para alimentar a un albergue y se empeña en recogerle el pelo con mil horquillas, moños y gomas de colores, y Nadia no tiene ganas ni fuerza para decirle que ha crecido. Y la besa todo el rato. Sin parar. Acumulan amor y grasa para dos inviernos y luego se vuelven a Madrid y prometen regresar pronto.

Escritores noveles o hallazgos literarios en español que han estado presentes en WMagazín en sus cuatro años.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·