Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Marcapáginas.

La historia y la importancia del marcapáginas en la vida

En días de selección de los libros del año, homenajeamos a un complemento perfecto de la lectura: a ese objeto querido con el cual señalamos una página que recuerda dónde dejamos la lectura o a dónde queremos volver. WMagazín publica un pasaje de 'Breve historia del marcapáginas'

Presentación WMagazín Un buen lector siempre ha soñado con un bonito marcapáginas. Y los ha regalado. De la tira de pergamino o de seda cosida al libro a las hojas o las flores cogidas en el campo o en el jardín para que se sequen entre las hojas del libro han servido para señalarnos el punto en el que hemos quedado en aquel mundo literario. O nos recuerda los momentos a los que queremos volver por placer estético, viajero, humano, de consejo, de reflexión, de conocimiento… Pasajes señalados donde queda parte de lo que somos o queremos ser, hacer o a dónde ir. El marcapáginas es fundamental incluso en estos tiempos digitales donde los hay virtuales.

En días en los que la gente suele comprar o regalar libros, queremos rendir homenaje a este pequeño y querido objeto a través de unos pasajes del libro Breve historia del marcapáginas, de Massimo Gatta editado por Fórcola, con prólogo de David Felipe Arranz y traducción de Amelia Pérez de Villar. Esta es una aproximación para conocerlo un poco más y no solo quererlo:

Breve historia del marcapáginas

Massimo Gatta

Disponemos de pocos datos históricos sobre el origen del marcapáginas, sobre todo en Italia. Pero aunque no existan pruebas directas, resulta difícil creer que en la Antigüedad no hubiera nadie que introdujera una tira de pergamino para marcar un punto que quisiera recordar. Y qué decir de las manecillas, aquellas manos diminutas que se dibujaban en los márgenes de los antiguos manuscritos, práctica muy extendida entre los siglos XII y XVIII especialmente en España: (…)

Por lo demás, hay un testimonio relativamente temprano de un antiguo objeto con función de marcapáginas que se encontró en 1924 entre las ruinas del monasterio egipcio de Apa Jeremias, cerca de Saqqara: se trata de un marcapáginas de cuero, adornado con pergamino, que se remonta al siglo VI d. C. y aún está pegado a la cubierta de un códice copto. Y también un antiguo marcapáginas indio que podemos fechar en el siglo XVI: es de marfil con motivos geométricos y se utilizó probablemente en los Coranes miniados. Pertenece al Museo Real de Brunéi.

Según Arthur W. Coysh, historiador del marcapáginas citado también por Massimo, el primer testimonio del uso del marcapáginas se remontaría a Christopher Barker, que fue distinguido en 1577 con el título de «Impresor de la Reina». Parece ser que Barker, en una colección que encuadernó para la reina Isabel I –y que incluía la Biblia, un libro de oraciones y los estatutos del Rei-
no– insertó una cinta de seda que cosió en la parte alta de la cabezada para facilitar la lectura a la soberana, permitiéndole encontrar sin demora la página que le interesase en cada momento.

Clases

Hoy la clásica costumbre de doblar las esquinas ha sustituido al más clásico aún marcapáginas de seda que, en su origen –no está de más recordarlo– era parte integrante del libro e iba cosido a él. Desde mediados del siglo XIX las tradicionales cintas irán siendo sustituidas por el marcapáginas suelto, de papel, que viene incluido en muchos volúmenes que compramos. Existen muchos tipos de marcapáginas y, sobre todo fuera de Italia, tienen una dignidad artística equiparable a la de otras formas de arte menor. Podemos dividirlos en tres grandes categorías: la primera, la de los
marcapáginas pequeños, compuestos por una pieza de forma regular, ilustrados por ambas caras y acompañados, normalmente, de una cintita de color. Suelen ser marcapáginas publicitarios, y su forma asume la del producto que se anuncia: marcapáginas «parlantes». Pero un marcapáginas también puede indicar la última página leída antes de morir en el patíbulo.

La segunda categoría es la de los marcapáginas estrechos, en forma de tira, fabricados de papel o imitando pergamino, menos habitualmente de plástico, con coloridos ornamentos en una sola cara. Tenemos, en fin, marcapáginas de metal, plástico, madera, plata… Muchas veces más bellos desde el punto de vista estético que prácticos: los concibe un diseñador, y eso hace que pierdan su valor funcional original. Son bellos como objetos decorativos, pero poco funcionales en el uso. (…)

Sin embargo, será en los años treinta del siglo XX cuando el marcapáginas se convierta en un vehículo publicitario para las empresas que fabricaban artículos de papelería, golosinas, bebidas o licores, y que se valieron de la obra de famosos ilustradores.

Internet y el futuro

Era inevitable que en la era digital y de Internet el clásico marcapáginas sufriese la influencia de lo virtual. ¿Y hay algo más virtual que un marcapáginas para páginas virtuales? De hecho, en la pantalla de comandos del programa, Internet utiliza la voz inglesa bookmark (que significa, precisamente, marcapáginas), para designar la orden con la que el usuario puede guardar, en una especie de agenda, las direcciones que consulta con mayor frecuencia. Y luego, fuera del ámbito virtual, están también los pósits, cada vez más utilizados. (…) Pero la mutación antropológica del marcapáginas físico al virtual está perdiendo importancia poco a poco, en coincidencia con el retorno de la materialidad de los soportes, incluido el marcapáginas de papel o cartulina: esto no deja de ser, en el fondo, una auténtica «profecía errada», como escribe Kenneth Goldsmith.

Los 20 mejores libros del año 2020 por géneros literarios para WMagazín.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • Gracias por leernos y ayudarnos a difundir la revista que incluye adelantos de libros importantes como el de hoy en nuestra sección Avances literarios que puedes ver en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·