Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Fotograma de la videopoesía ‘El canto de las moscas’, de Ana María Vallejo. /WMagazín

La videopoesía se abre paso con nuevas sensibilidades en Colombia (2)

Los videopoemas que tienen como protagonistas la palabra, el lenguaje o lo metaliterario centran esta entrega de una literatura que busca llegar a nuevos públicos. Entre los poetas figuran: Tulio Restrepo, Yami M. Delgado, Cecilia Traslaviña, Angye Gaona, Camila García, Ana María Vallejo y Leo Castillo

La vitalidad y riqueza de la videopoesía en países como Colombia que busca llegar a nuevos públicos se aprecia en esta segunda entrega. Artistas creando animaciones con textos ajenos y propios, proyectos colaborativos y festivales tendiendo puentes entre poetas y realizadores. (Puedes ver en este enlace la primera entrega)

Si las videopoesías de la primera entrega tratan sobre experiencias muy personales de los poetas, en esta segunda se centran en la palabra, el lenguaje y/o lo metaliterario:

NADA – Video Performance (2020) 1 min.
Autor: Tulio Restrepo
Tulio Restrepo trabaja en gráfica experimental, escultura, poesía visual y Mail Art. Las palabras aparecen en muchas obras, tanto encontradas como insertadas o pintadas por el artista, aunque la poesía surge de la relación entre la palabra y el entorno y las  palabras no llegan a formar versos. Aunque se acerca más al videoarte incluyo su trabajo aquí como contrapunto; me interesan los márgenes del género como fuentes de inspiración.

Realizada para una exposición en Hotel DaDA , elementos dispares desde el ordenador, el ratón, las ventanas que el artista abre en la pantalla, hasta unas ventosas con gancho, cartones recortados en plantillas y la misma dirección de fotografía, juegan con nuestra expectativa.

Sobre su forma deliberada low-tech de trabajar comenta «conlleva el experimentar con una economía de medios utilizando de cierta manera la realidad inmediata, distante de preocupaciones formalistas o idealistas que representen la realidad, o del valor institucional o comercial».

Negro (2020) 2.38 min.
Grabación y edición: Fer Cardales
Poeta: Yami M. Delgado
Una sonrisa plena, un paseo descalza por San Juan de Urabá y la clara voz de la joven poeta antioqueña Yami M. Delgado abren este vídeo. Sus planos dibujan con pocos trazos el pueblo y dan un trasfondo para el poema Negro, acompañado por una bullerengue suave que complementa el ritmo del texto. No hace falta verla recitar en cámara para reconocer que ella es la misma poeta que dice «Con alegría adorno mi libertad».

Dice Yami, «Siempre quise buscar la manera de poder recoger todo lo que mi pueblo guarda para mostrarlo al mundo. Urabá al igual que muchas regiones del país ha sido azotada por la violencia. La poesía como arte ha podido reunir todos esos elementos tan autóctonos de nuestra región para que la gente se de cuenta que aquí también hay proyectos de vidas, historias y sobre todo gente que quiere hacer las cosas bien, quiero que puedan sentir parte de la alegría de la etnia negra pero que también se reconozcan en la historia de dolor de la misma población».

Movimientos en el sótano (2017) 8 min.
Dirección: Cecilia Traslaviña
cecihyde.wixsite.com/cecilia-traslavina
Poeta: Mariela Malhue
Sorprende con una narrativa visual construida con tan pocos elementos que cautiva al espectador y da vida a unas manos de plástico, revelando sus deseos, trabajos, frustraciones y miedos. El punto de partida e inspiración de Movimientos en el sótano es la poesía de la escritora chilena Mariela Malhue de su libro Estancia y doméstica. Como sinopsis, escribe Cecil Traslaviña: «La casa es refugio y prisión en donde se tejen seducciones y rechazos diariamente.»

Ha elegido responder a la poesía de Mariela Malhue sin incluir sus palabras, así invitándonos a recrear una narrativa propia. Cecilia me comentó sus pensamientos cuando leyó los poemas, las «sensaciones contradictorias, me gustaba y no me gustaba, me causaba cierta ansiedad y placer al mismo tiempo». También «la distribución de las palabras en la página, que asociaba con silencios o abismos». Los poemas le hicieron «pensar en las casas en las que había vivido hasta ese entonces y en mis relaciones con el espacio en general». Con la construcción de la maqueta descubrió el importante papel de la luz, «se convirtió en un material a través del cual podría hacer sentir cosas».

Compras #2 de ‘Trabajo al día’, (2020) 0.53 min.
Autora: Angye Gaona
@angye.gaona
Con el lenguaje gráfico de las páginas de venta nos guía a través de los botones por un mundo aséptico. Angye Gaona ha hecho una investigación profunda de la poesía digital en poesía digital: exploración de motivos . En un signo de los tiempos, la desaparición de Adobe Flash ha provocado para ella un salto desde la pantalla interactiva al vídeo, como es el caso de su Los hijos del viento, que retiene la estética digital web, o Canto a la transformación de la materia, en donde viajamos por Google Earth. Realizado durante el confinamiento ella dice, «Sentí que estaba llevando de mi mano a un viaje a los amigos y amigas».

Compras es de una serie de más de 30 poemas escritos en guiones para video. Como prisionera política de conciencia y sujeta a dos montajes judiciales, Angye fue encarcelada 4 meses y medio en el 2011. Pensaba que estaba todo arreglado pero recientemente se ha enterrado que siguen activos. «Me ocupa mucho tiempo ese problema, ese empapelamiento… Espero salir pronto del país y poderme dedicar a hacer más videopoemas.»

Hojas (2019) 2.24 min.
Animación: Camila García
Haiku: Francisco Dieguez
En Hojas la animadora Camila García se ha recreado en los detalles botánicos para crear esta deliciosa pieza. La sencillez del formato, una hoja o rama sobre fondo de papel en cada escena, y los sonidos sutiles que acompañan al tratamiento gráfico, da un aire contemplativo. Hay una alusión al haiku de Francisco Dieguez en el sonido del viento y el movimiento de la primera rama, pero luego el enfoque es en la quietud de cada hoja sin movimiento.

La poesía lo utiliza como una herramienta entre varias, introducida entre citas literarias, un toque de música o los sonidos ambientales, como vemos por ejemplo en Las puertas de la percepción (2018) donde, a base de la animación de fotografías de las puertas y rejas ventanales de varias ciudades en México y Colombia, entramos en un mundo meditativo.

Poesía es «algo que encuentro en el camino. Mis películas surgen de la contemplación de objetos, lugares o fotos», y su objetivo es fusionar los dos artes, animación y literatura, donde «cada una conserve su identidad».

El Canto de las Moscas (2021) trailer, 1.27 min.
Varias artistas.
Ana María Vallejo coordina el proyecto El Canto de las Moscas. Artistas de Colombia han creado animaciones inspiradas en 24 canciones de la poeta Maria Mercedes Carranza. Cada canto hace referencia a un lugar en Colombia en el que en los años 90’s sucedió una masacre. Fragmentos de esas primera versiones se pueden ver en: @elcantodelasmoscas . El proyecto será presentado como una video-instalación multi-canal con cada animación en un loop para representar la repetición de esos hechos violentos por décadas en cada lugar. Me confirmó Ana María lo que ya iba dándome cuenta, «En Colombia el género [de videopoesía] es muy nuevo. La verdad, nos costó un poco encontrar personas que trabajaran solo en el ámbito de videopoesía.»

Ciudad de letras (2011) 24 min.
Dirección: Julio Oyaga Martínez
Poeta: Leo Castillo
A diferencia de los videopoemas es un documental más largo que incluye varios poemas y estilos visuales. No obstante es una de las primeras piezas que he encontrado de Colombia que explora la relación entre el poema y lo visual.

Caminamos las calles de Barranquilla con el poeta Leo Castillo. Julio Oyaga empezó a grabar en el 2005 un documental sobre la visión de tres artistas de Barranquilla, pero después vieron la posibilidad de hacerlo como un especie de diario enfocado en el poeta Leo Castillo y su relación con la ciudad. Julio tenía interés en reflejar la ciudad desordenada, sucia y caótica que es Barranquilla y dice que la escritura de Leo «iba de la mano» de lo que tenía en mente. Dice Leo Castillo que «revisitamos lugares profundos que durante mi experiencia terminal con la droga y la poesía yo había develado. Redescubrimos y mostramos una ciudad subterránea y yo figuro entonces como un habitante solitario de esa geografía inédita de la noche.» Ver el documental «significó un importante impacto emocional y estético para mí» para el poeta, y le proporcionó «la ocasión de reflexionar sobre la escritura y su presentación social».

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Poetas en la portada de WMagazín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·