Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Trabajo artístico de Lucila Biscione para la portada de ‘La miniatura incandescente’, de Emily Dickinson (Libros del Zorro Rojo). / WMagazín

Los amuletos poéticos de Emily Dickinson, inéditos en España, que regalaba a sus amigos

El libro 'La miniatura incandescente' reúne 185 cuartetos, en edición biligüe, de la gran poeta estadounidense que no forman parte de su obra poética pero amplían su universo. Editado por Libros del Zorro Rojo, WMagazín publica varios poemas con prólogo de María Negroni e ilustraciones de Lucila Biscione

Presentación WMagazín Una pequeña joya literaria de 185 poemas de Emily Dickinson inéditos en España se publican bajo el título de La miniatura incandescente (Libros del Zorro Rojo). «Los cuartetos que conforman este volumen constituyen una curiosidad. No forman parte —de forma oficial— de la obra poética de Dickinson. La poeta los escribía como pequeños amuletos y los enviaba como si fueran regalos, acompañando flores, o imbricados adentro de la prosa de sus cartas», explica la poeta argentina María Negroni, traductora y prologuista de esta obra. Un libro con carácter de ofrenda donde cada verso se revela como una pequeña iluminación. Un acontecimiento poético que se convierte en un doble regalo, primero por los textos de Dickinson y segundo por el trabajo artístico que los acompañan con el papel recortado de Lucila Biscione que armoniza con la sobriedad y sintaxis rota de los versos de la poeta estadounidense.

WMagazín publica varios de estos «amuletos literarios» que recuerdan la grandeza de Emily Dickinson (1830-1886), un clásico de la literatura. Sus temas son variados y van desde el amor y la pasión hasta la muerte y la inmortalidad.

A veces, hacia el final, escribe María Negroni «estos poemas se vuelven elegíacos e incluso áridos o abstractos. Pero todos se inscriben contra la retórica, se burlan del énfasis, manifiestan un deseo de contravenir las reglas, de confundir categorías y definiciones, para buscar el vínculo entre órdenes de realidad diversa. El cuarteto es el sello que marca la poesía de Dickinson, su forma omnipresente y la más elaborada. (…) A veces, de esas miniaturas incandescentes salían poemas propiamente dichos. Su importancia en el conjunto es, sin embargo, crucial».

Emily Dickinson publicó muy poco en vida. Fue tras su muerte que se encontraron más de mil ochocientos poemas y estas «miniaturas incandescentes». Dickinson era lectora de los clásicos, tenía conocimientos de ciencia y de música, y su genio fue más allá de los convencionalismos de su época. Vivió gran parte de su vida recluida en su habitación, y eligió comunicarse con muy pocas personas, sobre todo a través de cartas. La mayor parte de su obra se publicó después de su muerte, en 1886.

La poeta estadounidense Emily Dickinson. /Imagen de Wikipedia

La belleza literaria de Dickinson encuentra en la obra de Lucila Biscione (Buenos Aires, 1977) una excelente aliada. Biscione es diseñadora gráfica e ilustradora, especializada en la técnica del collage y el papercut (papel cortado). En sus piezas combina ilustraciones y cortes de papel para trabajar de manera artesanal tanto la confección de todos los elementos como el diseño de sus escenas. En 2016 formó parte del catálogo Iberoamérica Ilustra, y su obra ha sido expuesta en varias muestras internacionales.

Puedes leer varias «miniaturas incandescentes» de Emily Dickinson a continuación:

'La miniatura incandescente'

Por Emily Dickinson

Si poder – fuera igual a hacer –
El Criterio – sería mínimo –
Es Grado Supremo del Habla –
La Impotencia del Decir –

.

Apenas Carmín en su rostro
De tenue esmeralda su Ajuar –
Su belleza es un amor que hace –
De sí mismo – espejo – del mío

.

Me oculto dentro de mi flor
Para que, al marchitarse en tu Vaso,
Tú, sin querer, sientas por mí –
Casi un desamparo.

.

Morir – sin Morir
Y vivir – sin la Vida
Es el Milagro más arduo
Propuesto a la fe.

.

Arrebátame todo, salvo el Éxtasis,
Soy más rica que mi prójimo –
¿Es justo nadar en bienestar, cuando a mi puerta
Se agolpan los prósperos, con su pobreza infinita?

Ilustración de Lucila Biscione para ‘La miniatura incandescente’, de Emily Dickinso (Libros del Zorro Rojo). /WMagazín

Su inmortalidad la tomamos
Prestada al pie de su Tumba –
En vez de un lánguido Aplauso,
El Poder del Amor Humano –

.

La Definición de la Belleza es –
Que no hay tal Definición –
Tampoco del Cielo, para simplificar
Pues Ella y el Cielo son Uno.

.

El amor no se compara – con nada –
“Tan grande como yo” – afirma el Sol
Quien nunca lo sintió arder –
No tiene más vara que él mismo –

.

A Aventurarse dentro de sí
El Alma es condenada
La cuida un solo Lebrel
Su propia identidad –

.

El Tiempo pone a prueba el dolor
Pero no lo cura –
Si lo hace – se probaría también
Que no era tal la aflicción.

 

  • La miniatura incandescente. Emily Dickinson. Traducción de María Negroni. Ilustraciones de Lucila Biscione (Libros del Zorro Rojo).

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre las secciones de WMagazín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·