Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Marisol Schulz, directora de la FIL de Guadalajara. /Foto de Josué Nando – cortesía de FIL

Marisol Schulz: «Tenemos que reinventarnos y buscar nuevas formas de llegar a los lectores»

La directora de la FIL, Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), cuenta cómo ha sido la metamorfosis al mundo virtual del evento del libro más importante en español, del 28 de noviembre al 6 de diciembre. Y habla sobre el futuro de las ferias y el panorama del libro

La mañana luminosa de México se refleja en la cara de Marisol Schulz en el salón de su casa. Está al otro lado de la pantalla del computador en una videoentrevista por una de las plataformas digitales que se han convertido en indispensables desde el confinamiento por la pandemia en marzo. Es la víspera de que empiece la metamorfosis vivida por la 34ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), del 28 de noviembre al 6 de diciembre, que ella dirige.

«Estamos en un momento de sobrevivencia. Es un momento de mucha creatividad», afirma Marisol Schulz. Lo dice a WMagazín en esta videoentrevista en la que cuenta cómo ha sido la experiencia de esta transformación hacia lo virtual, qué aspectos cree que se conservarán de este formato para las futuras ferias presenciales, cuáles son las líneas principales de la programación de este año y cómo ve el panorama del libro.

Un equipo de más de cincuenta personas pone en marcha la FIL, la feria del libro más importante del mundo hispanohablante. La diferencia, respecto a las ediciones anteriores, es que esta es digital debido a la pandemia covid-19. El entusiasmo y vitalidad de esta feria se refleja en que en 2019 recibió 828.000 visitas físicas y más de dos millones de usuarios en su web durante nueve días. Esta edición con su mudanza al mundo virtual indica que va a romper sus cifras de usuarios digitales. Para ello han programadas más de 300 actividades con más de 300 autores de 38 países, medio centenar de profesionales del libro  y dos premios Nobel de Química cuyas actividades se podrán seguir en la plataforma: www.fil.com.mx y en el Canal 44 de la Universidad de Guadalajara.

La FIL digital se podrá seguir en directo en WMagazín a través de nuestra programación especial que incluye la transmisión en streaming de las principales actividades literarias, la transcripción de lo que los escritores digan y una fotobitácora diaria con los eventos mas relevantes.

El siguiente es el vídeo de la entrevista digital y debajo la transcripción de los momentos más destacados:

Marisol Schulz, directora de la FIL de Guadalajara, en una videoentrevista con WInston Manrique Sabogal, director de WMagazín.

Winston Manrique Sabogal. Como preámbulo quiero felicitar a la FIL en mi nombre, de la revisa y de nuestros lectores por el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2020 compartido con el Hay Festival. Ahora, Marisol, cuéntenos cómo ha sido y está siendo esta experiencia de organizar la feria de manera virtual.

Marisol Schulz. Hemos buceado entre distintas aguas. Hay un equipo de más de cincuenta personas todo el año que hace posible la magia de la FIL. En un año normal son más de tres mil actividades con gente de todos los rincones del mundo que vienen a ver qué les vamos a ofrecer cada año. Es una magia. Es un mundo difícil de describir si no lo has vivido.

Para la preparación de la edición de este año empezamos con una feria presencial, como siempre. Comenzó el año y supimos del virus en China, y pensamos que no nos iba a tocar, estaba lejos de la realidad. Viene marzo y nos confinamos. Previamente ya había habido algunas cancelaciones de ferias de otros países. Y como decimos: «Cuando veas las barbas de tu vecino mojar, pon las tuya a remojar». Íbamos viendo qué estrategia seguían las otras ferias, unas cancelaron, como la de Londres y el Salón de París; otras migraron a lo digital, como Buenos Aires y Bogotá… Con el equipo analizamos cada situación pero con la gran esperanza de que al ser la FIL la última feria al final del año la podríamos hacerla presencial, los pronósticos sanitarios decían que la pandemia se controlaba… nada más falso… Me siento como una ratita  de laboratorio por lo que está pasando en el mundo.

En un evento masivo como este sus organizadores somos los más preocupados. El trabajo fue cambiando durante el año. Hubo un momento en que estábamos seguros de que se iba a hacer presencial con todos los protocolos de bioseguridad sanitaria, control del público…

La realidad nos fue ganando a la esperanza. A mediados de septiembre nos dimos cuenta de que la situación no se iba a controlar. Los rebrotes en Europa y las condicones mostraron algo terrible. Vimos que lo más sensato era no hacer la feria abierta al público. No había condiciones sanitarias para garantizar lo más importante de todo: la salud. Sabemos que afectamos la economía de mucha gente. Ha sido una sensación de montaña rusa. México no es una isla. La realidad nos ganó y tomamos una decisión muy dolorosa, pero muy sensata, y migrar al terreno virtual, no híbrido, salvo la inauguración con una ceremonia muy reducida en personas, será todo virtual.

Hemos vivido esto con muchos temores, un trabajo enorme, un reto porque toca andar un camino nunca andado. Este 2020 es un camino que exploramos, un reto tecnológico, exploramos nuevas formas de llegar al público. Todo lo hacemos por primera vez, es un experimento de ensayo y error, ensayo y error.

W. Manrique Sabogal. ¿Hay algo de esta nueva experiencia que crea que va a perdurar para otras ediciones presenciales?

M. Schulz. Hay autores que no han podido venir estos años por muchos motivos, así es que este tipo de autores pueden estar presentes de manera virtual. Mi apuesta es que este año vamos a terminar sobresaturados de lo virtual. Lo que más queremos es volver a la normalidad, estar con la gente.

La experiencia de lo híbrido puede continuar para ciertos autores. La feria me la imagino con una mesa con autores, público en vivo y una pantalla con alguien que participa desde algún lugar. Eso ya lo hicimos una vez con Ray Bradbury, por ejemplo. No es lo mejor, pero lo hemos hecho.

Marisol Schulz, directora de FIL Guadalajara, y Winston Manrique, director de WMagazín, en un momento de la videoentrevista. /WMagazín

W. Manrique Sabogal. Esta feria que ya es transnacional ahora lo será más. La feria empieza este sábado 28 de noviembre con la inauguración y la entrega del premio a Lidia Jorge.

M. Schulz. Es el premio de Literatura en Lenguas Romances que recayó en la autora portuguesa Lidia Jorge. Ella estará vía remota con un discurso  pregrabado debido a los horarios de Europa y México (hay siete horas de diferencia). La esperanza es que en 2021, además del premiado de ese año, invitemos a Lidia a que esté presente.

W. Manrique Sabogal. ¿Qué destacaría de la programación virtual de este año? Se transmitirá en la plataforma de la FIL y por el Canal 44, de la Universidad de Guadalajara.

M. Schulz. El lector entra en nuestras plataformas y ahí lo dirigimos a las actividades en vivo o a las que ya se hayan producido pero que pueden ver. En lo literario pretendemos conservar la esencia del programa de un año normal, del programa físico que ocurre en nueve días. No queremos perder la esencia de lo que somos. Están los programas habituales: Salón de la Poesía, Encuentro Internacional de Cuentistas, Festival de las Letras Europeas, Galas del placer de la lectura…

La sección La FIL también es ciencia contará con dos premios Nobel de Química y hay una gran apuesta de divulgación científica.

En el área literaria, gracias a editorial Planeta, estará Salman Rushdie en un diálogo que será maravilloso con Javier Cercas; habrá un diálogo entre Almudena Grandes y Ángeles Mastretta, Camila Läckberg, Etgar Keret, Sergio Ramírez con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado; Leonardo Padura con Gonzalo Celorio; Juan José Millás con el antropólogo Juan Luis Arsuaga…

Otro pilar de la feria es la parte de las ideas, Fil pensamiento, con temas que interesan a la sociedad. Este año estará, por ejemplo, Yuval Noah Harari.

Y al cerrar cada jornada la actividad más artísticas en el Foro FIL. Este año inauguramos con la ópera Madama Butterly, en una producción de la universidad; una versión de Novecento, de Baricco; Lila Downs. Será muy variado.

No puedo dejar de omitir la parte de los profesionales del libro. Porque la feria está abierta al gran público y al mismo tiempo es una feria de negocio y como tal habrá foros de la industria y mercado editorial, estará el Salón de derechos. Hay gente de más de cincuenta países.

W. Manrique Sabogal. La industria editorial ha afrontado en los últimos quince años cambios importantes por la crisis económica de 2008, la reconversión digital que jubiló un negocio decimonónico y ahora la pandemia.  ¿Cómo ve este momento para la industria editorial?

M. Schulz. Veo una gran crisis de la industria que ha tenido que afrontar un mal momento con librerías cerradas, por ejemplo. Lo virtual no soluciona a lo presencial. No hay nada más maravilloso que perderte en los pasillos de una feria y encontrar un libro que no sabías que existía o a un autor y te vuelves fan de él. Esta magia del encuentro del autor y del lector se ha perdido este año.

Estamos en un momento de sobrevivencia, que sobrevivan todos, pequeño y grandes. Es momento de mucha creatividad, y de ver cómo llego a mis lectores.

Tenemos que reinventarnos y buscar nuevas formas de llegar a los lectores, entre autor y público y eso es a través de la invención.

2020 es un parteaguas. Nos tiene que poner a reflexionar como humanidad, qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal, qué podemos mejorar en nuetra vida personal, cotidiana  y profesional. A nivel colectivo tiene que darnos un aliciente y, por otro lado, un escarmiento, tenemos que resarcirnos. Tenemos que recuperar un año perdido en muchos sentidos.

Lo que hemos visto estos años es una coexistencia del libro físico y digital, y a partir de este año ha sido más fuerte. Nos hemos vuelto expertos en estas plataformas como zoom. Lo virtual tiene sus ventajas. Creo en la coexistencia pacífica.

Reinvención virtual de las ferias

La entrevista con Marisol Schulz forma parte de la serie de WMagazín Reinvención virtual de las ferias y festivales del libro. En ella participan directores y máximos responsables de los principales eventos alrededor del ecosistema del libro para analizar tanto el presente como los derroteros del libro y estas celebraciones y su nuevo modelo de escenificación. Basilio Baltasar se suman a la participación que ya han tenido

Sandra Pulido Urrea, directora de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo);

Oche Califa, director de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires;

Cristina Fuentes La Roche, directora internacional del Hay Festival;

Elena Pasoli, directora de la Feria del Libro Infantil de Bolonia;

Manuel Gil Espín, director de la Feria del Libro de Madrid;

 Sergio Ramírez y Claudia Neira, presidente y directora del Festival Centroamérica Cuenta.

Basilio Baltasar, director de las Conversaciones literarias de Formentor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·