Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

El fotógrafo William Klein (1928-2022) a mediados del siglo XX.

Muere William Klein, el fotógrafo que renovó el fotoperiodismo y desmitificó Nueva York, París, Roma, Moscú…

El fotógrafo y cineasta neororquino cambio la mirada sobre la gente y la cultura a mediados del siglo XX. El proyecto transgresor sobre su ciudad se publicó en el libro 'Life is Good & Good for You in New York: Trance Witness Revels'

El periodismo fotográfico, la cultura pop y Nueva York nunca volvieron a ser los mismos tras la mirada del fotógrafo William Klein en los años cincuenta del siglo XX. Ese renovador del arte que captura la vida en un instante murió el sábado10 de septiembre de 2022, a los 93 años.

William Klein, hijo de padres judíos a quienes el crash del 29 arrebató parte del buen porvenir, nació en Nueva York el 19 de abril de 1928. Su vida allí le permitió luego capturar el espíritu de una ciudad escurridiza, rebelde y en continua transformación. Retrató la ciudad mítica y realista que emergió tras la Segunda Guerra Mundial que la convirtió en epicentro de la vida y la cultura callejera y de museos del mundo.

Muy joven viaja a París, y es allí donde decide retratar su ciudad con una mirada transgresora. Así surge un proyecto que que luego plasma en un libro que cambiaría su vida, el imaginario sobre Nueva York y el curso de la fotografía. En 1956 publica Life is Good & Good for You in New York: Trance Witness Revels.

El mundo asiste a la vida palpitante de Nueva York en sus calles, en sus bares; a la vida real en los rostros de la gente, sola, acompañada en multitudes. El renacer de un mundo que muchos no ven o no quieren ver o reconocer. Así, Life is Good & Good for You in New York: Trance Witness Revels rse convierte en el mejor testimonio de la fotografía como arte, «la exploración de la vida misma sin artificios para ser descubierta, contemplada y admirada por todos», dijo WMagazín a propósito de la exposición que le dedicó Espacio Fundación Telefónica de Madrid, en 2019.

“Mi estética era el New York Daily News. Vi el libro que quería hacer como un tabloide enloquecido, asqueroso, granulado, con un exceso de tinta, una disposición brutal y titulares que son como cuernos de toro. Esto es lo que Nueva York merecía y recibiría”, afirmó William Klein.

Pero fue incomprendido en su país. En Estados Unidos no quisieron editar el volumen que finalmente sacó adelante Les éditions du Seuil, en París, donde trabajaba Chris Marker, una de las figuras importantes del cine experimental.

En Fundación Telefónica se pudo ver el artista el material original del libro con su maquetación, bocetos y diseños. Klein es el responsable de todo: desde la idea y fotos hasta su diagramación y tipografías. El libro solo se editó en Estados Unidos cuarenta años después.

Nueva York, de William Klein, en Espacio Fundación Telefónica, de Madrid, en 2019.

«La mirada de Klein influye no solo en la fotografía como arte, sino también en la fotografía periodística. Inoculó en esta última el anhelo de captar e incorporar la vida tal cual, sin adornos, el instante de un momento donde queda claro que hay un antes y un después de la escena. Fotos donde reside una historia, un relato. Las fotografías de William Klein son para ser leídas. A primer golpe de vista sugieren una narración, y a medida que el ojo se detiene en ellas se abren nuevos capítulos y sugerencias sobre lo allí fotografiado», señala WMagazín en el reportaje de 2019, sobre la exposición del libro.

El éxito de Life is Good & Good for You in New York: Trance Witness Revels le abre a William Klein las puertas de otras ciudades que quieren ser retratadas por él, para luego quedar reflejadas en sus libros respectivos: París, Moscú, Tokio, Roma…

El cine también le abrió las puertas. Federico Fellini fue uno de sus padrinos al contratarlo como ayudante en su película Las noches de Cabiria.

Con William Klein la fotografía afianzó su camino como una obra para ser leída, como una narración propia.

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre aquí las secciones de WMagazín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·