Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Atardecer en Schwyz (Suiza). /WMagazín

‘Oratorio’, la poesía de María Negroni que pregunta porque el pensamiento es emoción

La escritora argentina publica un poemario que habla desde la orilla del vacío y del silencio sobre el existir. WMagazín avanza varios poemas que narran la vida en quejas preñadas de bellas imágenes de un mundo en penumbra y desasosegante con resquicios de esperaza

Presentación WMagazín «¿en qué descuido / se nos dejó a merced / de lo que somos?». A orillas del vacío, la orfandad se llena de preguntas que casi no encuentran sus palabras en los versos que María Negroni (Argentina, 1951) ha creado en Oratorio (Vaso Roto). Son poemas sobre el rumor subterráneo de interrogantes de la vida que nunca desaparece. Versos que son voz sobre lo que piensan las personas desde su silencio de la perplejidad de estar en el mundo, de sentir, de pensar, de intuir, de amar, de preguntar, de dudar, de mirar al horizonte y toparse con que eso es la vida. Su motor.

WMagazín publica unos poemas de Oratorio que muestran la hondura de un poemario que narra el existir enquejas preñadas de bellas imágenes de un mundo en penumbra y desasosegante con resquicios de esperaza. Se trata de  «un mundo presidido por la ausencia de Dios. No hay distancia contemplativa», señala la editorial. Y desde allí, María Negroni, poeta, narradora y ensayista, señala, crea un nuevo tiempo y espacio en un intento de conjurar el abismo desde su borde mismo. Grito sereno que vislumbra el milagro del palpitar. Que se lee, una y otra vez porque cada verso es una honda de agua nacida de la misma piedra que cae al fondo.

María Negroni ha publicado libros como El viaje de la noche (Lumen), Arte y Fuga (Pre-Textos), Buenos Aires Tour (Turner), Elegía Joseph Cornell (Caja Negra), Interludio en Berlín (Pre-Textos), Museo Negro (Grupo Editorial Norma), Galería Fantástica (Siglo XXI), Pequeño Mundo Ilustrado (Caja Negra), Cartas Extraordinarias (Alfaguara), La noche tiene mil ojos (Caja Negra), El sueño de Úrsula (Seix-Barral) y La Anunciación (Seix-Barral). Actualmente dirige la Maestría en Escritura Creativa de la Universidad Nacional de Tres de Febrero en Buenos Aires.

La escritora María Negroni (Rosario, Argentina, 1951). /Foto Wikipedia

Te invitamos a contemplar y reconocer el mundo de Oratorio donde María Negroni deja claro por qué ha dicho varias veces que el pensamiento es, también, una forma de emoción:

'Oratorio', María Negroni

*

lo que debiera oírse
no se oye

ni poco ni mucho
se oye

peor que eso
nunca sabremos
de qué estupor se trata
quién o qué se ausenta
en el Palacio
del Vocabulario

peregrinos
en ropas de silencio
y enseres de alto duelo

cambiamos de rumbo
de estilo
de sepulcro

a veces pensamos
que existimos tan poco

sembramos caballos
prácticamente escasos

por generaciones
ni agua de la roca

ni siquiera albricias
con voz de obsequiar

nada que erradique
la prisión invisible

ningún artista
en su jaula del hambre

 

*

¿en qué descuido
se nos dejó a merced
de lo que somos?

se hubiera dicho
a plena sombra

a plena dicha
de amantes clandestinos

algo ha de haber
que todavía ya fue
dijimos

alguna asimetría
en las visiones

alguna herida
como certera irrealidad
clavada en el costado

¿lobos       ciervos     jabalíes?
¿un manzano que trepa de costado?

¿a qué otra cosa
podría compararse
esta rareza?

en el jardín
había tres verbos

matar    amar    crear

y un carozo de noche también
porque no ver es hermoso

 

*

conversa el río con la piedra
la piedra con la orilla
y la orilla consigo misma

pero nosotros
nunca llegamos
al concierto del mundo

no somos ni habremos sido
más que una mezcla
de barca y bruma

nosotros hacemos ruido
en cada nacimiento

alumbramos la muerte
con cada muerte

con tal delicadeza
no conversamos con nadie
que hasta se nos escapa
el viaje al oro
de la transparencia

no entendemos que el río
no conduce a las aguas
sino al revés

que en su rítmica estela
la consciencia es prosodia
en la luz de un labio

a la espera de algo
arrojamos al siglo
nuestra voz inútil

las palabras caen
piedras autistas
a ningún tiempo

 

*

alta vino a ser y no se apagaría
la oscuridad que somos

como si la escribiera
en su pálido fuego
un silencio pleno
tan pleno que faltaba

alta en su promesa
la oscuridad que fuimos
que seremos

arde
sin animarse
a atravesar el velo
que ella misma es

ni siquiera enumera
su historial de batallas

su sólido cuerpo
que es también danza
y vertical sin freno

ha de venir todavía
por enésima vez
la oscuridad que somos

como circunstancial de hostilidad
como predicativo
en libro de lamentos

tamaña tozudez
de no entender

que aquello que la ha herido
también la ha de curar

Portada de WMagazín con poetas. /WMagazín

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·