Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Piedad Bonnett y José Andrés Ardila: ¿qué aprenden los escritores consagrados de los autores nuevos?

DIÁLOGOS LITERARIOS ENTRE GENERACIONES / WMagazín invitó a varios de los escritores colombianos que fueron excluidos por su país para representarlos en la 80ª Feria del Libro de Madrid a conversar con otros autores emergentes tampoco invitados. Hoy: una poeta y novelista premiada habla con un narrador señalado en la prestigiosa lista de Granta

El gobierno de Colombia como País invitado de honor en la 80ª Feria del Libro de Madrid habría excluido por motivos extraliterarios de carácter político a la mayoría de sus escritores más relevantes que han renovado y enriquecido el panorama literario de su país y de América Latina desde finales del siglo XX y que son críticos con esta administración como lo han sido con las anteriores. Tampoco invitaron a varios de sus autores nuevos o emergentes más prometedores que empiezan a llamar la atención de la crítica especializada internacional. WMagazín, con el apoyo de Endesa, ha querido acercar a varios de estos autores a nuestros lectores en el ciclo en vídeo Diálogos literarios entre generaciones.

Se trata de tres encuentros virtuales por parejas para hablar de literatura, de escritura, de lectura, de los temas que abordan en sus libros, de su relación con la tradición literaria y con el presente, de sus conexiones con la realidad, de lo que significa este arte para los autores, los lectores y la sociedad en general. El debate sobre la presencia y curaduría de Colombia en la Feria lo abrió WMagazín con su artículo, del domingo 5 de septiembre: El gobierno de Colombia excluye a escritores prestigiosos como invitado en la Feria del Libro de Madrid.

Piedad Bonnett y José Andrés Ardila protagonizan el primer diálogo de este ciclo moderado por mi, Winston Manrique Sabogal, como director de WMagazín. Y hay un cuarto invitado: los libreros de la feria madrileña. Ellos como propiciadores de este gran encuentro en la feria entre los escritores y los lectores estarán presentes en estos Diálogos literarios entre generaciones a través de la pregunta que abre cada conversación. En el encuentro virtual de Piedad Bonnett y José Andrés Ardila la librera que pregunta es Lola Larumbe, de la librería Rafael Alberti, con más de 40 años de labores.

Piedad Bonnett (70 años, Amalfi, Antioquia, 1951) es una poeta, dramaturga, narradora y crítica literaria. Una de sus obras más conocidas es  Lo que no tiene nombre. Empezó a publicar en 1989 con el poemario De círculo y Ceniza al cual siguieron títulos como El hilo de los días, Todos los amantes son guerreros y Los habitados. Es autora de las novelas Para otros es el cielo, El prestigio de la belleza y Lo que no tiene nombre. Su novela más reciente es Donde nadie me espere (Alfaguara). Ha ganado varios premios literarios.

José Andrés Ardila (35 años, Chigorodó, Antioquia, 1985) «creyó desde niño que iba a ser actor, pero terminó estudiando Periodismo y, cuando entendió que no podría ser periodista tampoco, se resignó a escribir y editar ficción», escribe la revista Granta al presentarlo como uno de los 25 mejores autores en español menores de 35 años. Es el único colombiano en la lista. Ha publicado dos libros de cuentos, Divagaciones en el interior de una ballena (2012) y Libro del tedio (Angosta, 2017). En 2019, con dos amigos, fundó Querida, una productora de cine, para la que ha coescrito los cortometrajes La herencia y Yomaidy, amor y la película La cábala del pez. Trabaja actualmente en su primera novela.

A continuación, puedes ver el diálogo en vídeo y leer su transcripción:

bont

Piedad Bonnett y José Andrés Ardila

Lola Larumbe (Librería Rafael Alberti). Quería preguntarle a Piedad Bonnett qué puede aprender un escritor, en este caso una escritora como ella consagrada ya con una larga carrera literaria, de las nuevas generaciones; y la pregunta sería en sentido contrario para José Andrés Ardila, el aprendizaje a través de autores reconocidos.

Piedad Bonnett. Es mucho, mucho, lo que un escritor ya mayor, con mucho tiempo de trabajo aprende de los escritores jóvenes. Sobre todo qué está pasando en la literatura hoy, en la literatura más joven. No nos podemos desentender, en absoluto, de eso porque ahí están las nuevas sensibilidades y las conexiones con la época, con el entorno, con las lecturas, que nos permiten a nosotros los más viejos seguir al día.

Yo fui profesora 32 años en una universidad. Mi contacto con la gente joven fue siempre muy estimulante; a través de esa gente yo trataba de palpar cuáles eran los problemas de la juventud, sus inquietudes, etc. Hoy en día leo mucha novela latinoamericana y también colombiana, cuando puedo de gente que está en el rango de entre los  28 y los 45 años. Me interesa saber qué lenguaje están utilizando, cuáles son las temáticas que están ahí en el aire. Porque eso también me pertenece, no solo me pertenece el pasado remoto. Yo soy mujer de una época en que están pasando todas estas otras cosas, es posible que muchas de ellas no me interesen y que yo no escriba nunca una novela que esté escrita digamos a través de WhatsApp, pero me interesa lo más hondo, no lo superficial sino por dónde van las sensibilidades. Los nuevos autores me han enseñado mucho y estoy produciendo cosas a instancias también de esas lecturas no solamente de la gente más consagrada.

José Andrés Ardila. Mi respuesta va por el mismo sentido de la de Piedad…. A mí me cuesta ver a Piedad, a Héctor Abad, Santiago Gamboa como una generación anterior; empezaron antes, pero estamos todos creando…. Somos contemporáneos.  Creo también que la relación con la tradición es menos conflictiva que antes, yo por lo menos no tengo un afán fundacional. A mí me interesa ver qué se ha hecho antes y tratar de aprender. Buena parte de la  literatura más original que se está escribiendo en este momento en Latinoamérica, tiene una tradición muy larga. Vos lees por ejemplo a Fernanda Melchor y encontrás ahí un montón de conexiones con la tradición, con el monólogo interior llevado al extremo. Vos lees a Margarita García Robayo, que es más o menos contemporánea mía, y también es una autora en sus influencias muy clásica, por decirlo de alguna manera. Entonces creo que hay una comunicación permanente entre los que empezaron un poco antes y los que estamos tratando de crear ahorita, y una conversación de lo que vamos creando, lo que vamos publicando y… es una cosa mutua, es una relación, conversación.

Piedad Bonnett, José Andrés Ardila (abajo) y Winston Manrique Sabogal en un momento de los Diálogos literarios entre generaciones de WMagazín.

Winston Manrique Sabogal. José Andrés fue el único escritor colombiano seleccionado este 2021 como uno de los autores de la revista Granta más prometedores menores de 35 años en español. Piedad que participó como jurado en la lista de Bogotá 39, del Hay Fesival en 2017, ha tenido que leer por placer pero también para hacer una selección que no tiene que ser nada fácil… ¿Piedad, cómo se enfrenta una escritora como tú, a discernir y a sugerir que hay que prestar atención a determinados autores?

Piedad Bonnett. Voy a hablar concretamente de lo que fue hacer esa selección de Bogotá 39 que fue dificilísimo. Hay países donde proliferan los escritores, donde esos escritores salen a la luz relativamente fácil, están publicados y, de alguna manera, circulan en el resto de América Latina. Pero hay otros países que tienen literaturas más frágiles porque los terrenos editoriales son más frágiles, y les da más trabajo salir a la luz. Nos dio mucho trabajo lo que tuvo que ver con Brasil porque entonces los autores brasileros no estaban traducidos al castellano, y nos costó siempre rastrear todas esas voces. Son lecturas muy intensas donde el gusto también incide. Pero también teníamos que ver cómo habían sido en sus entornos la crítica; es una investigación gigantesca. Uno finalmente se rinde a sus propios gustos, como siempre al criterio y al gusto, por supuesto que sí.

Yo me alegro de ver lo que pasó con esa generación de Bogotá 39 porque casi todos llegaron a ser escritores consolidados con obras de verdad, con presencia en América Latina. Entonces para uno también es una maravilla el descubrimiento y también la posibilidad de ser generoso. Creo que eso es muy importante. Es más fácil que los escritores que están debajo de nosotros en edad, nos menosprecien y de alguna manera nos hagan de lado… Que nosotros nos desentendamos de los que vienen detrás. Pienso que es así como funcionan las cosas. Nosotros empezamos a ser unos dinosaurios. Pero nosotros en la medida en que estemos verdaderamente vivos, o sea que literariamente seamos lectores vivos, pues necesariamente tendremos que mirar qué es lo que están escribiendo los más jóvenes… No todos, yo no te voy a decir que soy una persona que estoy pendiente de la literatura colombiana de todo lo que sale, porque no me alcanza la vida,. Yo leo muchos europeos, leo muchos norteamericanos, leo poesía , leo ensayo y leo novela; pero, por ejemplo, yo no he leído a José Andrés. Me enteré que se había ganado lo de Granta y ahí mismo me dije que habría que leerlo. Hay algunos editores que me hacen llegar cosas interesantes, yo los dejo en la mesita y hay un momento, de un mes dos meses o tres, que lo agarro por pura curiosidad y lo miro y, de pronto digo: que chico extraordinario, la próxima vez que me digan en una feria a qué escritor joven recomiendo, yo puedo decir, a José Andrés Ardila. Me parece muy bueno que Colombia se vaya renovando en su literatura y que haya voces plurales por edad y por todo lo demás.

W. Manrique Sabogal. José Andrés, ¿Cómo fue esa experiencia tuya del proceso de selección para Granta?

J. Andrés Ardila. Me costó mucho pensar en cumplir esa expectativa. Estuve como tres meses bloqueado, precisamente pensando en eso, en que tenía que sacar un libro que fuera suficientemente bueno para cumplir ese tipo de expectativa; y luego también pensando cómo iba a leer la gente el libro circulando a partir de esa nominación. Yo no he sido muy afortunado con los premios literarios, casi siempre quedo de segundo o de tercero (risas). Tengo como una maldición de virreina, en los concursos literarios y no tenía mucha expectativa con este. Me llegó la información por varias partes y porque era fácil, era llenar un formulario en internet y adjuntar un archivo y listo, luego me desentendí…

Piedad Bonnett. ¿Te puedo interrumpir José Andrés? Te quiero decir que esa fue mi propia historia: durante diez años yo siempre quedaba de segunda o de tercera; y luego como jurado he visto muchas veces que uno premia a un autor por cosas muy aleatorias, que se dan unas discusiones y que de pronto al que uno le gustaba mucho quedó de segundo, quedó de tercero. Es decir que los premios nunca son de verdad cosas definitivas en las que tengamos que creer a pie juntillas…

José Andrés Ardila. Yo aprendí a tranquilizarme con eso. Participaba cada vez que se me atravesaba un concurso en el que tuviera algo que mostrar, pero también he sido muchas veces jurado y he entendido que con los premios sucede que uno muchas veces no premia necesariamente el que cada jurado cree que es el mejor si no el escritor con el que se ponen de acuerdo, con el que logran ponerse de acuerdo. Pero con Granta empezaron a suceder cosas. Valerie Miles me escribió en octubre contándome que estaba preseleccionado, que tenía que mandar el texto inédito para evaluar la lista final y luego, como dos meses después, me dio la noticia… Me tocó aguantarme de no decir nada cuatro o cinco meses porque el anuncio lo hicieron en marzo. En general han sido más cosas buenas que malas. Está la expectativa de que se acerquen más lectores y de que las editoriales se interesen. He tenido una lectura muy cariñosa del libro.

Piedad Bonnett, José Andrés Ardila (abajo) y Winston Manrique Sabogal en un momento de los Diálogos literarios entre generaciones de WMagazín.

W. Manrique Sabogal. En vista que de Colombia es el País invitado de honor a la Feria del Libro de Madrid 2021 cómo decirle a nuestros lectores de WMagazín cómo es la literatura colombiana actual.

Piedad Bonnett. Diría que hay que bajarse de la idea del realismo mágico y de todo eso que tienen en su cabeza, o de la novela de sicarios y las novelas de mafiosos, que ahora la literatura colombiana está haciendo cosas muy diversas, que la violencia sigue estando presente pero de maneras muy novedosas, a veces desde lo autobiográfico. También haría énfasis en que la literatura de mujeres está emergiendo de manera muy interesante, y algunas de las escritoras fueron invitadas a la Feria de Madrid como Melba Escobar, Margarita García Robayo, en la poesía está Andrea Cote. Están haciendo cosas muy buenas y chicas más jóvenes también diría que le paren bolas a eso, eso es lo que diría.

José Andrés Ardila. Lo que está sucediendo también es una mirada hacía afuera de las ciudades, hay muchas historias que se están contando que suceden en el campo colombiano o en el Pacífico, en el Caribe, en el sur también de Colombia…

W. Manrique Sabogal. Una mirada descentralizada…

José Andrés Ardila. Descentralizada sí, y eso también quiere decir que el español en el que estamos escribiendo es un español mucho más diverso.

W. Manrique Sabogal. ¿Qué han leído interesante últimamente?

Piedad Bonnett. Acabo de leerme una novelista de Shirley Jackson porque apareció la película y me metí a ese mundo de Shirley Jackson, estoy encantada. Acabo de leer el último libro de Juan Gabriel Vásquez y me pareció muy interesante sobre este padre delirante que metía sus hijos a la guerrilla y estoy leyendo un libro de Juan Carlos Flórez sobre la realidad de las drogas y de cómo las farmacéuticas son también, digamos, comercializadoras de drogas adictivas, ese libro me pareció muy interesante , se llaman Los que sobran.

José Andrés Ardila. Una recomendación muy especial es el libro de Lorena Salazar, Esta herida llena de peces, un libro bellísimo, es un recorrido por el río Atrato, un recorrido muy poético.

W. Manrique Sabogal. Una cuña publicitaria: simplemente contarles que Lorena Salazar estará con nosotros en una de estas charlas.

José Andrés Ardila. Y hace poco me encontré este libro en todas partes, Pelos de Claudia Camila Lema que es una autora también de acá de Medellín. Es un tema rarísimo, pero también me parece raro que no se haya escrito tanto de esto, que es como la relación que tenemos con el pelo y, sobre todo, la relación que tienen las mujeres con todos los tipos de pelo, una relación casi violenta esta cosa como de que tenés que estar lampiñado, tenés que estar libre de pelos en todo el cuerpo.

Winston Manrique Sabogal. Bueno, muchísimas gracias Piedad, José Andrés. Un placer tenerlos aquí y nos seguimos viendo por medio virtual leyendo los libros de Piedad Bonnet, la nueva novela de José Andrés la esperamos. Continuamos con estos diálogos literarios entre generaciones y gracias!

Próximo diálogo: Pablo Montoya y Lorena Salazar Masso.

 

***

A continuación los artículos especiales sobre la polémica de Colombia que se ha desprendido por la exclusión de un gran número de escritores prestigiosos por cuestiones extraliterarias:

Análisis: El gobierno colombiano excluye a escritores prestigiosos como invitado a la Feria del Libro de Madrid 2021.

Primera parte: Los escritores colombianos responden al debate por la ausencia de autores clave en la Feria del Libro de Madrid (1).

Segunda parte: Los escritores colombianos responden al debate por la ausencia de autores clave en la Feria del Libro de Madrid (1).

Noticia: Escritores colombianos cancelan o duda de su participación en la Feria de Madrid por discrepancias con la curaduría.

En vivo. Los grandes escritores que Colombia no invitó a la Feria del Libro de Madrid estarán en charlas virtuales en WMagazín.

Reportaje: El presidente de Colombia cancela la presentación de su libro en la Feria de Madrid ante la polémica de la lista de autores.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

@winstonmanrique

Avances literarios en la portada de WMagazín.

Cómo apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente

Hola, soy Winston Manrique Sabogal, fundador y director de WMagazín. Me gustaría invitarlo a ser mecenas de WMagazín con un pequeño apoyo económico en momentos cruciales para la creación literaria, la industria del libro, el fomento de la lectura y el periodismo cultural independiente. Justo ahora que los medios de comunicación empiezan a cerrar sus contenidos a cambio de una suscripción de pago y escasea la información segura y de calidad, WMagazín seguirá abierto a todos los lectores.

Si desea apoyar nuestro proyecto como mecenas es muy sencillo hay dos maneras de hacerlo:

A través de la plataforma de pago PayPal, uno de los sistemas de transacción online más seguros, o con tarjeta de crédito. Estas dos opciones aparecen en la misma ventana que se despliega en cada una de los dos opciones de apoyo que ha a continuación:

12 euros semestre
Puede hacerlo en este enlace

 o

20 euros al año
Puede hacerlo en este enlace

Si no tiene el sistema Pay Pal puede hacer el aporte con un INGRESO DIRECTO a la cuenta corriente de WMagazín en La Caixa:
ES64 2100 5518 7702 0020 4784

  • Aquí puede ser con las cantidades señaladas o cualquier otro aporte superior. Y si quiere nos escribe a info@wmagazin.com

Gracias por leernos y apoyarnos. Para quienes conocen poco o nada la revista, después de esta invitación hay un Fotorrelato en el que puede conocerla y recorrerla con ejemplos concretos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·