Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Los poetas Piedad Bonnett (Colombia) y Raúl Zurita (Chile) en la conversación del Hay Festival Cartagena de Indias 2022. /foto WMagazín

Raúl Zurita: «Si se acabara el arte y la poesía perecería la humanidad»

El Hay Festival de Cartagena de Indias 2022 tuvo en su tercera jornada uno de los momentos más inspiradores: el poeta chileno en conversación con la colombiana Piedad Bonnett. Sé testigo en WMagazín, con apoyo de Endesa

Entre el mar y la ciudad amurallada de Cartagena de Indias que se hizo bella al repeler la muerte, los poetas Raúl Zurita y Piedad Bonnett regalaron uno de los momentos más inspiradores del 17º Hay Festival de Cartagena de Indias, este 29 de enero de 2022. En el Centro de Convenciones, sobre un trozo de tierra, cemento y coral robado al mar, el gran auditorio los escuchó arrobados y con expresiones susurradas de admiración por lo que decían.

A las doce del día pasadas, las luces del auditorio se apagaron, los dos poetas entraron al escenario en medio de aplausos. Se sentaron en sus respectivos sillones y quedaron custodiados bajo cuatro enormes lámparas con docenas de hojas de papel como pantallas que colgaban del techo.

Piedad Bonnett, como poeta colombiana y anfitriona presentó a Raúl Zurita, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2020, como «un poeta excepcional, de una singularidad y originalidad, con una fuerza enorme y un mundo muy personal que consiguió temprano una voz maravillosa. Diría que es un poeta raro».

Recordó Piedad Bonnett que Zurita ha dicho que Rimbaud le gusta porque es un poeta alucinado y concreto, y ella, dijo que Zurita era igual. La escritora colombiana abrió la conversación con un poema de Zurita de su libro Purgatorio que lo llevó a hablar de sus orígenes como poeta y de su compromiso.

Bonnett recordó otro verso:

«La vida es muy hermosa, incluso ahora». Y la poeta colombiana le preguntó si aún piensa así en estos tiempos de pandemia:

-«Puede ser».

-«Hay muchas formas de morir. La muerte sin ilusiones es la más desgarradora».

Piedad Bonnett y Raúl Zurita enla conversación del Hay de Cartagena de Indias el 29 de enero en el Centro de Convenciones./Foto WMagazín

Así siguieron preguntas enraizadas en poemas que dejaron la voz de Raúl Zurita saltando de tema en tema:

«Rimbaud no sé si era buena persona, seguramente era mala persona, pero era un genio».

«Cuando empiezo a escribir poesía hay una enorme efervescencia política, un mundo con esperanza. Todo era muy entusiasmante. Pero la poesía era ñoña, era burda, no era acorde a los tiempos, salvo un poeta, Gonzalo Millán que escribió Árbol de la esperanza:

Árbol de la esperanza
creciendo al borde
del abismo
con la mitad.
de las raíces al aire.
 
 

Eso me sube el entusiasmo. Algo tan simple, tan concreto.

Entonces la gran tarea, el gran fracaso era hacer del estallido una obra de arte, una tarea colectiva y que, finalmente, el arte, la poesía, las grandes musas, no son sino los restos de una batalla que estamos perdiendo, que ha sido perdida.

Yo veo un cuadro, un poema maravilloso, y digo, ‘¡qué maravilla!’, al mismo tiempo. Qué hubo aquí para que el mundo fuera mejor si no existiera este poema. Que no fuera un poema de amor, sino que fuera el amor… Todos los museos, todas las salas de conciertos libran esa batalla que no logró ser, y que nos dice, al mismo tiempo, que perdura, que el aliento perdura… Porque si se acabara el arte, si se acabara la poesía, nosotros no viviríamos ni cinco minutos más, perecería la humanidad… físicamente, no es una metáfora.

¿Por qué eso? Porque la poesía y el arte, en última instancia, nos están diciendo que hay una esperanza de un nuevo día, por pequeña que sea, que nadie olvide, que el ser humano no olvide, de una esperanza de algo, de un nuevo día. Y si tú le quitas esa esperanza… entonces se acabó todo.

Y si nos preguntaran a nosotros: ¿Qué pasa si se acaba la poesía? Muchos responderían: ‘Nada, ni nos daríamos cuenta’. Pero si se acaba nos morimos, y nos morimos colectivamente. Significaría el fin de la esperanza. No sé, no sé… son cosas que pienso».

Tras el silencio de Zurita, añadió Piedad Bonnett:

«Pienso que la poesía está en la vida también. No solo en el poema. Todos tenemos acceso a la poesía diariamente. La naturaleza se expresa poéticamente, y vemos muchos rasgos de poesía en la vida».

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·