Mika Waltari, en 1931. / Foto de Pietinen

Mika Waltari y su inédito en español donde viaja al triángulo del caos, la violencia y el absurdo

En los 110 años del nacimiento del autor de 'Sinuhé, el egipcio', se edita por primera vez en nuestra lengua su novela 'Estas cosas jamás suceden'. Una historia escrita en los albores de la Segunda Guerra Mundial

Son 107 páginas que se inician con la imagen de un hombre tumbado sobre una cama, un hombre que no puede dormir, y terminan con el mismo hombre, ahora acompañado de una mujer, que remonta un río sin nombre, en un territorio sin nombre.

Los protagonistas, hombre, mujer, son sustantivos mayores, y los personajes secundarios: maquinista, piloto, coronel, judío, hombre tatuado, enano, cíngara, personificaciones sin nombre de los millones de seres humanos que transitaban, a finales de los años treinta del siglo veinte, un mundo convulsionado por los preludios de la guerra y que intentaban vivir con “normalidad”, como si no pasara nada.

Quizá por eso Estas cosas jamás suceden, de Mika Waltari, es una novela que mantiene al lector desde la primera línea hasta la última sobre una cuerda floja con la sensación de que esta puede caer de manera lenta o ser templada hasta que se rompa y precipite al abismo personajes y novela.

Cuando Mika Waltari (Finlandia, 1908-1979) la terminó de escribir, en 1939, tenía 31 años y el mundo entraba en la Segunda Guerra Mundial. Nacido en Helsinki en septiembre de 1908, la guerra no era para él un escenario desconocido. Su niñez debió transcurrir impregnada de la desazón provocada por un conflicto bélico y ahora entrado en la adultez se aprestaba a entrar en otro.

No en vano, en por los menos dos ocasiones, el autor menciona a los dioses que juegan a los dados en la cima de una montaña mientras abajo transcurre la vida de los hombres.

Traducida ahora por primera vez al español por Luisa Gutiérrez Ruiz, la narración se remonta a partir de frases cortas para lograr una tensión narrativa mediante descripciones precisas y diálogos cortos, apenas esbozados. Una tensión que revela las técnicas de un escritor prolífico que publicó novelas históricas y policíacas, cuentos infantiles, obras de teatro y artículos de prensa, y se entrenó en guiones de radio y televisión.

Pero, de toda su creación, Sinuhé El Egipcio sigue siendo la obra que le proporcionó reconocimiento mundial a Waltari, que llegó a ser miembro de la Academia de la Lengua Finesa hasta que murió en agosto de 1979.  Aparecida en 1945, al terminar la guerra, la novela conquistó rápidamente lectores de todas las edades y en varios idiomas. Fue llevada al cine en 1954 y aún hoy es un referente de novela histórica.

La primera publicación de Estas cosas jamás suceden, publicada en España por Navona Ediciones, en otoño pasado, se hizo en finés, en 1944, y su autor decidió firmarla con un pseudónimo: Leo Arne.  Tal vez si hubiera sabido que la novela seguiría estando vigente porque su trasfondo verdadero es la condición humana ante la guerra, la soledad y la búsqueda del amor habría firmado con su nombre.

  • Estas cosas jamás suceden. Mika Waltari. Traducción de Luisa Gutiérrez Ruiz (Editorial Navona)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·