Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Michi Strausfeld (arriba) y Brenda Navarro participan en la sección en vídeo Diálogos literarios de WMagazín, en enero de 2021. /WMagazín

Michi Strausfeld y Brenda Navarro: «Hay que buscar una nueva conversación cultural entre América Latina y Europa»

¿Qué se puede hacer para mejorar la proyección de la literatura latinoamericana actual a nivel internacional? La editora alemana y la escritora mexicana analizan este panorama a partir del ensayo de Strausfeld 'Mariposas amarillas y los señores dictadores' en la sección en vídeo Diálogos literarios de WMagazín, con apoyo de Endesa

¿La literatura latinoamericana contemporánea ha perdido influencia y entusiasmo en Europa, incluida España? ¿Qué ha pasado tras el deslumbramiento del llamado boom? ¿Cómo se podría dar una mayor proyección a los nuevos autores? La prestigiosa editora alemana Michi Strausfeld, que publica Mariposas amarillas y los señores dictadores. América Latina narra su historia (Debate), analiza la situación en una charla con la escritora mexicana Brenda Navarro en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, con apoyo de Endesa.

La literatura latinoamericana es muy joven. Dos siglos largos no son nada comparada con la europea o la asiática. Pero maduró pronto, y se vio cómo en los años sesenta del siglo XX un grupo de autores enriqueció el territorio literario y maravilló a lectores y críticos en todo el mundo. No solo deslumbró con sus diferentes estilos y formas sino que con ese material contó la realidad de los países de sus autores y del continente. El mundo conoció los problemas y tristezas de su sociedad a través de una literatura admirable de escritores comprometidos con su realidad, pero, sobre todo, con el arte. Todo esto no ha terminado. Aquel llamado boom solo fue la gran visibilización de una querencia por el arte de escribir y contar de mil formas que hoy continúa una generación más amplía y poblada de mujeres.

Esto es lo que cuenta Michi Strausfeld (Alemania, 1945) en Mariposas amarillas y los señores dictadores. América Latina narra su historia. La editora que contribuyó a dar a conocer a varios de los grandes nombres del boom en su país trabajó tres décadas como editora de Suhrkamp, como responsable de la publicación en lengua alemana de las obras latinoamericanas clave, y los últimos siete años en la editorial S. Fisher. A la vez, trabajó en los sellos españoles Siruela y Alfaguara.

Se trata de un libro fundamental para conocer la historia de la creación literaria de América Latina y sus hilos con la realidad y por que mucho de lo allí plasmado Strausfeld lo conoció de primera mano con sus autores. Una obra llena de historias, anéctodas y entresijos de un periodo clave de la literatura universal, enriquecidos con el saber y la inteligencia de Michi Strausfeld.

La editoria y experta no se queda en lo que ya es Historia de la literatura, sino que mira a los autores contemporáneos y ofrece un mirada panorámica de una literatura que se ha bifurcado y enriquecido con las nuevas voces. Una literatura vibrante en constante búqueda estilística sin dejar su compromiso con la realidad.

Solo que aquella acogida de la literatura latinoamericana ha menguado en Alemania y Europa, e incluso en España. ¿Por qué? Esa es una de las preguntas que trata de responder Michi Strausfeld en Diálogos literarios de WMagazín con Brenda Navarro (México, 1982). La escritora mexicana publicó en 2019 Casas vacías (Sexto Piso), un gran debut literario. Navarro es un ejemplo de esas nuevas voces surgidas en América Latina que combinan muy bien la sensibilidad literaria con la realidad y el compromiso. En Casas vacías sobre la violencia en diferentes niveles, hasta llegar a la maternidad rodeada de desamparo, dolor y preguntas.

Michi Strausfeld, desde Berlín, y Brenda Navarro, desde Madrid, se encontraron en el mundo digital para analizar la literatura latinoamericana contemporánea en sus temáticas y proyección internacional a partir del ensayo Mariposas amarillas y los señores dictadores. (Puedes ver todos los Diálogos literarios de WMagazín en este enlace).

El siguiente es el análisis conjunto de Strausfeld y Navarro que también ofrece propuestas:

La editora y escritora alemana Michi Strausfeld habla con la escritora mexicana Brenda Navarro para la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín. /WMagazín

Por qué Europa ha disminuido su interés en la literatura latinoamericana

Brenda Navarro. ¿Qué está mirando Europa para que, de pronto, América Latina no sea protagonista literariamente?

Michi Strausfeld. Esto es una historia triste que lleva ya un tiempo: las tensiones políticas y culturales hacia América Latina empezaron a menguar hacia el año 2000 porque era un decenio donde parecía que América Latina iba a despegar por fin. Estaba la cosa relativamente bien. Europa se desentendió pensando que el continente iba por buen camino y, además, surgieron nuevos retos en Europa como el islamismo, algo más cercano con los cambios en los países del Este.

Eso en lo político y social. En lo cultural pensaron que como ya conocían la literatura del realismo mágico era suficiente. Pero esa etiqueta no hay como quitarla. Y uno dice: ¡Basta ya! Hay dos generaciones nuevas, ¿por qué no se fijan ustedes? Ahí empezó a menguar el interés, las cifras, el número de traducciones, las ventas…

Michi Strausfeld desde su casa en Berlín habla con Brenda Navarro para la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en enero de 2021. /WMagazín

Literatura de mundos totalizadores frente a literatura de fragmentos de realidad

Branda Navarro. Pienso en Yuri Herrera y Fernanda Melchor que han tenido un paso importante en países como Alemania. Ganaron el premio Anna Seghers. Creo que sí hay unos destellos de interés y considero que es importante revisar a Yuri y a Fernanda porque tienen una literatura muy amplia que abarca un contexto político y social. A lo mejor a los alemanes les gusta eso, más que la personal como la que hago yo, literatura contemporánea donde me inscribo, en la cual tomamos unos fragmentos de la realidad sin esos hacer análisis estructurales  muy del realismo mágico.

Recuerdo que Fernanda comentaba que la estructura de su libro (Temporada de huracanes) está basado en El otoño del patriarca, de García Márquez. En Alemania gusta todavía esa literatura más grande y no tan individualista como estamos tomando los nuevos autores. Me resulta curioso que sean ellos dos pero otros no logremos permear.

Michi Strausfeld. Añadiría a Antonio Ortuño que tuvo una beca de un año en Berlín. La presencia del autor ayuda mucho. Desde la Historia el mundo hispanohablante y el alemán no han tenido tantos vínculos. Empieza con el problema de la lengua. Los latinoamericanos hablan inglés o francés y muy pocos alemán. En Alemania esto ha cambiado; ahora se enseña más castellano que francés. Nosotros éramos de humanidades, clásica, francés y luego italiano. Ahora hay mucha gente que habla y lee español. Pero nos faltan los interlocutores. Cuando una persona esta un tiempo en Alemania eso ayuda porque viaja por el país y está en contacto con sus lectores. Además, de Yuri y Fernanda hay más autores traducidos de México y Argentina, pero su repercusión es modesta.

La crítica en los medios ha menguado. Esto hace que dar esa información cueste más. Las editoriales que lo hacen son medianas o chicas. La literatura actual está como encerrada en un círculo que habría que romper. Y yo me rompo la cabeza buscando ideas, soluciones, pero no se puede forzar, y los libros son excelentes.

La escritora mexicana Brenda Navarro, desde su casa en Madrid, habla con Michi Strausfeld en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en enero de 2021. /WMagazín

La búsqueda de un nuevo diálogo entre América Latina y Europa

Brenda Navarro. Además de los medios de comunicación que no se fijan será una ceguera del mercado editorial latinoamericano que no se da cuenta del potencial de los nuevos autores para vendernos de forma adecuada al mercado europeo, incluso en España. Regreso a Fernanda Melchor y por qué dicen que es complicado leer a autores latinoamericanos. He escuchado en cinco espacios culturales que no querían leer a Fernanda por que les costaba problema el lenguaje. Podemos discutir sobre el rechazo de los diferentes españoles que hablamos en Latinoamérica, creo que tiene que ver con un fallo del mercado editorial  que no se dan cuenta y se aferran a las personas que cree que venden y no se abren a otros.

Michi Strausfeld. Para la venta al extranjero los autores tienen agentes literarios que se mueven muy bien y se esfuerzan, hacen una labor importante. La relación entre América Latina y España la veo más complicada. Ahí simplemente es decidir por parte de las editoriales que trasladan de un autor de Chile o Argentina a España. Muchos editores se guían por el hecho de que un libro tiene éxito en su país de origen  y lo intentan en España.

Recuerdo con nostalgia cuando vivía en Barcelona y estábamos todos ansiosos por recibir la última novedad latinoamericana. En los años ochenta y noventa entraron los autores de la democracia española. Había un momento en que estaban los libros de España y Latinoamérica, y en Francia y Alemania tenían su público. Es por eso que no sé por qué a partir de 2000 todo menguó. Como si no quisieran tomar el reto de meterse con nuevos temas, tipos de escritura.

Vuestra generación escribe diferente, es maravilloso. No queremos mainstream. Encuentro muchos autores , en los últimos diez años sobre toda autoras que me parecen sobresalientes. Y vienen de países que antes eran como páramos: Bolivia, Ecuador o de América Central… Esto es maravilloso. El continente está lleno de creatividad. Hay que ver los mecanismos de cómo establecer un nuevo diálogo cultural entre el llamado nuevo y el viejo mundo.

La escritora alemana Michi Strausfeld conversa con Brenda Navarro en la sección Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en enero de 2021. /WMagazín

Los autores latinoamericanos deben tomar la iniciativa

Brenda Navarro. Esto de las interlocuciones, ¿no será que en América no estamos teniendo un panorama amplio de hacia dónde queremos llegar? Pienso en las ganas que tenemos de que nos lean en Estados Unidos, en el llamado mercado hispanohablante, pero como una validación, no sé si consciente. Por lo que implica ese mercado, pensamos en que nos publiquen en inglés por ser algo más cercano y tener eco allá. También se traslada al mercado y las políticas culturales, o no políticas culturales. Esta interlocución tendrá que partir de nosotros como autores y exigir a las políticas públicas esta interlocución con otros países.

Michi Strausfeld. Los autores latinoamericanos siempre han querido ser traducidos al inglés. Pensaban que podían viajar más fácil a otros países. Pero en Alemania, ahora, hay gente que habla español. Nosotros no necesitamos que sea el inglés. Busquemos sobre todo un nuevo contacto, una nueva conversación cultural entre América Latina y Europa.

En Alemania se sabe poco de la historia de América Latina. Los latinoamericanos saben mucho más sobre nosotros que viceversa. Primero hay que intentar adecuar el nivel de conocimiento e interesarse el uno por el otro. Ahora con Zoom lo podíamos intensificar con mesas redondas sobre qué podríamos hacer. No hay una sola opción. Es un trabajo entre muchos. Es un trabajo estimulante y muy necesario. En el nuevo orden mundial entre América Latina y Europa sería maravilloso desde todo punto de vista.

La escritora mexicana Brenda Navarro, desde su casa en Madrid, habla con Michi Strausfeld en la sección en vídeo Diálogos literarios sobre la vida de WMagazín, en enero de 2021. /WMagazín

Temáticas de la literatura latinoamericana contemporánea

Michi Strausfeld. ¿Cuáles crees que son las preocupaciones literarias y temáticas tuyas y de tu generación? ¿Ves algún hilo conductor, algunos temas que se repiten?

Brenda Navarro. Las escritoras de mi generación, del 78 para acá, estamos haciendo una serie de introspecciones sobre cómo nos afecta lo público dentro de lo privado. Cuando leí Cometierra, de Dolores Reyes, me llamó la atención que al final la protagonista dice algo parecido a la de mi novela: Yo no tengo nombre. Y me llamó la atención porque no conozco a Dolores, pero las dos hablamos de esta identidad de las mujeres en América Latina. Es prioritario nombrarlo.

Este boom latinoamericano de mujeres, como lo llaman y quieren vender al mercado, está muy interesado en cómo las violencias de los estados han permeado en las vidas de las mujeres. Creo que las redes sociales han ayudado a que esta nueva literatura se comparta y las escritoras podamos entender lo que dice un libro, puede remover tanto nuestra condición humana cuando leemos. Y permite nuevas conversaciones que se trasladan irremediablemente al espacio público. Eso ha pasado con Mónica Ojeda, María Fernanda Ampuero, Dolores Reyes o Liliana Colanzi que tratan el tema de la violencia. Las lectoras no solo se quedan en un personaje que les gustó, sino que lo trasladan a lo público. De ahí viene esa ola de feminismo desde hace tres años en América Latina, que se ha detenido por la situación actual de la pandemia.

Es interesante el diálogo que tenemos las escritoras entre nosotras. No nos conocemos pero cuando sabes que estamos en el mismo espacio temporal nos comunicamos porque sabemos que es la única forma de compartir nuestros libros e inquietudes.

Creo que todo lo estructural es avasallador y aunque quieras hacer cosas desde la cultural si eso no tiene importancia monetaria para el mercado y los gobiernos nos quedamos en estos pequeños esfuerzos que se fragmentan porque tenemos que vivir de algo. Por ahí el debate está interesante, porque mientras sigamos siendo precarios, viendo todo lo espantoso que vivimos ahora nuestra preocupación no es hablar de política cultural porque está separado. Creo que ahí está el problema, entender que esos derechos que nos ceden fragmentados es para una vida digna, exigir todo: comida, derechos culturales, casa. Por ahí podíamos empezar a pensar cómo le vamos a hacer como escritoras. Pero tampoco sé cómo lo vamos a hacer si pensamos si apenas sobrevivimos a la pandemia. No es la literatura la mayor preocupación hoy. Pero sé que en algún momento saldrán nuevas historias que reflejarán la historia que estamos viviendo ahora.

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín

  • Si te gusta WMagazín puedes suscribirte gratis a nuestra Newsletter en este enlace.
  • INVITACIÓN Puedes ser mecenas literario de WMagazín, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

3 comentarios

  1. Escuchando la conversación de Brenda Navarro con Michi Strausfeld, cuando la editora dice: «…en Alemania se sabe poco de la historia de América Latina…», pienso por ejemplo en la obra de William Ospina tan amplia, que me hace entender más nuestra realidad colombiana, y por medio de él llegar a Alejandro de Humboldt y descubrir algo más de nuestra historia y rica diversidad. Ojalá se pudiera leer en español algún día el Kosmos de Humboldt, pero imagino que William Ospina ya está traducido al alemán.

  2. Quiero saludar a Michi, admirada y querida amiga, y a Brenda Navarro, a la que me propongo leer enseguida. Y quiero hacer una puntualización: es Latinoamérica, los países latinoamericanos, los que son jóvenes. La tradición literaria en la que se inscribe su literatura es vieja, muy vieja, tanto como la europea, porque es la misma. Con las lenguas viaja la literatura, viaja la cultura. Estamos, y cada vez más, en un solo mundo, ése que reivindicara ya el Inca Garcilaso. Y aunque ha sido necesaria la que Fuentes llamaba, con Lezama, una «literatura de nombramiento», que cuajará en el llamado Boom, las diferencias, incluso linguísticas, son anecdóticas!!!!Pero, efectivamente, las políticas editoriales han sido y son nefastas. Incluso cuando hay sellos, españoles y latinoamericanos, implantados en los dos lados de la mar, ni siquiera en éstos se da el ansiado y deseado trasvase de libros y autores…. En fin. Felicitaros a las dos por esta conversación que abre un tema fascinante, y Michi, por ese libro que voy a buscar mañana mismo.

  3. Un placer escuchar y leer el análisis del panorama literario en nuestra América Latina y la calidez con que hablan las escritoras y tratan las temáticas.
    He descubierto a estas autoras en este artículo periodístico.
    Desde Argentina, saludos enormes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·