Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

Fotograma de la serie de televisión ‘Noticia de un secuestro’, de Andrés Wood (Prime Video), basada en el libro homónimo de Gabriel García Marquez.

‘Noticia de un secuestro’, de García Márquez: el infierno del narcoterrorismo pasa del libro a la pantalla

La obra en la que el Nobel recrea el "drama bestial" cuando Pablo Escobar puso a Colombia en jaque con un secuestro masivo, para tratar de evitar su extradición a Estados Unidos, se revive con una miniserie que llega a todo el planeta

El «drama bestial» que vivió Colombia por cuenta del narcoterrorismo, entre finales de los años ochenta y comienzo de los noventa del siglo XX, tuvo un reflejo literario de la mano de Gabriel García Márquez (1927-2014) en Noticia de un secuestro. Es una de las obras que más le dolió escribir al Nobel donde apenas hay espacio para su imaginación porque la realidad trágica de su país superó lo inimaginable: el secuestro de diez colombianos relevantes por cuenta de Pablo Escobar y el grupo Los extraditables como estrategia coercitiva contra el gobierno de Colombia ante la Ley de extradición a Estados Unidos: “Preferimos una tumba en Colombia que una cárcel en los Estados Unidos”, clamaron. Esa historia acaba de revivirse con la adaptación de Noticia de un secuestro como miniserie en 240 países (Prime Video, de Amazon), estrenada el 13 de agosto de 2022.

La miniserie, de seis episodios, dirigida por el chileno Andrés Wood, cuenta con el respaldo de los hijos de García Márquez, Rodrigo, productor, y Gonzalo García Barcha. Rodrigo García Barcha ha dicho que la idea de llevar este libro al mundo audiovisual ya se propuso cuando su padre aún vivía, pero tuvieron muchas dudas sobre la realización. Ahora que las plataformas digitales han llevado a una edad dorada la series de televisión les ha dado confianza para aceptar la adaptación. La misma razón por la que está en camino la versión del clásico de su padre Cien años de soledad.

Noticia de un secuestro fue el libro que el Nobel colombiano escribió más pegado a su presente, al de un país atemorizado por la mafia, pues fue publicado en 1996 sobre sucesos de comienzos de esa década. Al final, murieron dos de las mujeres secuestradas: Diana Turbay, hija del expresidente Julio César Turbay Ayala y periodista influyente de la época, y Marina Montoya, hija del empresario y exsecretario general del presidente Virgilio Barco con el que empezó toda la operación de Los extraditables, en 1986. La nueva Constitución de Colombia de 1991 eliminó la extradición. Pablo Escobar fue encarcelado en La catedral, una prisión hecha a su medida, cerca de Medellín. En 1993 escapó, pero fue abatido en el tejado de una casa mientras intentaba huir. Con su muerte se desintegró el grupo de Los extraditables y el Cártel de Medellín.

Esta serie de Prime Video se centra demasiado en la historia de Maruja Pachón, secuestrada, y su esposo Alberto Villamizar, congresista que se involucró en su rescate. Una historia romántica, valiente y justa, pero que apenas se ocupa de los otros nueve secuestrados, salvo de Diana Turbay. Un hilo narrativo sencillo filmado con solvencia, que, sin embargo, desaprovecha dar más contexto a la situación que vivía Colombia entonces. Captar más el ambiente de todo un país. Es una buena producción técnica, un thriller bien hecho, sí, hay  pulso narrativo, sí, pero le falta alma. (Puedes ver en este enlace de WMagazín el videorrelato sobre el análisis de los libros de García Márquez llevados al cine, la televisión y las telenovelas).

García Márquez y la tragedia

García Márquez se convierte en Noticia de un secuestro en el cronista-reportero-notario de ese múltiple secuestro. Lo político, lo judicial y lo criminal están en su páginas, pero todo vertebrado sobre los hechos humanos, lo vivido por esas diez personas secuestradas en momentos diferentes y otras más implicadas en su liberación. Una narración contenida, ágil y poblada de datos y pormenores sin perder el ritmo. El resultado es un friso de realidad, emociones, dilemas y dudas sobre qué hacer ante un chantaje como el planteado por Los extraditables. El libro muestra la manera en que algunos familiares se implican y quieren enfrentar a Pablo Escobar, aunque «una cosa es invocar al diablo, y otra venir a visitarlo».

El escritor y periodista colombiano, autor de Crónica de una muerte anunciada, otro clásico basado en hechos reales sobre un crimen, recrea los hechos, y se permite algunas licencias literarias, eslabones para encadenar las vidas y tragedias de los diez secuestrado como un crimen colectivo. La génesis y la historia de Noticia de un secuestro la cuenta el propio escritor en el prólogo del libro:

«Maruja Pachón y su esposo, Alberto Villamizar, me propusieron en octubre de 1993 que escribiera un libro con las experiencias de ella durante su secuestro de seis meses, y las arduas diligencias en que él se empeñó hasta que logró liberarla. Tenía el primer borrador ya avanzado cuando caímos en la cuenta de que era imposible desvincular aquel secuestro de los otros nueve que ocurrieron al mismo tiempo en el país. En realidad, no eran diez secuestros distintos —como nos pareció a primera vista— sino un solo secuestro colectivo de diez personas muy bien escogidas, y ejecutado por una misma empresa con una misma y única finalidad.

Esta comprobación tardía nos obligó a empezar otra vez con una estructura y un aliento diferentes para que todos los protagonistas tuvieran su identidad bien definida y su ámbito propio. Fue una solución técnica para una narración laberíntica que en el primer formato hubiera sido fragorosa e interminable. De este modo, sin embargo, el trabajo previsto para un año se prolongó por casi tres, siempre con la colaboración cuidadosa y oportuna de Maruja y Alberto, cuyos relatos personales son el eje central y el hilo conductor de este libro».

El escritor comparte la reconstrucción de su proceso de investigación y de cómo resolvió esa «narración laberíntica». Empezó por entrevistar a todos los secuestrados que pudo, a sus familiares, personal del Gobierno y otras instituciones que participaron y con periodistas. Un proceso difícil, inédito para él en múltiples aspectos, al punto que requirió de colaboradores para que él no se convirtiera en la noticia a la hora de algunas entrevistas y recopilar información. Parte de eso lo cuenta en el prólogo del libro:

«Mi única frustración es saber que ninguno de ellos encontrará en el papel nada más que un reflejo mustio del horror que padecieron en la vida real. Sobre todo las familias de las dos rehenes muertas —Marina Montoya y Diana Turbay—, y en especial la madre de ésta, doña Nydia Quintero de Balcázar, cuyas entrevistas fueron para mí una experiencia humana desgarradora e inolvidable».

García Márquez sirve, una vez más, de memoria para Colombia, de «este drama bestial, que por desgracia es sólo un episodio del holocausto bíblico en que Colombia se consume desde hace más de veinte años.  A todos ellos lo dedico, y con ellos a todos los colombianos —inocentes y culpables— con la esperanza de que nunca más nos suceda este libro».

El comienzo del libro

Una historia que en Noticia de un secuestro, tras la presentación de Maruja Pachón de Villamizar, una de sus protagonistas-víctimas, se precipita así:

«Fue un temor certero. Aunque el Parque Nacional le había parecido desierto cuando miró por encima del hombro antes de entrar en el automóvil, ocho hombres la acechaban. Uno estaba al volante de un Mercedes 190 azul oscuro, con placas falsas de Bogotá, estacionado en la acera de enfrente. Otro estaba al volante de un taxi amarillo, robado. Cuatro, con pantalones vaqueros, zapatos de tenis y chamarras de cuero, se paseaban por las sombras del parque. El séptimo era alto y apuesto, con un vestido primaveral y un maletín de negocios que completaba su aspecto de ejecutivo joven. Desde un cafetín de la esquina, a media cuadra de allí, el responsable de la operación vigiló aquel primer episodio real, cuyos ensayos, meticulosos e intensos, habían empezado veintiún días antes.

El taxi y el Mercedes siguieron al automóvil de Maruja, siempre a la distancia mínima, tal como lo habían hecho desde el lunes anterior para establecer las rutas usuales. Al cabo de unos veinte minutos todos giraron a la derecha en la calle 82, a menos de doscientos metros del edificio de ladrillos sin cubrir donde vivía Maruja con su esposo y uno de sus hijos. Habían empezado apenas a subir la cuesta empinada de la calle, cuando el taxi amarillo rebasó el automóvil de Maruja, lo cerró contra la acera izquierda, y el chofer tuvo que frenar en seco para no chocar».

Especiales sobre García Márquez

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Para quienes conocen poco o nada WMagazín el siguiente es un Fotorrelato de la revista:

Descubre aquí las secciones de WMagazín.

Cine y literatura en la portada de WMagazín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·