Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural Apoya a WMagazín como mecenas cultural

La escritora mexicana Gabriela Riveros, en su discurso inaugural de la 30ª Feria Internacional del Libro de Monterrey (México). (Foto WMagazín

FIL Monterrey se renueva con la promesa de ser una de las ferias más importantes y disruptivas de Latinoamérica

La cita mexicana inaugura su edición 30 con la mirada puesta en el futuro de un encuentro que, desde lo presencial, se alía con lo digital e internet para compartir la experiencia y el conocimiento más allá de Monterrey

Siga el curso del río… lo llevará a los libros…

Esa es una de las indicaciones más acertadas, físicas y simbólicas, que inspira el Paseo Santa Lucía para llegar a la 30ª Feria Internacional del Libro de Monterrey (México), del 8 al 16 de octubre de 2022, organizada por el Tecnológico de Monterrey, o Tec de Monterrey, y celebrada en Cintermex, centro de exposiciones, en un rincón del Parque Fundidora, una gran arbolada y pulmón de la ciudad.

Paseo Santa Lucía de Monterrey, que reconstuye el cauce del río que lleva al Parque Fundidora donde está Cintermex, que acoge la FIL Monterrey. /Foto WMagazín

Monterrey vivió este sábado 8 un momento de euforia con la inauguración de la Feria insuflado por su población, tanto de sus asistentes como de las instituciones privadas y públicas. Dan una nueva vida a este evento con la mirada puesta en el futuro más próximo para convertir a Monterrey en una ciudad literaria con la mejor feria del norte de México y, pronto, en la huésped de una de las ferias más importantes y disruptivas de América Latina.

A las doce del día se oficializó esta reinvención desde lo presencial que aspira a revolucionar estos eventos al aliarse con lo tecnológico y digital y llevar la feria más allá de la ciudad para compartir la experiencia y el conocimiento que allí se generen.

“Uno de los objetivos de esta nueva FIL Monterrey”, dijo Consuelo Sáizar, directora de la feria, “es que nuestra celebración se convierta en una de las grandes citas literarias de la patria de la Ñ, que se inserte en la agenda cultural del mundo del libro; nos proponemos, también, ser un centro de negocios para todos los editores, para las editoriales, para los sellos independientes, institucionales y académicos, para los grandes conglomerados transnacionales, para los agentes literarios; y un espacio en donde se formen los nuevos empresarios del mundo del libro, editores, libreros, creadores de contenido, bibliotecarios, escritores. Finalmente, como lo demostró Jeff Bezos con Amazon, quien descifra el mundo de la distribución del libro, descifra al mundo”.

En esta génesis de reinvención cuenta con quinientos invitados, otros quinientos expositores y 900 actividades en un formato híbrido (presencial, digital, hologramas…) y descentralizado por 41 ciudades mexicanas donde tiene campus el Tec, interactiva en internet y con tres ejes temáticos: Migración, Pospandemia y Narrativas del nuevo mundo. La gran mayoría serán actividades presenciales, pero también en holograma como la de Isabel Allende, que celebra los 40 años de su novela La casa de lo espíritus, y digitales como la de Enrique Krauze.

Consuelo Sáizar, directora de FIL Monterrey 2022, en la señal que se emitió de su discurso de inauguración. /Foto WMagazín

En esa búsqueda, la FIL Monterrey no se olvida de las raíces que sostendrían esa frondosidad a la que aspira: los lectores. Lo ratificó Consuelo Sáizar, ex directora o ex presidenta de instituciones clave del mundo del libro de México y América Latina como Fondo de Cultura Económica, Conalculta y Cerlalc:

“Ambicionamos ser el sitio donde los jóvenes ratifiquen sus vocaciones lectoras y profesionales alrededor de la edición; El escenario del rito de iniciación en la lectura para todo ciudadano a cualquier edad; Ser también el espacio donde se reflexione y se muestren las formas convencionales de la edición (en papel, digital, sonora), y donde se den a conocer las dimensiones disruptivas en los contenidos: edición inmersiva, la interactiva, la posibilidad contemplativa; conscientes, cito a Alfonso Junco, que ‘los clásicos fueron innovadores en su época’, pero conscientes que solo el libro de papel puede convocar a una cita literaria como ésta. No veo al libro electrónica provocando esta felicidad colectiva”.

Estand del Tec de Monterrey, en FIL Monterrey. /Foto WMagazín

Un proyecto del Tec de Monterrey

En este resurgir y proyectos de la la Feria juega un papel definitivo el Tec de Monterrey que no solo renueva su compromiso con ella, sino que lo refuerza en todos los sentidos. Para David Garza, rector y presidente ejecutivo, “Al Tecnológico de Monterrey se le asocia con tecnología, innovación, emprendimiento… pero el Tec, también es humanismo, es literatura, es proyectos sociales… Somos una institución de la sociedad, para la sociedad. Desde que nacimos, nuestro fundador Don Eugenio Garza Sada, quiso que no solo fuéramos un ‘Instituto Tecnológico’, sino un ‘Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores’… y dejó así plasmada la intención de la presencia de las humanidades en nuestra institución. Y, sin duda, la Feria Internacional del Libro Monterrey es una gran expresión humanista, que nos acerca al ámbito literario, que enriquece, transporta y confronta”.

Esa génesis es como el argumento de un relato, la Feria nació en 1989 en el estacionamiento del campus del Tec, por iniciativa de un pequeño grupo de estudiantes y académicos, luego respaldada por los directivos. Los dos últimos años no se realizó por los efectos de la pandemia covid-19, pero este 2022 que devolvió la presencialidad la Feria retorna con fuerza y ambiciones renovadas.

David Garza afirmó: «Volvemos a congregar a lectores, editoriales, escritores y a la comunidad del norte de México alrededor de los libros, y lo hacemos en conjunto con la participación de estados, municipios, empresas, y distintos actores de la sociedad, representados hoy aquí, a quienes agradecemos su compromiso y participación. Con ustedes la Feria Internacional del Libro Monterrey 2022 tiene otra visibilidad y relevancia. Este es un espacio de encuentro, encuentro con los libros y las ideas, encuentro con uno mismo, encuentro con los demás… y es un encuentro que genera crecimiento”.

Un compromiso que asumió como propio el gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, al decir, en su discurso de inauguración, que FIL Monterrey será la feria más importante del norte de México y “una de las más importantes de América Latina”.

Las palabras de la escritora Gabriela Riveros condensan el sentir de la población y las autoridades:

“Es una feria renovada y fortalecida con la que hemos crecido varias generaciones de regiomontanos. La FIL será a partir de hoy plataforma y escenario de escritoras y escritores en un espacio para el encuentro, la reflexión, el intercambio y la conversación con una feria más fuerte que nunca. Celebro esta nueva alianza entre el TEC de Monterrey y el gobierno del Estado de Nuevo León para trabajar orquestados hacia un mismo fin; celebro el compromiso para estimular, la investigación, educación, la creación de bibliotecas, las industrias creativas y el libro”.

Paseo de Santa Lucía, en Monterrey, con uno de los carteles que anuncia la celebración de su festival cultural. /Foto WMagazín

Siga el curso del río…

El entusiasmo por esta nueva etapa de la Feria también se reflejó en el apoyo municipal en ámbitos como que este 2022 forma parte de la programación de los 15 años del Festival Internacional de Santa Lucía que se realiza en el Paseo Santa Lucía, el mismo por donde corren las aguas culebreras que llegan hasta el Parque Fundidora donde está Cintermex, lugar de la feria.

Allí se llega tras un paseo por el cauce culebrero de aguas transparentes que hoy nacen en el Museo de Historia Mexicano; en el mismo lugar del antiguo manantial en cuyos alrededores se produjo la tercera y definitiva fundación de Monterrey, el 20 de septiembre de 1596, por Diego Montemayor. Ese botón de agua, que apenas existe, corre subterráneo, pero su antiguo cauce se ha reconvertido, desde 2007, en un canal artificial inspirado en el River Walk de San Antonio Texas.

Aguas mansas y transitables por pequeñas embarcaciones, cuyo trazado es delineado por paseos peatonales, a lado y lado, poblado de casas, bares, restaurantes, centros sociales, escenarios culturales al aire libre, fuentes y árboles que lo convierten en uno de los lugares más atractivos y acogedores de México.

Son dos kilómetros y medio que llegan al embarcadero en cuya margen izquierda hay una arbolada, llamada Parque Fundidora que tiene que ver con los orígenes económicos de la ciudad, pero esa es otra historia, y tras un corto sendero se llega a Cintermex, que estos días acoge la Feria Internacional del Libro de Monterrey.

Siga el curso del río… lo llevará a los libros…

A los pies del Museo de Historia Mexicana, de Monterrey, nace la fuente que recrea el antiguo botón de agua de la ciudad convertido en el Paseo Santa Lucía. /Foto WMagazín

***

Suscríbete gratis a la Newsletter de WMagazín en este enlace.

Te invitamos a ser mecenas de WMagazín y apoyar el periodismo cultural de calidad e independiente, es muy fácil, las indicaciones las puedes ver en este enlace.

Descubre aquí las secciones de WMagazín.

Varios Nobel de Literatura y sus discursos completos. /WMagazín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter · Suscríbete a nuestra newsletter ·